Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

MI NOMBRE ES ROSA

de Abraham Sanhueza López

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta en al final del texto su dirección electrónica.

 

Mi Nombre Es Rosa

 

Autor: Abraham Sanhueza López

 abrahamsanhuezalopez@gmail.com

Propiedad Intelectual N° 160.014

 Dirección Bibliotecas – Archivos y Museos

Registro Propiedad Intelectual – Gobierno de Chile

Santiago – Chile

 Personajes

1.     Rosa: 

Nana de la Casa

30 Años.

2.     Solange: 

Dueña de Casa

40 Años.

3.     Esteban:

Hijo

16 Años

4.     Ignacio: 

Hijo

18 Años.

5.     Marcelo: 

Hijo

19 Años.

6.     Alexander: 

Hijo

22 Años.

7.     Sebastián 

Hijo Mayor

24 Años.

8.     Esmeralda: 

Polola de Ignacio

16 Años

9.     Margarita: 

Polola de Esteban

16 Años

10.  Renato:

Abogado de la Familia

50 Años 

11.  Clementina:

Abuela Paterna

70 Años.

 

 

 

Las escenas se suceden en el living de una elegante  mansión

 

 

ESCENA N° 1

 

Suena repetidamente el timbre de calle, acude al llamado Solange quien lleva puesto un delantal de cocina.

 

  1. Solange: ... (Vocifera desde el interior) ¡Ya! ¡Ya voy!,  (Aparece en escena) ¡Hasta cuando tendré que seguir haciendo esto!...   (Abre la puerta  e ingresa una señorita de humilde aspecto portando una maleta y una radio cassette).

 

ESCENA N° 2

 

  1. Solange: Sí… Disculpe ¿En qué la puedo ayudar? .

  2. Rosa: (Se encuentra anonadada por la elegancia del lugar) ¡¡¡Chisss!!! ¡La huev…o sea la mansa casita, se nota que aquí tienen harta plata, ya me lo habían dicho en la agencia, por eso pagan tan bien.

  3. Solange: ¿De qué agencia me esta hablando?

  4. Rosa: De la agencia de empleo me mandaron pa´ acá

  5. Solange: Y ¿Usted es la persona que enviaron?

  6. Rosa: … ¿Qué? ¿Tan poca cosa te parezco?

  7. Solange: No,  de ninguna manera quise decir eso, solo que…

  8. Rosa: Bueno si no te gusto me voy al tiro, yo no le ruego a nadie (En son de retirada).

  9. Solange: ¡No!, Por favor, espere…

  10. Rosa: ¡Ah! ¡Pero antes le dices a tu patrona que me tiene que pagar el pasaje de venida y regreso!

  11. Solange: ¿A mí patrona? (Se mira el delantal y asume el error de la muchacha) Ah, claro. La verdad es que  llevamos mucho tiempo en esta casa esperando por una nana y la Sra. Ya está agotada, lleva casi un mes sin nana, imagínese.

  12.  Rosa: ¿Y tú  pa’ que  estás?

  13. Solange: Bueno lo que pasa es que yo,  trabajo.

  14. Rosa: Obvio que tienes que trabajar mujer, recuerda que las mujeres somos la  fuerza laboral en este país, aunque los machos siempre nos están tirando a partir con sus huevadas de leyes. ¿Sabi’ qué?, estoy muy cansá’  ¿Me puedo sentar?

  15. Solange: Eh, Sí,  por supuesto.   ¿Le puedo hacer una pregunta?

  16. Rosa: Todas las que quieras, veo que ya hemos comenzado a entendernos, si vamos a trabajar juntas, la buena relación es primordial.

  17. Solange: Sí, seguro que sí.

  18. Rosa: Ya, ¿Qué me quieres preguntar?

  19. Solange: ¿Usted sabe cocinar?.

  20. Rosa: Pero por supuesto, en la pobla’  gracias al  proyecto “Chile y sus mujeres”,  aprendí gastronomía culinaria de cocina.  ¿Ahora te puedo hacer yo una pregunta?

  21. Solange: Claro, dígame.

  22. Rosa: ¿Es muy pesá’  la vieja?.

  23. Solange: ¿Qué vieja?

  24. Rosa: No te hagas la huevona, si sabes  de quien te estoy hablando.

  25. Solange: Ah, que tonta he sido, ¿Me preguntas por la dueña de casa?. Bueno ella es muy trabajadora y además muy simpática.

  26. Rosa: Bien me parece. Bueno ya me has hecho perder demasiado tiempo con tus preguntas ¡Qué buena para hablar eres tú!, la cagaste. Lo que yo quiero saber, ¿Cuál será mi labor en esta casa?,  ¿Tú sabes algo al respecto?.  ¿Te puedo tutear?. ¿No te molesta?.

  27. Solange: eh…

  28. Rosa: Genial, tú también me puedes tutear, una se siente menos vieja.

  29. Solange: Ok. Bueno para empezar…

  30. Rosa: Ah, pero te lo digo al tiro, yo no limpio vidrios muy grandes y tampoco puedo mover muebles muy pesados, tengo problemas a la columna, mi médico privado me lo prohibió.  Oye a todo esto, la  señora tiene hijos.

  31. Solange: Sí, tiene cinco varones.

  32. Rosa: ¡Cinco machos con bolas y too’!, eso es increíble, esta mujer si que es una fornicadora empedernida.

  33. Solange: …

  34. Rosa: ¿Y son encachados los cabros? ¿Qué edad tienen?

  35. Solange: Son preciosos, tienen 16, 18, 19, 22 y 24.

  36. Rosa: ¡Mierda!, ¡O sea que están en pleno apogeo viril!.

  37. Solange: Eh, sí. Venga le mostraré la casa y le enseñaré donde esta la cocina. A la Una y Media el almuerzo debe estar listo, yo saldré un rato, tengo unos trámites que realizar.

  38. Rosa: ¡Chisss! ¿Y a quien le pediste permiso?.

  39. Solange: ¿Permiso?... ah, le pedí permiso a la Sra. Ella generalmente sale muy temprano a laborar.

  40. Rosa: ¿Trabaja? ¿La dueña de casa trabaja?.

  41. Solange: Por supuesto que trabaja, tiene varias bocas que alimentar.

  42. Rosa: Y yo pensé que teniendo este tremendo palacio, estaría podrida en plata.

  43. Solange: Lo que pasa es que ella administra la fábrica  que heredó de su esposo y…

  44. Rosa: ¿Cómo? ¿Su marido paró las chalas?

  45. Solange: En un accidente.

  46. Rosa: Chuta.

  47. Solange: Saldré por la puerta de servicio, pero antes, te daré las indicaciones de lo que tienes que hacer, vamos.

  48. Rosa: Ya, vamos (Desaparecen de escena).

 

ESCENA N° 3

 

ingresan cuatro varones en slip y POLERA negra apegada al cuerpo CON lentes oscuros, Todos se mueven al mismo ritmo mientras comen una manzana, TODOS SE SIENTAN EN EL LIVING.

 

ESCENA N° 4

 

retorna Rosa, quien TRAE UNA RADIO CASSETTE QUE UBICA EN UNO DE LOS MUEBLES, LUEGO COLOCA UNA CUMBIA TROPICAL A TODO VOLUMEN Y BAILA  DESENFRENADAMENTE.

 

Los muchachos al percatarse de la situación se miran instantáneamente entre si y luego centran su mirada sobre la mujer.

 

de pronto,  ROSA se da cuenta de la presencia de los muchachos y da un estruendoso grito. se desmaya.

