Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

MANUEL...

de Consol Torrente

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

MANUEL...

 

Por Consol Torrente

 

co.torrente@auna.com

                                     I.      ACTO

 

En el escenario grupo de mujeres y hombres hablando entusiasmados.

 

·     Mujer 1:          Que años aquellos… éramos todas tan jóvenes…

·     Mujer 2:          ¿Os acordáis?

·     Mujer 3:          Yo casi de todo

·     Mujer 2:          ¿De todo y de todos?

·     Mujer 4 (suspirando):     ¿Os acordáis de Manuel?

·     Hombre 1:     ¿Qué Manuel?

·     Hombre 2:     Sí, el Manolo… el hijo de los… ¿Cómo se apellidaba? (sacando la lengua): lo tengo en la punta de la lengua, mirad, mirad…

·     Mujer 3:          Que no, que no era Manolo… era Manuel, el más guapo de toda la UNI.

·     Hombre 3:     Manuel, sí el engominao

·     Mujer 1:          ¿Manuel, el barítono?

·     Mujer 5:          Si no recuerdo mal, llegó a Tenor

·     Hombre 2:     Lo único bonito que tenía… la voz

·     Mujer 1:          A mí me tenía el corazón robado

·     Mujer 3:          Lástima

·     Mujer 4:          ¿Lástima?

·     Mujer 3:          Sí, lástima, se lo llegó a creer tanto …

·     Mujer 5:          Es que lo era el muy condenado

·     Hombre 1:     Y con razón, si a todas os llevaba locas… y ya me diréis que tenía Manuel que no tenga yo…

Todas se lo quedan mirando, sin hacer ningún comentario

 

·     Mujer 2:          A mí me gustaría saber que habrá sido de él

·     Todos  :          ¿De quién?

·     Mujer 2:          De quien va a ser… de Manuel

 

Todos se encojen de hombros

 

·     Señor mayor (Sentado en un banco):             Manuel, Manuel, todo el mundo lo adulaba, todo lo que anhelaba lo tenía, todo lo conseguía, era guapo, tenía buena planta, lastima que… en esta vida no se puede tener todo, pero vayamos por partes. ¿Alguien quiere saber que le pasó en realidad a Manuel? ¿Queréis saber que fue de él?

·     Todos:   Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

·     Señor mayor:                   ¿Quienes, están interesados?

·     Uno a uno:     Yo

·     Señor mayor (dirigiéndose al público):          ¿Y ustedes? ¿También quieren? … ¿Se les ha despertado el morbo? ¿Tienen curiosidad por saber lo que en realidad le pasó? … Pues  estén atentos que comienza la historia…

 

 

 

                                   II.      ACTO

 

En el escenario, Manuel, con traje, el pelo engominado, con cara y andares de chulo, se para delante de un espejo saca un peine y se va peinando.

 

·     Manuel:          Ayyyyy que ver, aquí tienes un trabajo bien hecho, si me hacen más guapo no nazco, si les tuviese que poner nota les pondría un… 10 por lo menos, aunque… a veces he llegado a pensar que soy adoptado, porque parecerme, parecerme, no me parezco a ninguno de los dos.  Salvo… (mirándose la muleta).

(salen al escenario sus padres, una pareja sencilla)

 

·        Padre (mirándoselo embobado):                   La verdad es que… no porque sea hijo mío... le puse los cinco sentidos, algo habrá sacado de mí. Si más no… (mirándose la muleta)

 

·        Madre (cara satisfacción):            ¡Mira que llega a ser guapetón el jodio! Alguna retirada a su padre sí que tiene (sin mirar al marido y suspirando hondo).

 

·        Madre:          ¿Has visto Manolo, a tu hijo? ¿Dónde irá tan alicatao? Pero no lo ves que planta, que talle, que guapo es el jodio.

 

·        Padre:  Tiene a quien parecerse (imitando a su hijo en sus andares y movimientos).

 

·        Madre (dirigiéndose a Manuel):   Que, que, anda cuenta, cuenta. ¿Dónde vas con ese talante?

 

·        Manuel:         ¿Que te voy a contar? ¿Qué quieres que te cuente que tu no sepas?

 

·        Padre: Deja al muchacho, mujer….

 

·        Madre:          ¿Qué pasa? ¿Acaso no puedo yo saber donde y con quien va mi hijo tan elegante, tan guapo? ¿Pero tu lo has visto? (mirando al cielo con  cara de  satisfacción) ¡Ay Dios mío, me salio bien el jodio!!!

 

·        Manuel:         Donde voy yo a ir, por ahí, a dar una vuelta, a lucir este cuerpo serrano  que me habéis dado.

