Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

AMIGAS DESGRACIADAS

de Hugo Daniel Marcos

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

“AMIGAS DESGRACIADAS”

De Hugo Daniel Marcos

hugoteatro@hotmail.com

hugoteatro@yahoo.com

 

 

Personajes

 

Rosa

Virginia

Carmen

Esther

Raquel

 

 

Esta obra fue concebida para ser representada por hombres personificando a mujeres

 

 

 

 

 

 Living amplio y confortable.  Sobre el centro, una mesa redonda con mantel de pana verde con mazo de cartas y ceniceros, y cinco sillas. Sobre un costado un sillón de dos cuerpos y dos taburetes, con coqueta mesita ratona. Sobre el lateral derecho, dos puertas que comunican al baño y al dormitorio. Se nota que todo fue diseñado con delicadeza y muy buen gusto.  Sobre el izquierdo, otras dos que dan a la cocina y a la calle respectivamente.

 

         Al abrirse el telón, Rosa está sentada frente a la mesa del comedor, jugando sola con el mazo de cartas.  Mira su reloj, piensa, observa la puerta de salida, hace un leve gesto de de preocupación y retoma su juego de cartas. Toma  una tetera y quiere servirse, pero no hay más. Se levanta como para salir por cocina, cuando suena el timbre. Deja la tetara sobre la mesa y va hacia la puerta de calle. Rosa abre y entra Virginia

 

 

ROSA: Por fin!  Ya estaba pensando que hoy iba a jugar sola! (Se besan)

 

VIRGINIA: (Mirando alrededor) Que? No llegó ninguna todavía? Que hora es?

 

ROSA: Para ustedes, tardísimo! Que te pasó?

 

VIRGINIA: Y que me puede haber pasado?

 

ROSA: Otra vez?

 

VIRGINIA: Si, querida! Parece que nunca se cansa! Yo creo que debe pasarse el día pensando con que me puede joder mas todavía!

 

ROSA: (Mientras Virginia prende un cigarrillo) Pero... se olvida de cuando él era fumador?

 

VIRGINIA: No! No se olvida! O por lo menos no se va a olvidar, mientras eso le sirva como argumento para hincharme las pelotas a mi!

 

ROSA: (Saliendo con la tetera para la cocina) Voy a preparar mas té.  Como tardaban tanto, me lo tomé todo yo sola... y esto me mata! No te das una idea de como retengo líquidos! (Sale)

 

VIRGINIA: (Recorriendo la habitación) Que raro lo de Raquel, no?

 

ROSA EN OFF: Si! A mi también me llama la atención!

 

VIRGINIA: Porque, bueno... Carmen siempre tarda mucho, (mirando su reloj) Aunque a ésta hora ya debería haber llegado! Pero Raquel...! Ella es un relojito

 

ROSA EN OFF: Le debe haber pasado algo. Vos viste que ella no falla nunca!

 

VIRGINIA: (Mirando una foto de ellas que está sobre una cómoda) Si, pobre... es siempre tan... puntual. Tan... previsible! Que si no llegó, es porque algo le pasó. No te llamó?

 

ROSA EN OFF: No! Y eso me llama más la atención. Ella es de las que avisan, no?

 

VIRGINIA: La verdad, no se. Como nunca faltó a ningún lugar no tuve oportunidad de comprobar eso! Ni al colegio faltaba! Por mas que tuviera cuarenta de temperatura, ella siempre estaba al pié del cañón! (Entra Rosa) Si tiene un compromiso el día que se muera, seguro que va con el cajón con tal de no faltar!

 

ROSA: (Mientras sirve el te, se detiene y la mira severa) Otra vez con eso?

 

VIRGINIA: Y que tiene, chè? O no nos vamos a morir todos acaso?

 

ROSA: Seguro! Pero vos estàs obsesionada con eso! Tanto lo habrás perseguido a Eduardo con el cáncer de pulmón, que dejó de fumar! Y ahora qué pasa? El te jode a vos! Así que bancàtelo!

 

VIRGINIA: Te parece poco lo que me banco??

 

ROSA: No exageres! Lo único que hace es esconderte los cigarrillos!

 

VIRGINIA: Claro! Vos porque lo ves de afuera! Siempre es mas verde el pasto del vecino!

 

ROSA: Que tiene que ver?

 

VIRGINIA: Quiero decir, que hay que estar  metida en el baile para soportar los pisotones!

 

ROSA: Te parece que yo bailé poco? Dieciséis años, querida!

 

VIRGINIA: La verdad no se cómo aguantaste tanto! Si tengo que estar tantos años, creo que enviudo con mis propias manos!

 

ROSA: El día que haya que pagar impuestos a las boludeces, vas a tener que pedir un crédito!

 

VIRGINIA: Si! Te quisiera ver a vos, desesperada por fumar, después de haber comprado cinco atados y no encontrarlos por ningún lado! Y encima... lo peor de todo, es que lo único que encontràs es una estùpida y sobradora sonrisa que te dice: (imitando) Buscabas algo, mi vida?¨ (Con bronca) Lo mataría! Con que ganas le retorcería ese pescuezo sudoroso! Porque además, ahora que no fuma, se la pasa transpirando como si fuera una marsopa recién salida del agua, y así haga cincuenta grados de temperatura, el señor se tapa porque (imitando) hay que desintoxicar el cuerpo(con bronca) Pero decime... No se da cuenta que lo que tiene intoxicado es el cerebro?? La que se hornea soy yo, por compartir su cama, y me levanto cada mañana, mas empapada que si me hubiese meado encima!

 

ROSA: Mucho peor es levantarse sola.

 

VIRGINIA: No compares. Gastón era un santo!

 

ROSA: (Pausa. Sirve mas te) Bueno, si no viene Carmen, vamos a tener que tomar té solo!

 

VIRGINIA: Yo podría haber traído unas galletas, pero como Carmen llega siempre con esas tortas tan ricas...! Y al final siempre sobra! Así que se las dejé a la bestia sudorípara, para que cene algo.

ROSA: Pero nunca le vas a dejar algo preparado, al pobre?

 

VIRGINIA: Sabès cómo son los domingos en casa?? Me levanto a las ocho de la mañana, porque el sanguinario me pone el despertador para que le prepare el café con leche con mucha azúcar, porque le gusta bien dulce y con tostadas con manteca! Y mientras èl se retuerce en esas sábanas empapadas, relamiéndose con el desayuno, yo empiezo a preparar el estofado, que al final siempre lo comemos chamuscado, porque los zánganos de mis hijos, fueron a bailar hasta la madrugada, y no quieren que los despierten. Así que el turno de mi restoràn es: a las doce come uno, una y media el otro y a las tres de la tarde el último. Y cuando termino de lavar los platos a las seis de la tarde, al energúmeno se le ocurre tomar mate con facturas, y cuando termina, tengo que preparar la cena, mientras el señor se acuesta para ver el fútbol! Porque a él le gusta verlo desde la cama. Y mejor que ni se me ocurra decir algo, porque sabès cuál es la respuesta? (imitando) ¨Me deslomo toda la semana. Merezco un día de descanso, no?¨ Muy bien! Los jueves son ¨mis¨dìas francos, y si tiene hambre que haga como la hiena y se coma su propia mierda, lo que es yo, ni pienso hacer nada!!

 

ROSA: Parece que hoy te viniste con todo! (Suena el timbre, y Rosa va abrir, mientras Virginia prende otro cigarrillo)

 

VIRGINIA: Es que no soporto que me escondan los cigarrillos! Que me dejen sin comer, que me prohíban bañarme, y hasta que me destierren... (entra Carmen muy apesadumbrada) pero que no me escondan los cigarrillos, porque me vuelvo loca!!

 

ROSA: Qué cara está la cebolla, no?

 

CARMEN: No... es que... tengo que hablar con ustedes... (Besa a Virginia)

 

VIRGINIA: No me digas nada! Tu marido no va más los jueves a jugar al golf, y quiere que te quedes con él! Son todos iguales, mirà!

 

CARMEN: (Mirando un tanto asustada) Raquel... no vino todavía?

 

VIRGINIA: (En lo suyo) Parecen cortados de la misma madera! Ojalà al mío se le ocurriera prohibirme venir! Agarro esa cacerola grande, con el estofado que sobró del domingo, y se la parto en la cabeza!

 

CARMEN: No. Ernesto no me prohibió nada.

 

VIRGINIA: Mejor así, querida! Hacete respetar, porque sino, estos tipos te pisan la cabeza! Mirala a Esther! Tiene que inventar no se cuantas mentiras para poder venir acá! A buscar una aventura?? Engañarlo con otro tipo?? A una orgía?? No!! A jugar a las pelotudas cartas!! Es el colmo!!

 

ROSA: (a Carmen que la estuvo estudiando) Es algo serio, no?

 

CARMEN: Si.

 

ROSA: Si querès hablar... acá estamos.

 

CARMEN: Es que... no sé por donde empezar! Es todo muy raro.

 

ROSA: (Sirviéndole) Tomate un té.

 

CARMEN: Gracias.

 

VIRGINIA: Pero sólo. Yo podría haber traído galletas, pero pensé que vos... bueno, quiero decir, que siempre traès cosas tan ricas... Claro que vos podès. Para algo Ernesto tiene plata, no?

 

CARMEN: Si, perdoname... la verdad ni me acordé.

 

VIRGINIA: No te preocupes. No va a venir mal un poco de dieta!

 

ROSA: Pasó algo con Ernesto?

 

CARMEN: No! Quiero decir... más o menos, bàh!

 

ROSA: Sale con alguien?

 

CARMEN: (pausa) Si.

 

VIRGINIA: Si querès, tengo una cuchilla carnicera para cortarle la...

 

CARMEN: Yo pensé que no era nada serio, pero el tiempo fue pasando, y ya casi no hacíamos el amor... de hecho hace cuatro meses que no me toca!

 

VIRGINIA: Que suerte que tenès! A mi, la bestia, día por medio!!

 

ROSA: Estamos hablando en serio!

 

VIRGINIA: (Casi como para si) Lo peor es que yo también!

 

CARMEN: Yo nunca dije nada, porque pensé que era algo pasajero... que algún día se le iba a pasar...

 

VIRGINIA: Era mas que una urticaria!

