Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

El Gran Deporte Nacional

de Sonia Daniel

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta en al final del texto su dirección electrónica.

 

El Gran Deporte Nacional

Tragicomedia argentina en tiempo real

de Sonia Daniel

soniadaniel22@hotmail.com
mcastana@onenet.com.ar
Te 54 351 4235529/ 4760646/ 155401515
 

 

Capilla de pueblo. Un altar no muy llamativo con un mantel de encaje que cubre hasta el piso, sobre el, los elementos propios de la misa.  Cuatro bancos de iglesia, distribuidos dos a cada lado del atrio.

Vemos al cura párroco, el Padre Marcos, acomodando los elementos que están sobre el altar, se mueve con la parsimonia propia de quien cumple una rutina cotidiana. Es un hombre alto y delgado de unos 45 años. Entra Jorgito un jovencito de 16 años, vestido de monaguillo.

 

Padre Marcos: Bueno Jorgito, vamos ahora a practicar la celebración de la misa.

Jorgito: Padre, de eso quería hablarle… ¿Hoy puedo irme mas temprano? Es que tengo gimnasia en la escuela y no quiero faltar.

 Padre Marcos: Pero muy bien Jorgito, me alegra que seas un buen chico, sano y responsable. Sabes muy bien cual es el premio que reciben los jovencitos responsables como vos.

Jorgito: Si Padre Marcos, ¡ya lo se!

 Padre Marcos: Bueno ve, hijo, ve con Dios.

Jorgito: Gracias Padre, nos vemos mañana… (Se saca la camisola de monaguillo y la deja sobre uno de los bancos). ¿No le molesta que la deje ahí? Es que llego tarde a clase…

 Padre Marcos: ¡Pero no, niño! Apurate…Vamos… (Sale el monaguillo por la puerta trasera. Previamente se persigna)

 

Por la Puerta principal de la Parroquia situada adelante, de frente al altar, como en toda parroquia o como en todo templo, entra Marta, es una mujer de aproximadamente 40 años, de contextura mediana y aspecto mediocre, lleva una bolsa de compras donde se asoma un atado de acelga. Se persigna

 

Marta: Buenas tardes Padre Marcos… bueno, eso en el caso de que no haya almorzado todavía.

Padre Marcos: No hija, aun no he tenido la suerte de almorzar, es que desde que Susana dejó de trabajar en la casa parroquial, no he logrado organizarme con la comida.

Marta: Pero Padre, me hubiera dicho, yo me doy maña para ayudarlo, para atenderlo. Pobre hombre, solo, como se va a pasar el día sin comer.

Padre Marcos: No te hagas problema hija…

Marta: Pero no… Padre si a esta hora yo estoy desocupada, mi hija esta la Facultad, el nene en la escuela  y mi marido en el trabajo.

Padre Marcos: Si hija, agradezco tu buena voluntad, ¿Pero que te trae por aquí?

Marta: Confesión Padre

Padre Marcos: Sentémonos aquí (La invita a sentarse en uno de los bancos)

Marta:(Comienza a susurrar) ¿Estamos solos?

Padre Marcos (También susurrando) Si completamente.

Marta: (Dejando de susurrar) ¿Y porque no me lo dijiste antes?

Padre Marcos: Baja la voz  Marta, no hables tan fuerte

Marta: (Volviendo al susurro) ¿Estamos solos? (preocupada) ¿El monaguillo… se fue?

Padre Marcos: Si se fue

Marta: Entonces, veni apurate, que ya me llega la nena de la Facultad…Y dejá de decirme hija que me pones nerviosa, me inhibís.

 Padre Marcos: Y vos…deja de decirme Padre (se acerca a la mujer de manera sensual)

Marta: (entregándose al juego de galanteo) ¿Y como queres que te diga, entonces?

(Le pasa los brazos por el cuello)

Padre Marcos: (Desabrochándose el habito) ¿Me das un besito Martita?  (Totalmente entregado, comienza a inclinarse sobre Marta hasta quedar ambos en el banco en posición horizontal)

Marta: (Incorporándose bruscamente) Espera…espera…espera. Andá Marcos, cerrá bien todas las puertas.

Padre Marcos: (Incorporándose sobresaltado) Tenes razón (Corre a cerrar las puertas de ingreso a la capilla)

Marta: Apurate Papi, que se me va el día…

Padre Marcos: (Vuelve corriendo) ¿En que estábamos mamita?

 

Marta y El Padre comienzan un jugueteo erótico. Se interrumpe bruscamente, ahora por voces que llegan desde la calle.

 

En off:

Molina: ¡Padre Marcos!! ¿Esta ahí, no es cierto? Abra. Le traigo la comida

 

Marcos se incorpora y corriendo va a abrir la puerta. En el trayecto se acomoda torpemente la ropa incluyendo su hábito, mientras tanto Marta también se acondiciona la ropa y espera sentada en el banco de madera.

 

En off:

Padre Marcos: Pero por favor, Molina, no se hubiera molestado…

Molina: Padre, estaba todo cerrado, me asusté

Padre Marcos: No, es la costumbre, como me había quedado solo…

Molina: Ay, pero dejeme pasar…Aprovecho y le paso un poco el plumero a las cosas.

 Padre Marcos: No es necesario

Molina: No me hace nada…dejeme hombre… Veni nena, ayudame.

 

Entra a escena Molina, seguida por el Padre y una niña de nombre Anita. Molina es una mujer regordeta, de casi 60 años, es bajita y de grandes pechos, su cabello aparece con el ondulado propio de quien acaba de sacarse los ruleros. Trae en sus manos una bandeja envuelta en un repasador y un ramito de olivo. Tras ella Anita una nena de 9 años lleva un paquete más pequeño. Anita es alta para su edad, esta vestida con un enterito que permite ver sus piernitas flacas. Usa anteojos, es miope. Ambas al entrar a la capilla se persignan

 

Molina: Pero Padre, ¡me dijo que estaba solo!

Padre Marcos: Es que estaba solo. En realidad estaba con la Señora Marta, le estaba dando confesión.

Molina: Hola Marta, ¿Cómo le va? (Relojeando a Marta que la saluda con la cabeza) ¿Y porque con las puertas cerradas?

Padre Marcos: Eh…

Marta: Es que yo llegue tan angustiada pidiendo confesión, y justo el Padre estaba cerrando la capilla

Padre Marcos: Para hacerme de comer

Marta: Para hacerse de comer…

Padre Marcos: Y me distraje, cerré la puerta inconscientemente

Marta: Pero que suerte que llego Usted, Molina, sino el Padre se nos moría de hambre.

Molina: (Abriendo la bandeja) ¡Ah…!!! Le traje unos escalopes con papas…manzanas al horno y… 

(Destapa la bandeja que sostiene Anita)Torta marmolada para la tarde.

Padre Marcos: ¡Molina, mire la molestia que se tomo!

Marta: Se ve que puede…que tiene tiempo digo…

Molina: Claro Martita, Usted con su familia, sus hijos, su marido.

Marta: ¡Pero que soy despistada! (Levanta del suelo la bolsa con acelga) Me fui de casa a la verdulería y…acá estoy, ¡confesándome! (Cambiando la actitud) Es que estoy tan angustiada…

Molina: Padre, yo me voy, esta chica se siente mal, y yo tan torpe interrumpiendo la confesión.

(A Anita) Vamos nena.

Marta: Pero no, querida, yo después vuelvo, además deje comida en el horno.

Molina: Chiquita, se te va a incendiar la casa. (Al cura) Se nota que esta señora esta mal, para venir a confesarse así, de repente…

Padre Marcos: Y es que los mandatos de Dios no conocen de horarios…

Marta: (Mirándolo fijamente) Cierto es Padre…

 

En este momento, ingresan por la puerta principal dos jóvenes de 20 y 25 años Son Carlitos y El Turco. Visten camperas deportivas, las cuales están completamente cerradas.. Silenciosamente se persignan y luego se arrodillan entre dos bancos en actitud de rezo. Ambos están muy juntos.

 

Marta: Padre me voy. Vuelvo mas tarde

Padre Marcos: Ve con Dios hija, sabes que esta casa, es siempre tu casa.

Molina: Adiós Martita. Ojala te mejores… Anita saluda a Marta que se va (Anita hace un gesto tímido de saludo con su mano, ha permanecido todo el tiempo sentada mirando hacia el altar de la iglesia. Marta se dirige hacia la puerta de salida)

 

Se escuchan sirenas de patrulla policial. La luz intermitente del móvil invade la escena

Carlitos y El Turco que han entrado hace un momento se inquietan. Los demás personajes se desconciertan

 

Marta: ¿Pero que pasa?

Molina: No se…está la policía en la calle…

Padre Marcos: Que raro…Parece que fuera acá…

Se asoman por la puerta principal

Los Tres: ¡Es acá!!

Padre Marcos: ¿Como es posible? (Los cuatro giran su cabeza hacia Carlitos y el Turco que han quedado a sus espaldas)

Carlitos: (Apuntando con una pistola) ¡Todos quietos!!!!!!! (Los cuatro quedan paralizados) ¡Al piso!!!!!!!!!(Se tiran) ¡Pónganse las manos en la cabeza!! (Obedecen)

El Turco: (A Carlitos) ¿Que haces? No ves que estamos en la casa del Señor (Se persigna)

Carlitos:(Persignadose con el revolver) ¿Y que queres idiota? ¿No ves que tenemos la policía afuera?

Marta: ¿Que esta pasando acá? (Gritando) ¿Alguien me puede explicar porque estamos en esta situación?

Carlitos No grite Doñita que me pone más nervioso (Al Turco) Y vos sacá el arma que estos tipos se están revelando

El Turco: ¿Pero acá?

Carlitos: Si acá…o queres que le pida permiso al Papa para tomarlos a estos de rehenes, no te das cuenta que estamos en quilombo. Son ellos o nosotros

Marta: (Dando grititos) Nos pueden dar una explicación… (Lloriquea) ¡Tengo que volver a casa, tengo el asado en el horno!!!

Molina: Puede hablar mas bajo… ¡Asusta a la nena, Marta!

El Turco: (Sacando el arma y apuntándole a Marta) Lo que pasa Doña, es que nos esta buscando la policía.

Marta: ¿Pero porque?

Carlitos: Es que nos afanamos el mercadito de acá a dos cuadras

Molina: ¿Cual, el de doña Rosa?

Padre Marcos: ¿Y se vinieron a esconder acá?

Molina: ¿El de Doña Rosa, la polaca?

 Padre Marcos: ¡En la casa del Señor!!!

Molina: La polaca… ¿La de la casa de dos plantas?

