Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

PERFORMANCE

de Jorge Moreno

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

PERFORMANCE

 

 

De Jorge Moreno

 

jmpieiga@hotmail.com 

 

ACTO ÚNICO

 

 La sola presencia de un colchón como punto neurálgico de la escena. Sobre el mismo, ÉL y ELLA, semidesnudos, intercambian fluidos a través de un prolongado beso. Después de unos instantes preñados de intensidad, se separan y dan por concluidas las acotaciones.

 

 

 

ÉL.-Y él le dijo: “fóllame”.

 

ELLA.-Y ella le respondió: “que te folle tu madre”.

 

ÉL.-Ya lo ha hecho.

 

ELLA.-No me jodas.

 

ÉL.-En sueños; pero... ya lo ha hecho.

 

ELLA.-Eres un hijo de puta.

 

ÉL.-Eso es.

 

ELLA.-Un auténtico hijo de puta.

 

ÉL.-Ahí, ahí...

 

ELLA.-No sé qué hago aquí.

 

ÉL.-Ahí, ahí...

 

ELLA.-Me lo advirtieron.

 

ÉL.-Hicieron bien.

 

ELLA.-Me dijeron que tú no eras quien aparentabas ser.

 

ÉL.-Oooooooooooh. El tópico.

 

ELLA.-Me lo advirtieron.

ÉL.-El típico tópico.

 

ELLA.-Me dijeron que mentías a la perfección.

 

ÉL.-Te mintieron.

 

ELLA.-Me lo advirtieron.

 

ÉL.-Pero no hiciste caso.

 

ELLA.-Porque también me dijeron que aprendería a quererte.

 

ÉL.-Te mintieron.

 

ELLA.-Y he aprendido a quererte.

 

ÉL.-Quieres quererme.

 

ELLA.-Queriendo quererte he aprendido a querer.

 

ÉL.-Y... ¿qué quieres?

 

ELLA.-Creer que te quiero.

 

ÉL.-Hablas como un filósofo.

 

ELLA.-Hablo, que no es poco.

 

ÉL.-Como un jodido filósofo.

 

ELLA.-Aún hablamos.

 

ÉL.-Entre polvo y polvo.

 

ELLA.-No.

 

ÉL.-¿Eh?

 

ELLA.-Entre conversación y conversación, follamos.

 

ÉL.-Como un jodido filósofo.

 

ELLA.-Me gusta creerlo.

ÉL.-Creer, creer...

 

ELLA.-Soy creyente, a mi manera.

 

ÉL.-Eres gilipollas.

 

ELLA.-Amén.

 

ÉL.-Eres MI gilipollas.

 

ELLA.-El profeta ha hablado.

 

ÉL.-Mi querida gilipollas.

 

ELLA.-Que no es poco.

 

ÉL.-La gilipollas de mi vida.

 

ELLA.-Así sea.

 

ÉL.-Mi guarra, mi cerda.

 

ELLA.-Mmmm.

 

ÉL.-Toda mía.

 

ELLA.-Mmmm.

 

ÉL.-Mía entera.

 

ELLA.-Aaaaaaaaaaah.

 

ÉL.-De la cabeza a los pies.

 

ELLA.-¡Sí! ¡Sí!

 

ÉL.-De las tetas al coño.

 

ELLA.-¡Sigue!

 

ÉL.-Del culo a los sobacos.

 

ELLA.-¡Oh!

ÉL.-Unos sobacos peludos.

 

ELLA.-¡Bravo!

 

ÉL.-Un bosque en las axilas.

 

ELLA.-Cabronazo.

 

ÉL.-El Mato Grosso.

 

ELLA.-Cabrón.

 

ÉL.-La selva congoleña.

 

ELLA.-Como una cabra.

 

ÉL.-Una lección de Geografía.

 

ELLA.-Para ti.

 

ÉL.-Sólo para mí.

 

ELLA.-¿Tratas a todas por igual?

 

ÉL.-En lo que a las axilas se refiere, sí.

 

ELLA.-Haces que me sienta celosa.

 

ÉL.-Pero te hago sentir.

 

ELLA.-Que no es poco.

 

ÉL.-Que no es poco.