 

Los chicos le prestan auxilio.

 

  1.  Ignacio: ¡Chucha! ¿Qué le paso a esta Sra.?.

  2. Alexander: Démosle respiración de boca a boca.

  3. Esteban: Pero si no la conocemos.

  4. Marcelo: ¿Y que tiene que ver eso?

  5. Esteban: Yo jamás he besado a una mujer que no conozco.

  6. Marcelo: ¡Oye!  ¡Estamos hablando de la vida de una persona por favor!

  7. Alexander: Esto se llama ética profesional (Se monta sobre ella y comienza a darle respiración de boca a boca). No pasa na’, no reacciona.

  8. Ignacio: ¡Sale para allá! ¡Que no calentai’  ni aún guatero!. Déjame a mí (Se monta sobre ella y le da respiración de boca a boca)…

  9. Esteban: ¡Aaaah!, ¡Yo también quiero probar…!

  10. Rosa: (Comienza a volver en sí)… ¡Basta! ¡Basta!... ¡Ay!, ¿Qué me paso? (Al volver en si se asusta mucho y se aparta de ellos).  ¡Por favor! ¡Soy virgen! ¡No me hagan nada!..¡Se los suplico!... ¡Soy una mujer humilde!.

  11. Alexander: ¡Cálmese Sra.!, Nosotros no estamos interesados en hacerle nada.

  12. Esteban: Usted se desmayó y le dimos primeros auxilios. Por eso que mis hermanos se montaron sobre usted.

  13. Rosa: ¿Qué?, Dios mío, ¡O sea que igual, otra vez  perdí la virginidad!.

  14. Marcelo: No hable estupideces. Sólo le dimos respiración de boca a boca.

  15. Rosa: ¿Cómo?, ¿O sea que no…?

  16. Alexander: Nada de nada.

  17. Rosa: Que lástima.  Pero bueno, ya regresé ¿y quienes son ustedes?

  18. Ignacio: Nosotros… (Todos se miran entre sí).

  19. Alexander: Somos los hermanos De La Costa.

  20. Esteban: Y usted ¿Cómo se llama?.

  21. Rosa: … Mi nombre  es Rosa.

  22. Ignacio: ¿Y que viene hacer aquí?.

  23. Rosa: Bueno yo soy la nueva nana.

  24. Todos a coro: ¿Qué?.

  25. Rosa: ¡¡¡Chiss!!!, Después qué todos me besuquearon, ahora me hayan tan poca cosa, ¿Acaso esperaban a la Cecilia Boloco de Nana?

  26. Ignacio: De ninguna manera, ella es una mujer decente.

  27. Rosa: (Lo pesca de las chuletas y lo tironea) ¿Consideras que soy indecente para ustedes?, Mocoso de porquería. Crees qué porque soy una  mujer humilde soy menos digna que la Boloco.

  28. Ignacio: No, no, disculpe no quise decir eso.

  29. Esteban: Lo que el tonto de mi hermano ha querido decir es que mamá nunca contrata nanas tan… voluptuosas (Aludiendo a las pechugas de ésta)..

  30. Rosa: No entiendo.

  31. Ignacio: Lo que ha querido decir el nerd de mi hermano menor es que mamá nunca contrata a nanas de tetas tan grandes, eso.

  32. Rosa: ¡Qué!

  33. Marcelo: ¡Estúpido! (a Ignacio),  lo que han querido decir este  parcito, es que mamá nunca contrata a nanas tan jóvenes, por precaución.

  34. Rosa: Sigo sin entender nada.

  35. Ignacio: Usted es muy joven comparada con las otras nanas que aquí han habido y nosotros estamos en pleno apogeo viril ¿Cacha?.

  36. Rosa: No sí de que cacho, cacho. Pero a ver mocositos, ustedes creen que por ser regios, apuestos, hijos de papitos, esta mujer, esta dama sureña, se podría fijar en alguno de ustedes, ¡Primero muerta! ¡Y se mandaron a cambiar de aquí, degenerados! (Comienza a corretearlos con el chaleco que se había quitado minutos antes. Los muchachos salen corriendo del living, mientras Rosa los persigue gritándoles hacia adentro)

 

ESCENA  N° 5

 

  1. Rosa: ¡Vayan a lavarse el poto y vístanse! Van hacer las dos de la tarde y los lindos andan así en paños menores, mostrando su cosita tierna, ¡Sinvergüenzas!… ¿Qué se habrán creído este par de mocosos?, Creen que porque una es una mujer humilde va a llegar y se va a entregar a cualquier pelafustán con plata (Mira su reloj de muñeca y se da cuenta de lo tarde que es) ¡Chucha!, se me paso la hora peleando con estos mocosos. La Sra. Ya debe estar por llegar, me iré corriendo a preparar el almuerzo (Sale a toda prisa en dirección a la cocina).

 

      ESCENA N° 6

 

EN PRIMER PLANO - SEBASTIAN Y CLEMENTINA

 

  1. Clementina: … Es hora de marginarla totalmente de la empresa.

  2. Sebastián: No podemos hacer eso, ella…

  3. Clementina: Tú mejor que nadie sabes de los muchos errores que ha cometido. No puede continuar en la sociedad y mucho menos como gerente de finanzas.

  4. Sebastián: Jamás renunciará, la conozco.

  5. Clementina: ¡Eso no me interesa!, ¡Hay que buscar la forma de hacerla renunciar!...  Sebastián… tus hermanos creen en ti, siempre te han apoyado en todo.

  6. Sebastián: ¿En todo?,  No abuela, ellos son muy vulnerables.

  7. Clementina: Alexander  está más cerca de ti y más cerca de ellos, utilízalo. A través de él, hazle saber a todos tus hermanos que el negocio de la familia no puede estar en mejores manos que las tuyas.

  8. Sebastián: ¡No! ¡No harán algo así!, ¡Estoy seguro de ello!.

  9. Clementina: ¡No seas imbécil! ¡No quiero debilidades! ¡Tu padre siempre confió en ti! ¡El siempre vio en ti a su sucesor! ¡Todo el poder de esta familia debe estar en tus manos!.. Sebastián… Mi nieto predilecto… Eres la sombra de mi hijo y yo sólo quiero lo mejor para ti y tus hermanos…  (acongojada y angustiada por el recuerdo de su hijo se queda en silencio por algunos segundos)

  10. Sebastián: Abuela ¿Te sientes bien?.

  11. Clementina: …No puedo evitarlo, recordar a tu padre me llena de angustia y tristeza.  La muerte de un hijo  para una madre es una perdida irreparable, es un dolor que te cercena hasta en lo más profundo de tu ser,  yo amaba a mi Alonso, él era tan bueno conmigo, nunca me dio la espalda, siempre me apoyo en todo, en todo,  hasta que conoció a la perra de tu madre. ¡Ella me lo robo y después acabo con su vida!.

  12. Sebastián: Abuela, no te mortifiques pensando en ello.

  13. Clementina: … Sebastián, tu padre siempre lucho por darles lo mejor, en su corazón no había otra razón de ser que ustedes, sus hijos, por eso piensa en lo bien que te sentirás cuando tengas el control absoluto de la compañía, no habrá ser en la tierra que pueda imponerse a tus dictámenes, todo aquel que no haga tu voluntad lo aplastarás como a una cucaracha, serás amo y señor… Serás alabado y ensalzado como lo fue tu padre…

  14. Sebastián: Quiero ser como papá, quiero tener su poder, quiero ser como él… él era un hombre íntegro, inteligente, avasallador y yo quiero seguir sus pasos, no habrá piedra, ni montaña en la tierra que me lo impida, nada me será inalcanzable.