Marta: Justo hoy que deje el asado en el horno…

Padre  Mariano: Y yo no puedo hacer nada…

Carlitos (Al Turco) Vigilalos. Yo voy a ver (Se adelanta hasta la puerta de ingreso principal y espía hacia fuera)

 

Comienzan a hablar casi simultáneamente. Debe sonar como un texto sin cortes que va aumentando la intensidad y el ritmo

Padre Marcos  Voy a tener que llamar a la policía

Marta: Yo deje la comida

Padre Marcos: y avisarles

El Turco: Doñita, no se mueva

Marta: En el horno

Molina: Como habrá estado…

Padre: Yo se que la casa del Señor debe albergar a

Molina: La polaca, con lo jodida que es…

Padre: A todos, pero no puedo permitir que ustedes estén aquí

Marta: Y la nena que me llega de la facultad

Molina: La cara que habrá puesto

Padre: Ustedes son ladrones. Ni siquiera mi investidura me permite

El Turco: Padrecito ¡Quédese quieto!!

Marta: Cuando se entere mi marido…

Padre: Aceptar esconderlos aquí.

Anita lanza un quejido lastimoso. Todos quedan en silencio

Molina: ¡Miren, me la hicieron llorar a la nena! (Se sienta y la consuela)

Marta: (Se sienta a su lado) Pobrecita, no llore… (A los cacos) ¡Han hecho llorar a la nena!!

Carlitos (Volviendo donde esta el grupo) ¡Ojo…con lo movimientos eh! (Los apunta con el arma) Turco, vamos a tener que asomarnos y avisar que tenemos rehenes

Marta: (Alterándose) ¿Que?? ¿Rehenes?????? ¡No, yo me tengo que ir!!!!!!

Carlitos: ¡Quieta mujer!!!  (Al Turco) ¡Y vos anda a negociar con la policía!

El Turco: Carlitos…no me animo (Habla bajo) me da dolor de panza.

Carlitos: (En el mismo tono) Cuantas veces te he dicho que no podes ser tan miedoso. Sos un c… (El Turco lo hace callar recordándole el lugar donde están con un gesto. Ambos miran hacia el altar) Mantequita, eso sos.

Padre Marcos: Muchachos, déjenme hablar a mi…

Carlitos: (Gritando) Usted padrecito se queda en el molde (Al Turco) Y vos apuntales que yo voy a espiar afuera. Creo que todavía no nos ubicaron. (Se aleja).

El Turco: (Sacando el arma y apuntando al Padre Mariano) Quedese quieto, déle, no me la haga difícil…

Molina: Dígame joven. ¿La polaca tenia mucha plata en la caja…?

Marta: Pero, ¡miren lo que pregunta esta mujer!! ¿No se da cuenta de que este tipo nos esta apuntando con una pistola?

Molina (Sin hacer caso) Dígame…joven.

El Turco: Ciento cincuenta pesos…

Molina: Ciento cincuenta ¿nada mas?...

Padre Marcos: Y a vos pibe ¿no te parece demasiado riesgo por tan poca plata?

El Turco: ¿Poca plata? ¿Sabe cuanto lo estiro yo a los cincuenta que me tocan?

Molina: Setenta y cinco. Ciento cincuenta dividido dos, setenta y cinco

El Turco: Carlitos… ¿Cuánto me dijiste que me tocaba del choreito de recién?

Carlitos: Tengo que hablar por teléfono, tengo que decirle a los pibes, que la cana nos esta siguiendo que mareen de alguna forma para que podamos salir de acá. (Pausa) Turco dame tu celular.

El Turco: ¿Y el tuyo?

Carlitos: Se me perdió, no lo tengo

EL Turco: ¡No!…Se te cayó cuando corríamos para acá.

Carlitos: No corríamos, boludo… caminábamos rápido

El Turco: Pero si encuentran el celular, te enganchan ahí nomás. Estamos hasta las manos.

Carlitos: ¡Me lo deje en casa! ¡No seas cagon queres! Y dame el tuyo: (El Turco se lo tira) No tiene batería, no lo puedo usar. Necesito un cargador (Al Cura) ¿Usted tiene celular?

Padre Marcos: Si…Pero…

Carlitos: ¿El cargador lo tiene lejos?

Padre Marcos: Lo tengo bajo el altar…pero…

Carlitos: Démelo.

Molina: (Interrumpiendo) Padrecito ¿Usted no cargara la batería del celular, mientras da misa?

Carlitos: ¡Cállese gorda! (Dirigiéndose al altar con el Padre)

Padre Mariano: (Agachándose en el altar) Tome, pero… (Carlitos enchufa su teléfono al cargador del cura)

Se siente una explosión. Chispazos. Se produce un apagón  Gritos histéricos de Marta y Molina

A oscuras

Carlitos: (cuya voz  sobresale de las demás)  ¡Pero la puta madre!! Este cargador de mierda...

Padre Marcos: Quise advertirle, pero usted…

El Turco: ¡Me quemó el celular!!!!!!!

Padre Marcos: (Subiendo el tono de voz hasta convertirse en gritos) Hijo, debo recordarte que cualquiera sea la circunstancia esta es la Casa del Señor.

Carlitos: (Gritando) Entonces Padrecito haga callar a estas locas y vamos a ver el tablero de luz, a ver donde esta el corto.

El Turco: ¡Me quemo el celular!!!!!!!

Carlitos: ¡Callate maricon!!

Padre Marcos: (Gritando) Cállense hijas...

Marta: (aullando) No me diga hija…

Molina (Aullando mas agudo) ¡No le grite al Padre!

Padre Marcos: ¡Por favor!!!!!

Carlitos: (A toda voz) ¡Silencio o empiezo a disparar!!!!!!!!! (Los gritos de las mujeres cesan progresivamente) Padre, vamos... ¡Turco!

EL Turco: ¿Que?

Carlitos: Apuntales que no se escapen

El Turco: ¿Y adonde apunto? Si no veo nada...

Carlitos: Tantealas, pisalas, no se, vos cuida que no se te escapen. (Al Padre) Vamos Padre (Se sienten pasos alejándose, un llanto ahogado)

 

Al volver a iluminarse la escena vemos en cuclillas a Jorge, el joven monaguillo y Deborah una jovencita de 15 años aproximadamente. Al momento de encenderse la luz la nueva presencia sorprende a todos.  

Jorge:(desconcertado) ¿Qué hacen acá?

Marta: ¿Qué haces vos acá?

Padre Marcos: ¿Qué haces Jorgito acá?

Carlitos: (nervioso) ¿Qué hacen estos pibes acá? ¿Cómo entraron?

Marta: Eso, ¿cómo entraron? ¿Quién es esa nena? (Refiriéndose a Deborah que se encuentra pálida y temblorosa)

Deborah: ¡Yo me voy!

Carlitos: ¡Pendeja, no te vas a ningún lado! Parala Turco (El Turco corre y la agarra de la cintura)

Jorge: ¿Que esta pasando acá? (Al Turco) ¡Soltala! ¿Quién es ese tipo? Padre…

Molina: A ver si “alguien”le contesta a “alguien”. Por favor…la nena (refiriéndose a Anita que ha permanecido en un rincón) se siente mal…Veni Anita (Anita ni se inmuta)

Carlitos: Pibe… ¿Por donde entraron?

Jorge: Por la puerta de atrás. Yo creí que no había nadie. Mejor nos vamos

Deborah: Jorge, decile a este tipo que me suelte.  

Carlitos: Tranquilos, pibes que de acá no se va nadie. Turco, soltala y anda a ver por la puerta de atrás, con cuidado…trabala.   

Jorge: Pero…

Carlitos: Soltá la piba y anda, yo me encargo. Por las dudas tapate la cara (El Turco se levanta el buzo hasta la altura de los ojos. Sale por atrás)

Marta: Jorgito ¿Quien es la nena?

Jorge: Ah…es Deborah…una amiga… (Deborah le pega con el codo en la cintura) Es casi mi novia

(Deborah lo mira amenazante) ¡Mi novia!

Molina: ¡Ay, que linda!! (Mira a Marta en actitud socarrona) ¡Que linda novia tiene el nene!!!!!!

Jorge: (Nervioso ante un gesto de Marta) Mama, te presento mi novia Deborah…

Marta: Encantada nena, yo soy Marta, la mama de Jorgito. (Comienza a llorar) Miren que momento para conocer a la noviecita de mi hijo…Tengo la comida en el horno, se me va a incendiar la casa…

(Señalando la bolsa) No pude hervir la acelga… (A Carlitos) ¿No podemos avisar que tengo comida en el horno…? Los mandamos a los chicos…

Carlitos: ¡De acá no se mueve nadie!

Deborah: ¿Qué pasa?

El Turco entra se baja el buzo y deja al descubierto su cara, se seca la transpiración.

Molina: (Señalando a Carlitos y El Turco) Los señores…son dos choritos…que robaron un mercadito de acá cerca y están escondidos acá, y no nos podemos ir.

El Turco: (Acercándose al grupo) Carlos, hay unos canas caminando por atrás de la capilla, me parece que se avivaron que estamos acá.

Padre Marcos: Déjenme ver…

Carlitos: No te moves de acá curita… Quieto. (A todos) Quédense todos quietitos y hagan caso. Les prometo que si hacen lo que les pedimos, con El Turco, no les vamos a hacer nada. Somos ladrones, es cierto, pero no somos asesinos. Nosotros vamos a estudiar la forma de escaparnos de acá, los vamos atar para que no nos deschaven y dentro de un par de horas todo habrá terminado.

El Turco: (Señalando su cara y la de Carlitos) Y estas caritas no las vieron nunca. ¿Estamos? Corran los bancos. ¡Vamos a trabar las puertas!!!!!  (Amenazante)  

¡Vamos!!!!!

Todos ayudan a correr los bancos en distintas direcciones

Carlitos: Tenemos que  atarlos, siéntense todos en ronda… (Todos asustados se sientan en círculo mirándose las caras) ¿Pero que se creen? ¿Que vamos a jugar a La Farolera?

(Grita) ¡Espalda, con espalda!! (Se reacomodan) Turco, traete algo para atarlos

El Turco: ¿Y de donde saco?

Carlitos: Que sé yo…

El Turco: Padre… ¿no tiene unas sogas que nos dé para atarlos?

Padre Marcos: (con sorpresa) ¿De donde queres que saque sogas?

Marta: Les prometemos que nos quedamos quietos…

Jorge: No nos movemos para nada…

El Turco: (Apurado) Carlitos…dejalos…vamos…

Todos asienten con la cabeza. Carlitos y El Turco amagan a salir. Se vuelven abruptamente.