 

ELLA.-Te siento.

 

ÉL.-Ajá.

 

ELLA.-Te siento dentro.

 

ÉL.-¿Ahora se supone que debería gemir?

 

ELLA.-Te siento dentro aunque estés fuera.

ÉL.-¿Se supone que debería hacer algo?

 

ELLA.-Entra.

 

ÉL.-Dame la llave.

 

ELLA.-La llevas incorporada.

 

ÉL.-Me carcajeo.

 

ELLA.-Es una de esas llaves antiguas.

 

ÉL.-Una llave maestra.

 

ELLA.-Una llave ajena al paso del tiempo.

 

ÉL.-No una de esas llaves de hotel en forma de tarjeta de crédito.

 

ELLA.-No, de ésas, no.

 

ÉL.-La llave de una mansión embrujada.

 

ELLA.-Yo soy la bruja.

 

ÉL.-Hechízame.

 

ELLA.-Que te den por el culo.

 

ÉL.-Con otra llave.

 

ELLA.-¿Sigues deseándome?

 

ÉL.-Deseo desearte.

 

ELLA.-No más juegos de palabras.

 

ÉL.-Deseo desearte pero no consigo más que excitarme deseándolo.

 

ELLA.-Me he perdido.

 

ÉL.-Estoy confuso.

 

ELLA.-Estoy perdida.

ÉL.-Tan confuso.

 

ELLA.-Soy una perdida.

 

ÉL.-Déjame.

 

ELLA.-No.

 

ÉL.-Déjame y te encontrarás.

 

ELLA.-No.

 

ÉL.-Piérdeme y te encontrarás.

 

ELLA.-Lo que faltaba.

 

ÉL.-Serás libre dejándome.

 

ELLA.-No pretendo ser libre.

 

ÉL.-Anda, la hostia.

 

ELLA.-¿Qué te hace pensar que pretendo ser libre?

 

ÉL.-Joder.

 

ELLA.-Encarcélame.

 

ÉL.-Joderrrrr.

 

ELLA.-Condéname.

 

ÉL.-Loca.

 

ELLA.-Psicópata.

 

ÉL.-¿Buscas un carcelero?

 

ELLA.-Busco un torturador.

 

ÉL.-Joderrrrrr.

 

ELLA.-Lo busco y lo encuentro.

ÉL.-La señorita quiere que se la torture...

 

ELLA.-El señorito quiere torturarme...

 

ÉL.-Nos leemos el pensamiento.

 

ELLA.-Nos conocemos.

 

ÉL.-Te conocería más, si me lo permitieses.

 

ELLA.-Te lo permito.

 

ÉL.-Te tocaría.

 

ELLA.-Toca.

 

ÉL.-Te tocaría casi sin tocarte.

 

ELLA.-Suena bien.

 

ÉL.-Te tocaría... despacio... recorriendo tu piel húmeda.

 

ELLA.-¡Toca! ¡Toca!

 

ÉL.-Te humedecería...

 

ELLA.-¿Ajá?

 

ÉL.-...tocándote con mi lengua.

 

ELLA.-¿Tu lengua?

 

ÉL.-Mi lengua subiría...

 

ELLA.-¿Tu lengua?

 

ÉL.-...bajaría...

 

ELLA.-¿La misma lengua que me enciende?

 

ÉL.-...y se perdería en tu interior.

 

ELLA.-¿La misma lengua que me roba el alma?

ÉL.-La misma lengua que hace que te corras.

 

ELLA.-Es la misma lengua, en efecto.

 

ÉL.-Y él le dijo: “bésame”.

 

ELLA.-Lo haré si prometes quererme.

 

ÉL.-Pero yo no te quiero.

 

ELLA.-¿Estás seguro?

 

ÉL.-No te quiero.

 

ELLA.-Qué frialdad, la tuya.

 

ÉL.-A ti te sobra el calor.

 

ELLA.-Soy de sangre caliente.

 

ÉL.-He tenido ocasión de comprobarlo.

 

ELLA.-Capullo.

 

ÉL.-Guarra.

 

ELLA.-Si te beso, ¿me querrás?

 

ÉL.-Que no, hostia, que no.