  15. Clemencia: ¡Eso!, ¡Así se habla!… ¡Así me gusta oírte hablar nieto!. Nunca vaciles en tus objetivos, no te dejes sorprender por sentimentalismos baratos, el amor es una mierda, no creas en él, el amor eres tú, tú lo creas y tú lo destruyes cuando quieras… No dejes que nada ni nadie destruya la imagen del hombre que más satisfacciones te ha dado, aplasta a todo aquel que ose manchar la memoria de tu padre… ¿Entendiste? ¿Entendiste Sebastián?.

  16. Sebastián: No dejaré que nadie ponga en tela de juicio la honra de mi padre, ¡Nadie!…

  17. Clementina: … (Lo mira con orgullo).

 

ESCENA N° 7

 

ROSA APARECE LIMPIANDO AFANADAMENTE UNOS OBJETOS EN EL LIVING.

 

ESCENA N° 8

 

INGRESA DESDE LA CALLE SEBASTIÁN, SERIO Y AGRIAMENTE METODICO.  ROSA  AL PERCATARSE DE LA INESPERADA PRESENCIA, DA UN SOBRESALTO.

 

  1. Rosa: ¡Ay! ¡Dios que me asustó!... Disculpe, no lo sentí entrar, ¿Quién es usted?. ¡Ah! ¡Ya sé!... ¿Es el hijo mayor de la Sra.?...

  2. Sebastián: (Indiferente, la mira de pies a cabeza)…

  3. Rosa: Hola, me llamo Rosa (Le estira la mano para saludarlo pero éste no corresponde y sale hacia el interior de la mansión).

  4. Rosa:… Yo, soy la nueva nana, hola

 

ESCENA N° 9

 

  1. Rosa: ¡Chucha! ¡Parece que no le simpaticé na’! ¡No dijo ni pio!... ¡Que raro el compadre!

 

ESCENA N° 10

 

INGRESA SOLANGE, QUIEN VIENE MUY TRISTE.

 

  1. Rosa: Al fin llegaste, ya te hice todo, y le di el almuerzo a todos los crios. Son más sinvergüenzas… Oye, a todo esto,  hace poco había aquí en  el living un Sr. Que…  (Se percata que Solange esta muy triste) ¿Qué te pasa?

  2. Solange: … He sido una tonta…me quise dar una segunda oportunidad en el amor,  pero me equivoqué.

  3. Rosa: ¿Qué paso?,  ¿No le gustó tu entrega?.

  4. Solange: Me mintió.

  5. Rosa: Ahhh, no me digai’ na’. ¿Te apuesto a qué ese mino era casado?.

  6. Solange: ¡Oye! ¿Y tú eres bruja?.

  7. Rosa: Intuición femenina.

  8. Solange: Sí, pero yo jamás noté nada raro,  hoy como de costumbre me fui al restorán  donde siempre nos juntamos a la hora de almuerzo y no estaba y a los pocos segundos apareció de la mano de una mujer embarazada y me la presento como su Sra.

  9. Rosa: ¡Qué canalla el desgraciado! ¿Y tú no  hiciste nada?

  10. Solange: ¿Y qué querías que hiciera?...  (Muy acongojada)

  11. Rosa: ¡Pobre infeliz!.

  12. Solange: ¿Cómo?

  13. Rosa: Me refería al otro pobre infeliz. Ó sea, quise decir… Ay, ya da lo mismo, al fin y al cabo ambos son un par de infelices.

  14. Solange: … Definitivamente soy un fracaso en el amor.

  15. Rosa: Ya me había dado cuenta que eres una desdichada…

 

ESCENA N° 11

 

INGRESA SEBASTIÁN

 

  1. Rosa: Ah, hola joven…

  2. Solange: Sebastián… (Disimulando su tristeza)  No sabía qué estabas en casa.

  3. Sebastián: ¿Algún problema?

  4. Rosa: Sí, lo que pasa…

  5. Solange: Nada importante hijo… Tonteras de mujer…

  6. Sebastián: ¿Fuiste a la fábrica esta mañana?

  7. Solange: … No alcancé a  ir porque se me presentó un inconveniente, pero…

  8. Sebastián: Un inconveniente… (La mira fijamente a los ojos y luego abandona la sala).

 

ESCENA N° 12

 

  1. Rosa: … Este es el otro hijo de la Sra. Es muy extraño, hace poco estuvo aquí, yo le hable varias veces pero no me pescó.

  2. Solange: Rosa, yo necesito contarte una verdad…

  3. Rosa: ¡Ay mujer me asustas!... ¿Qué sucede?.

  4. Solange: Lo que pasa es que… La mamá de los chicos,  soy yo.

  5. Rosa: ¿Qué?... ¿Tú eres la mamá de…?

  6. Solange: Sí. Yo soy la dueña de casa.

  7. Rosa: (Se levanta de un tirón del sillón y se queda sin habla).

  8. Solange: No te preocupes, a mi jamás me ha gustado hacer diferencias de trato entre el personal de la casa y yo. Mi esposo vivía criticándome por ello. Ven siéntate a mi lado.

  9. Rosa: (Muy confundida y nerviosa) Pero Sra. Yo…

  10. Solange: Vamos ven, siéntate con confianza. A mí me educaron así… Los padres de mi esposo nunca me aceptaron, se horrorizaban cuando veían la familiaridad  con la que mis padres trataban a sus sirvientes. Lo peor que les pudo pasar a ellos fue de que su único hijo se enamorara de una de las hijas de sus mayores  rivales.

  11. Rosa: ¿Rivales? ¿Eran rivales?.

  12. Solange: Existía por parte de ellos una lucha de poder espantoso. Vivían preocupados de cual de las dos familias tenia más presencia en las grandes transacciones comerciales del país.

  13. Rosa: Yo no cacho mucho de transacciones comerciales, pero si tengo claro que no es muy común hallar familias de alto nivel que traten a sus sirvientes de manera tan considerada y digna como lo hicieron sus padres,  pero mira Solange… ¡Chuta! ¡Se me salio! ¡La volví a tutear discúlpeme!.  ¡Es que a cada rato se me olvida que usted es la patroncita!

  14. Solange: No te preocupes, yo no quiero que cambies, me he sentido tan sola durante todos estos años, no tengo amigas, mi vida ha girado en torno a la fábrica y mis hijos. Mi única distracción por así decirlo eran los encuentros que sostenía con el imbécil ese que me mintió. Rosa, nanas siempre ha habido en esta casa, pero ninguna me había inspirado la suficiente confianza como para llegar y hablarle de mis penas, sin embargo cuando te recibí esta mañana con tu forma tan particular de ser, me provocaste una tremenda alegría,  me hiciste sentir tan  bien,  por eso decidí dejarte.

  15. Rosa: Gracias, suelo ser un buen payaso.

  16. Solange: No lo tomes así, no se trata de eso…

  17. Rosa: Si sé que no se trata de eso. Pero ahora quiero que se quite esa carita de pena y nos vayamos a la cocina a tomarnos una buena taza de café con un pastelito de chocolate que hice.

  18. Solange: ¿Hiciste un pastel de chocolate?

  19. Rosa: Sí.

  20. Solange: Gracias, te pasaste.

  21. Rosa: … (Ambas en son de retirada) Yo te doy las gracias a ti por haberme aceptado, ya llevaba un año cesante, es que en todas las partes donde había ido antes a buscar trabajo, con suerte me aguantaban medio día,  es que yo no puedo ser cartucha, ¿Tú me entendí verdad?.