Carlitos: Los atemos con algo…Ya se… Sacá el mantel del altar… (El Turco hace lo que le pide) Hacelo un chorizo (El Turco acciona torpemente)  A ver…yo te ayudo… (Lo apura) metele pata…

Molina: (Intentando ayudar tímidamente) Pónganse cada uno en una punta…empiecen a enroscar para distintos lados

Marta: (Imitando el gesto de Molina) Tengan cuidado que no se les enriede.

El Turco y Carlitos logran convertir el mantel en una gruesa soga. Comienzan a rodear el grupo

El Turco: (Al Padre Marcos, entregándole una punta de la supuesta soga) Sostenga fuerte Padre.

Carlitos: (Haciendo fuerza para contener a todo el grupo) ¡Apriétense mas!!! Júntense mas (Los ata. A El Turco) Vamos corramos… (Salen)

Molina:¡Por fin…!!! (A viva voz)  Auxi….

Vuelven corriendo Carlitos y El Turco

Los Dos: ¡No griten!!!!!!!!!!!

El Turco: ¿Que hacemos Carlitos?

Carlitos: Turquito, les tapemos la boca con algo

Empiezan a revolver todo. El Turco encuentra el atado de  acelga. Se la muestra a Carlitos, este hace un gesto afirmativo. Comienzan a separar las hojas

Marta: No… ¡la acelga no!!!!!!!

Jorgito: Mamá, callate

Padre Mariano: Marta…

Carlitos: A ver mamita…abrí la boquita (Comienza a meterle acelga. A los demás que observan aterrorizados) Y ustedes, calladitos…se meten la acelguita en la boca… (Todos obedecen) Vamos… (Salen corriendo)

Silencio. Todos se miran. Nadie acciona

 

Pausa larga

 

Sirena policial. Las luces de la baliza del patrullero tiñen la escena. Se escucha una voz en off saliendo de un megáfono

 

En off: Están acá…Contesten…Están rodeados…

Carlitos y El Turco vuelven corriendo…Ambos están transpirado. Se sacan las camperas.

En off: Entréguense…No tienen escapatoria…

Carlitos: (Gritando hacia fuera) Tenemos rehenes…

En off: ¿A quien tienen, esta el cura ahí?

Carlitos: Tenemos un montón de gente (Mira hacia el grupo) ¡Tenemos niños! (El grupo lo mira aterrorizado)

En off: No te creo flaco…martes al mediodía, me estas mintiendo.

Carlitos: ¿Que queres?

En off: ¡Dame pruebas!

Carlitos: Identifiquese

En off: SubComisario Gómez. Seccional Octava. Cuantos son ustedes…

Carlitos: Eso no te importa

En off: ¡Mostrame los rehenes o te meto toda mi gente ya!

Carlitos: Espera…

En off: (Cambiando el tono de voz) ¿Esta el móvil de la prensa?... ¿Las cámaras ya llegaron? Listo (Dirigiéndose a Carlitos) ¡Pibe! Acerca la gente a la puerta…

Carlitos: (Entrando. Al Turco) ¡Desatalos! Vamos a llevar algunos hasta la puerta para que los vean… ¡Cuidado con lo que hacen!! (Los desatan. Al Turco) Tapate la cara. Que no nos escrachen.

 Carlitos y El Turco los  conducen hasta la puerta de ingreso apuntándoles con las armas. Van caminando apretados, por sus bocas se asoman las hojas de acelga.

Carlitos: (Hablando hacia fuera). ¡Gómez…ahí los tenes!! (Al grupo) ¡Adentro todos!! 

El Turco: (Sorprendiendo a Carlitos) Gómez…Despejanos el lugar para salir y te entregamos los rehenes…

Carlitos: (Al Turco por lo bajo) ¿Qué haces, boludo?

El Turco: (Sonriendo) Negocio con la cana…

Carlitos: Que bien el negociador…Pediles que nos preparen una bañadera con yacuzzi tambien! (El Turco amaga a hablar) ¿Qué haces tarado???????? ¡Dejame a mí!!  (Gritando hacia fuera) Queremos garantías y un auto con el tanque lleno…

El Turco:(Susurrando) Carlitos… ¿Vos sabes manejar?

Carlitos: No. (Afirmando) Vos sabes manejar

El Turco: No…. yo no manejo (Carlitos lo mira fijo desconcertado)                         

Carlitos: (Al Grupo) ¿Ustedes?

Mueven la cabeza negativamente

El Turco: ¿Ninguno?

Mueven la cabeza negativamente

Gómez: (En off) ¡Les consigo el auto, con la condición de que vayan liberando los rehenes!

El Turco: Padre, ¿Usted? (El Padre Marcos mueve la cabeza negativamente.)

 

Pausa. Ambos están pensativos

 

El Turco: (Con gesto iluminado, grita hacia fuera) ¡Y pongan un chofer!!

Carlitos: (Al Turco, sacándolo hacia un costado, irónico) Y si es posible que nos lleve derechito a Encausados…

Gómez :(En off) Muchachos…

Carlitos: ¡Espere Gómez, ya volvemos!! (Se dirige hacia el centro de la escena seguido por El Turco. El grupo los mira desconcertado) Turco…no podes ser tan boludo…La verdad que si no estuviera tu hermana en el medio, que me rogó, me imploro que te de laburo, yo no te llevo a luquear conmigo…Acordate la vez que afanamos el Telecentro. Te hice caso, nos escondimos debajo de un auto.

El Turco: Y los canas pasaron de largo corriendo…

Carlitos: Hasta que el auto arrancó

El Turco: ¡Ni un raspón nos hicimos!

Carlitos: Pero el botón que había quedado de consigna, ¡nos engancho de una!…Derecho a la comisaría…

El Turco (Tratando de convencerlo) La sacamos barata. Enseguida nos largaron

Molina: (Que se ha tragado toda la acelga) Si es como yo digo…estos choritos, entran por una puerta y salen por la otra (Carlitos y El Turco se sorprenden)

Carlitos: ¿No les habías tapado la boca?

El Turco: Sí, con la acelga. (Mira al grupo) ¡Se la comieron!!

Deborah: Nunca había comido acelga cruda…Te deja un gusto asqueroso en la boca.

Jorge: Si, tengo sed…

Molina: (Al Cura) ¿No hay nada para tomar…?

Jorge: Un poco de agua bendita…

 Padre Marcos: Si, ¿Quien quiere?

Molina: ¿No tiene algo más fuerte Padrecito?

Padre: El vino de misa…

Marta: Un whisky…

Padre: Pero…

Marta: Saque el whisky (Burlona) ¡Padrecito!!

Molina: (Sorprendida) ¿Tiene whisky, Padre?

Padre Marcos…Para la garganta…

Molina: ¡Que sorpresa… ¡(A Marta) ¿Usted como sabia Marta?

Marta: (Titubeando) Porque…el…siempre se queja de la garganta…

El Padre Marcos trae botellas de vino de misa, whisky, agua y el cáliz. Busca tambien bajo la mesa del altar unos vasitos descartables.

Molina: Suerte, que esta preparado…Padre. Digo…los vasos, el whisky…

Carlitos: ¿No tendrá unos cigarritos?

 Padre Marcos: No…hijo

Marta: Sí…

 Padre Marcos: (A Marta)  ¡No!!! Además no veo conveniente que fumen. (A los ladrones) ¡Y ustedes no deberían tomar!

 

Carlitos: Pero Padre, no van a escabiar y nosotros mirándolos como dos sonsitos.

El Turco: Vamos…yo quiero vino de misa. (El cura le entrega un vasito. El Turco toma de un trago. Eruta) ¡Ahora me acuerdo porque no fui mas a misa, el vino me da gases…!

Molina: (Desconfiada, a Marta) Usted sabe mucho del Padrecito…

Marta: Y usted sabe mucho de todos los vecinos…digo, es amiga de todos el pueblo ¿No es así Molina?

Carlitos: ¿Cómo se llama la gorda?

Marta: Molina

Carlitos: ¿Y de nombre?

Molina: Me llamo Molina de nombre. Molina del Carmen Suárez.

Carlitos: Turco, escuchate esta, la doña se llama Molina de nombre (se ríe)

Molina: ¿De que se ríe? Me llamo Molina, es un nombre de origen español. ¿Acaso no hay gente que se llama Miranda? ¿Eh? Bueno yo me llamo Molina. (Molesta) Hay gente que tiene apellido de nombre como Santiago, Cesar o Daniel y nadie le molesta. Yo me llamo Molina igual que mi abuela y que mi tatarabuela

Carlitos: Y la deben haber cargado poco con ese nombre ¿no? “Señorita Molina, se orina” Tiene pinta de pillona…

Molina: Son unos irrespetuosos…Hijos de…

Carlitos: (Amenazándola con el arma) Ojito…con meterte con mi vieja. Yo seré choro, ladrón, todo lo que quieran, pero mi vieja es sagrada. (Mirando a Anita que ha permanecido silenciosa) ¿La nena es su nieta?

Molina: Si, es mi nieta.

Carlitos: (Con picardía) ¿Y como se llama González?

Molina: No, se llama Ana.

El Turco: (acercándose a mirarla) Está asustada. No tengas miedo nena…

Carlitos: Al Turquito le gustan los chicos.

El Turco: (Refiriéndose a la nena) ¿No habla?

Molina: Muy poco, monosílabos…Algunas frases…Es muy calladita.

El Turco: ¿Y los padres?

Molina: Están trabajando en el Sur. Ella vive conmigo, las dos solitas. Como soy viuda

El Turco: (Con gesto afectuoso) Anita, sos una nena linda…no le queres decir nada al tío Turco eh… (Anita se mantiene en actitud introspectiva)

Marta: Pero mirale la traza al delincuente. Cuidado a ver si es medio degenerado

El Turco al escuchar el comentario se paraliza. Mira a Carlitos

Carlitos: Mas respeto señora…que El Turquito tampoco tiene familia, por eso es tan sentimental.

Marta: Pero la nena si tiene familia, tiene a su abuela. 

Carlitos: Pero le falta la mamá de chiquita, como al Turquito

El Turco: (Sensibilizado) ¡Se quieren callar! Anda nena, anda con tu abuela Martínez.

Molina: Molina, si no le importa, me llamo M o l i n a.

Anita mueve la cabeza negativamente

El Turco: Que raro, no quiere ir…

Se siente la voz en off de Gómez desde afuera

Gómez (en off): Pibe, ya tengo el auto. Vamos a preparar la salida. Empezá a soltarme los rehenes

El Turco: (Mirando a Carlitos) ¿Y ahora que hacemos?