 

ELLA.-¿Para qué voy a besarte, entonces?

 

ÉL.-Muy sencillo: para fornicar o para que te sientas dominada.

 

ELLA.-Me siento mal.

 

ÉL.-He vencido.

 

ELLA.-¿Perdón...?

 

ÉL.-He vencido a la más golfa entre las golfas.

 

ELLA.-Muérete.

ÉL.-Me muero de risa.

 

ELLA.-¿Te ríes de mí?

 

ÉL.-Me descojono.

 

ELLA.-Pues... ¿por qué sigues conmigo?

 

ÉL.-Porque hemos follado.

 

ELLA.-Te has follado a otras.

 

ÉL.-Y siguen conmigo.

 

ELLA.-¿...?

 

ÉL.-Y les digo lo mismo que a ti.

 

ELLA.-¿Y les haces lo mismo que a mí?

 

ÉL.-Ajá.

 

ELLA.-...Vaya.

 

ÉL.-¿Por qué no iba a hacerlo?

 

ELLA.-No soy la única.

 

ÉL.-Eres única.

 

ELLA.-Pero no la única.

 

ÉL.-Eres mi única vía de escape.

 

ELLA.-Anda ya.

 

ÉL.-A tu lado el tiempo se detiene.

 

ELLA.-Me decepcionas.

 

ÉL.-Tic... Tac...

 

ELLA.-Anda y vete a tomar por el culo.

ÉL.-Tic...

 

ELLA.-Cállate.

 

ÉL.-...Tac...

 

ELLA.-Diosssssss.

 

ÉL.-...Tic...

 

ELLA.-¡Cállate!

 

ÉL.-...Tac...

 

ELLA.-¡Muérete, cabrón!

 

ÉL.-...Tic...

 

ELLA.-¡Perro sarnoso!

 

ÉL.-...Tac...

 

ELLA.-Me voy.

 

ÉL.-La puerta está abierta.

 

ELLA.-Ahora sí que me voy.

 

ÉL.-Fuera de mis aposentos.

 

ELLA.-No me harás sufrir.

 

ÉL.-Creo recordar que buscabas un torturador.

 

ELLA.-Buscaba tantas cosas...

 

ÉL.-La puerta sigue abierta.

 

ELLA.-He pasado la mayor parte de mi vida... buscando.

 

ÉL.-Te ibas, ¿recuerdas?

 

ELLA.-Eres cruel.

ÉL.-Soy un hombre.

 

ELLA.-¿Un hombre?

 

ÉL.-Un hombre y un torturador.

 

ELLA.-Ja.

 

ÉL.-Lo soy.

 

ELLA.-Cómo me excitas (trato de ser irónica).

 

ÉL.-Lo sé (doble réplica).

 

ELLA.-Alma de literato.

 

ÉL.-Cuerpo de furcia.

 

ELLA.-¿Por qué nunca me susurras tu ingenio al oído?

 

ÉL.-Por dos razones: A) Tus oídos no me dicen nada, por tanto, nada tengo que decirles; B) Yo no susurro; gimo, grito... aúllo... pero no susurro.

 

ELLA.-No haces lo que más me gusta.

 

ÉL.-No pretendo gustarte.

 

ELLA.-Qué rico.

 

ÉL.-Ñoña.

 

ELLA.-He descubierto tu disfraz.

 

ÉL.-Descúbremelo.

 

ELLA.-Vas de Casanova castigador, un trasunto del Don Juan más rancio.

 

ÉL.-¿Y era yo el del alma de literato?

 

ELLA.-En resumidas cuentas: eres despreciable.

 

ÉL.-¿Me desprecias, vida?

 

ELLA.-También.

 

ÉL.-Soy tuyo.

 

ELLA.-¿Te rindes?

 

ÉL.-Capitulo.

 

ELLA.-Ha sido una contienda fugaz.

 

ÉL.-Pero ha habido guerra, que es lo que cuenta.

 

ELLA.-Un conflicto breve para una batalla sin fin.

 

ÉL.-Batallaremos mientras haya sudor que transpirar.

 

ELLA y ÉL.-Almas de literatos.

