Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

RESONADORES INVISIBLES

de Fernando Zabala

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

RESONADORES INVISIBLES

 

De Fernando Zabala

 

fer_z300@outlook.com.ar   

  

Obra de teatro de un solo acto y una sola escena

Personajes:

HELENIA

AXIAL

HUBERTINO

ASISTENTE

 

PERSONAJES FEMENINOS: DOS

PERSONAJES MASCULINOS: TRES

 

 

 

  

 

CARACTERÍSTICA DE LOS PERSONAJES

HELENIA Mujer de 40 años de edad, de contextura grande, esposa de Axial.

Helenia está vestida con un traje negro en terciopelo, tiene un rodete al estilo de Evita Perón, además lleva un bastón que lo utiliza como apoyo.

AXIAL Hombre de 55 años de edad, de contextura pequeña, esposo de Helenia. Tiene puesto un pijama, atrás de el, tendrá durante casi toda la obra al Asistente, persona que ha contratado para que le copie en todos sus movimientos, y en lo que enuncia verbalmente, es un hombre que en su rostro tiene cierto tormento.

HUBERTINO Niño de 13 años de edad, hijo de Helenia y Axial. El niño viste comúnmente con jeans, remera y zapatillas no debe ser el estereotipo de un niño con problemas, de un niño sometido, por el contrario, el sometimiento debe llegar de la mano de sus padres en el momento adecuado. 

ASISTENTE Hombre de 30 años aproximadamente, de contextura mediana. Está vestido de negro, tiene el rostro pintado de blanco,  y cabe aclarar que el asistente es un mimo de la calle que Axial ha contratado para dicho servicio, en donde este debe imitar todos sus movimientos a la perfección, por ello el actor que interprete al Asistente, deberá ser un mimo o trabajar con el método de Decroux.

ACTO ÚNICO

Escena I

La obra se desarrolla en la casa de Helenia y Axial, es la sala y el comedor, ambos se dividen por un cortinado blanco. En la sala hay como cinco micrófonos, algunos son modernos, otros de los años cuarenta, también dos megáfonos, además de los amplificadores de sonido que se hallan de frente al público. En el comedor, hay una mesa redonda con sillas, más al costado hay un sofá. Helenia está en el comedor tomando un té, cuando ingresa su marido Axial con el asistente que hará y dirá todo lo que haga este.

 

HELENIA: desconcertada ¿Quién es este sujeto?

AXIAL/ASISTENTE: Que se sirve té y se sienta a la mesa. Es mí asistente personal.

HELENIA: Al parecer tus pacientes te han contaminado las neuronas del todo.

AXIAL/ASISTENTE: A lo mejor, pero no permito que molestes a mí asistente, el señor es un artista, trabaja como mimo en el bar de la Antorcha.

HELENIA: ¿Y cuanto le pagas al artista por su arte?

AXIAL/ASISTENTE: Le pago por hora en realidad.

HELENIA: ¿Cuánto?

AXIAL/ASISTENTE: Cinco pesos la hora.

HELENIA: Se levanta y mira de arriba abajo al ASISTENTE  como queriéndolo incomodar, cuestión que el asistente no dejará de cumplir su función, es un profesional. ¿Y el asistente vendrá con nosotros a la cama también, además de llevarse los pocos centavos que tenemos?

AXIAL/ASISTENTE: Se levanta y se sienta en el sofá. No hace falta, para las nueve  ya se retira, y por el dinero no es tu problema, yo le pago con mi trabajo.

HELENIA: Que buena idea, nuestros ingresos se derrochan con este payaso, resulta que no puedo escuchar tu voz, ahora menos tú eco, a lo mejor yo podría hacer lo mismo.

AXIAL/ASISTENTE: Ya te dije que es con mi dinero, y con mi dinero hago lo que quiero, en tal caso, deberíamos hablar de todo el dinero que se ha ido en tú apestosa campaña quizá levantándose e ironizando con gestos exagerados porque la gente dice hay mira quien esta en la fiesta, la señora Helenia, que bien, guau dejando de hacer gestos y pensar que ese prestigio te lo pague  yo, con mi trabajo, el de un idiota que tiene que escuchar las locuras de la humanidad.

HELENIA: Pobre, estás tan solo que necesitas un idiota detrás tuyo. Te voy a decir una cosa, el prestigio me lo dio la política, y yo no tengo la culpa de que seas un frustrado que se pone a merced de los frustrados, ese no es mi problema.