 

·        Padre: Puedes imaginártelo, mujer… no le atosigues a preguntas.

 

·        Madre:          Porque me lo imagino, pregunto, que hay mucha lagartona suelta y el niño está de muy buen ver.

 

·        Manuel (sin dejar de mirarse al espejo i con tono de chulo madrileño): de buen ver no te lo niego, a la vista está, estoy que me salgo, además este traje me queda clavado. ¿O NO?

 

·        Padre:  Igualito, clavado a mí, vamos  yo a tu edad… me salía ¿verdad? (dirigiéndose  a la madre).

 

·        Madre (asiente con la cabeza poco convencida):               Puede… pero que yo recuerde, lo que se dice salir, salir,  no es que salieses mucho…

 

·        Padre: Las llevaba a todas de calle, incluida a tu madre (con resignación) Ay que tiempos aquellos, los años no perdonan, quien fuese joven ahora, seguro que arrasaría.

 

·        Madre: Arrasarías, arrasarías, qué ibas arrasar tú, yo… mira, no te digo que no, porque yo de joven… más de un pretendiente me salió y de buena familia, no te vayas tú a creer y es que aquí donde me ves era de las que se hacían mirar.

 

·        Manuel:         Los dos arrasabais, los dos estabais de buen ver, sino no se explicaría que yo… bueno para que seguir…

 

·        Manuel:         Bueno, yo os dejo que ya llego tarde, aunque la espera se lo vale… ¿o no?

 

·        Madre: Ya lo creo que se lo vale… Guapetón

 

·        Señor mayor:                  Este era un día cualquiera, todos eran iguales, los orgullosos padres, con razón… o sin ella…. Aumentaban día a día la vanidad de Manuel. Vean, vean lo que pasó después, atentos que empieza:

 

 

                                III.      ACTO

 

En el escenario MP sentada en un banco del Parque, mirando el reloj, indecisa si se queda o se va, se sienta y se levanta, nerviosa, enfadada. De pronto lo ve venir, le cambia la cara, el corazón le empieza a palpitar…

 

·     MP :       Por fin, ya me tenía de los nervios, aunque bien mirado la espera valía la pena, es chulo el muy… se lo tiene muy creído el muy… la verdad… la verdad es que es guapo el muy …

 

·     Manuel (con su caminar chulo, llega la saluda) : Ya me perdonarás, el retraso, pero antes no me alicato, me engomino, me pongo acorde conmigo mismo, no salgo.

 

·     MP:        Pero si tu con cualquier cosa que te pongas estás que quitas el hipo.

 

·     Manuel:          Así, que soy un quita hipos, yo que  creía ser un buen barítono y pretendía llegar a Tenor. (canta una estrofa de alguna opera)

 

·     MP:        Tú llegarás a donde pretendas, con ese chorro de  voz y con  tu planta, triunfas, de ello estoy segura.

Además tú siempre has conseguido lo que te has propuesto y si quieres ser tenor ten lo por seguro que lo serás.

 

·     Manuel (Vuelve a entonar la estrofa y tras un hondo suspiro): Estoy seguro, a mí no hay nada que se me resista, llegaré a Tenor, cantaré en los mejores teatros, me conocerán en todo el mundo, tanto por mi cante como por mi plante (se pone en pie delante de MP como si fuese un espejo se mira en sus ojos)

 

·     MP:        ¿Qué miras? ¿Qué tengo? ¿Una pestaña? ¿Pido un deseo? Dime que tengo por Dios

 

·     Manuel:          Para quieta, abre los ojos, no parpadees, que no puedo…

 

·     MP:        Pero dime que ves…

 

·     Manuel:          Veo, veo, veo a  todo un tío, bien vestido, bien peinado, con buen talante,  veo a un futuro Tenor triunfador de gira por todo el mundo, también te veo a ti siempre pegada a mí, acompañándome a todas partes.

 

·     MP:        Nada me haría más feliz

 

(Se abrazan)

·        Manuel:         ¿Estás dispuesta a seguirme donde quiere que yo vaya?

 

·        MP:       Nada me haría más feliz, yo te sigo al fin del mundo si falta hiciese.

·     Señor mayor:                   Se casaron y vivieron felices, triunfó como Tenor, todo le iba a pedir de   boca.

 

·        Mujer 1:         Fíjate tú, con la MP.

 

·        Mujer 2:         Mira tú con la mosquita muerta

 

·        Mujer 3:         Pues tan guapa no era

 

·        Hombre 1:    MP, MP, no la recuerdo…

 

·        Hombre 2:    MP, ¿No era?  Sí hombre, tenía un mote…

 

·        Mujer 1:         ¿Un mote?