Carlitos: No se, no podemos salir, no sabemos manejar.

El Turco: Pidamos otra cosa, vamos ganando tiempo.

Carlitos: Si, ¿pero que?

Padre Marcos: ¿No le parece mejor ir liberando rehenes, como están pidiendo?

Marta: ¡Yo! Que tengo la comida en el horno.

Molina: Ya debe estar hecha carbón su comida.

Marta: Gracias por el aliento…

Molina: No…las gracias se las tendría que dar a otro, que la alienta.

Marta: ¿Que quiere decir bruja?????? (Comienza a caminar en dirección a Molina)

Padre Marcos: (Interrumpe alterado) ¡Pida una radio!!!

Todos: ¿Que?????

 Padre Marcos: Pida una radio. Seguramente deben estar haciendo comentarios en la radio de esto.

Marta: O sea que ya están todos enterados

Deborah: (Llorando) ¡Me van a matar! ¡Yo no tenía que estar aquí, yo tenía gimnasia en la escuela!!!!!!

Marta: Y ahora que me acuerdo vos también Jorgito. Seguí faltando…dale, así te quedas libre, total la reincorporación ¿Quién la paga?

Jorge: Mamá, me parece que no es momento…

Carlitos se tapa la cara y corre hacia la puerta. Grita hacia fuera

Carlitos: Queremos una radio para saber que esta pasando afuera. ¿Me entendieron? No vamos a salir todavía.

Molina: ¿Están los canales de televisión?

Marta: (A Jorge) Y otra cosa nene ¿me pueden explicar porque vinieron ustedes dos para acá…?

Deborah: (llorando) ¡Qué vergüenza! ¡Me quiero morir!!!!!!

Jorge: Es que…nosotros…

Molina: Espero que no este el idiota de Juan Alfredo Vitti. El del noticiero del mediodía, ese pasa la noticia como quiere…

Marta: Callesé Molina, que estamos todos alterados.

Molina: Antes de pedirme que me calle, porque no explica usted, porque estaba aquí en la iglesia,  teniendo la comida en el horno.

Marta: Ya le dije. Me estaba confesando

Jorgito: ¿A esta hora viniste a confesarte?

Molina: ¡Que apuro!

Marta: ¿Y vos Jorgito?

Molina (Socarrona) ¿También vinieron a confesarse?

Marta (Molesta) ¡Bruja espantosa no se meta con mi hijo!!

Molina: Y usted no se meta con todos los tipos que andan sueltos y no sueltos en el pueblo.

Padre Marcos:(Molesto) ¡Marta!

Marta: Marcos no le hagas caso.

Jorge: ¡¡Mamá!!!

Molina: ¿Cómo es eso de Marcos?… ¿De donde tanta confianza??

Marta: (Nerviosa) Jorge, yo empecé preguntado primero

Deborah: ¡Que vergüenza! ¡Me quiero morir!!!!!!

Carlitos: (Intentado interrumpir) Padre, por lo de la radio…

Marta:(A Jorge)  Dame una explicación

Molina: Mejor usted, Marta, dé una explicación

Carlitos: ¡Se pueden callar!!!

Padre Marcos: (despechado a Marta) ¿Como es eso de todos los tipos?

Molina: Esta mujer es una enferma sexual, una sifomana

Deborah: Se dice ninfomana, señora

Marta: (A Deborah) ¡No te permito, mocosa!!

Deborah: Yo lo aclare a los fines culturales…perdóneme (Lloriquea)

Molina:(A Marta) ¡Busca hombres!!!!!

Jorge: (A Molina) ¡No se meta con mí madre!!!

Padre Marcos: ¿Pero que es todo esto?

Marta: ¡No se da cuenta que esta diciendo barbaridades delante de la nena!

Molina (Refiriéndose a Deborah) ¡Esta nena esta bastante avivadita!!

Marta: De su nena le hablo. ¡Que mujer imbecil!!

Molina: Prefiero ser imbécil y no una “cualquier cosa”

Carlitos: ¡Se pueden callar!!! (Tira un tiro al aire)

 

Silencio.Susto generalizado. Llantos ahogados

 

Carlitos: (Recuperando la calma) Padre ¿A la radio, como la busco?

 Padre Marcos: ¿Que??????? (Mirando hacia el techo) ¡Me agujereaste al techo!!¡Se me va a llover la capilla!

El Turco: No se preocupe, yo después se lo arreglo

Molina: Después de los veinticinco años que les van a dar por este hecho

El Turco: ¿Che Carlitos, en serio te comés veinticinco años?

Carlitos: Depende…

El Turco: ¿De que depende?

Carlitos: Te podes dejar de preguntar pelotud… (El cura lo mira) ¿Padrecito, como hacemos con la radio, tampoco tenemos celular?

Padre: Pedí que la dejen en la puerta de la capilla, yo te acompaño a buscarla. ¡Vamos! (Van hacia la puerta, Carlitos se tapa la cara)

Molina: Yo me asomo para ver si esta transmitiendo la tele. (Va a espiar hacia la puerta)

El Turco. Eh…. (La corre, tapándose torpemente la cara)

Deborah saca del bolsillo un celular

Jorgito (En voz baja). ¿Que hacés?

Deborah: (En secreto) Dame tu remera, los voy a filmar con el celular y lo mando por mensaje.

Jorgito: ¿Y la remera?

Deborah: Para tapar el celular

Vuelve el Turco con Molina tomada del brazo.

Molina Si es como yo decía lo mandaron a ese idiota de Vitti a transmitir en vivo. ¿Porque no tendremos periodistas serios como Grondona o Neustadt?

El Turco: Quédese quieta de una buena vez Doña Miranda.

Anita: Molina

Todos miran asombrados a Anita

Marta: ¿Habló?

El Turco: (A Jorge) ¿Y vos que haces sin remera?

Jorge: (Dudando) Calor ¿no?

El Turco: ¿Y no queda medio fulero aca en una iglesia?

Marta: Dios ya ha visto cosas peores en el día de  hoy.

Molina: (Entre dientes) ¡Mirá quien habla!

 El Turco: Entonces yo también me saco la remera, con todo esto, no sabés como estoy transpirando.

 

Vuelven Carlitos y el Cura con una radio a pilas

 

Carlitos: Sintonice a Fito Mansilla… 870 AM (Mirando al Turco y Jorge) ¿Ustedes que hacen sin remera?

El Turco: Calor ¿no? (Carlos comienza a sintonizar la radio portátil buscando encontrar la frecuencia, se escucha música. Se detiene y  mira a Deborah)

Carlitos: ¿Qué haces chiquita con la remera en la mano? (Se la arrebata)

Deborah: Yo….

Carlitos: ¡Tenes un celular!! (Lo mira) Tiene cámara de fotos…

El Turco: ¿Esta bueno?

Carlitos: Muy bueno… ¿Vos no nos habrás sacado fotos y enviado? Porque te juro que te mato…

Padre Marcos: Hijo…

Carlitos: ¡Aguante Padre!! (Al Turco) Tenela apuntada con el arma. (A Deborah) Te juro que si nos vendiste, te mato eh…

Deborah tiembla como una hoja. Carlos esta explorando el celular. Todos están muy nerviosos

Padre Marcos: (A Carlitos y al Turco) ¡Compasión por una vida humana!!

Carlitos: (Histérico) ¡Callese!!!!!!!!!!!

Padre Marcos: Recemos…Padre nuestro… (Los demás se pliegan al rezo, menos Deborah)

Deborah: Baruj ata Adonai, eloheinu melej a olam…

Por un momento se interrumpe la oración del “Padre nuestro”. Escuchan el rezo de Deborah ya al borde del llanto

Padre Marcos:(Continuando) Hágase tu voluntad….así en la tierra.

Carlitos: (Interrumpiendo) Zafaste nena, ni siquiera sabes sacar una foto como la gente. (Se guarda el celular en el bolsillo)

Todos se miran mezcla de desconcierto y alivio

Jorge: (Suspirando profundamente y abrazando a Deborah) ¡Te salvaste Deborita!!!

Marta:(Abrazándola también) Si nena, perder la vida tan joven… (Deborah llora en el hombro de Marta) No llores, ya paso todo.

Padre Marcos: Además, los muchachos no son asesinos…por lo menos si pueden evitarlo (Deborah sigue llorando)

Molina: ¡Basta ya! No te mataron, punto. (Con un gesto  llama a Anita que no le responde, esta completamente tiesa con la vista al frente)

 Deborah: (Llorando más fuerte) ¡Se quedo con mi celular….Es de ultima generación…saca fotos, filma, podés escuchar MP3!!

El Turco: Carlitos… ¡vamos y vamos con el celular eh!!!

Deborah: ¡Y me lo regalo mi bobe para mis quince!!!!!!!!!!

Molina: ¿Que dijiste del bobo?

Jorge: (Explicativo) No es bobo, es bobe, la abuela.

Marta: ¡Que tierna, que dulzurita, la llama por el sobrenombre a la abuelita!!!

Molina: ¿Nena…chiquita…vos, como es que te llamabas?

Jorge: Deborah se llama…

Molina: Deborah, te quería hacer una pregunta…

Se interrumpe por el volumen de la radio que ha subido

Voz en off de locutor de radio: Bien, volvemos después de la música. Estamos en contacto con...

Todos: Shhh… silencio, escuchen. (Todos piden silencio entre si. Miran el transmisor con atención)

Voz en off de locutor de radio: Nuestro móvil de exteriores. Decime Pablito Oskaide ¿Qué esta sucediendo?

Voz en off de movilero: Te cuento Fito, nos ubicamos en la localidad de Las Calandrias, donde la gente recordará se hace la “Fiesta del Tomate pelado” año tras año. Bien, en este momento estamos frente a la parroquia de este populoso pueblo, al parecer hay una toma de rehenes. No están muy claros aún los motivos. La seguridad de la zona está trabajando, tienen el lugar absolutamente rodeado, hay un gran cerco policial

Voz en off de locutor de radio: ¿Pero se trataría de un asalto?

Voz en off de movilero: Estamos tratando de averiguar. (Sonido de corrida voz agitada del movilero)  Esperá…Esperá…Fito que me estoy acercando al Suboficial Gomez a cargo del operativo (Se escucha un gran murmullo) Gomez…para el programa de Fito Mansilla,

Voz en off de Gomez: Ah…Primero y principal saludar a Mansilla y su gran audiencia.