AXIAL/ASISTENTE: No te permito, si yo me siento solo es porque en esta casa siempre me has hecho sentir así, y si soy un frustrado entonces soy un frustrado feliz en tal caso y no un frustrado desdichado.

HELENIA: Y como son los frustrados felices, acaso el frustrado es frustrado porque se siente incompetente y desdichado. ¿Y de tú hijo nada verdad? ¿Por qué no lo acompañaste a jugar al fútbol al menos?

AXIAL/ASISTENTE: Como voy a ir con este frió a jugar al fútbol, el es un niño, yo soy un viejo, mejor que juegue con sus amigos, además ya es grande, está en edad hasta de tener una novia.

HELENIA: Que bueno, además de un padre ridículo tiene un padre libertino.

AXIAL/ASISTENTE: Te molesta todo de mí, te molesta todo de mí levantando más la voz como si fuera una actitud que lleva a cabo cuando se enoja siempre con HELENIA. Te molesta, te molesta, te molesta, te molesta.

HELENIA: Atravesando el delgado tul que divide a los dos ambientes, se pasa hasta la sala de sonido rápidamente. Ya empezas de nuevo con burlándose te molesta, te molesta, te molesta, agarraste esa maña desde que entendiste que no me gustaba, debería partirte la cabeza con uno de estos micrófonos.

AXIAL/ASISTENTE: Se va hasta la heladera, saca una cerveza y se sirve en ella. Es la única forma de espantarte, de sacarte de enfrente de mis ojos.

HELENIA: Ella ha prendido los amplificadores, ha logrado acomodar los cinco micrófonos rodeándola, luego hace como un gemido, como probando el sonido, luego hace respiración como si fuera un ejercicio vocal, al terminar gesticula con sus manos y brazos como lo hacia Evita Perón, luego empieza el ensayo de su discurso que lo hará muy sobreactuado, su voz se debe escuchar amplificada por ambos equipos de sonido.

Querido pueblo, aquí estoy, entregada a todos ustedes, soy una más que caminará con las necesidades que padecen día a día. Se detiene y vuelve otra vez El pueblo tendrá toda mí entrega se queda pensando, cuando de pronto irrumpe desde la sala Axial/asistente.

AXIAL/ASISTENTE: Burlándose irónicamente Seguro que así tenes tú 17 de octubre, espera que  me pongo gomina y salimos juntos al balcón se ríe a carcajadas.

HELENIA: No se aleja de los micrófonos, su voz sigue amplificada Muy gracioso, pero si yo no llego a ser cenadora, te podes ir olvidando de las cuotas del auto querido.

AXIAL/ASISTENTE: Al ver que ella le habla por los micrófonos, AXIAL ASISTENTE se dirige hacia la sala de sonido, pasa delante de ella y toma dos megáfonos, uno utiliza el, y el otro su asistente. Las cuotas las pago yo con mí tarjeta,  todos los meses amor, siempre fue así.

HELENIA: ¿Por qué no haces memoria? Acordate del pasado también, o a  caso quien pagó las últimas cuotas del departamento que compramos en el centro?

AXIAL/ASISTENTE: Mentira, yo puse dinero también, es más, tuve que trabajar hasta altas horas de noche en el centro de atención al suicida.

HELENIA: Riéndose y burlándose a la vez Si, lo recuerdo, saliste tan pelotudo que pensaste que el pan era un rifle y lo tiraste por la ventana.

AXIAL/ASISTENTE: Acercándose con furia Mira...

De repente irrumpe HUBERTINO, el niño ingresa con una mochila.

HUBERTINO: Como ya sabiendo de la situación con rostro de tristeza Otra vez los resonadores. Mira extrañadamente a su padre, luego observa al ASISTENTE ¿Quién es este tipo papa, un paciente tuyo?

HELENIA: Riéndose a carcajadas No hijo, a tu padre lo han clonado y como resultado tenes doble mamarracho.

AXIAL/ASISTENTE: Ríete vieja pelotuda, si yo me parezco al payaso, vos sos la gorila del circo.

HUBERTINO: Y yo el monótono espectador de semejante teatro burdo.

HUBERTINO se retira, pero HELENIA, ni AXIAL/ASISTENTE se han percatado de ello, siguen en la rotunda discusión.

HELENIA: Yo no soy ninguna gorila querido, se mueve provocativamente con su cuerpo si vos vieras como me miran los hombres en la calle, se dan vuelta hasta cuando van con sus mujeres del brazo, se pavonean conmigo, sus esposas se les crispan los pelos y quieren ser como yo.