 

CARMEN: Si. Bastante más.

 

ROSA: Y no se te ocurrió hablarlo con él?

 

CARMEN: Si, pero no sabía como encararlo, ni qué decirle!

 

VIRGINIA: Muy fácil: ¨Si seguís jodiendo, te la corto!

 

ROSA: (Enojada) Podès dejar de hablar estupideces?? No te das cuenta que esto es algo serio?! Cómo se nota que vos nunca pasaste por esto!

 

VIRGINIA: Que?? Me vas a decir que vos si??

 

ROSA (Pausa) En cierta forma…  Y no se lo deseo a nadie! Mucho menos a una amiga...

 

CARMEN: Cómo?? Gastón??

 

ROSA: Lo mío fue una historia distinta… es muy largo de explicar.

 

VIRGINIA: Pero cómo no te separaste? Yo me voy a la mierda!

 

ROSA: Una siempre encuentra excusas. Los hijos... conseguir una casa, empezar de cero, qué se yo, la inseguridad, viste? De afuera siempre se ve todo muy sencillo. Es tan fácil decir las cosas! Pero lamentablemente en la práctica no es asì.

 

VIRGINIA: Me extraña de vos, Rosa. Justamente vos que siempre fuiste tan coherente, con tanta claridad para tus ¨estrictas convicciones¨

 

ROSA: Tener convicciones, como vos decís, no significa haber perdido los miedos! Me gustaría verte a vos a esta altura de tu vida, con tus hijos a cuestas, sin Eduardo, separada, a ver donde te metès esas ¨estrictas convicciones¨!

 

VIRGINIA: Mi caso es distinto.

 

ROSA: Siempre es distinto, y siempre es lo mismo. Se trata de los mismos miedos! Vos como cualquiera, estaría aterrada de tomar una decisión así!

 

VIRGINIA: (A Carmen) Vos tenès miedo?

 

CARMEN: No se... a veces si... qué se yo?

 

VIRGINIA: Y no se separàs por miedo?

 

CARMEN: No se.

 

VIRGINIA: Trabajo podès llegar a conseguir.

 

ROSA: No es solamente el miedo a la falta de plata.

 

VIRGINIA: Entonces contame cómo hacès! Yo vivo obsesionada con eso!

 

ROSA: Que?  Si tuvieses... lo dejarías a Eduardo?

 

VIRGINIA: La verdad, nunca me lo puse a pensar. Ya estoy tan acostumbrada a la bestia y a no tener un centavo, que por momentos creo que ya nací asì.

 

ROSA: (A Carmen) No te lo va a reconocer nunca.

 

CARMEN: No. No es la plata. Por lo menos en mi caso.

 

VIRGINIA: No conozco otro.  Desde chiquita me metieron el cassette que había que casarse con uno de plata! Cuando sos adolescente y te gustan todos, te preguntaban si tenía coche, porque si no, no salías ni al umbral de la puerta... Pero una rebelde como yo, que hizo?? Se casó con un tirado! Para joderlos! Y encima la miraba a mi vieja con una sonrisita sobradora, como diciéndole: viste? Hice lo que quise!¨ (Pausita) Ahora la que se debe estar cagando de risa en la tumba, es ella!

 

ROSA: La plata es tu problema. Pero hay muchos otros miedos...

 

VIRGINIA: Si, todos lo que vos quieras! Pero como hacès para seguir acostándote al lado del tipo que te está cagando?? Con qué cara te mira?? Cómo hacès para cocinarle, sin ponerle vidrio molido en la carne, y que reviente por dentro??!

 

CARMEN: Yo no pienso así. Soy distinta. Tal vez porque me criaron de una manera especial… En casa eran como adoradores de la estirpe inglesa, y si alguien tenía que llorar, lo hacía a solas.  No se gritaba, ni se demostraban sentimientos. Y lo más importante era la posición social. Era cierto eso de que una siempre busca la imagen paterna en una pareja. Ernesto siempre me pareció casi idéntico a mi papá. Incluso hasta cuando me entere, ya de grande, que mi papá tenía un romance con su secretaria. Y mi mamá también lo sabía, pero no decía nada. Todo se ocultaba. Todo tenía que quedar sepultado en el silencio. Lo más importante era mantener la imagen familiar. Yo odiaba todo eso, pero después de tantos años recibiendo esa influencia, yo ya no podía ser distinta. La manzana nunca cae lejos del árbol, no? (suena el timbre de calle)

 

ROSA: (Yendo hacia puerta de calle) Esa debe ser Esther.

 

VIRGINIA: A esta hora también puede ser Raquel. (Carmen se sobresalta) (Entra Esther)

 

ESTHER: Disculpen la tardanza, pero casi no puedo venir... (Saluda una a una)

 

VIRGINIA: No se te ocurría ninguna excusa?

 

ESTHER: No! Y encima Pablo vino antes porque no se qué partido transmitían en directo y no se lo quería perder! No se imaginan las cosas que tuve que hacer para poder venir! Hablé con mi hermana y le pedí que me llame por teléfono, diciendo que estaba con fiebre, para que la fuese a cuidar, porque el marido trabajaba... y cuando ésta todo listo, aparece Pablo con el marido de mi hermana para ver el partido, y mi hermana no sabía nada!

 

ROSA: Y cómo hiciste entonces?

 

ESTHER: Esperé que empiece el partido y me fuì igual! Total, ellos  ni se enteraron. Es mas, podía gritarles que tampoco iban a contestar, El que inventó las transmisiones de fútbol, las tendría que haber patentado como el chupete electrónico!

 

VIRGINIA: Eso si... ni se te ocurra atravesarte delante de la pantalla en medio del partido, porque te pueden llegar a ahorcar, y el remordimiento les agarra recién después del primer tiempo!

 

ESTHER: (Sirviéndose té) Y ustedes que tal? Todavía no empezaron?

 

ROSA: No, todavía no.

 

ESTHER: En la panadería al lado de casa había unos pancitos con ajo, que tenían una pinta de locos, pero dije, después nadie los come porque Carmen siempre trae de todo… así que…

 

VIRGINIA: Está revuelto el avispero. Recién llegamos, y encima Carmen descubrió que Ernesto la engaña!

 

ESTHER: No te puedo creer! Ernesto?? Estás segura??

 

CARMEN: Si!

 

ESTHER: Con otra mujer??

 

VIRGINIA: (Burlonamente) No. Con la gata!

 

ESTHER: Con cual gata?

 

VIRGINIA: Por supuesto que con otra mujer!

 

ESTHER: Ahhh… Miralo vos, al dandy!

 

VIRGINIA: Viste? Siempre tan señorito, tan atento...

 

ESTHER: Y qué vas a hacer? Te vas a separar?

 

CARMEN: No...

 

ESTHER: Algo tenés que hacer!

 

CARMEN: Es que... (Llorosa) Ya lo hice!

 

ROSA: Te separaste??

 

CARMEN: No!

 

VIRGINIA: Y qué hiciste?

 

CARMEN: Me... vengué!

 

VIRGINIA: (Sorprendida) Cómo??!

 

ROSA: (Un tanto asustada) No habrás hecho... una estupidez, no?

 

CARMEN: Si!

 

ESTHER: Se la cortó??!

 

CARMEN: No!... Yo también lo engañé!

 

VIRGINIA: Ahh... (trans) Qué??!!

 

ROSA: Vos??

 

VIRGINIA: Con quién?

 

ESTHER: (Entusiasmada) Y yo que casi no vengo!

 

ROSA: No lo puedo creer!

 

VIRGINIA: Lo conocemos??

 

CARMEN: (Muy nerviosa) Bueno, es que... es muy difícil de explicar!

 

ROSA: Tomate tu tiempo.

 

ESTHER: (Sentándose a su lado, muy entusiasmada) Pero que no sea mucho porque va a terminar el partido.

 

VIRGINIA: Está bueno?? Contà! Cómo fuè??

 

ROSA: (A las otras) Pueden parar un poquito?? No se dan cuenta que la están ahogando?! Déjenla respirar... (Pequeña pausa)

 

ESTHER: (Mirándola expectante) Ya respiraste? Ahora contà!

 

CARMEN: Lo que les voy a contar... no es nada lindo!

 

VIRGINIA: No te preocupes. Nosotras después calificamos!

 

CARMEN: Es que... no es lo que ustedes piensan.

 

ESTHER: No me digas que no hicieron... nada?!

 

CARMEN: Si! Eso si!

 

ESTHER: Y eso es lo que nos interesa!

 

CARMEN: Yo... quiero decir que... empezamos a salir. Solamente para charlar un poco... Juro que yo nunca tuve otras intenciones...

 

VIRGINIA: Es lo que siempre decimos. Y??

 

CARMEN: Yo siempre lo vi como un amigo... que me comprendía!

 

ESTHER: Pero te ¨comprendìa¨ bien ¨comprendida¨??

 

CARMEN: Todo pasó tan rápido que casi no me di cuenta!

 

VIRGINIA: Igual que la bestia! Parece un mago, porque es mas rápido que la vista!

 

CARMEN: De golpe nos encontramos en la habitación de un hotel... uno frente a otro...

 

ESTHER: No probaron encima?

 

CARMEN: Mirándonos a los ojos... (Se larga a llorar)

 

ROSA: (La abraza maternalmente) Se que es difícil, pero no tenès que sentir culpa.

 

VIRGINIA: Seguro! Sabès cuántas veces él la habrá ¨mirado a los ojos¨ a la otra?

 

ROSA: En cierta forma tienen razón. No deja de ser un ojo por ojo!

 

CARMEN: Pero es que... ahí no termina la cosa...

 

VIRGINIA: Fuè más de una ¨mirada¨?

 

ESTHER: (Mirando el reloj) Ojalà que vayan a los penales!!

 

CARMEN: Esto fuè hace tres meses... Desde entonces nos vemos una vez por semana...

 

ROSA: Por eso no viniste ese jueves?

 

CARMEN: Si. Estábamos juntos.

 

ESTHER: Y Ernesto nunca sospechó nada?

 

CARMEN: No. El se va cada vez mas seguido a jugar al golf con la otra. Siempre ese tema del golf!

 

VIRGINIA: Es un jugador de varios hoyos!

 

ESTHER: (que se tienta de risa) Y por lo visto anda siempre "al palo"!