 

·        Mujer 2:         ¿Y quién no? Todos teníamos motes…

 

·        Hombre 2:    Sí, ¿MP no era la estrecha?

 

·        Hombre 1:    ¿La Surf? Estaba más plana que una tabla de surf, ya la recuerdo…

 

·        Mujer 2:         La Surf …  estrecha… pero se casó con  Manuel

 

·      Señor mayor:                  Sí se casó con Manuel, que pasa..¿Quieren saber que fue de él? Ohhhhhhh prefieren seguir recordando sus sobre nombres.

·     Todos:   Cuente, cuente.

 

·     Mujer 1: Prosiga

 

·     Mujer 2: Puede usted…

 

(Señor mayor se la mira enfadado)

 

·        Mujer 2:        Proseguir

 

·        Señor:  Como les iba diciendo, se casaron y fueron felices y comieron perdices y todo eso que se dice. Hasta… hasta… hasta el día que… yo… mejor no les adelanto acontecimientos vean, vean, ustedes como sigue la historia…

 

 

                              IV.      ACTO

En el escenario, dos amigas se encuentran  en la terraza de un bar, se saludan efusivamente

 

MJ mirando a su amiga de arriba abajo, le da dos besos en la mejilla

 

·     MJ:           Oye, pues, casi que te veo igual, los años parecen no pasan por ti

 

MP después de los besos del saludo, se mira su silueta

 

·     MP:        ¿Tú crees?

 

·     MJ:         Bueno, tal vez un poco más rellenita, pero... te sientan bien, estas más guapa, te ves sanota.

 

·     MP:        ¿Tú crees?

 

·     MJ:         Sí, mucho mejor, ya no se te ve la cara de pito

 

MP se la mira de arriba abajo

 

·     MP:        Sí, yo también, te veo bien, algo más delgaducha...

 

·     MJ:         Ya ves, como hemos cambiado, tú antes eras “la flaca”

 

·     MP:        Y tú la rolliza… en eso poco has cambiado… unos kilos…

 

las dos suspiran y quedan pensativas

 

·     MJ:         Que tiempos… éramos tan jóvenes… por cierto ¿Recuerdas a Manuel?

 

MP se pone nerviosa y sin querer tira el vaso

 

·     MJ:         El niño mono del Insti y de la UNI, el que todas queríamos salir con él…

 

MP  pone cara de sorpresa, a la vez que frunce el ceño

 

·     MP:        ¿Tú también?

 

·     MJ:         Sí, pero sin éxito. Recuerdo que cuando hablaba, no sé, su voz de presentador de TV, clara y profunda, enamoraba, .. No sé si llegó a ser barítono, era su ilusión...

 

MP se la mira con cara de estar pensando “vaya con la rolliza”

 

·     MP:        Sí, llegó incluso a ser Tenor, pero ya  está retirado, ahora ya no es ni la mitad de lo que era, pobrecillo mío...

 

·     MJ:         No sabes que… el otro día, iba yo por la gran vía, camino de casa de mi hermano, de repente me crucé con él… con Manuel… oye que por poco no lo saludo, al principio no lo conocía, lo reconocí por la gomina, lo fui a saludar y me quedé sorprendida, pasmaica,  oye, que me fui sin saber que me decía… con el vozarrón que tenía… yo pa mí que ni me conoció.

 

·     MP:        Ya lo creo que te conoció

 

·     MJ:         ¿Sí?, ¿tú crees? me dio tanta pena, con el chorro de voz que tenía y si lo vieras, ahora no hay quien lo entienda,

 

·     MP:        Sí, quien diría que ha sido un Gran Tenor y ahora .. pobrecillo mío tener que verse… como se tiene que ver…para él es desesperante, es insoportable…

 

MJ con cara pensativa, suelta

 

·     MJ:         Tan estirao que era- ¿lo recuerdas?

 

·     MP (Suspirando hondo):  Sí, siempre tan bien peinado, tan engominao… con aquellos modelitos, siempre al último grito.

 

·     MJ:         Era un creído, un chulo, un .....,, pobrecillo, me dio mucha pena,  lo ves ahora… tan encorvado, la mirada perdida, temblando… Quien le iba a decir a él que acabaría … Ay por Dios. Que mal que está…que mal que lo vi, que pena me dio.

 

·     MP:        No lo sabes tu bien, ni la mitad de lo que era pobrecillo mío… que la mitad, ni una tercera parte

 

·     MJ:         Pues si lo vieras, parece un castigo del Cielo. Sentado en esa silla, tomando el sol, sin que nadie le diga nada.