AXIAL/ASISTENTE: Si, es verdad, pero yo me cojo la puta que cada sesión me la abona con un sexo de aquellos.

HELENIA: Viejo asqueroso.

AXIAL/ASISTENTE: Vieja de mierda y encima narcisista.

Ambos se separan, HELENIA se queda ensayando, mientras que AXIAL/ASISTENTE se ha tomado una botella de whiski que encontró en la heladera y se sienta a la mesa con los pies arriba de una silla. De pronto entra ALESANDRA, quien es la señora que limpia, es sorda.

AXIAL/ASISTENTE: Hablando para si mismo Siempre lo mismo con esa criatura de las cañerías, es mejor tomar un buen trago y no escucharla más, a lo mejor el viernes por la noche me quede en el consultorio.

HELENIA: Le habla a ALESANDRA pero esta no le contesta por su sordera Si llego a ser cenadora ese viejo rallado dormirá en la calle, se lo juro Alesandra, ni su hijo va a preguntar por el, solo nosotros tres como una verdadera familia unida, si usted, Hubertino  y yo.

AXIAL/ASISTENTE: Ganaría más dinero y felicidad si fuera un asistente, solo tendría que hacer las cosas que hacen los demás.

HELENIA: Y se pone con ese me molestas, me molestas y esas cosas que ha inventado como esa tara que se le ha puesto por traer a un desconocido para que lo siga hasta en el baño, capaz que hace caca y el otro también al lado suyo, mi padre siempre dijo que era un muchacho especial, uno de esos raritos de la medicina moderna.

AXIAL/ASISTENTE: Refiriéndose a ALESANDRA Que le hablas a la boluda esa si es sorda, sorda.

HELENIA: Ese es un problema mío.

AXIAL/ASISTENTE: Te burlas de mí, de mí soledad pero corre mas rápido la tortuga que la liebre, así te dejaran en la campaña, cuando tus amigos, el gerente del banco provincia, y la mujerzuela de los hoteles Liberman. Ni bien se enteren de tu derrota eleccionista van a desaparecer como todos los que te han rodeado en tus mejores momentos políticos, todos son tiburones, todos quieren alabarte, pero cuando te ven en el piso solo desean devorarte, son criaturas de mal agüero, asco me dan, asco.

HELENIA: que ha dejado los micrófonos y se acerca hasta donde esta AXIAL/ASISTENTE Vos dices eso porque trabajas encerrado con esas plantas vivientes que solo escupen y escupen, pero yo trabajo al aire libre, camino las calles de aquellos barrios alejados en medio de un mar de soretes flotantes, pero esa gente se arremanga todo los días de su vida para romperse el alma trabajando, mientras tanto, en tu salita melancólica como te gusta llamarla, te tomas tus pastillas, las mismas que le recetas a los infelices que pierden el tiempo divagando sobre un pasado que ya murió.

AXIAL/ASISTENTE: Habla por los micrófonos que amplifican su voz. Bravo, bravísimo, ahora resulta que los servicios de la cenadora se convierten en los actos solidarios de una santa madona, seguro que todos piensan así, que caminas con ellos y resulta que la muy vanidosa habla en los micrófonos para ensayar una y otra vez su decadencia.

HELENIA: Ahora ella toma el megáfono. Mira viejo de mierda, vos estás con ese payaso que ya no lo soporto y si te filmara no solo que se reirían tus pacientes, tus colegas les daría tanta pena que te analizarían gratis y ni que hablar si Freud o Lacan vivieran, tendrían como diez volúmenes más con sujetos raros como vos, al final que, sos una planta al igual que todos tus pacientes, uno más, podes unirte al grupo si queres.

De pronto se oye el timbre, ambos se miran, luego HELENIA va a atender, entonces sale por el foro y deja el megáfono en el sillón, sale de escena, de la sala de sonido, en donde tardara unos segundos, luego volverá con un bebé entre sus brazos. AXIAL/ASISTENTE estará sorprendido al igual que HELENIA que trae al niño como si fuese suyo.

AXIAL/ASISTENTE: dejando los micrófonos ¿De donde salió esta belleza?

HELENIA: La encontré en la puerta.

AXIAL/ASISTENTE: ¿Por qué decís la encontré en la puerta? ¿Qué sabes si es una nena o un varoncito?

HELENIA: No lo se, pero esta muy tibio o tibia, me voy a fijar si es ella o el.