 

VIRGINIA: (También tentada) Y cuando ella agarra el palo, quien pone el hoyo??! (Las dos tentadas y se contienen con la mirada severa de Rosa)

 

ROSA: Y el problema es que te remuerde la conciencia?

 

CARMEN: Al principio, si, me pasaba. De a poco esa sensación de culpa fue desapareciendo… Pero hoy, no. Hoy fuè horrible! Ni se lo imaginan!! Llegamos al hotel que vamos siempre. Tomamos algo mientras charlábamos, casi como una rutina, pero dulce, romántica… no se… en este ultimo tiempo sentía que por fin alguien me entendía, que me escuchaba… y hacíamos el amor con dulzura, con mucha pasión también, pero sin esa sensación  de sexo mecánico y aburrido…y hoy… cuando estábamos acostados, justo en lo mejor…

 

ESTHER: Ay, no me digas que Ernesto los descubrió!

 

CARMEN: No! Nada que ver! El esta muy ocupado con la otra!

 

VIRGINIA: Tocaron el timbre del turno?

 

CARMEN: No!

 

VIRGINIA: Te agarró una contractura?

 

ESTHER: No te pusiste el diafragma!!

 

VIRGINIA: Se le pinchó el forro??

 

ESTHER: Vomitaste??

 

VIRGINIA: Qué pasó??!

 

CARMEN: (Rompiendo a llorar sin consuelo)  Se murió!!!

 

VIRGINIA: Qué???

 

ESTHER: No hablàs en serio!?

 

ROSA: (Asustada también) Cómo??

 

CARMEN: Si!! Se murió!!

 

ESTHER: Pero... se murió... ahí??!

 

CARMEN: Si!!

 

ROSA: No lo puedo creer! (Pausa larga. Todas quedaron absortas y en silencio mirándose unas a otras, nadie sabe que decir)

 

VIRGINIA: Tuviste un orgasmo, al menos? (Todas la miran severas)

 

ESTHER: Y qué hiciste??

 

CARMEN: No sabia qué hacer! Me agarró una desesperación...! Le hice respiración boca a boca, le masajeè el corazón, qué se yo??! Hasta que me puse a llorar, y me quedé tirada en un rincón, inmóvil, y él estaba ahí con los ojos abiertos... mirándome! Reaccioné cuando sonó el teléfono, y no atiné a otra cosa que vestirme y salir corriendo por la cochera...!

ROSA: Fuiste a la policía?

 

CARMEN: No...! Estas loca?? Estuve caminando, no sé por donde... hasta que decidí venir para acá!

 

ESTHER: Pero estaba enfermo de alguna cosa... rara? O fuè un infarto?

 

CARMEN: Al principio me pareció un infarto, pero después…  no se... Yo no soy médica!

 

VIRGINIA: Vos te diste cuenta durante, o después?

 

CARMEN: No! Durante! Se empezó a ahogar... se retorció un par de veces y de golpe... se quedó quieto, todo duro... con los ojos abiertos...! (Se pone a llorar otra vez)

 

ROSA: (Levantándola por los hombros) Venì... refrescate un poco en el baño!

 

CARMEN: (Llorando) Yo no le hice nada! Nunca le quise hacer daño a nadie!

 

ROSA: Por supuesto. Ya lo sabemos... (Salen ambas por baño.  Pausita.  Ellas se miran)

 

ESTHER: Qué tal, eh? Mirala a la Carmencita!

 

VIRGINIA: No digas eso, chè! Pobre...!

 

ESTHER: Pobre ella, no. Pobre el tipo que se murió! Porque ella todavía lo puede contar!

 

VIRGINIA: Y, si... Bueno... habría que ver si no se murió, porque le tuvo que hacer el amor a ella!

 

ESTHER: (Sin querer empiezan a reírse) Yo me pregunto... Cuando los tipos se mueren así... les queda parada??

 

VIRGINIA: (Se ríen cada vez mas fuerte) Supongo que si! Es el famoso rigor mortis!!

 

ESTHER: A la tapa del cajón le van a tener que hacer un agujerito!

 

VIRGINIA: Le van a decir "Cajón con periscopio"!

 

ESTHER: (Riendo a carcajadas) Y cuando lo vean con el pito parado igual le van a dar el responso?

 

VIRGINIA: No! le van a poner un forro!!

 

ESTHER: (Tratando de parar de reìrse) Què malas, chè! (Vuelven a tentarse de la risa) Nosotras nos cagamos de risa, y Carmencita está sufriendo porque fuè al hotel y lo dejó muerto!! (Ríen mas)

 

VIRGINIA: (Casi sin poder hablar de la risa) La viuda se va a acercar al cajón, y va a decir ¨Està igualito!

 

ESTHER: Va a ser el primer cajón con manija exclusiva para la viuda!!! (Explotan a carcajadas, cuando de baño entran Rosa con Carmen un poco mas calmada. Esther y Virginia intentan aguantar la risa y ponerse serias mordiéndose los labios, pero están muy tentadas y casi tienen convulsiones)

 

ROSA: Lo que tenès que hacer ahora, es primero calmarte, y después pensar que es lo que conviene hacer…

 

CARMEN: Es que no puedo ni pensar…! Tengo la imagen acá grabada, y yo lo dejé así tirado boca arriba… desnudo…todo duro! (Esther y Virginia cada vez mas tentadas, van tratando de esconderse para que no se note, y se van haciendo señas entre ellas, sin ser vistas, y riéndose mas todavía)

 

ROSA: No te preocupes. No pienses en eso. Suena feo decirlo así, pero para él ya nada va cambiar! Ya se murió, y ahora sos vos la que tiene que resolver las cosas.

 

CARMEN: Pero es que estaba ahí…tan…!

 

ROSA: Carmencita… alguien ya se va a encargar del cuerpo!

 

CARMEN: Y qué le van a hacer? (Virginia le hace señas a Esther de ¨masturbaciòn¨, y casi explotan de la risa)

 

ROSA: No se…supongo que una autopsia, para averiguar de qué murió! Por eso vos tendrías que ir a la policía!

 

CARMEN: No! A la policía no!

 

ROSA: Es que tenès que explicar todo. Vos no sos la culpable. No tuviste nada que ver!

 

CARMEN: Pero… él también era casado! Va a ser un escándalo!

 

ROSA: Y qué? Vas a esperar que vayan a tu casa a buscarte?

 

CARMEN: Porqué me van a ir a buscar?? Nadie sabe que estaba conmigo!

 

ROSA: Pero lo van a averiguar en cualquier momento!

 

CARMEN: Cómo?? Si nadie me vio!

 

ROSA: Primero que no estás segura que no te haya visto nadie… y segundo que también lo pueden saber por tus huellas digitales!

 

CARMEN: (Llora desconsoladamente) No!!!

 

ROSA: Bueno, tranquilizate. Llorando tampoco vas a conseguir nada! Pensemos, no se… cómo se podría suavizar la cosa, no? (Mira a Virginia y Esther que siguen tentadas de la risa)  Ustedes qué piensan?

 

VIRGINIA: (Conteniendo la risa) No se! Estoy… conmocionada!!!

 

CARMEN: (llorando cada vez mas) Ernesto me va a matar!!

 

ROSA: Tendrías que tomarte un calmante… estás muy nerviosa. Venì, vamos a mi dormitorio que ahí tengo…

 

CARMEN: Y eso de qué me sirve?

 

ROSA: No se. Por lo menos vamos a poder pensar sin gritos… (Rosa y Carmen salen por dormitorio)

 

ESTHER: (Calmándose de la risa) Ahhh…!! Creí que iba a explotar!

 

VIRGINIA: La verdad que somos guachas, eh? La pobre está sufriendo

 

ESTHER: Bueno, qué querés? Me tenté! Me imaginé al tipo así, que… (Vuelve a tentarse)

 

VIRGINIA: (Volviendo a reír) Y por donde le habrá hecho la respiración artificial??

 

ESTHER: (Intentando dejar de reír) No seas tan mala! Ella ahora necesita apoyo!

 

VIRGINIA: (Riendo cada vez mas) Decile que se siente arriba del cajón!!

 

ESTHER: (Saliendo también tentada) Mejor me voy con ellas, porque si no, creo que me meo encima! Y si la dejamos, la bestia de Rosa, capaz que la ve tan nerviosa que le hace un licuado de calmantes! (Sale)

 

VIRGINIA: (Ya clamándose de la risa) Ahhh… me duele la panza de reírme…! (suena el timbre de calle. Ella grita hacia adentro)  Yo abro!! (Va a la puerta y entra Raquel) Por fin! Era hora, no? Qué te pasó??

 

RAQUEL: Ahora te cuento… (Mirando al interior) Las chicas no vinieron?

 

VIRGINIA: Si, están en el dormitorio.

 

RAQUEL: Carmen… también??

 

VIRGINIA: Si. Porqué? Ya te enteraste??

 

RAQUEL: (Con cierto temor) De qué hablás?

 

VIRGINIA: Ni te imaginàs lo que pasó! Ahora le están dando calmantes!

 

RAQUEL: Está tan… nerviosa?

 

VIRGINIA: Nerviosa?? Está histérica!!También… si me llega a pasar a mi, creo que me vuelvo loca!

 

RAQUEL: (Sospechando) Porqué?… pasó algo con… Ernesto?

 

VIRGINIA: Justamente! Ese fué el comienzo de todo! Ernesto le estaba metiendo los cuernos.

 

RAQUEL: (Muy asustada) Entonces ya lo sabe??

 

VIRGINIA: Y no te digo que eso fué el comienzo??! (Sospechando) Porqué??

 

RAQUEL: (Un tanto angustiada) Uy! Me quiero morir! Va a ser mejor que me vaya!

 

VIRGINIA: (Interponiéndose entre ella y la puerta) Me parece que soy yo la que llegué tarde! Hay algo que no encaja… Vos qué sabès??

 

RAQUEL: Es que… justamente, yo se todo!

 

VIRGINIA: Es lo que estoy sospechando, pero sabés exactamente, qué??!

 

RAQUEL: Lo de Ernesto!

 

VIRGINIA: No me digas que lo sabías??!

 

RAQUEL: Obvio!!

 

VIRGINIA: No tan ¨obvio¨, querida! Cómo no le dijiste nada??