 

ELLA.-Corazón pedante.

 

ÉL.-Hígado encebollado.

 

ELLA.-Muérdeme.

 

ÉL.-Ñam.

 

ELLA.-Oooh. Así.

 

ÉL.-Te haré sangrar.

 

ELLA.-Me hiciste sangrar anoche.

 

ÉL.-Sangrarás como una virgen.

 

ELLA.-Inmaculada.

 

ÉL.-Volverás a ser virgen para sangrar como una de ellas.

 

ELLA.-...Inmaculada...

 

ÉL.-Eh, eh. Despierta.

 

ELLA.-Lo nuestro es puro.

ÉL.-¿Lo nuestro?

 

ELLA.-El sudor, las caricias, los fluidos...

 

ÉL.-El sudor es un fluido.

 

ELLA.-Si no fuera por tu sapiencia, si no fuera por tu elocuencia, si no fuera por tu indecencia...

 

ÉL.-Si no fuera por los sufijos.

 

ELLA.-Si no fuera... por ti.

 

ÉL.-¿Te digo una cosa, amor?

 

ELLA.-Adelante.

 

ÉL.-Que te den por el mismísimo ojete del mismísimo culo.

 

ELLA.-¿Hablamos de deseo carnal?

 

ÉL.-¿Hablamos de mentiras?

 

ELLA.-¿Nos callamos?

 

ÉL.-¿Tú? ¿Callada, tú?

 

ELLA.-Ciérrame la boca.

 

ÉL.-¿Mediante sexo oral?

 

ELLA.-No pronuncies esa palabra.

 

ÉL.-¿Qué palabra? ¿Oral? ¿Mediante? ¿Dios mediante? ¿Me cago en...?

 

ELLA.-¡Dios! ¡Sexo! ¡No hables de sexo!

 

ÉL.-Del sexo no se habla.

 

ELLA.-¡No hables de sexo! Emplea un eufemismo.

 

ÉL.-Eres demasiado complicada para mí.

 

ELLA.-¿Me psicoanalizas?

 

ÉL.-Demasiado complicada para el sexo.

 

ELLA.-Me psicoanalizas.

 

ÉL.-Te manipulo.

 

ELLA.-Yo hago lo mismo contigo.

 

ÉL.-Somos la pareja perfecta.

 

ELLA.-¿Lo somos? ¿Somos una pareja? ¿Somos perfectos?

 

ÉL.-¿Somos alguna cosa?

 

ELLA.-Somos actores.

 

ÉL.-¿Interpretamos?

 

ELLA.-Fingimos.

 

ÉL.-¿Cuándo?

 

ELLA.-No estoy segura. Creo que siempre.

 

ÉL.-¿No existe la verdad para nosotros?

 

ELLA.-La verdad es este colchón.

 

ÉL.-Ahora nos entendemos.

 

ELLA.-La verdad es esto.

 

ÉL.-¡Aparta tus sucias manos!

 

ELLA.-¡Esto!

 

ÉL.-¡Quita, joder!

 

ELLA.-Volvamos al colchón.

 

ÉL.-Seguimos en él.

ELLA.-Volvamos a la verdad.

 

ÉL.-Lo que tu digas, viciosa de mis entretelas.

 

ELLA.-Volvamos a pasear juntos por las calles de Lisboa.

 

ÉL.-¿Lisboa? ¿De qué hablas?

 

ELLA.-Volvamos a Lisboa sin salir de aquí.

 

ÉL.-Lisboa tampoco es verdad.

 

ELLA.-Lo fue. Lo será.

 

ÉL.-Pero no lo es. No es presente. No es parte de nosotros.

 

ELLA.-Nosotros somos, fuimos, seremos.

 

ÉL.-Ya no.

 

ELLA.-¡Sí!

 

ÉL.-No hemos sido.

 

ELLA.-¿Cómo puedes decir eso?

 

ÉL.-Pensándolo.

 

ELLA.-...Pensándolo...

 

ÉL.-Guiándome por lo que chillan las vísceras.

 

ELLA.-...No hemos sido...

 

ÉL.-No. No hemos sido. No somos. Ni fuimos. Ni seremos. Ni hostias.

