Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

Futuro Retablo de las maravillas

de  José Blanes Rubio

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

“Futuro Retablo de las maravillas”

José Blanes Rubio

joseblanes@telefonica.net

 

PRESENTACIÓN

 

Personas que intervienen:

Uno o dos PRESENTADORES (hombres y/o mujeres)

La CHIRINOS (envejecida)

 

Antes de abrirse el telón se verá una gran pancarta en la que se leerá Los cómicos del grupo. Año 2.084”.

>>“grupo” se sustituirá por el nombre del grupo de teatro que represente este entremés<<

>>El desarrollo en el año 2084 es un homenaje George Orwell y su 1984, y también a la presentación que hace Buero Vallejo de “El tragaluz”, en el que los presentadores son personas del futuro<<

Se abre el telón y sale/n el/los PRESENTADOR/ES (si son dos presentadores, uno puede hacer la presentación propiamente dicha y el otro dar las explicaciones de retablo, entremés, imprenta…, pisándose la palabra, en tono de humor), que dirán lo siguiente:

 

PRESENTADOR 1

¡Ciudadanos! Los cómicos del grupo somos una compañía de actores y magos con más de 100 años de historia.

Traemos hoy aquí esta representación llevada a cabo en la 2ª década de este siglo XXI.

Aún está entre nosotros una de las actrices que participó en esas funciones teatrales.

(Aparece la actriz centenaria, pero relativamente joven gracias a los adelantos de la medicina)

PRESENTADOR 2

Ya tiene 100 años cumplidos, aunque quizá la vean ustedes un poco deteriorada; tiene prótesis en todas las articulaciones de su cuerpo, pero son de porcelana de Talavera, porque no pudo pagarse unas de titanio; su corazón late con brío, aunque a veces tengamos que hacerle el boca a boca, ya que su bolsa no daba para pagar un plástico de calidad para ese corazón sintético que la mantiene viva; y la operación cerebral que tampoco pudo pagar se la hizo clandestinamente un doctor alemán, un tal Alzheimer, que yo a ustedes no se lo recomiendo.

PRESENTADOR 1

En su día se tituló “Nuevo Retablo de las Maravillas”.

PRESENTADOR 2

¿Retablo? ¿Qué es retablo?

En el mundo del teatro “Retablo” era un pequeño escenario en el que se representaba una acción valiéndose de figurillas o títeres.

PRESENTADOR 1

La idea original de este retablo fue de un tal Miguel de Cervantes Saavedra, ¿les suena?, que a finales del siglo XVI, principios del XVII, escribió el entremés “El Retablo de las Maravillas”…

PRESENTADOR 2

Vaaale, les explico: en aquella época un “entremés” era una pieza corta que se representaba en el “entreacto” de una comedia o un drama largo.

PRESENTADOR 1

Los textos de autores tan prolíficos como los del siglo de Oro español, entre los que se encuentra Cervantes, han llegado hasta nosotros gracias a la imprenta.

 

¿Imprenta? (anticipándose al PRESENTADOR 2). No pueden decirme que no saben qué es eso, pues todavía hoy se pueden ver sus producciones en esos museos que aún conservamos, llamados bibliotecas. Por favor, no dejen de visitarlas.

PRESENTADOR 2

La imprenta fue un invento del siglo XV y supuso la primera gran revolución cultural. Es un método mecánico de reproducción de textos e imágenes sobre papel por medio de una tinta.

En definitiva, imprenta es el Arte de imprimir libros, pero también se llamaba así al Taller donde se imprimían esos libros.

PRESENTADOR 1

Ya está bien, vamos a lo nuestro, que es el teatro, y disfruten ustedes de esta adaptación que hicieron nuestros compañeros en torno al año 2015, disfruten de éste que será un retablo un poco especial, el “Nuevo Retablo de las Maravillas”.