 

RAQUEL: Pero vos te volviste loca, o qué?? Cómo se lo voy a decir??

 

VIRGINIA: De alguna manera! Para algo son amigas, no?

 

RAQUEL:  (Tristemente) Si! Linda amiga!

 

VIRGINIA: No digas eso, porque siempre se portó muy bien con vos!

 

RAQUEL: No hablo de ella!

 

VIRGINIA: Es lo mismo! Porque vos también le hiciste favores. Acaso no fuiste vos la que le presentó a Ernesto?

 

RAQUEL: Justamente por eso!

 

VIRGINIA: Bueno, chè! Al final, vos no tenés la culpa de que el degenerado le haya metido los cuernos, no?

 

RAQUEL: (Pausa, la mira) Pero entonces… vos no sabés nada?

 

VIRGINIA: Te dije que si! Si ella misma nos contó todo recién!

 

RAQUEL: Y cómo decís que no tengo nada que ver??

 

VIRGINIA: Que?! La culpa es tuya por habérselo presentado?!

 

RAQUEL: (Sumamente nerviosa) Es que la engaña conmigo!!!

 

VIRGINIA: Bueno, en ese caso… (Trans. Reacciona) Quéeee??? Con vos..??? (Raquel asiente con la cabeza cuando entra Esther y saluda a Raquel)

 

ESTHER: Te dije que era una bestia. Le dio dos pastillas juntas! Hola Raque! Voy a preparar algo para tomar…. (A Virginia que todavía está estupefacta) Ustedes que quieren?

 

VIRGINIA: Morirme! (Esther sale sin escucharla)

 

RAQUEL: Te das cuenta porqué no se lo podía decir??

 

VIRGINIA: No es una joda, no? Lo decís en serio!

 

RAQUEL: Te parece que puedo joder con esto??!

 

VIRGINIA: Pero cómo fué? Quiero decir, no cómo fuè ¨eso¨sino cómo fuè que vos y él... llegaron a ¨eso¨!

 

RAQUEL: Lo conozco a Ernesto desde que éramos adolescentes... y siempre me gustó mucho! Después él se casó con Carmen y, bueno, siempre nos veíamos... y yo me daba cuenta que los dos sentíamos una atracción muy fuerte... Y de a poco empezó a tirarme indirectas, hasta que de apoco fueron mas directas. Yo no sabía qué hacer. Si se lo contaba a ella o no. Porque viste como son estas cosas.  Después ellos se arreglan de nuevo y la que queda como una turra soy yo. Así que preferí callarme la boca, pero él seguía cada vez vas insistente, pero nunca pasó nada!

 

VIRGINIA: Hasta que pasó!!

 

RAQUEL: Si. Hace tres meses.

 

VIRGINIA: La verdad es que no te entiendo...

 

RAQUEL: Qué es tan difícil de entender?

 

VIRGNIA: Cómo pudiste estar tanto tiempo...?

 

RAQUEL: Es que yo...

 

VIRGINIA: (Terminando la frase) Sin contármelo!! En tu lugar yo no hubiese aguantado mas de tres días!

 

RAQUEL: Yo quería contárselo a alguien, pero a quien? Rosa se hubiese enojado en lugar de comprenderme... Esther es una de sus mejores amigas...

 

VIRGINIA: Y yo, qué??

 

RAQUEL: No te ofendas, pero vos sos un estómago resfriado! Si te lo contaba era para que ella se enterase a las veinticuatro horas!

 

VIRGINIA: (Un tanto ofendida) Ah si?? Y porqué me lo contás ahora??

 

RAQUEL: No te conté nada!! Pensé que ya lo sabías. Vos dijiste que ya sabías todo!!

 

VIRGINIA: Y ahora que hacemos? Se lo tenès que contar! (Pausa. Se miran)

 

RAQUEL: Ni loca!! Si querès contaselo vos!

 

VIRGINIA: No!! Ni sueñes con que justamente yo se lo voy a contar!! Vos solita te metiste en eso, vos solita vas a salir! Otra vez no voy a pagar el pato por algo en lo que no tengo nada que ver! Una vez, de boluda si, dos veces no!

 

RAQUEL: Pero es que no tengo valor! Vos me conocès! Nunca pude enfrentarme a esas cosas! Me siento demasiado culpable! (Se pone a llorar casi a sus pies, cuando entra Esther del otro lado con bandeja y tazas y Virginia que disimula)

 

VIRGINIA: Si!! Esa várice es la que me duele! Viste que hinchada que está??

 

ESTHER: (Por la bandeja) Si ustedes quieren, les dejé en la cocina. Ya vengo... (Sale por dormitorio)

 

VIRGINIA: Gracias... (Después que Esther salió) Vení, vamos a la cocina mejor, porque justamente hoy, no creo que sea el mejor momento para decirle nada a Carmen.

 

RAQUEL: Y entonces, cuándo?

 

VIRGINIA: Vamos a pensar en algo... (Salen por cocina y por dormitorio aparecen Rosa y Esther con la bandeja)

 

ESTHER: Porqué no te ponés de acuerdo? Primero me pedís un té, y ahora...

 

ROSA: Y qué querés, si se durmió!! No la voy a despertar por esto?!

 

ESTHER: No será el té que toma la reina de Inglaterra, pero tampoco es para decirle "esto"!

 

ROSA: No te pongas susceptible vos también, que con una ya nos alcanza y sobra! Guardalo para cuando venga Raquel.

 

ESTHER: Ya llegó.

 

ROSA: Ahora?

 

ESTHER: Si. Recién estaba acá hablando con Virginia.

 

ROSA: (Llevándola aparte, en secreto) Entonces, escuchame... no comentes nada. Cuanto menos lo sepamos, mejor!

 

ESTHER: Eso va a ser imposible... Si está con Virginia ya debe saber hasta el número de documento!

 

ROSA: No exageres. Tampoco es para tanto.

 

ESTHER: No me hagas hablar, mirà!

 

ROSA: Bueno, acabála con eso! Ya pasó mucho tiempo, no??

 

ESTHER: Si! Pero yo todavía estoy pagando las consecuencias!

 

ROSA: Terminala!! Ahora tenemos cosas más importantes que volver a ese tema!

 

ESTHER: Qué?? Lo mío te parece poco importante??!

 

ROSA: Dejalo así, mejor, eh?

 

ESTHER: Claro!! Si les pasa algo a las demás es una tragedia griega, pero si la que sufre yo, es una tontería, no??

 

ROSA: Qué sabés vos lo que es el sufrimiento?!

 

ESTHER: (Despectiva) Habló la gran mártir! Que tuvo que soportar al lado a un tipo que se deslomaba por ella!!

 

ROSA: (Casi explotando) No!! Seguramente la mártir sos vos, que hacés responsables a los demás de tus errores!!

 

ESTHER: Ah! Me vas a decir que fuè culpa mía, que ésta imbécil no me avisara nada??!

 

ROSA: Si vos le metías los cuernos a tu marido, era responsabilidad tuya ! Y no la culpes a Virginia de eso, porque ella no tuvo nada que ver!!

 

ESTHER: (Casi gritando) Pero ella sabía que Pablo se había hecho una vasectomía! Y no fuè capaz de contármelo!!

 

ROSA: Eso te lo tiene que contar tu marido, nena!!!

 

ESTHER: Si...!! Pero un hijo es un hijo!! Me importaba un carajo quién era el padre! Y si ésta tarada me lo hubiese dicho, yo no...

 

ROSA: Vos no, qué??! Hacéme el favor!

 

ESTHER: Tal vez... me lo hubiese sacado... Pero por las mías! No a las trompadas como hizo él...!! (Pausa.  Entra Virginia)

 

VIRGINIA: Qué nochecita nos espera! (Advierte el clima) Pueden seguir hablando nomás... (Mira a ambas) O... hablaban de mi?! (Pausa. Ninguna contesta. A Esther) No será otra vez sobre lo mismo, no??

 

ESTHER: (Enfrentándola un poco) Porqué? Vos también pensás que es poco importante??!

 

VIRGINIA: No lo puedo creer! ( A Rosa) Vos sos testigo, no? Sigo siendo la asesina!

 

ESTHER: Ese no es el punto!

 

VIRGINIA: Porque por  lo visto, es un tema de cada jueves! “Aquí está señoras y señores, la asesina! Cuyo delito fue el de no meterse!

¨

ESTHER: Hacéme el favor de terminarla, querès?

 

VIRGINIA: (Casi montando en cólera) No! Es al revés! Vos tenés que terminarla! Porque si nunca tuviste diálogo con tu marido, eso no es culpa mía, sabès??!

 

ESTHER: Te querès callar?!

 

VIRGINIA: Y cuando conviene, soy un “estómago resfriado¨, pero si me entero de algo, y no lo comento, soy una asesina, no??

 

ROSA: Porqué no la terminan de una vez?

 

VIRGINIA: (A Esther) Es tu culpa! Si no lo querías a tu marido, te hubieses ido a la mierda y listo, entendés??

 

ESTHER: Quién habla!! Te pasàs las veinticuatro horas del día despotricando contra el pobre de Eduardo! Lo tratás de bestia, animal, desagradable, inmundo y no se cuantas cosas mas! Ecomendás a todas que si no lo soportan, tienen que separarse! Pero vos, ¨minga¨!! ¨Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago¨, No?  Y sabés porqué?? Porque no tenés los ovarios bien puestos para tomar decisiones así. Vos también sos una cagona!

 

VIRGINIA: Mi situación es muy distinta a la tuya!

 

ESTHER: Claro! Porque vos pudiste tener hijos, y yo no!

 

VIRGINIA: Vos ya sabías que Pablo no quería tener hijos! Te lo dijo mil veces! Por eso se operó! No confiaba en vos!

 

ESTHER: El sabía que yo sí quería!! Me lo hizo a propósito! Sabès cuantas familias hasta matarían por tener hijos?! Y el muy imbécil se operó!!