  22. Solange: (La abraza afectivamente) Uno siempre tiene que ser sincero y consecuente con su idiosincrasia.

  23. Rosa: ¿Idio... qué?

  24. Solange: Idiosincrasia, significa que uno debe ser auténtico y leal a sus principios y forma de ser.

  25. Rosa: Ah, bueno eso ya lo sabía (Ambas se ríen y salen abrazadas hacia la cocina).

 

ESCENA N° 13

 

VARIA LA ILUMINACION -  SUENA EL TIMBRE DE CASA

 

  1. Rosa: (Desde adentro) ¡Ya voy¡… (Aparece en escena) ¿Quién vendrá a molestar tan temprano?.  (Sale hacia la calle y retorna con un Sr. Luego de unos segundos).

 

ESCENA N° 14

 

  1. Rosa: La Sra. Esta durmiendo.

  2. Renato: Pues ve y despiértala de inmediato, que no tengo mucho tiempo.

  3. Rosa: ¡Chiss!  ¿Y usted quien se cree que es para darme ordenes así?.

  4. Renato: ¿Cómo qué quién me creo?. Yo soy el abogado de la familia. Más respeto.

  5. Rosa: ¡Ay qué brígido!… (Justo entra Solange).

 

ESCENA N° 15

 

  1. Solange: Renato, pero qué sorpresa (Ambos se saludan).

  2. Renato: Buenos días Solange, la verdad es que me he visto obligado a tener que visitarte debido a algunas irregularidades que hemos detectado en la fábrica.

  3. Solange: ¿Irregularidades?.

  4. Renato: (Hablándole casi en secreto) ¿Podríamos hablar a solas?

  5. Solange: Ah… Ya. Rosa.

  6. Rosa: Dígame patroncita.

  7. Solange: ¿Podrías traerle al Sr. Abogado una taza de té con galletas?.

  8. Rosa: Como no patroncita, voy al tirante (Sale de escena).

 

ESCENA N° 16

 

  1. Renato: ¿Y de desde hace cuanto que tienes a esta empleada?.

  2. Solange: Va para el mes y medio.

  3. Renato: Es lo más ordinario que me ha tocado tratar.

  4. Solange: Es una mujer humilde y es muy buena persona.

  5. Renato: Veo que sigues igual, no cambias en nada.

  6. Solange: Yo nunca cambiare Renato, soy fiel a mis principios.

  7. Renato: Te habrías evitado tantos problemas, si hubieras hecho la voluntad de tu esposo, que en paz descanse.

  8. Solange: Lamentable, pero es un tema que no tengo ganas de discutir ahora y mucho menos contigo, que siempre fuiste un chupamedia de él.

  9. Renato: ¿Cómo? Me estás ofendiendo Solange.

  10. Solange: Discúlpame,  ¿Háblame de esas supuestas irregularidades en la fábrica?.

  11. Renato: Ha ocurrido una situación gravísima.

  12. Solange: ¿Qué  ocurrió?

  13. Renato: (Saca de su maletín un montón de facturas y se las pasa). Entérate por ti misma.

  14. Solange: (Revisa uno a uno los papeles). ¿Qué significan todas estas facturas? … Yo las veo correctamente canceladas.

  15. Renato: Sí, sólo qué todas esas facturas son falsas, tú autorizaste el pago de todas esas facturas falsas.

  16. Solange: ¿Qué?, ¿No puede ser?.  Son verdaderas… Si hasta tienen el timbre del Servicio de Impuestos Internos.

  17. Renato: Son falsas, hasta el timbre de agua es falso. Sebastián esta furioso.

  18. Solange: ¿Qué?... ¿Ya lo supo?.

  19. Renato: Fue el primero en enterarse, me llamo de inmediato para ver si se podía revertir la situación, pero cuando di aviso a los bancos de no pago, los cheques ya habían sido cobrados, hace más de una semana que esas firmas cerraron sus cuentas.

  20. Solange: No lo puedo creer, cómo fui tan ingenua, yo siempre reviso todos los respaldos…

  21. Renato: Sebastián ha iniciado un sumario interno a todos los jefes y empleados de las bodegas,  pero al margen de eso, están literalmente al borde de una quiebra.

  22. Solange: No…

 

ESCENA N° 17

INGRESA ALEXANDER

 

  1. Alexander: Tío Renato ¿Qué sorpresa?. (Lo saluda con un beso en la mejilla).

  2. Renato: Hola hijo. Bueno hace tiempo que no venia por estos lados, porque pensé que  Solange se iba a preocupar más de los negocios de tu padre…Hijo ha ocurrido una estafa millonaria.

  3. Alexander: ¿Qué?, ¿Y qué dice Sebastián?.

  4. Renato: Esta indignado.

  5. Alexander: ¿Pero qué paso? ¿Quién nos estafó?.

  6. Renato: Tu mamá en un descuido autorizo el pago de millonarias facturas por servicios y productos que jamás llegaron a las bodegas de la fábrica.

  7. Alexander: … Sabía que tarde o temprano llegaríamos a esto. Jamás debimos haberle confiando nuestro negocio a esta mujer.

  8. Renato:   Alexander estás refiriéndote a tu mamá, deberías ser un poquito más cauto.

  9. Alexander: Yo digo la verdad, yo no me ando por las ramas. Ella sabe perfectamente por qué se lo digo. Lo qué no me cabe en la cabeza es cómo Sebastián siguió permitiendo que la Gerencia de Finanzas continuara en poder de ella, siendo que la abuela Clementina ha dicho cientos de veces que Solange es un peligro para toda la familia.

  10. Renato: Tu padre le entrego la  Gerencia de Finanzas a tu mamá,  está estipulado en las actas de sociedad.

  11. Solange: Tu padre transformó este negocio de familia en un imperio, pero sin mi ayuda hace mucho rato que esta empresa habría desaparecido y tu abuela estaría viviendo en un departamento de 10 x 5, por lo tanto pésele a quien le pese, la gerencia continuará en mis manos. Me voy a la fábrica.

  12. Renato: Yo también iré para allá.

 

ESCENA  N° 18

 

REGRESA ROSA CON UNA TAZA DE TÉ PERO NADIE LA TOMA EN CUENTA.

 

  1. Alexander: Más te vale Solange que soluciones este problema y encuentres pronto a los responsables, no quiero que nos obligues a tomar decisiones drásticas.

  2. Solange: ¿Sí?... Es bastante extraño tu cambio de actitud, porque hace tres años atrás te pedí  que nos ayudaras a dirigir la fábrica y te negaste rotundamente, tus carretes y tus amoríos eran más importantes.

  3. Alexander: Cierto, pero ahora las cosas han cambiado y veo que lamentablemente tú vas de mal en peor, es hora de que me una a mi hermano mayor y velemos de manera seria y responsable por el futuro de esta familia ¿No crees tú?.

  4. Solange: … Vamos Renato (Salen ambos personajes hacia la calle).

  5. Renato: Hasta pronto hijo.

  6. Alexander: Hasta pronto Tío.

 

ESCENA  N° 19

 

  1. Alexander: (Se da cuenta de la presencia de Rosa) ¿Y tú que haces ahí?.

  2. Rosa: Traía un té que me pidió la Sra.

  3. Alexander: Llévatelo, ya se fueron (Sale en dirección a la calle).

 

ESCENA N° 20

 

ROSA SE SIENTA EN UNO DE LOS SILLONES Y SE TOMA LA TAZA DE TÉ, LUEGO SACA UN LIBRO DE SEXOLOGIA DE ENTRE SUS ROPAS Y SE PONE A LEERLO.