AXIAL/ASISTENTE: Le hace un gesto al asistente para que se retire, el hombre se sienta en el comedor. Me hace acordar a Hubertino, mira tiene la misma nariz y todo, la misma boca.

HELENIA: Se le cristalizan los ojos como dos perlas ¿Te acordas? Que bellos tiempos aquellos, estábamos en casa de mamá, yo me sentaba en la silla y me hamacaba un tiempo largo, vos aparecías con ese traje rallado que tenías, te dejabas el bigote como Dalí, volvías de la casa de los Plaudi, llegabas y te arrodillabas frente a mí, me tocabas la panza largamente, la recorrías como una media luna.

AXIAL: Tocando la frente del niño Es un varón mira.

HELENIA: Si, como Hubertinio, además tiene pecas ¿te acordas que pensamos que Hubertino tenía pecas y resultaba ser que la enfermera se había ahogado con el chocolate y tocio tan fuerte que le tiró todas las gotitas al pobre niño.

AXIAL: Si, y después casi la cagamos a patadas también.

HELENIA: Todos los bebes son iguales, se van definiendo físicamente con el tiempo. Ahora deberemos de pensar que hacer con el niño.

AXIAL: No lo se, pensar que tengo una paciente que siempre  me dice que quiere tener un hijo.

HELENIA: Todas las mujeres se enamoran de los hijos, pero a veces, son los muñecos con los que de niñas ellas jugaban, en ellos depositan sus sueños frustrados y manejan como marioneta a los pobres desgraciados.

AXIAL: Es así, pero a Hubertino siempre lo vamos a dejar ser libre.

HELENIA: Tampoco libertinaje.

AXIAL: No, dije simplemente libre, así hicieron mis padres conmigo y así haré yo con nuestro hijo.

HELENIA: Se levanta y se va hacia la cocina, abre la heladera y saca un poco de leche, el asistente toma graciosamente y mimeticamente un vaso y se lo alcanza, Axial se sienta al lado de HELENIA, están los tres juntos mirando al niño como si se embobaran con el. Un poco de leche, no tengo otra.

AXIAL: No importa.

El niño toma la leche.

HELENIA: Está muerto de hambre el pobrecito.

AXIAL: Si pobrecito, mira, hace con la carita como Hubertino, como hubiese querido que nunca hubiese crecido, que se quedara en los nueve u ocho meses.

HELENIA: Se lleva el niño al sofá Mira como se duerme, debe tener mucho sueño, hasta parece un pajarito.

PAUSA PROLONGADA

AXIAL: Hacía mucho que no escuchaba este silencio en la casa, es calmo.

HELENIA: Le voy a cambiar el pañal, a lo mejor se hizo encima.

AXIAL: Mejor lo hago yo, siempre lo hice con Hubertino.

HELENIA: Si, cuando yo no estaba.

AXIAL: Es verdad, no lo voy a negar porque nunca estabas, vivías en tus reuniones con el partido.

HELENIA: Viejo mentiroso, bien que sabes que yo andaba con esos pañales, hasta me lo tenía que llevar al pobre de Hubertino al trabajo, porque andabas tan medicado por mano propia que te pasabas de vuelta.

AXIAL: Jamás me auto medique a esa edad.

HELENIA: A esa edad no era nada, ahora ni que hablar.

AXIAL: Todo profesional sabe lo que hace.

HELENIA: Vos si sos profesional yo soy Presidenta de la nación.

AXIAL: No me vengas a ofender vieja chota, que soy el que mantiene tu campaña del orto.

HELENIA: Seguro que vos mantuviste mis campañas, las pague todas yo cuando fui diputada, ¿vos crees que yo hubiese podido pagarlas con las chirolitas que traías del consultorio?

De pronto, entra HUBERTINO y le entrega el niño a ALESANDRA que sale por el foro de la derecha, mientras que HUBERTINO toma una caja que tiene dos pistolas largas, una le ofrece a AXIAL, y otra a HELENIA, ambos toman las armas y se alejan sin dejar de mirarse. A continuación ambos se paran en los extremos del escenario, HUBERTINO baja el tul, luego cargan las armas, se siente música de redoblante.

AXIAL: A ver ahora vieja puta.

HELENIA: ¿Queres ver como te meto la pistola por el cuelo?

De pronto el asistente se coloca al medio y ambos quedan estáticos

ASISTENTE: Le habla al público Vamos a hacerlo mejor, de la forma en que el teatro pueda permitir estas convenciones.