 

VIRGINIA: Pero un matrimonio se compone de dos!! Te acordás cuando éramos pendejas?? Vos siempre decías que tenías que estar muy enamorada para acostarte con alguien! Te acordàs??Y no lo hacías por eso! Pero querida...enterate que "El que de joven no trota, de viejo galopa"!!Sabes que?  Yo también me equivoqué! Me tuve que casar porque estaba embarazada, y eso era lo que correspondía. Como iba a tener un hijo de soltera?!Iba a ser el comentario de todo el mundo! No!! Tenía que casarme, y no importaba con quién!! Mas de una vez pensé "Como pude ser tan pelotuda!" Pero bueno, después el tiempo paso, vino otro hijo, y... una se acostumbra a todo, viste?

 

ESTHER: Nunca lo vas a entender...?? Era, yo!! Se trataba de mi vida!! De mis sueños de toda la vida!! Cuando una es pendeja solo piensa en el romanticismo, en los pajaritos, en las estrellas... Pero yo ya pase esa época! Estaba en otra etapa y quería un hijo!! No me interesaba con quién! Podía haberme encamado con mi cuñado, con Eduardo o con cualquiera con tal de tener un hijo!! (Pausita. Virginia y Rosa se miran)

 

VIRGINIA: (Con sospechosa calma)  Eduardo..?

 

ESTHER: (Tratando de esquivar el tema) Me refiero a que podía haber sido con cualquiera!

 

VIRGINIA: (Mas severamente) Pero dijiste ¨Eduardo¨!

 

ESTHER: (Desestimando la idea) Porque fué lo primero que se me vino a la cabeza...

 

VIRGINIA: (Mas insistente) Pero dijiste ¨Eduardo¨!

 

ROSA: (Tratando de calmar los ánimos) No les parece que ya tenemos suficientes problemas, como para seguir con esto?

 

VIRGINIA: ( A Rosa) Vos la escuchaste! Dijo ¨Eduardo¨!

 

ROSA: Y vos te enganchás con cualquier pavada! Porqué no se dejan de embromar?! Siempre tan egoístas! Les importa lo de ustedes, nada más! Pero les recuerdo que tenemos una amiga, con un grave problema!

 

VIRGINIA: (Pausita) Dos.

 

ROSA: Otro problema?

 

VIRGINIA: Si. Pero de otra amiga!

 

ROSA: Raquel??

 

VIRGINIA: Ahà

 

ROSA: Y ahora qué le pasó?

 

VIRGINIA: Bueno, que... estaba saliendo con alguien.

 

ROSA: No me digas que también se le murió?!

 

VIRGINIA: No. Por lo  menos por ahora.

 

ROSA: Y..?

 

VIRGINIA: Se llama Ernesto!

 

ESTHER:  Jà! Que paradoja! Igual que... (Trans. Se miran con Rosa azoradas)  No me digas que...!?

 

VIRGINIA: Ahà!!

 

ROSA: No lo puedo creer!

 

VIRGINIA: Creelo, porque me lo acaba de confesar!

ESTHER: Pero donde estuvimos todo este tiempo que no nos enteramos de nada?!

 

ROSA: Parece mentira! Esto es un kilombo!

 

VIRGINIA: Ahà!!

 

ROSA: Pero cómo nunca me lo mencionó, siquiera?

 

VIRGINIA: Y... no era algo de lo que pueda estar orgullosa!

 

ROSA: Pero porqué te lo contó a vos, entonces?

 

ESTHER: Porqué va a ser? Para que se enteren todas, menos la que lo tiene que saber!

 

VIRGINIA: Cortála, querès??!! (Pausa) Justamente me pidió que se lo cuente a Carmen, porque ella no sabe como enfrentar la situación! Ya saben cómo es...!

 

ROSA: Está en la cocina?

 

VIRGINIA: Si.

 

ROSA: Ya vengo... (sale por cocina)

 

ESTHER: Y..?

 

VIRGINIA: Y, qué??

 

ESTHER: Se lo vas a decir, o no?

 

VIRGINIA: No se. En mi lugar, vos lo harías?

 

ESTHER: (Pausa) No. Creo que no. Aunque debería saberlo, por lo menos para no sentirse tan culpable...

 

VIRGINIA: Culpable de qué? Ella no lo mató!

 

ESTHER: Quiero decir, con respecto a Ernesto! Aunque si èl... bueno, qué se yo! No soy la indicada para juzgar a nadie!

 

VIRGINIA: Cierto! (Entra Rosa con manojo de llaves y le habla a Virginia. Detrás suyo entra Raquel apesadumbrada y con un poco de verguenza)

 

ROSA: Podés ir a abrir la puerta de calle? A ésta hora ya debe estar cerrado con llave.

 

VIRGINIA: Esperás a alguien mas?

 

ROSA: No. Es de una mensajería. No entendí qué quieren, pero no lo voy a dejar al pobre tipo esperando ahí abajo, no?

 

VIRGINIA: Ah, qué bonito! Me mandás a mi! Y si es un violador??

 

ESTHER: Vas a tener que comer cinco limones.

 

VIRGINIA: Para qué?

 

ESTHER: Para borrarte la sonrisa!!

 

VIRGINIA: (Riendo burlonamente sin ganas) Ja, ja, ja...!(Sale)

 

RAQUEL: Bueno... supongo que hoy me toca a mi el banquillo de los acusados!

 

ESTHER: Tampoco nos pongamos tan melodramáticas... en tu caso me refiero! Si fuese Carmen, todavía... pero vos...

 

RAQUEL: Claro. Ella es la víctima, no?

 

ROSA: Qué? No sabès nada? Virginia no te contó lo que le pasó a Carmen?

 

RAQUEL: Ya les dije a vos y a Virginia, que la que salía con Ernesto era yo!

 

ESTHER: No, nena! Lo que le pasó a Carmen!!

 

RAQUEL: De... qué hablàs?

 

ROSA: (a Esther) Por lo visto no sabe nada.

 

RAQUEL: Pueden dejar las intrigas y contarme qué pasa??

 

ESTHER: Te acordàs de aquella novela ¨El pájaro canta hasta morir¨?

 

RAQUEL: Qué tiene que ver?

 

ESTHER: El de ella ya no canta mas!

 

RAQUEL: Qué querès decir?

 

ROSA: Se murió!

 

RAQUEL: (Sin entender) Un pájaro?

 

ROSA: No!! El amante!!

 

RAQUEL: Ah...! (Trans) Qué?? Amante?? Carmen??!

 

ROSA: Quién lo hubiera pensado, no?

 

RAQUEL: (Con cierta satisfacción) Quiere decir que... ella... también lo engañaba a Ernesto?

 

ESTHER: Pero eso no es todo!

 

RAQUEL: Qué? Más de un amante?

 

ROSA: No! Que se murió!

 

RAQUEL: (Con cierta decepción) Ah... ya se terminó.

 

ESTHER: No, nena! Que se mu-ri-o!!

 

RAQUEL: En serio?? Guauuuu...! Que sensación rara debe ser que se te muera un amante, no?

 

ESTHER: Pero éste se murió encima de ella!

 

RAQUEL: (Sin poder salir del asombro) Qué?? Cuando estaban...?? No..!!!

 

ROSA: Ella misma lo contó así!

 

RAQUEL: Eso si que debe ser jodido! Ni lo puedo imaginar! (Entra Virginia visiblemente consternada y demostrando perplejidad.  Llega hasta Rosa y cuando le devuelve las llaves, pone en su mano un paquetito. Rosa mira el sobre y luego a Virginia quien continua clavándole la vista)

 

ROSA: Bueno, ahora lo que tenemos que hacer es pensar como podemos ayudarla, no?

 

RAQUEL: Supongo que si... pero cómo?

 

ESTHER: Y... habría que sopesar bien la situación. No hay mucho para hacer.

 

RAQUEL: Mientras ustedes piensan, yo voy a pasar al baño... (Un tanto mas alegre) Pobre Carmen, no? (Sale por baño)

 

ESTHER: (Mientras Virginia sigue mirando fijo a Rosa) Me pareció a mi, o ésta se puso contenta? Porque no se si notaron que... (Advierte que se continúan mirando) No. No lo notaron...

 

ROSA: Esthercita... podès ir a preparar un poco de té, por favor?

 

ESTHER: (Que ¨sintiò¨ la situación) Cargado? Digo, como para saber cuánto tengo que tardar...

 

VIRGINIA: (Sobriamente) ¨Bastante¨cargado!

 

ESTHER: (Intentando un chiste) Si necesitan tiempo, puedo ir hasta Londres...! (Ninguna contesta) Cualquier cosa, estoy allá! (Sale por cocina)

 

ROSA: Qué pasó?

 

VIRGINIA: Cuando bajé a abrir... en la puerta estaba estacionando un coche de la policía!

 

ROSA: No te pongas paranoica vos, ahora!

 

VIRGINIA: Venían para acá!

 

ROSA: Para acá??

 

VIRGINIA: Cuando se fuè el de la mensajería, me preguntaron si conocía a... ¨alguien¨del octavo A. Les dije que estábamos jugando a las cartas!

 

ROSA: Les dijiste que estaba Carmen?

 

VIRGINIA: No.

 

ROSA: Pero sos tonta, o qué? No te das cuenta que ahora van a ir a la casa, y si se entera Ernesto se pudre todo??!

 

VIRGINIA: Es que... no buscaban a Carmen.

 

ROSA: Claro! No se pudieron enterar tan rápido! Pero entonces a quién buscaban?

 

VIRGINIA: A Raquel.

 

ROSA: Raquel?? No entiendo! Habrá pasado algo con Ernesto? Les dijiste que estaba acá?

 

VIRGINIA: No. No sé porqué, pero les dije que no... De todas formas...

 

ROSA: (Interrumpiéndola) Bien hecho. Por lo menos vamos a tener tiempo de pensar en algo. Pero hay una cosa que no me cierra... Cómo se enteró Ernesto tan rápido...? (Entra Esther)

 

ESTHER: Parece que van a los penales! Con eso y la discusión posterior,  tengo como para otra hora mas hasta que se den cuenta que no estoy!

 

VIRGINIA: (Con intención) Preparaste el té?

 

ESTHER: Si, ya está listo.

 

VIRGINIA: Entonces calentá un poco de leche!

 

ESTHER: Para qué? Si nadie toma con leche?

 

VIRGINIA: Hoy tengo ganas de tomarlo con leche!!

 

ESTHER: Pero a vos no te hace mal la lactosa?

 

VIRGINIA: (Perdiendo la paciencia) Podès dejarte de joder, que tengo que hablar con Rosa??!!