 

ESCENA N° 21

 

INGRESA ESTEBAN

 

  1. Esteban: ¿En qué pierdes el tiempo china?.

  2. Rosa: Ay, me asustaste.  Y no me digas china, mi nombre es Rosa.

  3. Esteban: Yo te llamo como se me dé la regalada gana.

  4. Rosa: ¡¡Chiss!!, ¡Otro más!. Amanecieron todos agresivos hoy, ¿Qué les pasó?, parece que no se descargaron bien anoche.

  5. Esteban: Rosa, ¿Tú tienes pololo?.

  6. Rosa: ¿Y por qué me lo preguntas?.

  7. Esteban: Es que sabes,  tengo un pequeño problema y no sé con quien conversarlo, me da vergüenza decírselos a mis hermanos, porque sé que me agarraran pal’ leseo (Se sienta al lado de ésta).

  8. Rosa: Bueno si en algo te puedo ayudar, cuenta conmigo… ¿Qué problema tienes?.

  9. Esteban: Lo que pasa… Yo acabo de cumplir los 16 años y… aún estoy virgen.

  10. Rosa: ¡¡¡Quééé!!! ¡¡¡Virgen!!!

  11. Esteban: Pero no lo grites que te pueden oír.

  12. Rosa: ¿Y la manuela?

  13. Esteban: ¿La Manuela?... Yo no pololeo con nadie de ese nombre.

  14. Rosa: ¡Ay pero que chico más tonto eres!...  Me refiero a las caricias “Miembrudas”, ¿Captas?.

  15. Estebas: ¡Ah!, te refieres a eso, bueno eso desde hace ratito que lo practico, pero yo me refería a la profundización, a cuando un hombre con una mujer… tú sabes, eso de…

  16. Rosa: A la penetración.

  17. Esteban: Eh, bueno, sí. Todos mis amigos hablan de sus experiencias sexuales y yo la verdad es que no sé que decirles.

  18. Rosa: Bueno tení’ que… o sea… bueno… ¡Ay chiquillo! ¡Qué me pones en una situación compleja!...

  19. Esteban: Vaya y yo pensé que eras mucho más liberal para tus cosas.

  20. Rosa: Lo soy,  sólo que con un hombre el tema se complica, además, eres el hijo de la patroncita y…

  21. Esteban: ¿Ahora qué voy hacer?, Mis compañeros de curso se  seguirán riendo de mi.

  22. Rosa: Se me ha ocurrido una idea, mira… (Saca de entre sus ropas el libro que estaba leyendo minutos antes  y se lo pasa).

  23. Esteban: ¡Ay! ¡Rosa!, Estoy chato de leer tantos libros.

  24. Rosa: Si pero este libro no es literatura barata, se llama KAMASUTRA.

  25. Esteban: KAMASUTRA, ¿ y qué tiene de particular?.

  26. Rosa: Sí qué eres bien huevon pendejo, este libro es de la cultura sexual, aquí tu aprendes como hacer del amor un placer día a día, aquí tu aprenderás como llevar a una mujer a las estrellas y hacerla ver hasta los hoyos negros del cosmos…

  27. Esteban: ¿En serio?

241.                     Rosa: Aquí tienes todas las posiciones del sexo extremo… Y mira es ilustrado y a color, no cualquiera tiene un libro así, me lo cuidas.

  1. Esteban: No te preocupes que yo te lo cuidaré como hueso santo, me iré a mi pieza y me lo leeré todo, hoy mismo (En son de salida).

  2. Rosa: Cierra la puerta con llave.

  3. Esteban: ¿Por qué?.

  4. Rosa: Seguro que te calientas y (Se acerca a este y lo abraza, al tiempo que le habla algo al oído)

  5. Esteban:.. Ah, ya… (Salen de escena ambos).

 

 

 

      ESCENA N° 22

 

EN PRIMER PLANO –  CLEMENTINA

 

  1. Clementina:… Si es necesario, con gusto me abrazare al demonio una vez alcanzado mi  objetivo. Llegó tu hora de pagar por todas las desdichas que me has provocado, ¡Primero por haberme arrebatado a mi niño y  segundo por haberme quitado poder!.  Te haré pagar  con lo más que te duele, tus hijos, te los quitare a todos, tal  cómo lo hiciste con el mío…   Sebastián, Alexander, mis adorados e ingenuos nietos…  ¡Ellos me devolverán el poder!,  y  cuando eso ocurra  ¡Los aplastare a todos!…  ¡A todos!...

 

      ESCENA N° 23

 

SORPRENDE SEBASTIAN

 

  1. Sebastián: ¿Abuela?.

  2. Clementina: Hijo, no te sentí llegar.

  3. Sebastián: ¿Con quién hablabas?.

  4. Clementina: ¿Yo?.

  5. Sebastián: Sí, tú. Te oí hablar.

  6. Clementina: Tonteras, nada más que tonteras. 

  7. Sebastián: Te escuche…

  8. Clementina: Pensaba, pensaba en voz alta, no me hagas caso. Tú sabes que cuando se llega a vieja, la soledad nos hace hablar a solas. ¿Qué haces aquí tan temprano? ¿No deberías estar en la fábrica?.

  9. Sebastián: Abuela van hacer las once de la noche.

  10. Clementina: ¡Y a mí qué me importa eso!. ¡La fábrica debe producir!, ¡Producir!… ¡Tu padre vivía en la fábrica!, ¡Gracias a su sacrificio transformo la empresa en una de las más productivas y solventes del país!.

  11. Sebastián: Abuela yo vivo pendiente de los negocios de la familia. Por eso estoy aquí. No te traigo buenas noticias.

  12. Clementina: ¿Qué paso?. ¡Habla de una buena vez!.

  13. Sebastián: Hemos sido estafados.

  14. Clementina: ¿Qué?... ¿Qué mierda estas diciendo?.

  15. Sebastián: Solange, erróneamente autorizo el pago de millonarias facturas por productos y servicios que jamás llegaron a nuestras bodegas. Estamos al borde de una quiebra.

  16. Clementina: ¡Perra! ¡Mil veces perra!... ¡No le vasto con haber provocado la muerte de mi hijo!, ¡Sino que además, ahora nos quiere dejar en la ruina!. ¿Te das cuenta? ¿Te das cuenta Sebastián?.

  17. Sebastián: Abuela yo…

  18. Clementina: ¡Tendrá que poner a la venta todas sus acciones! ¡Con mayor razón tendrá que hacerlo ahora! ¡Con mayor razón Sebastián!.

  19. Sebastián: No lo hará, estoy seguro…

  20. Clementita: ¡Imbécil! ¡Debes obligarla! ¡Ella no te puede ganar! ¡Es una mujer débil! ¡Ella mato a tu padre! ¡Debes hacerla pagar por todos sus errores! ¡Debes quitarle la gerencia de Finanzas!. ¡Tienes que hacerlo! ¡Ahora ya!.

  21. Sebastián: …Lo haré abuela, te prometo que lo haré…

 

 

ESCENA N° 24

 

INGRESA SOLANGE DESDE LA CALLE, SE SIRVE UN VASO DE AGUA.

 

ESCENA N° 25

 

AL CABO DE UNOS SEGUNDOS IRRUMPEN SEBASTIAN Y ALEXANDER QUIENES LA ENCARAN VIOLENTAMENTE.