Voz en off de movilero: Nos puede informar que está sucediendo

Voz en off de Gomez: Afirmativo, tenemos una toma de rehenes que se ha producido en la Capilla del  pueblo. Estamos negociando con los delincuentes. No podemos precisar la cantidad aun. Solo dos se han dado a conocer. Pero no podemos asegurar si no son más.

Voz en off de movilero: Se trataría de un asalto a la misma Iglesia.

Voz en off de Gomez: Negativo, tenemos entendido que se han refugiado en el templo religioso después de cometer un ilícito en un comercio cercano

Voz en off de locutor de radio: Pablo…preguntale cuantos rehenes hay en el lugar.

Voz en off de movilero: Te esta escuchando el Comisario, Fito

Voz en off de Gomez: Perdón, (Corrigiendo) SubComisario a cargo. No podemos precisar la cantidad de personas que han sido tomadas como rehenes, lo que nos han informado es que hay niños en el lugar.

Voz en off de locutor de radio: O sea que la situación es gravísima

Voz en off de Gomez: Lo único que puedo asegurarles es que estamos garantizando la integridad física de los rehenes. (Se sienten murmullos de otros periodistas) Les voy a pedir disculpas a todos, pero debo continuar con mi tarea, muchas gracias

Voz en off de locutor de radio: Está bien lo dejamos seguir trabajando. Decime Pablito ¿Es verdad que han pedido una radio?

Voz en off de movilero: Es así, pidieron una radio portátil, que ya les fue proporcionada. Es muy extraño, ya que también tienen listo un auto con el tanque lleno estacionado en la puerta, tal cual lo solicitaron. Yo infiero que estamos ante delincuentes muy hábiles, ya que tienen totalmente desorientado al personal policial.

Voz en off de locutor de radio: (Interrumpiendo) Perdoname, Pablo, si la audiencia me lo permite… (Coloca la voz en cierto registro melodramático) Me voy a dirigir entonces a los muchachos que tienen la gente como rehén en la capilla, en la casa del Señor si es que me están escuchando...

Voz en off de movilero: ¡Seguramente que si, Fito!

Voz en off de locutor de radio: Quiero que sepan públicamente que si es necesario, yo Fito Mansilla me ofrezco a ir personalmente al lugar de los hechos para interceder por las victimas.

Pausa

Voz en off de movilero: Seguramente se lo haremos saber a la policía, para que lo transmita a los delincuentes. Realmente un gesto muy loable de tu parte Fito.

Voz en off de locutor de radio: Gracias, nos mantenemos en contacto cuando se produzca alguna novedad desde Las Calandrias. (Cambia abruptamente la cadencia de la voz)¡La presentación Rosita!

Voz en off de locutora:(Con marcada impostación) Auspició el móvil de Pablito Oskaide. Peluquería “Jhon y Fredy” estilistas, esteticistas internacionales. Promoción: corte mas peinado: quince pesos

Voz en off de locutor de radio: Realmente dramática la situación en el Pueblo Las Calandrias a pocos kilómetros de nuestra ciudad. (Cambiando el tono nuevamente) Volvemos a la música: suena La Mona y…El Bum bum!!! (Música, van bajando lentamente el volumen)

El Turco: Estuvo bien ¿no? ¡Grande Fito Mansilla! (Le grita a la radio) ¡Regalame entradas para el baile Fito!!

Carlitos: Hablaron bien de nosotros, nos trataron de inteligentes.

Padre Marcos: Hábiles, fue la palabra.

Carlitos: ¿Y al fin de cuentas no es lo mismo?

Padre Marcos: Muchachos, están rodeados, ya escucharon. Entréguense ¿Qué escapatoria tienen?

Carlitos: ¡No!!!Perdóneme Padre pero ahora menos, con ellos afuera tenemos la ventaja de que están desorientados. (Mirando a todos) Algo se me va a ocurrir. Con tantas películas que vi…

El Turco: Tengo un hambre…me hacen ruido las tripas. Oigan.

Padre Marcos: Podemos comer lo que trajo Molina (Lo busca)

Molina: ¡Pero Padre!!!

Padre Marcos: Molina, compartamos los panes, hagamos caso a las enseñanzas. (El Padre Marcos comienza a repartir la comida que trajo Molina al principio, la escena recuerda la imagen de “La última cena”)

Carlitos: (Comiendo) Además con hambre no podemos pensar.

Marta: ¡Y yo que deje la comida en el horno!

Molina: ¡Ya debe ser carbón! (A Anita) Come un poquito.

Carlitos: Media rarita la nena…

Molina. Porque no se mete en sus cosas, en vez de hablar de la chica.

Todos comen en silencio. Largos suspiros.

Molina: (A Carlitos y El Turco) Ustedes no son de aca, ¿no es cierto? (A Deborah) Vos tampoco sos de aca…no te conozco…

Deborah: No,  yo vivo en Colonia Malevilla, pero vengo a la escuela acá.

Marta: (interrumpiendo) ¿Jorgito? ¿Que hacían vos y la nena en la parroquia a esta hora?

Jorge: Ehhhhh……

Molina: ¡Que pregunta ingenua Marta!!!

Padre Marcos: Jorge, no quiero suponer que vos y tu novia, han estado usando la capilla para…

Jorge: ¡No Padre!!!

Padre Marcos: ¿Y entonces?

Jorge: En realidad, hoy es la primera vez, que vengo con ella. Bueno, porque…

Carlitos: Pero dale, papa. Decí que no tenías guita para el telo!

Jorge: Si…y ella no conocía…entonces yo pensé si está todo oscuro.

Molina: Mirá la parejita…Yo había escuchado cosas, pero profanar un templo ¿Porque no te la llevaste a los yuyos, si debe estar acostumbrada?

Deborah: Señora, yo soy virgen…

Carlitos  ¡Virgen!!! ¡Póngala en el altar Curita!!

Jorge: No se rían ¡Es virgen!!

Marta: ¿Y vos nene?

Jorge: ¡Mamá, mira las preguntas que haces!!

Marta. Jorgito…vos ya ….(Gesto de Jorgito) ¡Nene!! (Se tapa la boca)

Carlitos: Si las madres son todas iguales.... ¿No Turquito?

El Turco: ¡No jodas!

Carlitos. Cierto que vos no tenes mamá Turquito, perdona…

El Turco: Deja ¡ya esta! (Deja la comida, lloriquea)

Padre Marcos: Hijo no sufras… ¡Vamos!!

El Turco: Es que no se da cuenta Padre, uno sufre mucho, o usted se cree que yo estoy acá por gusto, digo…en esta situación por gusto, ni la primaria pude terminar. Mi vieja se piró y mi viejo se dedico al escabio y me cagaba a palos, como si yo tuviera la culpa. En cuanto pude me alce con mis cosas y no me vio más el pelo (Llora)

Silencio, ya nadie come

Molina: (Tratando de romper el clima) Si  alguien quiere le puedo dar las recetitas de la comida.

Carlitos: ¡Yo quiero la receta para salir de acá!

Molina. Le recemos a la virgen… (Señalando a Deborah socarronamente) A la virgencita…

Padre Marcos: Molina, le voy a pedir respeto. Y vos Jorge…

Jorge: Ya se que quiere decir Padre, pero no, en realidad no se…vinimos aca porque queríamos estar solos. Ella ni idea donde la traía.

Marta: ¿Qué, no conocías esta parroquia? ¿Dónde hiciste la comunión? En Malevilla no hay iglesia

Deborah. En realidad yo no soy….

Jorge: ¡No es católica!

Marta ¿No??

Padre Marcos: ¿Sos judía no es cierto?

Marta: Padre ¿De que habla?

Deborah: Si, soy judía.

Marta: ¿Y como sabe usted eso Marcos?

Padre Marcos: Por la forma de rezar.

Molina: Si a mi me pareció que eso raro que decía, no tenia nada que ver con El Padre Nuestro.

Carlitos: (Jocoso) ¡Sonamos, ya no tiene mas Virgen la capilla!

Padre Marcos: Hermanos… la Virgen era judía.

Molina: Ay padre usted delira, los nervios lo tienen mal… ¿Cómo la virgen va a ser judía? Somos cristianos Padre.

Padre Marcos: Molina, estoy diciendo lo correcto, la Virgen era judía!

Voz En Off De Gomez (Interrumpiendo) Muchachos, ¿me escuchan? Tienen el paso libre, el auto preparado en la puerta, tienen las garantías del juez de que no los vamos a perseguir, entreguen los rehenes.

El Turco: ¿Escuchaste Carlitos?

Carlitos: Si… (Se levanta, se tapa la cara se asoma por la puerta) Oiga Gomez, no nos apure, un movimiento que haga su gente y todos los rehenes son boleta.

Voz En Off De Gomez: ¿Decime como te llamás? Identificate.  Dame un sobrenombre aunque sea para saber con quien estoy negociando.

Carlitos: Dígame Tribi

Voz En Off De Gomez: Positivo Tribi, ¿Que están esperando? Ya tienen todo lo que pidieron.

Carlitos: Es cosa nuestra. Ustedes esperen quietitos ya van a recibir respuesta.

Voz En Off De Gomez: Tribi…Sentimos disparos hace momentos. Tenés algún muerto, o alguien herido ahí adentro.

Carlitos: Esa información no se la voy a dar por el momento. (Pausa. Carlitos reflexivo). Solamente dígale a Fito Mansilla que hemos escuchado su ofrecimiento… Y que nos dedique un tema de Cachumba.

Vuelve. El Turco lo mira con furia.

El Turco: ¿Por qué pediste Cachumba? Sabes muy bien que los tengo atragantados a los tipos esos.

Carlitos:¡Pero mira la pavada que me decís, por lo menos gane tiempo, además que se yo si te gusta o no Cachumba!

El Turco: Mi  hermana sabe muy bien, que no los trago a esos tipos.

Carlitos: Pero resulta que yo me acuesto con  tu  hermana, no con vos. ¿Que te pensás, que  cuando terminamos yo le pregunto a  la Negra ¿Cómo estuvo? Y ella me dice ¡Bárbaro! (burlón) Lastima que al Turquito, mi hermanito, no le gusta Cachumba.¡ Si no fuera por la Negra…!

El Turco: (Repitiendo con  sarcasmo) ¡Que me rogó, me imploro!...

Carlitos: ¡Ya sabés!!!!!! ¡Entonces ahora dejame pensar en paz!!!

Silencio

Molina mira fijo a Deborah. Marta y el padre Marcos se hacen señas por lo bajo. El Turco esta intentando recolectar restos de comida. Anita lo mira. El Turco se sienta a su lado y Anita que ha comido muy poquito le ofrece su porción, El Turco parte un pedacito y con un gesto ofrece compartirlo, ambos se sonríen. Es la primera vez que Anita se ilumina.