 

ESTHER: Ahh... era eso... Pensé que ya... Bueno, siendo asi... (Está por salir pero antes se detiene) Pero entonces no caliento la leche, no? (Las otras la miran severa)  Okey! (Sale)

 

ROSA: Qué pasa? Todavía hay algo mas?

 

VIRGINIA: Otra que ¨algo mas¨!

 

ROSA: Qué? Hablá!

 

VIRGINIA: Te dije que la policía estaba buscando a Raquel...

 

ROSA: Si. Pero no entiendo...

 

VIRGINIA: Me podès dejar hablar??

 

ROSA: Bueno, pero hacélo que me ponés mas nerviosa todavía!

 

VIRGINIA: Cuando les pregunté porqué la buscaban... me dijeron que el marido…(Entra Raquel del baño, sin ser vista por ellas)  se descompuso en un hotel alojamiento!!!

 

RAQUEL: Ya identificaron al tipo?? (Un tanto entusiasmada) Quién era? Contà! Y yo que me sentía tan culpable..!!

 

ROSA: Pero, si preguntaron por...! (Trans. Se queda estupefacta, mirando de reojo a Raquel que las mira sin entender) Nooooo...!!!!! No puede ser!!!!

 

RAQUEL: Pero cuenten...! Quién era?

 

VIRGINIA: De no creer!

 

RAQUEL: Pero qué pasa que no me cuentan??

 

VIRGINIA: Y... no es fácil.

 

ROSA: Es que... es algo que todavía tenemos que charlar entre nosotras...

 

VIRGINIA: Si. Porqué no preparás un poco de té??

 

RAQUEL: Hay algo que no puedo escuchar?

 

ROSA: Tengo que charlar con Virginia y te prometo que después te vas a enterar de todo.

 

RAQUEL: Bueno, pero hasta el último detalle!

 

VIRGINIA: (sentenciando) Prometido!

 

RAQUEL: Ahhh, no se... siento que hoy me saqué un peso de encima! (Sale por cocina)

 

ROSA: (Sin convicción) Decime que era una joda...

 

VIRGINIA: Ojalà pudiera!

 

ROSA: O sea que... no sólo tenemos una amiga con una crisis nerviosa, porque se le murió un tipo en el hotel, sino que además... ese tipo era el marido de la otra, que a su vez lo engañaba con el marido de la primera...! Lo que va a producir otra crisis nerviosa cuando la otra se entere que no solo su marido la engañaba con su amiga, sino que además se murió!

 

VIRGINIA: Yo, la verdad... no sé para que lado disparar! Se lo decimos, no se lo decimos, y si se lo decimos, cómo se lo decimos... como si fuera un combate de box ¨en éste rincón...¨(Entra Carmen. Virginia la advierte y exclama) Carmen!!

 

ROSA: (Que no vió a Carmen) Si, y en el otro, Raquel!

 

CARMEN: (Un tanto asustada) Qué? Ya vino??

 

ROSA: (Pausa. Se incorpora, severa) Como no me dijiste que se trataba de Daniel?

 

CARMEN: (No sabe que decir) Eh? Es que… yo… No pude. (Comienza a lagrimear) No era fácil! Yo nunca fui feliz con Ernesto. Y Daniel me contaba siempre que él ya no la amaba a Raquel. Que se pasaba el día entero pensando en mi. Yo nunca le creí. Siempre supe que me mentía.  Que era solamente esa sensación de machos que necesitan los hombres para sentirse ganadores. Porque en el fondo son todos iguales. Pero era tan lindo soñar con eso, con que alguien piensa todo el día en vos.  Tal vez soy una romántica pelotuda. Por eso dejaba que el tiempo pase, hasta que después de tanta insistencia, quise devolverle algo más que un sueño. Lo hablamos con Daniel, y preferimos que nadie se entere. No era algo de lo que una se pueda sentir orgullosa como para contárselo a todos!

 

ROSA: Yo no soy todos! Yo me considero tu amiga. Sé guardar un secreto.

 

VIRGINIA: Claro. Yo también! (Ambas la miran) Bueno, quiero decir... una cosa así... A lo sumo... (Trans) Hiciste bien!

 

CARMEN: Y ahora qué hago?

 

ROSA: Lo mejor, es que lo charlemos entre todas...

 

CARMEN: Qué?? Con Raquel acá?? Te volviste loca??

 

ROSA: No se...  Tenemos que enfrentar la situación!

 

CARMEN: Claro, es fácil decirlo. Como se nota que a vos no se te murió nadie! (Pausa incomoda)

 

VIRGINIA: (A Rosa, tratando de apaciguar los ánimos) Bueno, quiere decir, fuera de Gastón, claro que al fin de cuentas era tu marido. Que es como si… Si, ya se, Daniel era el marido de Raquel, O sea que… (casi como para si) No sé para qué mierda me meto!! (Entra Esther con la tetera llena y detrás suyo Raquel)

 

ESTHER: Espero que hayan terminado de hablar, porque ya prepare té, como para darse un baño de inmersión! (Carmen y Raquel se miran avergonzadas y bajan la vista)

 

RAQUEL: Hola…

 

CARMEN: Hola…

 

VIRGINIA: Bueno, ya que estamos todas… sería bueno que empezáramos con… (Carmen y Raquel la miran amenazantes) con… el partido, no? A menos que se les ocurra algo mejor…

 

CARMEN: Te parece?

 

ESTHER: Buena idea. (Sentándose a la mesa y barajando las cartas)

 

RAQUEL: Como quieran… ( Todas se sientan menos Rosa)

 

ROSA: Me van a disculpar pero yo hoy no pienso jugar! Demasiado tiempo pasé como el avestruz, metiendo la cabeza debajo de la tierra para no ver los problemas… pero ya me cansé de eso. Es hora de que todas pongan las cartas sobre la mesa… (Las mira y todas bajan la vista. Esther que estaba barajando las cartas, las deja de golpe como si fuesen un hierro candente) Como quieran. Cuando se decidan estoy en mi dormitorio. (Mientras esta saliendo)

 

ESTHER: Prendé la tele para ver como va el partido! (Sale también con Rosa hacia dormitorio. Carmen y Raquel se miran de reojo pero no se animan a decir palabra. Virginia se siente muy incómoda)

 

VIRGINIA: Está rico el té.

 

RAQUEL: Si. Muy rico.

 

VIRGINIA: Bueno bah, eso creo. La verdad no lo probé.

 

RAQUEL: Yo tampoco.

 

VIRGINIA:  Y eso que prepararon como cinco litros! Porque cada vez que alguien tenía que hablar a solas, preparaban té! (Piensa) Creo que vendrían bien otros cinco litros..! (Intenta levantarse pero Carmen la detiene)

 

CARMEN: Dejá que lo preparo yo. (Se va rápido hacia cocina)

 

RAQUEL: Y? Se lo vas a decir?

 

VIRGINIA: Qué cosa?

 

 RAQUEL: Como, qué?! Todo!

 

VIRGINIA: A quién?

 

RAQUEL: A Carmen! Qué te pasa?

 

VIRGINIA: Ah, si… Y qué querés que le diga??

 

RAQUEL: Lo que te conté! Que era yo la que estaba saliendo con Ernesto!

 

VIRGINIA: (Se levanta inquieta y camina por todos lados) Mira, Raquelita… no es fácil decir una cosa así… ponete en mi lugar… vos sabes… es como si le tuvieras que dar la noticia a tu mejor amiga… por ejemplo… que se le murió el marido!!!

 

RAQUEL: No compares! Estas exagerando! No tenés idea lo que es una noticia así!

 

VIRGINIA: Porqué? Vos si??

 

RAQUEL: Por supuesto!

 

VIRGINIA: Que?! Ya te lo dijeron??

 

RAQUEL: Si, dos veces!

 

VIRGINIA: Que…???

 

RAQUEL: Si, nena!

 

VIRGINIA: Te dieron la noticia que se murió tu marido???

 

RAQUEL: Te dije que si! Pasó dos veces!

 

VIRGINIA: Tu marido, Daniel??!

 

RAQUEL: Es el único que tengo! Que te pasa??

 

VIRGINIA: No entiendo… Y no puteás, no gritás, no llorás?! No se te mueve un pelo??!

 

RAQUEL: Puedo saber que te pasa?

 

VIRGINIA: A vos, qué te pasa?!! Se te muere tu marido, y te quedás como si nada??!!!

 

RAQUEL: Pero eso fue hace tres años!!

 

VIRGINIA: Ahhhh… (Pausa) Ahora si que no entiendo un carajo! De que mierda hablás??!

 

RAQUEL: Daniel es cataleptico!

 

VIRGINIA: Y eso qué es?

 

RAQUEL: Nunca escuchaste hablar de la catalepsia?

 

VIRGINIA: Si, una vez… pero no se bien de que se trata.

 

RAQUEL: Es un estado nervioso patológico. La persona yace inmóvil, en aparente muerte y sin signos vitales, cuando en realidad se halla en un estado consciente y en algunos casos hasta pueden ver y oír todo lo que ocurre a su alrededor pero sin poder reaccionar…  Ya me aprendí el versito de memoria de tanto escucharlo. Doscientos médicos me lo explicaron. Esto puede producirse por problemas sicológicos o simplemente por stress… Y Daniel sufre de catalepsia. Hace tres años lo encontraron "muerto" en la oficina. Y cuando me vinieron a dar la noticia, me llamó Daniel desde la morgue del hospital. Y los que terminaron internados con un ataque de histeria, fueron los camilleros que lo llevaban… El no quería que yo contase nada, por eso nunca abrí la boca. Ahora bien, me podés explicar qué mierda tiene que ver todo esto con lo de Ernesto??

 

VIRGINIA: (Que todavía no salió de su asombro) Quién? Ernesto? Ah, si! Ernesto! No creo que sea el momento para hablar de eso…(Entra Carmen)  Hay cosas mas urgentes!

 

CARMEN: Virgi… nos dejas unos minutos a solas? Creo que Raquel y yo tenemos que charlar.

 

VIRGINIA: No!! Quiero decir… no es el momento….

 

CARMEN: Si! Es ahora o nunca! Lo estuve pensando y no puedo aguantar mas! Raquel, yo…

 

VIRGINIA: No!! Quiero decir… Antes de hablar… creo que tenés que chequear… ciertas cosas!