 

  1. Alexander: Solange…Tenemos que hablar.

  2. Solange: Me van a disculpar pero ya es muy tarde, me duele mucho la cabeza y no tengo ánimos de… (En son de retirada, pero Alexander la toma de uno de los brazos y la obliga a sentarse en uno de los sillones)… ¡Ay! ¡Eres un bruto! ¡Me dolió!.

  3. Alexander: Te mereces esto y mucho más…

  4. Sebastián: ¡Silencio!... (Camina por la sala en sentido contrario a ésta, saca un cigarrillo desde su chaqueta, lo enciende y da una fumada).

  5. Alexander: Yo creo Sebastián que…

  6. Sebastián: … No te vastó con arrebatarnos lo que más amábamos, sino que ahora has puesto en riesgo todo nuestro patrimonio,  patrimonio económico que con tanto esfuerzo forjó nuestro padre. ¡Te das cuenta que por tu culpa estamos al borde de una quiebra!.

  7. Solange: Hijo yo…

  8. Alexander: ¡Cállate!. La abuela Clementina tiene razón, te comportas como una perra mal agradecida.

  9. Solange: (Se levanta del sillón y le propicia una fuerte cachetada)… No vuelvas nunca más ha hablarme en ese tono, yo soy tu madre, ¡Soy tu madre entiendes!.

  10. Sebastián:...Todo sería tan distinto si el papá estuviera aquí.

  11. Solange: Hijo, ya te lo dije… No sé, no me fijé bien, no sé que me pasó, perdóname…

  12. Sebastián: No te fijaste, no te fijaste en el gran error que estabas cometiendo, la historia se vuelve a repetir, cuando permitiste que papá partiera ebrio en ese auto, no te fijaste que podría terminar matándose… ¡No te fijaste en eso Solange!... ¡Responde maldita sea!.

  13. Alexander: …A lo mejor en esa época su cabeza ya estaba en otro lado…

  14. Sebastián: Tendrás que poner a la venta todas tus acciones, todas, debemos recuperar en el menor plazo posible todos los millones que perdimos  por tú culpa.

  15. Solange: No… no puedo hacer eso.

  16. Sebastián: ¡Tendrás que hacerlo!. En caso contrario, 120 años de tradición familiar se irán a la misma mierda. ¿Entendiste?... y si eso pasa la abuela te quitará hasta el alma y junto con ello terminarás perdiendo a todos tus hijos.

  17. Solange: Sebastián (Casi suplicándole se abalanza sobre este) Por favor…perdóname…

  18. Sebastián: (Le quita las manos de encima y abandona la sala)

 

ESCENA N° 26

 

  1. Alexander: Yo había comenzado a creer en tu inocencia, pero con esta cagaíta lo has estropeado todo, con esto existe cero posibilidad de reconciliación, cero (Sale).

 

ESCENA N° 27

 

SOLANGE SE SIENTA EN UNO DE LOS SILLONES, PERMANECE CON LA MIRADA PERDIDA EN UN PUNTO IMAGINARIO.

ESCENA N° 28

 

INGRESA  MARCELO.

 

  1. Marcelo: Mamá, aún despierta.

  2. Solange: Hijo, sí lo que pasa es que aún no me da sueño.

  3. Marcelo: ¿Qué está pasando Solange?.

  4. Solange: ¿Por qué lo preguntas hijo?

  5. Marcelo: Escuche a Alexander y Sebastián discutir contigo, ¿Hay algún problema?.

  6. Solange: Tú sabes que a tus hermanos les encanta discutir conmigo…

  7. Marcelo: Te veo muy nerviosa mamá, ¿No estarás estresada con esto de la fábrica?. Deberías tomarte unas vacaciones.

  8. Solange: No es momento para tomar vacaciones, pero créeme que lo tendré presente.

  9. Marcelo: Mamá… ¿El papá siempre te fue fiel?.

  10. Solange:… Eh, sí…  Él siempre me fue fiel. ¿Por qué me lo preguntas?.

  11. Marcelo: … (La mira fijamente a los ojos en silencio por espacio y luego de algunos segundos asevera)  Por nada, simple curiosidad (La abraza fuertemente).

 

ESCENA N° 29

INGRESA ROSA

 

  1. Rosa: Vaya, al parecer no soy la única que no puede dormir.

  2. Solange: Así parece.

  3. Marcelo: Yo las dejo, mañana tengo un examen a las ocho de la mañana y me quedaré toda la noche estudiando.   Buenas noches (Se despide  con un beso de Solange).

  4. Solange: Que descanses hijo.

  5. Marcelo: Hasta mañana Rosa (Sale).

  6. Rosa: Hasta mañana.

 

ESCENA N° 30

 

  1. Rosa: Que tierno es Marcelito.

  2. Solange: Es el que más me ha apoyado desde la muerte de su padre… (Se queda en silencio).

  3. Rosa: ¿Te pasa algo? ¿Tení’ una carita?, Ah ya sé, Te llamó el boludo ese que te mintió.

  4. Solange: No, no sé nada de él y por favor te voy a pedir que no me lo menciones con tanta libertad, ya te dije que mis hijos no pueden saber de esa relación, no me lo perdonarían.

  5. Rosa: Disculpa, te prometo que tendré más cuidado.  Solange, no quiero parecer metiche, pero… ¿Siguen los problemas con tus hijos mayores?.

  6. Solange: Sí… Hay serios problemas que no quiero que sepan mis hijos menores, están en periodos de exámenes y no es bueno darles preocupaciones.

  7. Rosa: ¿Es muy grave?.

  8. Solange: Muy grave.

  9. Rosa: Que lata.

  10. Solange:  Rosa,  ¿Tú eres casada?.

  11. Rosa: Me casé y me separé a los tres años de matrimonio.

  12. Solange: ¿Sí? ¿Tan poco que duraste?.

  13. Rosa: Mi esposo, era muy malo el hijo de puta. Se emborrachaba y se trastornaba, me agarraba a golpes. La última vez fuí a parar al hospital, me quebró la mandíbula de un combo.

  14. Solange: ¿Era muy celoso entonces?.

  15. Rosa: Terrible, por eso me trasladé a esta ciudad.

  16. Solange: ¿Y tuviste hijos?

  17. Rosa: No y nunca los tendré…  soy estéril.

  18. Solange: No me digas… Lo siento, no sabes cuanto lo lamento.

  19. Rosa: Yo creo que eso agravó más nuestra relación, siempre me pedía un hijo, pero nunca se lo pude dar, cómo no voy a querer tener un hijo, si los hijos son la cosa  más  preciosa  que Dios nos puede entregar… pero bueno, la vida es como es no ma’.  Se termino el amor y aquí estoy, sola como un perro abandonado.

  20. Solange: Bueno ahora ya no estás tan sola, me tienes a mí, considérame como parte de tu familia.

  21. Rosa: Gracias, eres tan especial Solange, ojalá todas las patroncitas del mundo fueran así de buena como tú.

  22. Solange: (Le sonríe y la abraza afectuosamente)… Bueno y ahora mejor nos vamos a dormir, mañana tengo un día muy ajetreado en la fábrica.

  23. Rosa: (Al tiempo que mira su reloj) ¡Chucha!... ¡Perdón!, Se me salió. Van hacer las dos de la mañana, como pasa el tiempo. Vamos, te acompaño hasta tu pieza.

  24. Solange: Gracias… (Saben en dirección a las habitaciones).

 

VARÍA LA ILUMINACIÓN

 

ESCENA N° 31

 

ROSA APARECE LIMPIANDO  LOS MUEBLES MIENTRAS ESCUCHA MUSICA.

 

ESCENA N° 32

SUENA EL TIMBRE DE CALLE.