 

·     MP:        Porque nadie lo entiende y pasan de él, da pena a quien lo conoce y quien no ni se acercan.

 

§        MJ:        Que le habrá pasao al probe Manuel, pa quedarse como se ha quedao, Que le habrá pasao al probe Manuel, ay que le habrá pasao….tan guapetón que era él. 

 

§        MP:       Pues que le va a pasar, mujer…  pues que a los 40 años agarró una enfermedad que mira como lo ha dejao… i lo peor está por llegar, pobrecillo mío no se si podrá aguantar

(mirando  a la amiga) :  Ni rastro de lo que era, y mira que había sido guapo, el muy…condenao

 

§        MJ:        ¿Cómo? Guapo, guapísimo, de los que quitaba el hipo

 

§        MP:       Sí, y míratelo ahora…pobrecillo mío como se tiene que ver, ni siquiera la gomina le sienta bien. Ahora también quita el hipo, pero del susto …

 

§        MJ:        Pobrecillo, tanto presumir, tanto, tanto, tanto, para que,  para acabar así… vete tu a saber lo que le ha pasado, es muy raro… ¿lo sabes tú?

 

§        MP:       ¿Si yo lo sé?, ¿Si lo sé yo? ¿cómo no voy a saberlo?

 

§        MJ:        Cuéntame, anda que yo también lo sepa, por si me encuentro a Isa, o a Mari o a Xavi, o alguno de la peña….

 

§        MP:       Todo empezó hace ya unos 10 años… le diagnosticaron la Enfermedad de Parkinson.

 

§        MJ:        ¿La enfermedad de qué?

 

§        MP:       De Parkinson, mujer… Es una enfermedad neurodegenerativa crónica que no tiene cura. Por lo que se ve  una parte del cerebro, la llamada… creo que zona negra, vamos, la encargada de fabricar una sustancia… creo que la llaman dopamina… que se ve que la necesitamos por narices, sino nuestro cuerpo no responde.

 

§        MJ:        ¿Como el de Manuel?

§        MP:       Eso, como el de Manuel

 

§        MJ:        Con el cuerpazo que tenía… el muy marrano

 

§        MP (Suspirando):  A mí tú me lo vas a decir... Que me vas a contar que yo no sepa. (suspirando)

Como te iba contando,  su cerebro  dejó de fabricar la dichosa sustancia, no saben a que es debido, no saben porqué, la cuestión es que él tiene que medicarse de por vida y cada día que pasa va peor.

 

 

§        MJ:        (con cara de asombro) Fíjate, si que sabes sobre el Parkinson, me has dejado pasmá… pero Manuel no tiene edad, yo tengo entendido que es una enfermedad de viejos.

 

§        MP:       Otra equivocación, eso piensan muchos, pero no. A Manuel le empezaron los síntomas a los 38 años, empezó que su lado derecho le dejó de obedecer.

Al principio los medicamentos le fueron a las mil maravillas, pero los dos últimos  años… los ha probado todos, ahora  solo le queda la cirugía.

 

·        MJ:        ¿Cirugía? ¿El Parkinson se opera?

 

·        MP:       Sí, pero la lista de espera es de un año, por lo menos y tampoco te garantizan nada. La única esperanza que le queda    es que mientras tanto ocurra el milagro.

 

·        MJ:        ¿Milagro?

 

·        MP:       Milagro sí, nunca mejor dicho, un milagro será si alguien     lo consigue curar.

                                                                                                  

§        MJ:        (con cara de sorpresa) ¡Fíjate! La enterada, te sabes la vida y milagros de Manuel, ¿Cómo sabes tanto, pillina?

 

§        MP:       Porque me casé con él ahora va pa 30 años...

 

§        Señor mayor:                  Sí, amigos… ya ven… el Parkinson, no respeta nada ni se para ante nadie, sea guapo o feo, minero o cantante, rico o pobre, engominao, encerao o enlacao…  tanto me da…lo que me… le importa es apoderarse de sus movimientos.

Vean, vean como acaba la historia.