 

CARMEN: De qué hablás? Dejame. Tengo que hablar con ella!

 

VIRGINIA: Es que… Primero tenés que hablar conmigo!!

 

CARMEN: De qué??

 

VIRGINIA: De… Tu perro!!

 

CARMEN: Que  perro?

 

VIRGINIA: Con el que saliste hoy a la tarde!! Y se te escapó!!

 

CARMEN: Que??

 

VIRGINIA: Que a lo mejor, no se te escapó. Vos pensás que ya no lo vas a ver mas y a lo mejor esta por ahí "vivito y coleando", mientras vos estás acá angustiada llorando por él!!

 

CARMEN: De qué hablas?

 

RAQUEL: (Aprovechando la oportunidad) Por lo visto ustedes tienen que hablar, así que mejor las dejo solas…! (se va hacia el baño)

 

VIRGINIA: Si, buena idea… (Cuando Raquel ya salió)

 

CARMEN: Vos te volviste loca, o qué? Una vez que me decido a contarle todo, vos me salís con eso del perro?! Qué querès? Que se entere por los diarios??

 

VIRGINIA: No! No es eso… (Entra Esther un tanto angustiada, mientras se escucha de fondo sonar un teléfono)

 

ESTHER: Se acabaron los penales!! Y encima perdieron! Si por lo menos hubieran ganado, tendrían como media hora mas de festejos, pero no! Mirá hasta donde llegué! Depender del alargue de un partido de fútbol.

 

VIRGINIA: Que vas a hacer? Te vas a ir?

 

ESTHER: No se… La verdad es que estoy harta de todo esto! Siempre me tengo que sentir como una delincuente, como si estuviera cometiendo el peor de los pecados! Y después escuchar el mismo sermón de cada semana! Pero por otra parte pienso… si un día se pudre todo… Qué hago? Adonde voy? Y la verdad es que me da miedo. Yo siempre dependí de él. No sabría que hacer.

 

CARMEN: Es hora que lo hables, no?…

 

VIRGINIA: Mirá quien habla!

 

CARMEN: Yo estaba dispuesta a hablar! Vos no me dejaste con eso del perro!

 

ESTHER: Que pasó con el perro?

 

VIRGINIA: Solamente le quería decir, que tendría que chequear, porque  a lo mejor no se le murió como ella piensa! (Entra Raquel)

 

ESTHER: También el perro se te murió????!

 

RAQUEL: Cómo?

 

ESTHER: El perro de Carmen! (A Virginia) Y también se le murió encima cuando estaban…?!

 

RAQUEL: Con el perro??!

 

ESTHER: Si! Por lo visto era una orgía!! (Con cierto asco) Pero con un perro, nena!!  (Entra Rosa)

 

ROSA: Carmen… hacéme el favor de traerme de la cocina las aspirinas. Hoy tengo una jaqueca..!

 

CARMEN: Si, enseguida… (A Virginia por lo bajo) Y vos aclará lo de ese perro, querès? (Sale por cocina)

 

ROSA: Llamó Ernesto! (Todas se quedan absortas) Quiere venir para acá. No se muy bien para qué, pero parece que quiere hablar con Carmen y muy urgentemente.

 

RAQUEL: No!! Que no venga!! No tiene que venir para nada!

 

ROSA: Qué pasa ahora?

 

RAQUEL: Es que en realidad quiere hablar conmigo, no con Carmen!

 

VIRGINIA: Delante de Carmen?

 

RAQUEL: No se! Pero hace rato que él se da cuenta que yo no me siento bien con este asunto, y tenía miedo que yo le cuente  todo a Carmen!

 

ROSA: Y para qué viene entonces? Para contárselo  él personalmente?

 

RAQUEL: No se! Pero no tiene que venir para nada! Si viene se pudre todo!

 

ROSA: Por si no te diste cuenta ya se pudrió todo, nena! Y ustedes no toman conciencia de lo que esta pasando, pero ya es hora que se vayan enterando.

 

ESTHER: Lo vas a contar vos?

 

RAQUEL: Qué? A Carmen?

 

ESTHER: A todas! Bueno, bah, casi!

 

RAQUEL: Porqué?

 

VIRGINIA: (Enfrentando a Rosa) Nadie va a contar nada hasta que no se sepa bien lo que está pasando con cada una.

 

ROSA: De qué hablás? O te vas a hacer la que no sabe nada?

 

VIRGINIA: Al contrario! Yo se mucho más de lo que vos pensás, y justamente por eso no podemos decirle nada a nadie, hasta no estar realmente seguras de lo que está pasando, porque primero hay que estar seguros y después hablar!

 

ROSA: Seguros de qué? Que se murió?

 

VIRGINIA: Exacto!

 

ROSA: Pero no escuchaste a Carmen cuando contó cómo se le murió encima?

 

ESTHER: Quién? El perro?

 

VIRGINIA: Si, escuché! Pero eso no quiere decir nada!

 

ROSA: Cómo que no quiere decir nada? Qué te pasa??? Ahora también necesitás una autopsia??

 

VIRGINIA: (Descubriendo la idea) Si!! Eso es!! La autopsia!! (Corre hacia una guía de teléfonos y comienza a buscar afanosamente)

 

ESTHER: (Por lo bajo a Raquel como en secreto) Del perro??!

 

RAQUEL: Terminala con eso del perro! (Pausa. Todas se miran) Tenemos un problema grande ahora.

 

ROSA: Si… justamente.

 

RAQUEL:  Ernesto viene para acá!

 

ROSA: Ahá…

 

VIRGINIA: (Imitándola a Rosa, mientras sigue buscando entre las páginas) Ahá! Pero tal vez no!!

 

RAQUEL: (A Rosa) No dijo eso?

 

VIRGINIA: Digo que a lo mejor el problema no es tan grande como parece!

 

RAQUEL: Cómo que no? Y si quiere blanquear la situación con Carmen?

 

ROSA: Ningún hombre infiel quiere blanquear una situación así! A lo sumo vendrá a frenarte a vos para que no hables!

 

RAQUEL: (Como para si) Si, puede ser.

 

ROSA: (A Virginia) Qué buscás? El teléfono de Ernesto?

 

VIRGINIA: El de los hospitales! Hay que averiguar a qué hospital lo llevaron! (A Raquel) En qué hotel dijo que estaban?

 

ROSA: No lo dijo.

 

RAQUEL: Nosotros siempre vamos al que está en la peatonal que... (Rosa y Virginia la miran y ella se calla un tanto avergonzada)

 

ESTHER: Pero la semana pasada aumentaron...(Todas la miran a ella.)

Perdón... (Pausita) Me olvidé que Ernesto tiene plata! (La vuelven a mirar. Entra Carmen)

 

CARMEN: No las encuentro. (A Rosa) Mejor buscalas vos! (Rosa sale)

 

VIRGINIA: (Con severa intención a Esther) Y Con quién fuiste la semana pasada??

 

ESTHER: Eh? Con nadie! Me contaron.

 

VIRGINIA: Seguro??

 

ESTHER: Por supuesto! (Por Carmen) Mejor preguntale a ella!

 

CARMEN: Yo que tengo que ver?

 

ESTHER: En qué hotel estaban. No querían saber eso?! (Virginia vuelve a buscar en las paginas)

 

CARMEN: Qué importa? Cuando se entere la policía...

 

VIRGINIA: (Contesta mecánicamente, mientras busca su celular)Ya lo saben.

 

CARMEN: Qué??! Ya lo encontraron??!

 

ESTHER: Y vos cómo sabés?

 

VIRGINIA: Eh? Yo??

ESTHER: Y si. Vos dijiste que ya lo saben! O también tenés un amante en la policía que te cuenta todo?!

 

VIRGINIA: No digas estupideces, querés?! Por lo visto soy la "única" que no tiene amantes! (Llama por el celular)

 

CARMEN: (A Raquel) Qué? Vos también??!

 

RAQUEL: (Incómoda) Quién te dijo??! (Mira a todas) Quiero decir... de dónde sacaste eso?

 

CARMEN: Como dijo "todas"...

 

ESTHER: (A Virginia) Claro! Vos sos una santa!

 

VIRGINIA: (Conteniendo la bronca. Mientras espera con el teléfono en su oído) No me jodas mas, Esther! Te lo pido por favor!

 

RAQUEL: (A Carmen) Lo dijo por decir...

 

CARMEN: Que lástima.

 

ESTHER: (A Virginia) Y si no, cómo sabés que la policía ya se enteró??!

 

VIRGINIA: No se! Supongo!! (Al celular) Hola??

 

ESTHER: Pero dijiste que ya lo saben! Y eso es una afirmación!

 

RAQUEL: (Explotando) Lo sabe porque vinieron acá!! (Entra Rosa y las mira desde la puerta del dormitorio)

 

ESTHER: Acá??

 

RAQUEL: Si. Buscando a Carmen!

 

CARMEN( Entrando en pánico) A buscarme??!! Voy a ir presa??!!

 

VIRGINIA: (Hace señas para que se callen porque no puede hablar) Sshhhh!!! A vos no!! La buscaban a Raquel!!

 

RAQUEL: Qué?? A mi?? (Virginia asiente con la cabeza)

 

ESTHER: A ella?? Y qué tiene que ver??

 

ROSA: Bueno... por fin llegamos al punto.

 

RAQUEL: Qué punto? Qué tengo que ver yo con el tipo que se le murió a ella?? (Pausa. Mira a todas. A Rosa y Virginia) Eso era lo que ustedes tenían que charlar primero?? (Virginia se va hacia cocina con el celular en el oído)  (Mira a Carmen) No me digas que el tipo era... (Carmen baja la cabeza) No... No puede ser... Vos??!!

 

ESTHER: Con Daniel??

 

RAQUEL: Te acostaste con mi marido??!! (Le da una sonora bofetada)

 

CARMEN: (Explotando en llanto) Te juro que no fué mi intención!! Yo no quería saber nada!! El me perseguía!! Yo solamente quería vengarme!

 

RAQUEL: Vengarte?? Vengarte de mi??! Eso era todo??!