 

FUNCIÓN propiamente dicha del “NUEVO RETABLO DE LAS MARAVILLAS”

 

Personas que hablan en él:

CHANFALLA

La CHIRINOS

PRESIDENTE de la Fundación

Pedro CAPACHO, secretario

BENITO Repollo, alcalde de Daganzo

JUAN Castrado (o JUANA Castrada), economista

• SARGENTO de la Guardia Civil

 

>>Se han respetado los nombres del original de Miguel de Cervantes, pero pueden sustituirse por otros<<

 

Arriba y al fondo del escenario un gran cartel en el que se lee “Fundación CAES 2014” 

 

Salen CHANFALLA y la CHIRINOS

 

CHANFALLA

Sí Chirinos, ya estamos en el salón de actos de la “Fundación Caes” (da un traspiés).

CHIRINOS

Mal empezamos Chanfalla ilustre, casi te “caes”.

CHANFALLA

No sé muy bien dónde nos hemos metido, y no creo que los directivos de esta “fundación” bien sepan a quién han contratado para divertirles.

CHIRINOS

Pero ¿qué es una “fundición”?.

CHANFALLA

Yo que sé Chirinos, pero aquí se reúnen políticos, economistas y otros personajes muy estiraos; dicen que para arreglar los problemas del país y de la humanidad, pero a mí me parece que lo que hacen es marear la perdiz para que el poder siga en manos de los ricos, es decir para que todo siga igual. Y no se dice “fundición” sino “Fundación”.

CHIRINOS

¡Ah! (caminando hacia atrás para ver bien el cartel sobre el escenario) y esta es la “Fundación Caes” (da un traspiés).

CHANFALLA

Mal continuamos Chirinos, casi te “caes”. ¿Cómo acabaremos?

CHIRINOS

Bueno, y cómo divertiremos a estos… “estiraos” (>Texto alternativo: a estos hijos de… “España”<)

CHANFALLA

Mi buena Chirinos, creo que estos… se merecen un buen embuste, ya que mayores embusteros son ellos. Y para ello vamos a remedar al gran Miguel de Cervantes Saavedra, con su “Retablo de las Maravillas”

 

(OPCIONAL: Aquí pueden interrumpir los PRESENTADORES explicando)

PRESENTADOR 2

Sí, remedar, o lo que es lo mismo: imitar, que no debemos olvidar la riqueza de nuestro idioma, igual que nunca se olvidará al gran Miguel de Cervantes, así pasen mil años su Quijote perdurará y aunque muchos de vosotros no lo hayáis leído, seguirá formando parte de nuestra cultura popular.

 

CHIRINOS

Maravilla será si no nos apedrean, pero nosotros dos solos bien podremos salir con esta empresa.

CHANFALLA

Chirinos, atenta que éstos que aquí vienen deben de ser los componentes del comité organizador. Prepara tu lengua para la adulación, pero no exageres, que como buenos embusteros no son tontos del todo y nosotros, como buenos cómicos, aquí estamos para ganarles en el embuste, no para salir escaldados.

 

(Salen el PRESIDENTE y BENITO Repollo, alcalde de Daganzo, JUAN Castrado, economista, y Pedro CAPACHO, secretario)

 

Beso a vuesas mercedes las manos.

PRESIDENTE

Muy anticuado parece vuestro lenguaje, ¿no os parece, buen hombre?

CHANFALLA

Cómicos somos y a veces sobreactuamos, pero eso no es más que una muestra de respeto al dignísimo PRESIDENTE desta honorable fundación.

CHIRINOS

Honorable y larga vida a vuesa merced y a su “fundición”, que, llamándonos para entretenerles, así nos honra; en fin, la encina da bellotas; el pero, peras; la parra, uvas, y el honrado, honra, sin poder hacer otra cosa.

BENITO

Sentencia ciceronianca, sin quitar ni poner un punto.

CAPACHO

Ciceroniana quiso decir el señor Benito Repollo, alcalde de Daganzo.

BENITO

Exactamente eso he dicho, “ciceronianca”, y así lo habéis oído, ¿verdad, hermosa señora?

CAPACHO

Está bien, gracias por sus halagos, pero como secretario de esta honorable Fundación, debo pedirles que nos expliquen en qué va a consistir su espectáculo.