 

ELLA.-¿Somos una mentira?

 

ÉL.-No somos nada. No somos nadie. Como las plañideras.

 

ELLA.-Es hora de que me vaya.

 

ÉL.-Nos iremos los dos.

ELLA.-¿Adónde?

 

ÉL.-A Lisboa.

 

ELLA.-¿Qué?

 

ÉL.-O a tomar por culo.

 

ELLA.-¿...?

 

ÉL.-Nos iremos y desapareceremos. Magia.

 

ELLA.-Desaparecer... ¿unidos?

 

ÉL.-Desaparecer... yo para ti... tú para mí.

 

ELLA.-...Será lo mejor.

 

ÉL.-Y él le dijo: “vámonos”.

 

ELLA.-¿Será lo mejor?

 

ÉL.-Y ella no respondió.

 

ELLA.-Ella se limitó a... desaparecer... a desaparecer para... él.

 

ÉL.-¿Lloras?

 

ELLA.-Muero.

 

ÉL.-Morir es desaparecer.

 

ELLA.-Desaparezco, si lo prefieres.

 

ÉL.-Se acabó, princesa.

 

ELLA.-Busquemos la forma de decirnos adiós.

 

ÉL.-Fuera. Largo. Piérdete. Out.

 

ELLA.-¿Te veré?

 

ÉL.-Me sentirás.

ELLA.-¡De tus labios ha salido algo bonito!

 

ÉL.-Eh, eh, eh. Sí: me sentirás. Me sentirás y acabarás sintiendo el haberme conocido.

 

ELLA.-Vuelta a la normalidad.

 

ÉL.-El eterno retorno.

 

ELLA.-Vuelta a las jornadas vacías.

 

ÉL.-La eterna despedida.

 

ELLA.-Vuelta a la rutina de quien lucha contra la rutina.

 

ÉL.-Consuélate pensando en mí.

 

ELLA.-¿En ti?

 

ÉL.-Yo volveré a mi particular monotonía.

 

ELLA.-Pero no volveremos a este pequeño paraíso.

 

ÉL.-Nunca hemos estado aquí. Hazte a la idea.

 

ELLA.-No volveremos a esa Lisboa que un día inventamos.

 

ÉL.-Lalará... Lará... Lará... La... La...

 

ELLA.-Lalará... Lará... Lará... La... La...

 

ÉL.-Nuestra canción.

 

ELLA.-Te la acabas de inventar.

 

ÉL.-Da lo mismo. Ya es nuestra.

 

ELLA.-¿Quién se la quedará?

 

ÉL.-Ninguno de los dos. Quema la partitura.

 

ELLA.-Demasiado fuego para una sola tarde.

 

ÉL.-Cenizas, más bien.

 

ELLA.-No te deseo nada bueno.

 

ÉL.-Lalará... Lará... Lará...

 

ELLA.-Hijoputa. Carapijo. Tocahuevos. Pocapicha.

 

ÉL.-¡De tus labios ha salido algo inteligente!

 

ELLA.-Ha sido un placer, caballero.

 

ÉL.-Cínica.

 

ELLA.-Has cambiado el concepto que del macho tenía esta virginal florecilla.

 

ÉL.-Flor y cactus. Pareja simbólica.

 

ELLA.-Delicadeza y crueldad.

 

ÉL.-El crisantemo y la espada de los japoneses.

 

ELLA.-Japón... Lisboa... ¿Viajaremos de nuevo?

 

ÉL.-Vete.

 

ELLA.-No.

 

ÉL.-¡Vete!

 

ELLA.-Te lo ruego.

 

ÉL.-Yo me iré después. Vete. No caigas en el patetismo.

 

ELLA.-¿Adónde?

 

ÉL.-¡A Lisboa! ¡A Tokio! ¡Haz lo que te salga del agujero...! ...Pero vete.

 

ELLA.-¡Nooooo!

 

ÉL.-¡Vete, seas quien seas!

 

ELLA.-Soy yo. La misma chica del portal.

 

ÉL.-¡Vete, joder!

 

ELLA.-La misma desconocida. La misma persona que ahora conoces mejor que a ti mismo.