 

Molina: Padre Marcos .Discúlpeme que lo corrija, pero como va a decir que la Virgen era judía si es la Madre de Nuestro Señor.

Padre Marcos: Nuestro Señor también era judío

Molina: (Persignándose) ¡Padre!!!(Mirando al cielo)¡Perdónalo Señor no sabe lo que hace!!

Marta: ¿Cómo es eso?

Padre Marcos: Maria, José, el mismo Jesús, los apóstoles todos eran judíos. Nuestra civilización es judeo cristiana.

Molina: Los judíos adoran el Chancho, eso yo lo vi en una película.

Deborah: Señora, nosotros no adoramos ningún chancho

Marta: ¿Y en que creen entonces?

Anita (Interrumpiendo y sorprendiendo a todos) En Dios. La Biblia esta dividida en dos libros, el Primer y el Segundo Testamento. En la Primera Parte habla sobre la formación del mundo y la historia del Pueblo Judío. El Segundo Testamento se escribe a partir del nacimiento de Jesús. Este año es conocido como año uno y da comienzo a la historia del Cristianismo. Jesucristo es el Mesías que los Cristianos recibimos en nuestro corazón y que los Judíos todavía esperan. En el Segundo Testamento se encuentran los escritos de los Apóstoles.Por lo tanto nuestra civilización en Occidental y Judeo Cristiana.

Molina: (Alterada) ¿De donde sacaste todo eso y porque no lo dijiste antes? ¿Y porque hablaste tanto de golpe? (Observando a su alrededor) Nunca habla nada, y ahora miren, el momento en que nos viene a interrumpir, y encima para decir semejante cosa. (Gritando)¡Se puede saber de donde sacaste todo eso Anita!!!! (Anita vuelve a su silencio) ¡Contesta!!! (Se abalanza sobre ella a punto de zamarrearla, el Padre Marcos la sostiene de los hombros y la hace sentar con suavidad)

Padre Marcos: (Tratando tranquilizarla) En catecismo seguramente se lo deben haber enseñado…

Molina: Si yo sabia que eso le enseñaban, no la mandaba. Yo la mande para que hiciera la comunión como buena cristiana.

Padre Marcos: Y esta muy bien, aprendió, presto atención en la clase. Además habló delante de todos y dijo cosas muy inteligentes ¿No es cierto Anita? (Anita asiente desde un mutismo absoluto) Tiene mucha razón la nena, nosotros los católicos descendemos de los judíos.

El Turco: ¿Y de los monos?

Padre Marcos: (descolocado) De los monos también…pero eso es otra historia.

El Turco: ¡Mira como se viene a enterar uno que los monos son judíos!!

Estridente sirena de bomberos que pasa a gran velocidad

Marta: ¿Qué fué esa sirena? ¿Los bomberos?

Jorge: ¡Parece que si!

Marta: ¡Suban el volumen de la radio a ver si dicen algo!!

Voz en off de movilero: Aparentemente Fito se trataría de un principio de incendio en una vivienda a pocas cuadras de donde estamos instalados. Los bomberos están intentando sofocarlo. Se trataría de una vivienda sin moradores presentes, puesto que prácticamente todo el pueblo se esta congregando alrededor de la Capilla, ya que a ciencia cierta, no se conocen los nombres de los rehenes, ni los motivos por los cuales los mismos permanecían en la capilla un martes a la siesta, cuando no hay programado oficio religioso alguno.

Voz en off de locutor de radio: No sería conveniente solicitarle a los delincuentes que den la nomina de rehenes (Todos los rehenes comienzan a hacer señas negativas) para de alguna manera llevar información a los moradores del lugar, y que los parientes de los cautivos estén alertas. Mas teniendo en cuenta que localidades como Las Calandrias suelen ser lo que conocemos como ciudades dormitorios.

Voz en off de movilero: Correcto Fito, vamos a hacer las averiguaciones correspondientes con el SubComisario Gomez a cargo del operativo. Acá me informan que el incendio ha sido a pocas cuadras de aca, que no habría daños personales, aunque si, algunos daños materiales. No nos han informado aun la dirección. A toda hora seguimos informando Fito

Voz en off de locutor de radio: Sin ninguna duda en el momento que consideres necesario, nos llamas Pablito. ¡Que tardecita que estamos teniendo hoy! A las horas de angustias de los rehenes tenemos que sumar ahora este incendio. Y bueno así es la vida que le vamos a hacer (cambia abruptamente la cadencia de la voz)¡La presentación Rosita!

Voz en off de locutora:(Con voz marcadamente impostada) Auspició el móvil de Pablito Oskaide. Peluquería “Jhon y Fredy” estilistas, esteticistas internacionales. Promoción: corte mas peinado ¡¡quince pesos!!!

Marta: (Angustiada) Es casa, es la dirección de casa. (A Jorge) ¿Qué vamos a hacer?

Jorge: No se mama, ya vamos a ver, no dieron ninguna dirección. Además ¿como se te ocurre dejar el horno encendido y salir a hacer las compras?

Marta: Pero yo no me imaginé que iba a tardar tanto.

Jorge:¡Pero te metiste en la Capilla, mama!!

Marta: (Llorando) ¡Necesitaba confesión! Y vos también tendrías que confesarte, mira lo que haces faltando al colegio para traerte una chiquita a la Capilla vaya a saber con que fines. Y encima ni siquiera sos capaz de decirle a tu madre que tenes una novia.

Molina: ¡Y que es judía!

Marta: (Furibunda) ¡Usted no se meta!!

Molina: Ojito con el tono, Marta. (Irónica)  Es como yo digo: de tal palo tal astilla

Marta: ¿Que quiere decir con eso?

Molina: Que son tal para cual. El chico se quiere acostar con la noviecita, y usted acá viniendo a  provocar al cura.

Marta: ¡Vieja…hija de tu madre!! Vos por celosa, ¿o te crees que soy idiota? (Imitándola) “Padrecito aquí le traigo la comidita calentita” Si te habré calado en misa, mirando a Marcos, pensando cosas obscenas, pero claro, ahora estas celosa. ¿Por qué? Soy más joven, estoy más apetecible que vos, vieja maldita.

Padre Marcos: Hijas…por favor

Marta: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Basta de decirme Hija!!!!!!!!!!!!!

Padre Marcos: (incomodado) La gente…

Jorge: ¿Mamá, vos y el Padre Marcos? (Al Padre) ¿Padre, ustedes…? (No recibe respuesta alguna)

Silencio. Jorge observa la situación con desconcierto. Luego se aparta pensativo. Todos intercambian miradas incomodas.

Jorge: (Interrumpiendo la pausa) Mirá mamá, la verdad…me cuesta asumirlo, pero…después de todo tenés derecho. Con los cuernos que te metió papa. Lo único que no esperaba es que Ud. Padre le faltara al celibato…Pero en el fondo lo comprendo.

El Turco: ¡Eso de los curas y el selbato es algo que yo tampoco entiendo!

Padre Marcos: Celibato, se dice así

Marta (Al Turco) ¿Y a vos quien te dio vela en este entierro?

El Turco: (Desafiante) Perdón, después de todo, yo hago lo que quiero, ustedes son mis rehenes.

Voz en off de Gomez: Tribi, ¿me oís??

Carlitos se acerca a la puerta con la cara tapada.

Voz en off de Gomez: Acá Fito Mansilla, insiste con  la lista de rehenes para difundirla y así informar a los parientes. (Carlitos mira al grupo, que hace señas negativas con manos y cabeza)

Carlitos: Espere ¡Ya vuelvo! (Se reúne con el grupo)

Padre Marcos: No me parece correcto dar la lista de nombres…no, hasta que sepamos como explicar la situación por la que están aquí.

Deborah: A mi me matan si saben que me escape de la escuela para ir a una capilla con un goy

Carlitos: (alterado) ¿Qué hay alguien mas aca?

Deborah: No, Goy es Jorge, mi novio

Marta: ¡Chiquita, perdóname, pero esto es el colmo!

Carlitos  (A Jorge) Me parece que te están insultando.

Jorge: (a Deborah) ¿Qué quisiste decir?

Molina: Gay…bueno… hoy por hoy. (A Marta) No se si en el fondo no es mejor que meter una judía en la casa. Además esta de moda tener un marica en la familia.

Jorge: Yo no soy ninguna mariquita. ¿Deborah, te exijo que te expliques, que dijiste?

Deborah: (Gritando) ¡Goy, dije  GOY!! ¡Quiere decir  NO  judío, eso!

 Pausa

Jorge: ¿Y tanto te molesta que sepan en tu casa?

Deborah ¿Acaso tus padres sabían que estabas de novio conmigo?

Molina: Seguro ni le contó que era monaguillo

Deborah: (Sorprendida) ¿Que? ¿Monaguillo?

Marta: (Amenazante) ¡Mas respeto por mi hijo!

Pausa tensa. Cada cual suspira ensimismado

Marta: (A Jorge) ¿Que dijiste recién, de que tu padre se cansó de meterme los cuernos?

Padre Marcos: Marta, no es momento…

Jorge: Bueno, yo para darte animo, como entre vos y el Padre parece que…pasa algo. Yo no cuestiono, ¡ni me meto! Su vida es su vida.

Padre Marcos: Muy comprensivo Jorge, pero yo creo que no es necesario que todo el mundo lo sepa, yo soy un sacerdote ¿entendes?

Marta: ¡Y yo soy una cornuda!

Sirena de bomberos que pasa a toda velocidad

Jorge: ¡Mama los bomberos de nuevo!

Marta: Por mi…ya esta que se prenda fuego todo. ¡Mira si seré idiota! El otro desgraciado metiéndome los cuernos y yo… ¡claro, la idiota útil! La ultima que se entera. ¿Decime tu hermana también sabia lo de tu padre?

Jorge: ¡No se, creo que si! Nunca lo hablamos…

Marta: Vos y tu hermana son dos falsos que nunca defendieron a su pobre madre. ¡Con razón! Se había hecho hincha de fútbol, cuando el en su vida, había ido a la cancha ¡ni los partidos por televisión miraba!! ¡Si una nace para ser estupida, vive para ser estupida y es la última estupida en enterarse!!

El Turco: Che Carlitos ¿Porque le dijiste al cana que te llame Tribi?

Molina: Vayan y den la lista .Yo no tengo problema. Encima que vine a hacer una obra de bien, trayéndole comida al cura, miren todas las que tengo que pasar y lo que me tengo que enterar.