CHANFALLA

Señores míos, lo que van a presenciar vuesas mercedes es algo más que un espectáculo, es el Retablo de las maravillas.

PRESIDENTE

Y ¿qué quiere decir Retablo de las maravillas?

CHANFALLA

Por las maravillosas cosas que en él se enseñan y muestran, viene a ser llamado Retablo de las maravillas; el cual fabricó y compuso el ingeniero alemán Tontrottelo (>trottel en alemán significa idiota<), siendo tal prodigio de la tecnología, que ninguno que tenga alguna traza de veleidades sociales, o no haya sido educado en el más puro liberalismo económico, puede ver las cosas que en él se muestran, cosas jamás vistas ni oídas.

BENITO

 (En tono inocente) La verdad es que la ciencia avanza que es una barbaridad. Y ¿dice usted que ese ingeniero que compuso el retablo es alemán?

CHIRINOS

 (A CHANFALLA por lo bajines) ¿Por qué puñetas alemán?

CHANFALLA

 (Respondiendo a CHIRINOS también por lo bajines) ¿Es que aún no sabes que aquí en las Españas, cualquier extranjero, cualquiera, goza de más prestigio y predicamento que los que aquí nacieron?

PRESIDENTE

Si viene de Alemania estará bien y será un buen fin de fiesta para estas jornadas de tema tan arduo como la economía global, ¿no te parece JUAN?. (Dirigiéndose a CHANFALLA) Él es mi economista de cabecera.

JUAN

Y el más liberal entre los liberales, señor PRESIDENTE. Será interesante descubrir a esos falsos conversos que abundan entre nosotros (mirando a BENITO y CAPACHO), si son capaces de ver los prodigios de este retablo.

CHANFALLA

Vamos; no se me pasa por las mientes poner en duda la calidad neoliberal de todos y cada uno de los miembros de esta honorable fundación. Todos podrán atreverse a mirar el maravilloso retablo.

BENITO

Por mi parte, puedo ir seguro a juicio, por mi linaje y porque no hace mucho que he privatizado la escuela y el instituto de mi pueblo: ¡miren si veré el tal retablo!

CAPACHO

Todos lo pensamos ver, señor Benito Repollo, que yo también he colaborado en el desarrollo de las leyes de privatización de la sanidad pública.

JUAN

(Despectivo) ¡Ya veremos!

PRESIDENTE

(Dirigiéndose a CHANFALLA) Está bien, háganos una demostración de esos prodigios de su retablo.

CHANFALLA

Permítannos dar los últimos retoques al retablo. (A CHIRINOS) ¡Manos a la obra!

 

(CHANFALLA y CHIRINOS hacen que arrastran hacia el centro del escenario el pretendido retablo; una vez en el centro parece que manipulan el instrumental de botones; los componentes del comité organizador les observan entre sorprendidos e incrédulos)

PRESIDENTE

(Se acerca y se dirige a CHIRINOS) Tendrán que presentarme a ese inventor alemán, me gustaría tener una charla con él y que me explique toda esta tecnología.

CHIRINOS

Con mucho gusto lo haremos, aunque él sólo habla en alemán, pero ya sabemos que para vuesa merced eso no es ningún obstáculo, señor PRESIDENTE, de sobra son conocidas sus dotes de políglota, el inglés, el catalán... y seguro que el alemán.

CHANFALLA

Señores, ya todo está a punto, y no falta más que comenzar.

Permítannos darle a esta maravilla de la tecnología nuestro toque de cómicos (CHANFALLA y CHIRINOS se ponen respectivamente las máscaras de Pantalone y Arlequín de la “commedia dell arte”)

BENITO

Vamos, que me muero por ver esas maravillas.

 

(El retablo puede ser totalmente invisible o simular como si pudieran ver  representaciones holográficas inexistentes. Se podría poner unos cascos a los 4 espectadores como para indicar que así detecta la imaginaria máquina del retablo si son liberales puros).

 

PRESIDENTE

Comience su obra.

CHANFALLA

¡Atención, señores, que comienzo!