 

CARMEN: No! De vos no!! De Ernesto!! Porqué me iba a querer vengar de vos??! (Pausa muy incómoda y tensa. Rosa baja la cabeza. Carmen mira a cada una)

 

ESTHER: A mi no me mires que yo no se nada... (Por Raquel)  Ella era la que se acostaba con Ernes...!! (Se da cuenta que metió la pata) Ups!

 

CARMEN: (Enfrentando a Raquel) Vos??! Vos eras la del golf??! Basura!!! (Le devuelve la bofetada)

 

RAQUEL: Miren quien habla!! (Intentan trenzarse en pelea agarrándose de los pelos y todas van a separarlas)

 

ESTHER: Paren!!

 

ROSA: Qué hacen?? Se volvieron locas??!

 

ESTHER: Sin violencia por favor!!!

 

ROSA: (Las separan) Ustedes son tontas o qué?! Qué les pasa?? Piensan que con bofetadas van a solucionar los problemas?? Yo entiendo que se sientan traicionadas, pero también las dos se traicionaron mutuamente!! Las dos son culpables. No tengo idea de donde empieza y donde termina una traición... y si hay motivo que lo justifique...

 

CARMEN: (Llorando) Yo nunca le quise hacer mal a nadie...

 

ROSA: Ya lo se... Nunca queremos hacer mal a nadie, pero generalmente hacemos cosas que lastiman, y a los que mas queremos, tal vez por orgullo o por despecho, pero lo cierto es que las hacemos, y después ya es tarde para remordimientos. La verdad es que muchas veces a mi también me hubiese gustado vengarme de Gastón, pero por suerte no tuve tiempo... Se murió antes de que yo hiciese nada. Después me hubiese sentido muy culpable. Por eso sé lo que sienten. Por eso las entiendo.

 

ESTHER: Gastón te metía los cuernos?? No lo puedo creer! Si ni siquiera miraba a una mujer por la calle?!

 

ROSA: Mi historia fué distinta. No viene al caso.

 

RAQUEL: Pero si Gastón era un santo, que en paz descanse!

 

ROSA: (Explotando) Si. Era un santo! Trabajador, Padre ejemplar! El hombre que toda esposa desea, no? Pero tenía un sólo defecto... Le gustaban los hombres. (Pausa) Cuando me enteré ya era tarde... ya estaba enfermo... No murió de cáncer como todos creen. Yo guardé el secreto para que los chicos se queden con un buen recuerdo de él. Pero la realidad es que yo tampoco fuí feliz. Ninguna de nosotras puede decirlo. A veces pienso que tal vez será por eso que nos reunimos acá cada jueves. Hay algo muy profundo entre nosotras que cobija nuestras desgracias. Pero al fin de cuentas, qué es la felicidad? Unos ratitos de  luz, que se esfuman en el aire cada vez que nos enfrentamos a la realidad. Por cada ratito de luz, después vienen largas horas de oscuridad.

 

RAQUEL: No es así! Al principio fui feliz con Daniel.

 

ROSA: Por eso no fuiste capaz de derramar ni una lágrima por él, al escuchar que murió. No nos confundamos... querer mucho a alguien no tiene nada que ver con ser feliz.

 

RAQUEL: Es que... la situación era distinta...!

 

ESTHER: Rosa tiene razón! Yo en tu lugar estaría como loca!

 

ROSA: (A Esther con intención) Segura?

 

ESTHER: Bueno, quiero decir... que al fin de cuentas... Por lo menos estaría nerviosa o… (Pausa. Piensa.) Cierto. No me importaría nada.

 

ROSA: No nos engañemos a nosotras mismas! Estamos como... vacías! Tal vez la culpa no sea nuestra!

 

ESTHER: Y de quién?

 

CARMEN: No se, tal vez... de los hombres. A las de nuestra generación nos inculcaron esa especie de respeto casi incondicional por ellos. Pero se olvidaron de enseñarles lo mismo a ellos. Las chicas de hoy son más inteligentes, más independientes, más… No se. Tal vez sean mejores. Nosotras solo deambulamos con nuestra amargura en silencio. (Entra Virginia muy contenta enarbolando el teléfono)

 

VIRGINIA: Nadie se murió!!

 

CARMEN: De qué hablas?

 

VIRGINIA: (A Raquel) Que lo de Daniel no fué mas que un susto! No se murió!

 

CARMEN: Pero si yo lo vi.! Estaba muerto!

 

VIRGINIA: No!! Tuvo una de esas... cataplasmas!!

 

ESTHER: (A Carmen) Le pusiste cataplasmas en el hotel??

 

RAQUEL: Quiere decir "catalepsia"

 

ROSA: Daniel??  Es cataléptico?

 

RAQUEL: Si! No es la primera vez que le pasa...

 

ROSA: (A Virginia) Y vos como sabías??

 

ESTHER: Por lo visto, ésta sabe hasta secretos de estado!

 

VIRGINIA: (Exhibiendo el celular) Lo averigué por teléfono! Llamé a los hospitales y en uno me dieron la información! No es genial??!

 

ROSA: Será por eso que Ernesto quería venir para acá?

 

CARMEN: (Sacando su celular de la cartera) Ernesto?? Para qué va a venir acá? (Mira el celular) Me dejó un mensaje... (Aprieta varias teclas)

 

ESTHER: Que suerte que yo no tengo celular. Pablo me quiere comprar uno para controlarme más de cerca, pero yo le digo que no entiendo esos aparatitos. Así que voy zafando!

 

VIRGINIA: Yo tampoco tengo. Este es de mi hijo. Yo se lo saco  porque sino me vendrían unas cuentas de locos!

 

RAQUEL: (A Carmen) Qué te dice?

 

CARMEN: (Suspirando aliviada. Saca del bolso otro celular) Que se olvidó su celular en mi cartera y quería venir a buscarlo. Seguro que por si la otra lo llamaba. Y en otro mensaje dice que no viene.  Ya no lo necesita. Que se vaya al carajo! Ni le pienso contestar!

 

ROSA: Si querés... te podés quedar a dormir acá. Lugar es lo que sobra!

 

CARMEN: Gracias... No es mala idea. Por lo menos voy a tener tiempo de pensar un poco mas que quiero hacer con mi vida… Así no puedo seguir. Que sentido tiene? Me tengo que replantear muchas cosas. De que sirve seguir engañándose a una misma? Es cierto que el amor se transforma con los años. Que la pasión se pierde, y se va convirtiendo en compañerismo. Pero cuando lo que se pierde es el respeto por el otro, se hace muy difícil edificar sobre ruinas. Hay que limpiar el terreno, o buscar un lugar mejor, no? (A Raquel) Y, la verdad… es raro, pero quiero que sepas que no te guardo ningún rencor. Ahora me doy cuenta que no me importa nada de él! Parecería como que los celos son mas una cuestión de orgullo que otra cosa. Y en definitiva, nosotras solo intentamos tener uno de esos ratitos de luz como dice Rosa!! (A Rosa) Creo que voy a aceptar tu invitación.

 

ROSA: Todo el tiempo que necesites. (La abraza y al mismo tiempo mira a Raquel) Vos también estás invitada.

 

RAQUEL: Yo… No se... Daniel debe estar preocupado por... o no, pero tal vez... me necesite...  (Piensa) Tenés razón!! Que se vaya al carajo!!! No voy a volver!! Es hora que pensemos un poco mas en nosotras, no? (A Carmen) Yo también te quiero! (Se abrazan)

 

VIRGINIA: Y yo espero que la bestia tenga diarrea!

 

ESTHER: Porqué?

 

VIRGINIA: Porque hoy se va a comer su propia mierda! Esta noche voy a  jugar a las cartas hasta la madrugada y también me quedo a dormir acá! No voy a poder sacármelo de encima porque… bueh, por un lado es un poco complicado, por otro, los chicos… y… porque no tengo ovarios para eso! Es cierto! Pero voy a disfrutar un poco mas de mi vida, por lo menos! A mi también me toca, no? (Observan que Esther disimuladamente mira su reloj, toma su cartera y se dirige silenciosamente hacia la puerta de salida) Y vos? Que vas a hacer?

 

ROSA: (A Esther) Se te hace tarde?

 

ESTHER: (Yendo hacia la puerta) Eh? Yo? Si. Con todo esto, hoy voy a tener que pensar una excusa muy buena! La verdad es que me atrasé más de la cuenta. No se enojen, pero… Chau. Hasta el jueves que viene… si es que puedo zafar para venir… (Las mira con cierta tristeza) Es muy lindo verlas abrazadas. (Abre la puerta de calle y sale. Todas se quedan pensativas)

 

ROSA: Tal vez, todavía no sea su momento…

 

VIRGINIA: No soy la única que no tiene ovarios!

 

RAQUEL: No la juzguen. Solamente ella sabe por lo que pasó y por lo que está pasando.  Tal vez sea solo cuestión de tiempo.

 

VIRGINIA: Si seguimos así, vamos a poner un club de divorciadas.

 

CARMEN: No me parece mala idea.

 

ESTHER: (Entrando estrepitosamente) Tiene razón Raquel! Que se vayan al carajo! Esta noche yo también me quedo!! Y la próxima vez que me ponga una mano encima, no solo lo denuncio a la policía, sino que agarro la cuchilla carnicera de Virginia, y se la corto!!!

 

VIRGINIA: No exageres. No conozco a ninguno que necesite una cuchilla tan grande! Pero es hora que reciba un poco de su propia medicina, no?

 

ESTHER: Cierto! (Muy excitada) Saben que? La verdad que me da un poquito de miedo, pero siempre tuve ganas de quedarme a dormir con ustedes, y jugar a las cartas, y reírnos, como cuando éramos pendejas! Charlar hasta la madrugada, (A Carmen) porque todavía me tenés que contar como fue lo del perro. Y tomar litros de té hasta reventar de pis!!

 

VIRGINIA: (Irónicamente) A vos sí que te gusta la joda!!

 

ROSA: Saben qué? Hacía mucho que no tenía  uno de esos ratitos de luz!! (Todas se abrazan emocionadas) (Mirando al cielo y casi en un grito de esperanza) Chicas...!!! Desgraciadas del mundo!!!! Uníoooooos!!!!!!!! (Todas se ponen a bailar haciendo una ronda mientras van bajando las luces y se cierra el

 

 

 

 

TELON

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com