 

  1. Rosa: (Rosa apaga el equipo de música) ¡Ya voy!... (Abre la puerta e ingresan dos jóvenes muy estiradas, que entran sin saludarla, ambas se sientan en el living).

 

ESCENA N° 33

 

  1. Esmeralda: Llámame de inmediato al Ignacio.

  2. Margarita: Y a mí me llamas al tiro al  Esteban.

  3. Rosa: ¿Perdón?...

  4. Esmeralda: ¿Qué no has oído?

 

ROSA SE MOLESTA MUCHO POR LA ACTITUD DE LAS CHICAS, VA DONDE ESTAS Y LA LEVANTA  DE LAS OREJAS Y LAS RETORNA A LA PUERTA.

 

  1. Rosa: Primero se aprenden a sonarse bien los mocos y después me tutean. Ahora las dos como chicas de bien, que se supone son, me dirán “Buenas tardes Sra. Rosa”, ¿ Podemos pasar?. Solo así podrán entrar en esta casa ¿Entendieron?.

 

AMBAS MUCHACHAS SE MIRAN ENTRE SI Y ATINAN CON LO QUE ELLAS LES DIJO.

 

  1. Esmeralda: Buenas tardes, ¿Sra.? ¿Cómo dijo que se llamaba?.

  2. Rosa: Rosa, Mi nombre es Rosa.

  3. Esmeralda: Buenas tardes Sra. Rosa.

  4. Margarita: Encantadas de conocerla, Sra. Rosa.

  5. Ambas chicas: ¿Podemos pasar?

  6. Rosa: Pero no faltaba más, adelante. Llamaré de inmediato a los jóvenes. Con su permiso (Sale hacia el interior de la casa y llama a los chicos a viva voz).

  7. Voz en Off: ¡¡¡Ignacio!! ¡¡Esteban!!... ¡¡Un par de cabritas los buscan!! ¡¡Ignacio!! ¡¡Esteban!!...

 

ESCENA N° 34

 

  1. Esmeralda: ¿Y esta es la nana de quien tanto nos han hablado los chiquillos?.

  2. Margarita: Es sencillamente,  picante.

  3. Esmeralda: Ay, linda, ojalá que ahora si nos resulte el asunto. Las chicas de la Academia se morirán de la envidia cuando se enteren que tú y yo…  con los hermanos De la Costa ¡¡Que emoción!!

  4. Margarita: Ay no sé. No crees que es un poquito arriesgado. Estamos a plena luz del día y…

  5. Esmeralda: Dont’ be fool. Son nuestros pololos y en algún momento tenía que suceder.

  6. Margarita: Sí pero sólo llevamos un par de días no más  pololeando con ellos. Además que el living no es el lugar más ad-hoc para hacerlo.

  7. Esmeralda: My love. Obvio que  es el mejor. Así marcamos nuestro territorio, tenemos que comportarnos como zorras en celo.

  8. Margarita: ¿Qué?.  ¿Cómo Zorras?.

  9. Esmeralda: Bueno que mirándote bien,  a ti con cuea’  te alcanza para ser una perra poodle.

  10. Margarita: Mmmm, nuevamente me estás ofendiendo.

  11. Esmeralda: ¡Hoy será nuestro gran día! ¡Todas nuestras amigas nos envidiarán cuando sepan que nos pescamos a dos de los Machos de la Costa!. ¡Que poder! ¡Si me parece sentirlo dentro de mí!… ¡Ay!, ¡Ay! (Actúa como si estuviera teniendo un orgasmo)…  (A Margarita) No le des tiempo a respirar, te montas sobre él y listo. Debemos causarles la mejor impresión.

  12. Margarita: Sí, y vaya impresión.

  13. Esmeralda: (Confidenciándole) En el colegio escuché decir que el  Esteban se gasta el medio zapato (Grafica  tamaño).

  14. Margarita: ¿Sí?... ¡Ayyyyy! ¡Qué emocionante! ¡Oye! ¿Pero no pensarás que lo comparta contigo?, El Esteban es mío, solo mío.

  15. Esmeralda: “El  Esteban es mío, solo mío” (En tono burlesco), Eres una gran boluda. ¿Se te olvida que ahora somos góticas - emo?.

  16. Margarita: ¿Y qué tiene que ver eso con mi pololo?

  17. Esmeralda: Que no tenemos definido sexo, todo lo compartimos.

  18. Margarita: ¡Oye!, yo no soy gótica, que haya ido una vez a una de esas fiestas, no me convierte para nada en eso.

  19. Esmeralda: En la prensa  hablan maravillas de esta “Family”, en especial de los hermanos de la Costa, su poder y unidad familiar es respetada y admirada por todos los sectores sociales de nuestro país. Ojala la mía fuera así, cada quien anda por su lado.

  20. Margarita: Y qué me dices de la mía, con suerte vemos a nuestros padres dos veces al año, sus negocios en el extranjero no los dejan respirar…

  21. Esmeralda: (Hablándole casi en secreto)… Pero hay quienes dicen que si no fuera por la irresponsabilidad de la mamá,  Don Alonso De La Costa  aún estaría vivo.

  22. Margarita: Que “heavy”...

  23. Esmeralda: Ya, cállate, que ahí vienen  (Ambas se sientan como señoritas).

 

ESCENA N° 35

 

INGRESAN ESTEBAN E IGNACIO

 

  1. Esteban: Hola chicas, ¿Cómo están?

  2. Margarita: Hola mi amorcito (Ambos se dan un beso apasionado).

  3. Ignacio: ¿Que dice la princesa más bella del mundo?.

  4. Esmeralda: Gracias por lo de princesa, pero tú sabes que yo soy una mujer simple, humilde como cualquier mortal de esta diminuta tierra (Besándose con Ignacio).

  5. Esteban: ¿Y qué vientos las traen por estos lados?.

  6. Margarita: Estamos calientes.

  7. Esmeralda: Nooooo, lo que la Margarita quiere decir es que estamos muy acaloradas. (APARTE a Margarita)  ¿Qué pretendes estúpida?.

  8. Margarita: No dijiste que teníamos que comportarnos como perras calientes.

  9. Esmeralda: Yo dije como zorras en celo.

  10. Margarita: Ah, pero a mí no me ha llegado la menstruación, te lo digo al tiro.

  11. Esteban: ¿Algún problema niñas?.

  12. Esmeralda: No, no pasa nada. La Margarita, esta media confundida.

  13. Esteban: ¿Qué le pasa mi amorcito? ¿La veo media extraña?.

  14. Margarita: Lo que pasa que amanecí en celo.

  15. Esteban: ¿Qué?

  16. Esmeralda: Esta celosa, exprésate bien boluda.

  17. Ignacio: ¿Y celosa de quien?

  18. Esmeralda: No le hagan caso, a veces mi amiga se pone media huevona, todo lo mal entiende. Pero sentémonos (Toma a Ignacio de los brazos y lo sienta de un solo tirón en uno de los sofás).

  19. Margarita: (La imita haciendo lo mismo con Esteban). Sí, queremos entregar…

  20. Esmeralda: Entregar todo nuestro amor (Se sienta sobre las piernas de éste)

  21. Margarita: Queremos ver la luna.

  22. Esteban: ¿La luna? ¿Pero si aún no anochece?.

  23. Ignacio: En realidad que hace bastante calor, ¿Les ofrecemos un vaso de bebida?.

  24. Esmeralda: ¡Hoy es el gran día!. ¡Todos los astros están en posición, listos para la penetración.

  25. Ignacio: ¿Qué les está pasando chicas?.

  26. Margarita: Queremos complacerlos en todo, hoy lo daremos todo, a cambio de todo (Se suelta el pelo y abre su blusa).

  27. Esteban: ¿Pero qué haces?.

  28. Esmeralda: Ya no habrá más barreras entre los dos, ambos nos fundiremos como cuño de cera y seremos un solo cuerpo (Se quita por completo la blusa).