 El Turco: ¡Ya se! (Comienza a reírse) por Tribilin, a vos en el barrio te decían así de chico, porque eras igual, la misma pinta de boludo (Se persigna) ¡Perdón no quise decir mala palabra aca adentro!

Carlitos: Dejame de molestar ¿querés? (Saca el arma y comienza a apuntar uno a uno) Cuidadito todos con tratarme a mi de boludo… (El Padre le señala que están en una iglesia) Ya se Padre…, pero que quieren… ¿Qué quieren? Mírenme la cara. Ustedes me tomarían en un trabajo. ¡No…! Buena presencia piden, estudios piden. Cara de choro parece que tengo. La gente, como ustedes, ¿Cómo es que nos dicen? Negros, negritos caqueros. Con cara de asco nos miran ¿Le limpio el vidrio del coche, don?  ¡Te sacan de raje, te gritan: anda a laburar, vago de mierda! ¿A dónde? ¿Las fabricas donde están?  Mi viejo me cagó a palos toda mi vida. Por resentido, y yo me volví igualito a el. Desde los siete años que ando pidiendo limosna a los autos en el semáforo. Sin zapatillas la mayoría de los días. (A Jorge) ¿Vos sabes lo que es quemarte las patas en el asfalto caliente? (Al Cura) ¿Sabe curita de lo que le hablo? ¿Nunca nos vio? Somos miles, Padre. Entonces yo me cago en todos ustedes. Y me gusta verles la cara de espanto cuando los estoy encañonando. (Apunta la sien de Jorge con el arma) Aquí tienen, hijos de mil putas lo que lograron.

Marta: ¡No por favor!! Déjelo, no le haga nada. Mateme a mi. (Carlos la mira, baja el arma, mira el piso)

Carlitos: Perdón

Pausa larga

El Turco: Carlitos…    

Carlitos: ¡Dejame de molestar que estoy pensando!!!

El Turco: No te ofendas por lo de Tribilin…no vas a creer que yo…

Carlitos: ¿Qué vos que?

El Turco: Que yo creo que tenes cara de bobo

Carlitos: ¿Por qué no pensas como hacemos para salir de acá?

Padre Marcos: Me parece que todos tendríamos que pensar…

Molina: Yo reitero, no tengo problema de que den mi nombre en la radio y la televisión. Me estoy llevando esto de arriba

Marta: No tan de arriba Molina.

Molina: Yo no soy la que se acuesta con el cura…

Marta: ¡Ahhh!!

Molina: ¡Ni la cornuda! Y si quiere le hablo de su hija también…

Marta: (Totalmente fuera de si) ¡Vieja, hija de puta!! (Se lanza encima de ella, entre todos las separan)

Molina: ¿Que tiene que decir de una viuda intachable como yo, eh?

Carlitos: (Pegando un salto) ¡Fito Mansilla!!

Todos: (Total desconcierto) ¿Queeee???

Carlitos: Fito Mansilla, el se ofreció hace un rato. ¡Que venga!

Padre Marcos: ¿Para que?

Carlitos: Que sea garantía de nuestra salida. Que maneje el auto, lo llevamos, controlamos que la policía no nos persiga, porque lo tenemos apuntado, lo  hacemos llegar a otra provincia. Lo metemos en el baúl del auto, y hasta que lo encuentren ya vamos a estar bien lejitos.

Deborah: ¿Eso no es de alguna película? parece…. (Nadie responde)

Silencio

Deborah: Jorge…Georgi…  no estés enojado conmigo. Me traicionan los nervios. Además vos me prometiste que te ibas a convertir…

Carlitos: (Saltando) Fito Mansilla. ¡Ya esta! La policía, no va a poner en riesgo la vida del tipo, es el locutor mas escuchado de la provincia, seria terrible que le pasara algo. Lo vamos a usar como escudo humano. (Se acerca a la puerta a negociar, se tapa nuevamente la cabeza, comienza a gritar hacia fuera) ¡Gomez!!¡Me escucha!!

Voz en off de Gomez: Positivo Tribi ¿que pasa?

Carlitos: Lo queremos a Fito Mansilla, al locutor de la radio. Vamos a salir con el como rehén en el auto. Cuando llegue vamos a liberar la gente que tenemos acá.

Voz en off de Gomez: Entendido Tribi, ya mismo estamos mandando un móvil a la emisora a buscarlo.

Carlitos: Dígale que no traiga ni micrófono, ni equipo de transmisión, porque lo vamos a requisar completo

Voz en off de Gomez: ¡Entendido! ¿Algo más? Informame cómo están los rehenes

El Turco: (Que se ha asomado) ¡Bien, gracias!!! (Carlitos lo empuja hacia dentro)

Carlitos: ¿Camina queres? (Mofándose) ¡Bien gracias!! ¿Que son estos, tus parientes del campo? (Les habla a todos) Gente... esto ya se termina. Apenas llegue Fito Mansilla nosotros organizamos el operativo huida. Hemos sido buenos delincuentes y los hemos tratado correctamente ¿Es así?

(Todos asienten con la cabeza) ¿Qué hay alguna duda? Los quiero escuchar. Repito: ¿Es así? (Los apunta con la pistola)

Todos: ¡Siiii!!!

Carlitos: Tengo que reconocer que parecen buena gente. (A Jorge) ¡ Disculpame flaco Y tu novia también. Estamos todos muy nerviosos.

El Turco: (Abrazando al Padre Marcos) Perdón ¡Yo no quería ofender a Diosito!!

Padre Marcos: Esta bien…yo solo les pido que no hagan una locura en el camino.

Voz en off de Gomez: Tribi…me oís. Fito Mansilla viene en camino.

Molina: ¿Oyeron? Por fin lo voy a conocer personalmente. Yo lo escucho todas las mañanas.

El Turco: ¿Quiere que le pida un autógrafo? “Para Molina de Fito Mansilla”

Molina: Con todo mi amor y cariño… ¿Y que haces lo mandas por correo? En el fondo sos un ingenuo. ¿Sabés que me estoy encariñando con vos?

Anita: (Reaccionando repentinamente) Estocolmo. Esto se llama “Síndrome de Estocolmo”. La victima  genera un lazo afectivo con el captor al punto de ponerse en su defensa.

Molina: ¿Eso también lo aprendiste en Catecismo? (Todos la miran con desconcierto)

Anita: No, en el Canal de Cable (Vuelve a su mutismo)

Deborah: ¡Autista!! Ahí esta, no me salía la palabra, esta nena es autista.

Molina: Mira queridita, el hecho de que vos seas judía, no te da derecho a andar hablando de los demás como quieras. La chica es católica, apostólica y romana

Marta: ¡Y usted, Molina, es una bruta infeliz!! Pero si todo el mundo sabe que la chica es rarita.

Deborah: Es autista, crea un mundo propio alrededor totalmente impenetrable, solo rompe esas paredes para hacer comentarios muy precisos, como el de recién, y luego vuelve a su introspección.

Jorge: ¿Cómo sabes todo eso?

Deborah: Es que quiero ser psicóloga. ¿Vos pensaste que queres ser?

Marta: (A Jorge) ¿Como es eso que te vas a convertir? ¿Qué le prometiste a esta chica?

Padre Marcos: Convertirse al judaísmo para un varón significa entre otros rituales hacerse la circuncisión.

Marta: O sea que… ¿Te vas a hacer cortar un pedazo? (Siente cierto vahído)

Jorge:(Incomodo) No es tan así mama. Hay gente, después te explico.

Padre Marcos: El Rabino corta para abrir un pedacito del glande.

Carlitos: ¡La tenes que tener glande para dejarte cortar un pedazo!

Jorge: (Avergonzado)   Es cosa mía, además no es momento. ¿Faltara mucho para que venga ese Fito? Quiero terminar ya con esto.

Molina: Si, que ya no se aguanta mas, tanta asquerosidad

Marta: (A Molina) ¿Por qué no hablamos un poquito de usted, ya que se ha dedicado a todos nosotros?

Molina: ¿Que quiere decir?

Marta: Largue el rollo, si aca en el pueblo muchos sabemos su historia y la de la nena. Su hija, la mama de su nieta, parió en el baño de su casa, que usted y su marido ni enterados estaban que la chica estaba embarazada.

Molina: Marta…

Marta: Fue tal el quibombo que se armó que la muchachita se tomo el buque y les dejo el regalito. Ustedes le perdieron rastro. Para no hacer escándalo ni siquiera la hicieron buscar  por la policía.

Molina: Marta…Por favor…

Marta: ¿Y como es eso que después apareció un supuesto padre de la nena y usted no le permitió  hacerse el ADN? (Molina se va desfigurando) Lindo favorcito le esta haciendo a su nietita con toda esa cadena de mentiras, de los padres en el sur y vaya a saber cuantas barbaridades mas le meterá en la cabeza…

Molina: (Implorando) ¡Basta!!

Marta: ¿Quiere que siga hablando vieja bruja?

Molina: (Alzando la voz, quebrada) ¡Basta Marta, por favor!!!¡Basta!!!

Padre Marcos: (Autoritario) ¡Ya esta Marta, termina acá!

Marta (Con fastidio) ¿Qué se creía que iba a salir limpita de esto? Es muy fácil hablar de los otros…

Molina: (Con la voz en un hilo) Marta…te lo suplico…por la nena.

Marta: Me callo

Pausa

Padre Marcos: Esto ya es un deporte. ¡Parece mentira!! Estamos compitiendo a ver quien hiere más, quien injuria mas al otro. Ventilamos los secretos y las miserias del  otro de una forma obscena. ¿Quién de nosotros esta libre de pecado? Veamos...tire la primera piedra.

Silencio Tenso. Anita comienza a cantar un hit televisivo en voz baja.

Voz en off de Gomez: Tribi, me oís, no se si tenes la radio encendida.

Carlitos: (Llegándose a la puerta) No, en estos momentos no… ¿Qué pasa?

Voz en off de Gomez: Tenemos problemas, es que Fito Mansilla, viniendo hacia aquí, ha sufrido un pico de tensión. Así que fue derivado a un nosocomio privado ¿Que hacemos?

Carlitos: (Volviendo) Se nos echo atrás el tipo este. (Se agarra su cabeza indignado) ¡Es fácil hacerse el macho desde la radio! Mira el cagazo que le agarro, viniendo para aca.

Marta: No es para menos...

El Turco: ¿Y ahora?

Carlitos: ¡Que se yo!! Vos colabora un poco también, yo soy el único que piensa acá.

El Turco: ¡Yo no quiero caer en cana, tengo miedo, ayúdenme!!

Carlitos: ¿Vos pensas que yo quiero? Igual te dije cuando empezamos, esto no es fácil, podes terminar boleta.