¡Oh tú, quienquiera que fuiste, que fabricaste este retablo con tan maravilloso artificio, que alcanzó renombre de las Maravillas por la virtud que en él se encierra, te conjuro, apremio y mando que luego incontinente muestres a estos señores algunas de las tus maravillosas maravillas, para que se regocijen y tomen placer sin escándalo alguno! Parecerá magia, pero es real y sólo los elegidos podrán verlo.

Ea, que ya veo que has otorgado mi petición, pues por aquí asoma la figura del poderosísimo King-Kong, dentro del edificio de la mismísima Bolsa de New York ¡Tente, monstruo brutal; tente, en nombre de Adam Smith! ¡No hagas tal desaguisado, no destruyas ese gran templo del capitalismo mundial y  no cojas debajo y hagas tortilla a tanta y tan noble gente como aquí se ha juntado!

BENITO

¡Bueno sería que, en lugar de haber venido a divertirnos, quedásemos aquí hechos papilla!

CAPACHO

¿Le ves tú, JUAN?

JUAN

Pues, ¿no le había de ver? ¿Tengo yo los ojos en el cogote?

PRESIDENTE

Milagroso caso es éste: así veo yo a King Kong ahora.

 

CHIRINOS

¡Protéjanse que ahora sale un enorme toro envuelto en una bandera republicana! ¡Échate, hombre; échate, hombre; que te cornea, que te cornea!

CHANFALLA

¡Échense todos, échense todos! ¡Húcho ho!, ¡húcho ho!, ¡húcho ho!

(Todos se tiran al suelo alborotados mientras CHANFALLA hace como que intenta apartar al toro)

BENITO

El diablo lleva en el cuerpo el maldito toro; si no me tiendo, me cornea.

JUAN

Señor CHANFALLA, haga, si puede, que no salgan figuras que nos alboroten, que no me ha quedado gota de sangre en el cuerpo, de la ferocidad del toro.

PRESIDENTE

(Aparte) Basta: que todos ven lo que yo no veo; pero tendré que decir que lo veo, por la negra honrilla.

 

CHANFALLA

Esta agua, que se deja descolgar de las nubes, es el agua que utilizaban los alquimistas para transformar los metales en oro. Toda mujer a quien tocare en el rostro, se le volverá como de plata bruñida, y a los hombres se les volverán los cabellos como de oro.

JUAN

Alcemos pues el rostro. ¡Oh, qué licor tan sabroso!

BENITO

Por las espaldas me ha calado el agua hasta la canal maestra.

PRESIDENTE

(Aparte) ¿Qué diablos puede ser esto, que aún no me ha tocado una gota, donde todos se ahogan? ¡Qué horror! ¿y si yo no fuera un liberal tan puro como los demás aquí presentes?

CAPACHO

Fresca es el agua y apostaré que tengo los cabellos rubios como el oro.

CHIRINOS

Allá van docenas de personas airadas porque sólo a vuesas mercedes les toca la lluvia de oro, mientras ellos pierden médico y maestro; guárdense de ellos; que, aunque fantásticos, no dejarán de darles algunos palos.

JUAN

¿Y ahora nos quiere llenar la casa de manifestantes?

BENITO

Señor CHANFALLA, haga salir figuras más amigables, o acabe de una vez.

CHIRINOS

Esa doncella, que ahora se muestra tan joven, es la mismísima Margaret Thatcher. Sí, ella también fue joven y su cuerpo le pedía marcha. Si hay aquí quien la ayude a bailar, verán maravillas.

BENITO

¡Ésta sí que es figura hermosa, apacible y reluciente! ¡Cuerpo!

CAPACHO

¡Ya suena un pasodoble!

BENITO

¿Un pasodoble para una hija de la gran Bretaña?

CHANFALLA

Pruebe con el rock, señor Alcalde.

PRESIDENTE

Pues a mí se me antoja que es Ángela más bien.

JUAN

¿Ángela?

PRESIDENTE

Merkel, hombre, Ángela para los amigos.