 

ÉL.-“Conócete a ti mismo”. El coñazo de siempre. ¡Vete, golfa!

 

ELLA.-¿Estás llorando?

 

ÉL.-Me muero. Como tú. Me muero.

 

ELLA.-Muramos juntos.

 

ÉL.-Envía una petición a mi secretaria y la estudiaré con detenimiento. Ahora... vete.

 

ELLA.-...

 

ÉL.-...

 

ELLA.-...

 

ÉL.-¿A qué esperas?

 

ELLA.-Antes quiero hacerte comprender lo que has supuesto para mí. Déjame hablar.

 

ÉL.-¿Te irás luego?

 

ELLA.-Déjame hablar y no me interrumpas.

 

ÉL.-Tuyo es el púlpito.

 

ELLA.-No hables para que yo hable. Para que yo escupa.

 

ÉL.-...Tuyo el poder y la gloria...

 

ELLA.-Shhh.

 

ÉL.-...por siempre...

 

ELLA.-...Ah...

 

ÉL.-...Señora...

 

ELLA.-No llamabas la atención y caí caí presa de tus artimañas caí en el lodazal que planificaste como una tela de arácnido ocioso y cruel me hiciste disfrutar de la mentira introduciendo en mí la droga de tu amoralidad la cocaína de tu masoquismo la heroína de tus mordiscos y caricias de experto amante odioso y ya ves aun humillada suplicante y genuflexa no me tienes porque no quieres cierto pero no me tendrías porque no me conoces porque no has subido el último peldaño el que oculta mi nombre lo que pienso lo que sé y lo que ya sabía antes de penetrar en este cubículo antes de que nos penetráramos sin unirnos antes de que abandonara ese pasado que ignoras y no te guardo rencor nada guardo me limité a joder a follar a lamer a chupar y ¿sabes? me gustó me entusiasmó a ratos como a ti no pongas esa cara no disimules no harás que me sienta como una puta de las que deduzco has frecuentado hasta el milagro de esta tarde esta tarde en la que procreamos sin fruto esta tarde que ha barrido del mapa las otras tardes esta tarde que no hubiera existido si una imbécil no se no se cruza en el camino de un loco si ese loco imbécil no aborda a la idiota que buscaba una respuesta en las aceras calladas en su imaginación pero la tarde existe lo ridículo o lo sublime existe y no quiero indagar más me enrocaré en una posición me declararé inerte perpetua e iré encogiéndome disolviéndome perdiendo contacto con la realidad y con la irrealidad y abandonando el cuerpo la piel el alma en forma de sudor evaporándome hasta que sea un recuerdo y hasta que ese recuerdo no aflore en mente alguna Requiescat In Pace Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum Veni Creator Spiritus Senatus PopulusQue Romanus fin the end finito kaput goodbye banzai ciao se acabó...

Aunque...

Cariño...

Amor mío...

Mi vida...

Mi sol...

Mi cielo...

Cosita...

GRACIAS.

 

ÉL.-...Quédate. No niegues con la cabeza y... quédate.

 

ELLA.-Gracias.

 

ÉL.-¡Nooooooooo!

ELLA.-Gracias.

 

ÉL.-...No...

 

ELLA.-Ego te absolvo a pecatis tuis...

 

ÉL.-N... o...

 

ELLA.-...In nomine Patris...

 

ÉL.-¡Confesión!

 

ELLA.-...et Filii...

 

ÉL.-¡CONFESIÓN !

 

ELLA.-...et Spiritus Sancti.

 

ÉL.-Quousque tandem, Catilina, abutere patientia nostra?

 

ELLA.-A Dios te encomiendo.

 

ÉL.-¿Por qué?

 

ELLA.-¿Por qué no?

 

ÉL.-Y él le dijo: “quédate”.

 

ELLA.-Y ella le contestó: “que se quede tu madre”.

 

ÉL.-Quam diu etiam furor iste nos eludet, quem ad finem sese effrenata iactabit audatia?

 

ELLA.-¿Hasta cuándo?

 

ÉL.-¿Qué voy a hacer ahora?

 

ELLA.- .................................... 

 

TELÓN

 

(acotación emboscada)

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com