El Turco: ¡Yo no quiero morir!! (Llora)

Molina: No llore Turco, no es de hombres...nosotros tampoco queremos morir.

Carlitos: (A Deborah) ¿Chiquita, como te llamas vos?

Deborah: ¿Yo? Deborah ¿Por qué?

Carlitos: El apellido

Deborah: Sosnovitzky...

Carlitos: Padre, deme papel y lápiz...algo donde escribir (El cura ejecuta la acción) Decí de nuevo...

Deborah: Sosnovitzky...

Carlitos: Deletrealo

Deborah: Ese, o, ese, ene, o

Carlitos: (Nervioso por su torpeza) Toma, escribilo vos. ¿Figura en la guía?

Deborah: Si, claro. En Mandevilla, nos mudamos ahí porque papa, mudo la fábrica de ropa, por los costos.

Jorge: El padre de Deborah fabrica la marca “Esclerosis”

Marta: ¿Mira vos?  Esa ropa es la que esta en los shopping ¿no? Es carisima la marca, claro está de moda. (Carlitos saca el celular de Deborah de su bolsillo, lo desarma, saca el chip, y se lo entrega a Deborah)

Carlitos: Guardalo bien, es chiquito, se te va a perder. El aparato me lo dejo. No lo denuncies Deborah: Gracias...

Carlitos se para y comienza a caminar hacia la puerta

El Turco: ¿Qué haces?

Carlitos: ¡Ya esta!  Nos vamos a entregar. Vamos a hacer entrar a Gomez y negociar con el, nos vamos a asegurar que el  Juez nos de todas las garantías.

El Turco: ¿Y cuales son las garantías?

Carlitos: (Irónico) ¿Alguien le puede acercar un manual a mi amigo? (Pausa) Nos vamos a entregar pacíficamente. Garantizando que no nos caguen a tiros ¿Te quedo claro o te hago un dibujito? (Les habla a todos) Los vamos largando de a poco. Digan que los tratamos bien.

Marta: ¿Nosotros? Vamos a tener los periodistas en la puerta.

Jorge: Si, claro.

Marta: Nos van a pedir explicaciones de lo que hacíamos en la Capilla.

Molina: Además no sabemos si es su casa Marta la que se quemó. ¡Que problema! Si no tiene donde dormir cuente conmigo. Usted y su familia. (Marta le lanza una mirada furiosa)

Padre Marcos (Interrumpiendo) ¡Escuchen! Digamos que tu hijo tuvo una indisposición física antes de entrar a la clase de Gimnasia, que…

Jorge: Que una compañera de escuela me acompañaba a casa y justo nos encontramos en el camino con mama que venia de hacer las compras y…

Deborah: Cómo te sentías muy mal, decidimos parar en la Capilla a pedir agua.

Carlitos intenta interrumpir. El Turco lloriquea en un rincón

Padre Marcos: Justo en ese momento llegaba Molina con la comida que me había preparado.

Molina: Y nada de lo que se habló acá sale afuera.

Marta: ¡Por fin! Nos vamos entendiendo… (A Molina) Usted prefiere mantenerse muda a cambio de que no hablemos de Anita.

Molina: Digamos que si.

Padre Marcos:(A todos)  De lo nuestro ¡Por favor ni un comentario!! Entiendan, no nos conviene. No estoy en condiciones de dar explicaciones.

Carlitos intenta volver interrumpir. El Turco sigue  lloriqueando  en un rincón

Jorge: Mamá…yo creo que tampoco te conviene decirle a papá lo que te dije de los cuernos…

Deborah: Jorge… yo no quiero ir tan rápido. Por  mis papas, ellos son conservadores con el tema religioso y mis abuelos influyen…ellos quieren que….me case con un paisano. Además el negocio es una  sociedad y mi zeide se la pasa hablando todo el día de verme casada por la hipe, quiere un buen shidaj…

Molina: ¡Esta chica habla en jeringoso!!

Deborah: Es idish, señora…

Molina: ¿Escuchan? Y sigue…Jorgito buscate una argentina, esta chica israelita es una extranjera indocumentada.

Carlitos intenta interrumpir

Deborah: ¡Callese no tiene la mas mínima idea de lo que esta diciendo! (A Jorge) ¡Y vos decí que apenas me conoces y listo!!

Carlitos (Nervioso) ¡Basta! ¡Se acabó! Déjense de tanta excusita, o vamos a terminar a los tiros. Yo seré un chorito de cuarta pero ustedes son todos unos…unos…eh…como es…. ¿como se dice?

Anita: Hipócritas.

Silencio

Anita: Hipocresía: Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que realmente se sienten

(Mirando uno a uno) Hipócrita: Que finge lo que no es o siente.

Padre Marcos: Diccionario Larousse Básico

Anita: Ilustrado

 Pausa.

 Carlitos se prepara para salir a hablar, se va tapando lentamente la cabeza. Anita se acerca al Turco, se arrodilla y lo abraza afectuosamente.

Carlitos: Gomez ¿me escucha? Vamos a soltar a los rehenes, con una condición. Cuando haya salido el ultimo entre usted solo, no se le ocurra llenarme el lugar de policías. Nos vamos a entregar sin resistencia. ¿Esta el Juez?

Voz en off de Gomez: Si Tribi. Tenemos alistadas ambulancias en la puerta también.

Carlitos: El Juez que espere afuera. A la gente la vamos a ir soltando de a poco, no se acerquen a la puerta porque mato a alguno ¿Estamos? El Curita queda para el último, después que usted entre, vamos a asegurarnos que esta desarmado, no me caiga con sorpresas.

Voz en off de Gomez: Positivo Tribi. Te doy mi palabra como jefe del operativo. ¡Cuando quieras!

Carlitos: (Habla con los rehenes) ¿Entendieron todo no es cierto? (Asienten con la cabeza) ¡Salgan ya! (nervioso) Sin correr…de a uno

Marta es la primera que se prepara para salir, repentinamente se emociona contagiando al resto, finalmente sale.

Se oyen sirenas de ambulancias, lentamente van saliendo de a uno.

 Molina intenta separar a Anita del Turco, finalmente lo logra con ayuda del Padre Marcos.

 El ruido externo de sirenas y murmullos es infernal

El Turco: ¡Suerte Anita!

Anita: ¡Suerte Turco! (Sale de la mano de Molina, El Turco rompe en llanto)

Carlitos: Avísenle a Gomez que entre.

Carlitos, El Turco y el Padre han quedado solos, escuchan el sonido externo sin hablarse. El Turco se seca las lágrimas con la remera. Finalmente entra Gomez. Es un policía robusto y de baja estatura.

Gomez: (Ingresando enérgicamente) ¡Arriba las manos! ¡Tiren las armas! ¡Contra la pared! (Los tres obedecen desganadamente en un ritmo hiperlento, Gomez los requisa, los gira, los mira detenidamente. Carlitos le hace señas a Gomez de que levante los brazos, lo palpa de armas. Ambos se miran fijamente. Pausa)

Carlitos Padre, salga. (El Padre mira a Gomez que asiente con la cabeza)

Padre Marcos: Que Dios…los bendiga (Sale)

Silencio

Gomez: (En voz baja) ¿Carlitos? ¿No me digas que vos sos Tribi? (Mirando al Turco) ¿Y este?

 No me digas nada ¡Seguro que algún cuñado!! Esperen (Se asoma a la puerta) Aca esta todo bajo control, no necesito refuerzos, los sujetos están totalmente desarmados (Carlitos lo mira desconcertado, Gomez vuelve) Carlitos ¿Vos  te acordas de mi?

Carlitos: ¿Vos sos Corchito?

Gomez: ¡El mismo! (Se abrazan)

 Carlitos: (Al Turco) ¿Sabes quien es este? Corchito. Era guardia cárcel cuando caí esa vez que me chupe un año y medio por robo a mano armada. ¡El Corchito! si hasta jugábamos al truco ¿Te acordas? Yo ni sabía que vos eras Gomez de apellido. Pero ahora creciste…digo en el cargo, dijiste que sos…

Gomez: SubComisario. (En confianza) Mirá   papá la cosa es sencilla, a mí por este operativo me van a ascender ¿Entendes? ¿No hay ningún muerto, no es cierto?

Carlitos: Ninguno, podes revisar.

El Turco: ¿Y nosotros que?

Gomez: Yo los esposo y los saco con la cara tapada y los brazos atrás esposados, los llevo a la Comisaría, actúa el Juez de Turno que está afuera. Después les consigo unas pizzas. Seguramente, van a ir a parar por un tiempo a Encausados en la capital ¿Mejor no es cierto,  porque la familia esta allá?

El Turco: Si  pero vamos a estar encerrados.

Gomez: Como director de la cárcel está mi hermano.

Carlitos: ¿No me digas que tu hermano, el que es parecido a vos?... ¿Como le decían?

Gomez: Tapón. El es el capo de la cárcel, así que van a estar bien.    

Carlitos: Vos sabes que nosotros necesitamos algo de guita, mientras estemos en cana…

Gomez: ¿Y?

Carlitos: Yo tengo un celular (lo muestra) y podemos hacer unos laburitos. Necesito un chip

Gomez: (Sonriente) ¿Qué tenés pensado?

Carlitos: Ahora tengo un datito (Saca el papelito donde anoto apellido de Deborah) es una piba que parece que esta forrada en guita. Nos mandamos un secuestro express.

Gomez: Mira vos… (Los comienza a esposar) Hay varias cosas así que tenemos pendientes, nos viene bien gente confianza que nos de una manito desde adentro. ¿Además, para que están los amigos?

(Termina de esposarlos y se asoma a la puerta, grita) Atención, ténganme listo el patrullero, ya los tengo reducidos, son dos sujetos masculinos. Vamos a salir directo a la Comisaría. (Gira la cabeza y mira a Carlitos y El Turco, les hace señas con un movimiento de cabeza). Corran hasta el patrullero. (Les guiña el ojo) Tranquilos… vamos a hacer un poco de cáscara ¿si? (Les tapa la cabeza con las camperas que traían puestas al principio) Bajen la cabeza.(Grita hacia fuera)¡Atento que salimos!

Gomez sale apuntando a los delincuentes hasta la puerta. Mutis

Oímos en off  sonidos de sirenas, aplausos, gritos que se van fusionando con el tema musical “Mentira” por Valeria Lynch. En el espacio  la luz va bajando lentamente  hasta llegar al

APAGON FINAL  

soniadaniel22@hotmail.com
mcastana@onenet.com.ar
Te 54 351 4235529/ 4760646/ 155401515

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com