El ASISTENTE le coloca una nariz de payaso a ambos, luego estornuda sin querer hacerlo y tanto HELENIA como AXIAL reviven de la estaticidad, se anula el sonido de redoblante y se oye música circense.

AXIAL: Ahora si vieja menopausica.

HELENIA: Te voy a mandar al hospicio de donde saliste viejo estéril.

Se disparan, y del caño de ambas pistolas sale una flor, vuelve a quedar estáticos y esta vez el asistente trae a HUBERTINO parado en un carro de cajas, lo deja al medio, esta vez aplaude y ambos reviven nuevamente.

HUBERTINO: No, no lo hagan por favor, no, no me maten.

AXIAL y HELENIA corren a abrazar a HUBERTINO y arrojan las armas al suelo, mientras ALESANDRA las recoge y las coloca en una bolsa.

AXIAL: Jamás íbamos a permitir semejante cosa.

HELENIA: Jamás le haríamos daño a nuestro hijo.

Lo abrazan más y más fuerte, de manera más violenta.

AXIAL: Jamás, jamás a este pendejo de mierda le haríamos daño, es nuestro hijo, tiene que nacer.

HELENIA: Este hijo de puta nos va a unir, que lindo hijo.

AXIAL: Pero no importa, te amamos, aunque tu madre y yo nunca estuvimos enamorados.

HELENIA: Aunque halla sido una calentura entre dos estudiantes nomás.

AXIAL: Viniste hijo, llegaste para cagarnos la vida.

HELENIA: Volve, regresa a la nada hijo, cerra los ojitos corazón.

De pronto HELENIA lo asfixia contra su pecho, mientras que AXIAL hace presión con su mano sobre su cabeza, luego HUBERTINO cae al suelo, mientras que ALESANDRA lo recoge y lo mete en una bolsa más grande.  El asistente tiene al bebe de una pata, toma un cuchillo y le entrega uno para AXIAL y HELENIA.

AXIAL: Lo sabrás entender hijo, tu madre y yo queremos ser libres.

HELENIA: Si corazón, queremos ser libres.

Cortan en pedazos al niño y lo esparcen por la sala que sigue iluminando con el círculo de luz sobre el matrimonio. ALESANDRA recoge los restos y los coloca en otra bolsa. Casi roboticamente AXIAL y HELENIA se dirigen hacia sus lugares, todo vuelve a ser como antes, Axial con su asistente están sentados en la sala con un megáfono cada uno, mientras que Helena con sus micrófonos y sus ademanes. HELENIA le habla a ALESANDRA  y AXIAL habla para si mismo.

AXIAL/ASITENTE: Al final la soledad nos devoraba y nos confundía, terminamos por creer que teníamos un hijo imaginario.

HELENIA: En esta casa solo se habla de eso, ya no se que hago con ese hombre mal trecho.

AXIAL/ASISTENTE: Mujer más extraña que esa no hay, siempre quisimos tener un hijo.

HELENIA: El muy rufián no quería adoptar porque decía que los niños adoptados no serian nunca como sus padres.

AXIAL/ASISTENTE: Decía que yo era estéril, inventó hasta un defecto, una enfermedad sexual que nunca había tenido solo para no tener un hijo conmigo.

HELENIA: Enfrentándolo desde la sala de sonidos, su voz es amplificada Mentiras y más mentiras, decías que no te sentías bien, te excusabas como siempre.

AXIAL/ASISTENTE: Vieja de mierda, me iba a lavar los genitales porque me lo hacías a propósito, y luego cuando volvía me decías que estabas cansada, que el ruido del agua te relajaba y te dormía.

HELENIA: Estabas dos horas en el baño.

AXIAL/ASISTENTE: Que dos horas, a penas diez minutos.

HELENIA: Diez minutos es una eternidad.

AXIAL/ASISTENTE: Entonces ¿para que carajo me hacías lavar las pelotas?

HELENIA: Porque mi madre me enseño así.

AXIAL/ASITENTE: Me cago en tu madre.

HELENIA: Y yo en la tuya.

ALESANDRA: Sentada en el sillón, hablándole al publico. En realidad yo no soy sorda, ni muda, ni sorda ni muda, nada, solo que nunca los escuche, nunca les hable, ambos siempre fueron invisibles para mi, en esta casa todo es invisible. Se ríe inocentemente.

La luz se va apagando poco a poco, mientras que el ASISTENTE, HUBERTINO y ALESANDRA los contemplan desde lejos en el rincón del comedor.

 

TELÓN FINAL

 

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com