 

 

                                V.      ACTO

 

En el escenario Manuel sentado en el banco del Parque, esperando nervioso, mirando el reloj…

 

·     Manuel:          ¿Dónde se habrá metido? ¿Por qué tarda tanto? Sino viene pronto me va a dar algo, me lo noto, esta se ha olvidado de mí, a saber dónde está… a saber con quien está, con algún desarmao, pelagatos, oportunista, sano eso sí, rebosando salud por todo su cuerpo serrano, claro, comparándolo con el mío…

Pero ¡Señor! como me tengo que ver, yo,  el terror de las niñas desde párvulos, siempre de mil botones, con el pelo engominado a lo Conde, trajes de Emidio Tucci, cuidando el último detalle. ¿Qué ha quedado de aquel Manuel? ¿Dónde está? ¡Señor! ¿En que me has convertido?...

 

(Ve a MP a lo lejos viene acompañada de MJ, su amiga)

 

·     Manuel:          ¡Por fin!

 

·     MP:        Lo siento, el reloj corre más que yo, (señalando a  MJ). Mira con quién me encontré ¿la conoces?

 

·     MJ:         Hola Manuel, lo siento, yo soy la culpable, insistí para que nos tomáramos un café y empezamos a hablar del Insti…

 

·     Manuel:          Y de mí, claro

 

·     MP:        Como no… tú has sido el eje de nuestra conversación, como siempre… no cambiarás nunca, siempre tan engreído,  siempre tan creído.

 

·     MJ:         Evidentemente, hemos hablado de ti, oye que no sabia que os habíais casado…mi enhorabuena hacéis muy buena pareja.

 

·     Manuel:          La hacíamos, la hacíamos, éramos la envidia del vecindario, todos querían imitarnos, incluso en el engominado, pero ya ves MJ, ahora…

 

·     MP:        Ahora… pues ahora lo mismo…

 

·     Manuel:          ¿Cómo va a ser lo mismo? Mujer… ahora ni nos saludan, rehuyen de mi presencia, a los niños les doy miedo…

 

·     MP:        Anda, anda, miedo, como les vas a dar miedo, tú, con lo guapo que eres.

 

·     Manuel:          Era, no lo niego… en mis años mozos me hacia mirar, estaba de buen ver, no os lo voy a negar.

 

·     MJ:         Pues, quien tuvo  retuvo

 

·     Manuel:          Yo retener, retuve poco, más bien nada, asusto al miedo, sin ir más lejos antes de ayer, salí al patio a leer y en la terraza de enfrente estaba la vecina batallando con el niño, que no quería comer y ya desesperada le oigo decir: “O comes o llamo a Manuel”

 

·     MP (acariciándole el pelo cariñosamente): Tú ni caso, eso es porque no te conocen bien, para mí sigues siendo el más guapo…

 

·     MJ:         Bueno parejita os dejo, se me ha hecho tarde… me ha hecho mucha ilusión veros a los dos, (da dos besos a Manuel mientras le dice): Y tu Manuel ánimos, que yo te veo muy bien… y ahora están investigando mucho sobre eso…

 

MP acompaña a MJ salen escenario:

 

·     Manuel (solo en el escenario):       Ánimos, ánimos, a más de uno quisiera yo ver lo animado que estaría en mí situación, yo que me comía el mundo, con el vozarrón que yo tenía, en plena carrera, cuando mejor me iba…¡Señor!... mírame… tembloroso, sin poder dar un paso, con un hilo de voz que ni se me oye, dependiendo de mi pobre MP para todo… hasta que se canse, pobrecilla cansada debe estar ya… ella no se merece tanto aguante… Y esas investigaciones  que no hay manera de que avancen, llevamos esperando de cinco en cinco más de 30 años, yo, ya voy por los 15 y cinco más no los aguanto y mi MP menos, tendré que cuidar mi imagen un poco más, aunque solo sea por ella.

(Se saca el peine y se empieza a peinar como primera escena pero sentado).

 

 

                               VI.      ACTO

 

 

(Sale grupo mujeres y hombres)

 

·     Mujer 1:          Madre mía, si no lo veo no lo creo

·     Mujer 2:          Pobrecillo Manuel

·     Mujer 3:          Pobrecillo… como se tiene que ver

·     Mujer 4:          Tan presumido que era

·     Hombre 1:     Ya ves… para que le ha servido…

·     Hombre 2:     Tanta guapura… para esto…

·     Hombre 3 (mirándose): Imagínate…      si ya no eres guapo…

·     Todos:             Pobrecillo Manuel

 

 

·     Narrador:       Que... ¿Les ha gustado la historia de Manuel? Espero que al menos les haya servido de lección … para saber que conmigo no hay quien pueda, ni ricos, ni guapos, ni feos, ni pobres, pongan más o menos resistencia, de izquierdas o de                                derechas, católicos o protestantes, siempre acabo vencedor……AHHHHHHHHHHHHHHH y no creo en los milagros…

 

co.torrente@auna.com

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com