 

(Suena una trompeta, o corneta, y entra un SARGENTO DE LA GUARDIA CIVIL)

SARGENTO

¿Quién es aquí el señor PRESIDENTE?

PRESIDENTE

Yo soy. ¿Qué problema hay?

 

SARGENTO

Tenemos orden de rastrear todo el edificio en busca de posibles artefactos explosivos, para ello en pocos minutos llegarán aquí treinta números del cuerpo.

BENITO

¿Cuerpo? Yo no quiero treinta números del cuerpo, ¡Yo quiero el cuerpo de Margarita!

SARGENTO

No entiendo de qué me habla, pero deben desalojar esta estancia, y adiós.

(Se va)

BENITO

Yo apostaré que los envía el ingeniero alemán Tontonelo.

CHANFALLA

No hay tal; que éste es un guardia civil de los de verdad.

BENITO

Ahora yo conozco bien a Tontonelo, y sé que vos y él sois unos grandísimos bellacos; y mirad que os mando que mandéis a Tontonelo no se atreva de enviar estos guardias civiles, que le moleré a palos.

CHANFALLA

¡Digo, señor Alcalde, que no los envía Tontrottelo!

BENITO

Digo que los envía Tontonelo, como ha enviado las otras sabandijas que yo he visto.

CAPACHO

Todos las hemos visto, señor Benito Repollo.

BENITO

No digo yo que no, señor Pedro Capacho.

 

(Vuelve el SARGENTO de la Guardia Civil)

SARGENTO

Ea, ¿todavía no han desalojado? Que ya están aquí los números del cuerpo.

BENITO

¡Y dale con el cuerpo! ¿Que se ha salido con la suya Tontonelo? (a CHANFALLA) ¡Pues me lo habéis de pagar!

CHANFALLA

Ustedes son testigos que me amenaza el Alcalde.

CHIRINOS

Son testigos que dice el Alcalde que lo que manda el Ministro del Interior lo manda el ingeniero Tontrottelo.

PRESIDENTE

Para mí que verdaderamente estos guardias civiles no deben de ser de burlas.

SARGENTO

¿De burlas habían de ser, señor PRESIDENTE? ¿Está en su sano juicio?

JUAN

Bien pudieran ser tontoneladas: como esas cosas que hemos visto aquí. Que el señor actor CHANFALLA haga salir otra vez a la doncella Thatcher, porque vea este SARGENTO lo que nunca ha visto.

CHANFALLA

Hágase en buena hora, y vedla que aquí vuelve, y hace señas a su bailador a que de nuevo la ayude.

BENITO

Por mí no quedará, por cierto. Vueltas y más vueltas; ¡vive Dios, que es un azogue la muchacha!

SARGENTO

¿Está loca esta gente? ¿Qué diablos de doncella es ésta, y qué baile, y qué Tontonelo?

CAPACHO

Luego, ¿no ve a la doncella Thatcher el señor SARGENTO?

SARGENTO

¿Qué diablos de doncella tengo de ver?

CAPACHO

(Dirigiéndose a los otros y señalando al sargento) ¡No la ve! ¡No es liberal!

PRESIDENTE

¡No es liberal; no es de los nuestros!

JUAN

¡No es de los nuestros, no es de los nuestros; el SARGENTO no es de los nuestros!

SARGENTO

¡La madre que los parió; como eche mano a la pistola, que los hago salir por las ventanas y no por la  puerta!

CAPACHO

Basta: ¡no es de los nuestros!

BENITO

Basta: ¡no es de los nuestros, pues no ve nada!

SARGENTO

Canallas, si otra vez me dicen que no soy de los suyos, no les dejaré hueso sano.

(Mete mano en la cartuchera y todos salen en desbandada.)

CHANFALLA

(Se para y dice hacia el público) El suceso ha sido extraordinario; la virtud del retablo se queda en su punto, y mañana lo podemos mostrar a todos los miembros de la Fundación. (El PRESIDENTE tropieza y CHANFALLA le dice) Cuidado PRESIDENTE que te “caes”.

 FIN

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com