  29. Ignacio: No puedo.

  30. Esteban: Yo tampoco puedo.

  31. Ambos muchachos: ¡Somos vírgenes!. (Y luego se miran entre sí)

  32. Ambas chicas gritan a coro: ¡¡Quééé!! (Se levantan y arreglan sus ropas).

  33. Margarita: (Toma del brazo a Esmeralda  y se la lleva a un lado) ¿Qué no dijiste que el Esteban la tenía grande.

  34. Esmeralda: Eso dijeron en la academia.

  35. Margarita: Eres una boba estúpida.

  36. Esmeralda: Son decepcionantes, jamás nos había tocado vivir un hecho tan bochornoso como este. Vamos Margarita (Hace un desprecio y sale).

  37. Margarita: Se creen los medios minos en la academia  y son pura boca (También les hace un desprecio y sale).

 

ESCENA N° 36

 

  1. Ignacio: Pero chicas, esperen.

  2. Esteban: Niña no se vayan… (Ambos salen tras ellas).

 

ESCENA N° 37

 

REAPARECE ROSA TRAYENDO CONSIGO UN FLORERO QUE UBICA EN LA MESA DE CENTRO.

 

ESCENA N° 38

 

INGRESAN DESDE EL INTERIOR SOLANGE Y ALEXANDER DISCUTIENDO A VIVA VOZ.

 

  1. Alexander: …Se lo diré todo a mis hermanos, es hora que abran sus ojos a la verdad y vean realmente qué clase de mamá tienen.

  2. Solange: ¿Por qué me odias tanto hijo?... ¿Quién te hizo cambiar tanto?

  3. Alexander: No solo te odio, te desprecio. Descuidaste las finanzas de la familia, claro seguramente lo único que te importaba era andar revolcándote con tu amante.

  4. Solange: …

 

ESCENA N° 39

SORPRENDE  MARCELO

 

  1. Marcelo: ¿Amante?... ¿Escuche bien?.

  2. Alexander:… Habla mamá, respóndele a tu hijo.

  3. Solange: No sé de qué me estas hablando.

  4. Alexander: ¡Cínica!

  5. Marcelo: Mamá ¿Tienes un amante?... ¡Habla de una buena vez! ¡Tienes un amante!.

  6. Solange: (Trata de hablar pero sus nervios no se lo permiten).

  7. Alexander: ¡Confiésalo!... Sebastián y yo nos enteramos hace un par de semanas atrás de la oculta relación que tenías con el mequetrefe ese.

  8. Solange: … Yo…

  9. Alexander: El imbécil con quien empezaste a tener una fogosa relación al año de fallecido nuestro padre, se ha reído como ha querido de ti y de toda nuestra familia, ese empleado nuestro, es el esposo de una mis compañeras de universidad.

  10. Solange: ¿Qué?.

  11. Alexander: El concha de su madre ese, le confesó  a su mujer que tú vivías acosándolo, que lo perseguías a todas partes, que vivías llamándolo, que no lo dejabas en paz y que él había aguantado todo, por temor a que tú lo despidieras de la fábrica.

  12. Solange: Eso es mentira (A Marcelo), Yo jamás lo acosé, jamás lo perseguí… hijo tienes que creerme (Se arrodilla a los pies de éste), por favor perdóname, perdóname…

  13. Alexander: Sebastián en cuanto se enteró de esta situación lo despidió.

  14. Rosa: Joven me va a disculpar pero…

  15. Alexander: ¡Tú te callas!  (Se retira hacia el interior de la casa).

 

ESCENA N° 40

 

  1. Solange: Alexander, Alexander,  por favor… (Intenta seguirlo pero sufre un repentino desvanecimiento que la hacer caer bruscamente al piso).

  2. Marcelo: ¿Mamá? ¿Qué te pasa? ¡Rosa llama una ambulancia! (Rosa toma el auricular y llama a una ambulancia).

  3. Rosa: Sí, sí (Muy nerviosa)… ¿Aló?, ¡Señorita, por favor, urgente una ambulancia!... Villa del Sol, ¡Rápido por favor!... Gracias (Cuelga).

  4. Marcelo: Solange… ¿Qué tienes? (La abraza apegándola a su cuerpo)

  5. Rosa: La ambulancia ya viene en camino. Iré a la cocina por una agüita  con azúcar… (Sale corriendo a la cocina)

 

ESCENA N° 41

 

  1. Marcelo: Mamita, tranquila, ya viene la ambulancia… (Se quita la chaqueta que llevaba puesta y la abriga).

 

A LOS POCOS SEGUNDOS SE ESCUCHA UNA AMBULANCIA ACERCÁNDOSE.

 

APAGON GENERAL

ESCENA N° 42

 

MARCELO, ALEXANDER, ESTEBAN E IGNACIO.

 

  1. Marcelo: …Es evidente que Sebastián no esta ni ahí con lo que le pase a la mamá.

  2. Alexander: A mí tampoco me interesa.

  3. Esteban: ¡Alexander! ¡Por favor!, estás hablando de nuestra mamá.

  4. Alexander: Mira guatón de mierda, el día que falleció papá ella dejo de ser mi madre y por la razón que todos sabemos  (INGRESA ROSA).

 

ESCENA N° 43

 

  1. Marcelo: Yo ya no estoy seguro de nada, estoy muy confundido…

  2. Rosa: …Jóvenes, si ustedes me lo permiten, me gustaría decirles algo importante.

  3. Alexander: ¡No!, ¡Usted no es nadie en esta casa y mándese a cambiar de aquí, si no quiere que la saque a patadas a la calle!.

  4. Rosa:… Su madre los ama.

  5. Alexander: (La toma del brazo e intenta botarla hacia la calle, pero Marcelo se lo impide).

  6. Marcelo: ¡Déjala tranquila Alexander! (Separa a Alexander de ésta). Rosa ¿Qué es lo que nos quieres decir?.

  7. Alexander: Yo no pienso escuchar a esta mujer… (En son de salida, pero se detiene cuando Rosa comienza hablar).

  8. Rosa: El día que su padre tuvo el accidente, su mamá intento quitarle las llaves del auto pero este no se las entregó y más encima la golpeó.

  9. Alexander: ¡¡Mentira!! ¡¡Mentira!! ¡¡Los medios de prensa dijeron otra cosa!! ¡¡Usted no sabe nada!! ¡¡Usted es una ignorante!! Además, Sebastián andaba  con ellos y vio todo, Mamá no hizo nada por evitar que papá se  subiera al maldito auto.

  10. Rosa: Su hermano Sebastián llego al lugar cuando su padre ya se estaba subiendo al vehículo, su mamá le había suplicado cientos de veces  que le entregara las llaves  porque ella quería manejar, pero su padre no se lo permitió.

  11. Alexander: … ¡Esta mujer esta inventando!, ¡Lo hace sólo para protegerla! ¿De dónde sacó todas esas mentiras?

  12. Rosa: Su madre me lo contó. Para ella no ha sido nada de fácil sobrellevar una culpa que no le corresponde, ella amaba a su padre…

  13. Alexander: ¡Es una mentirosa al igual que ella!.. Sebastián escuchó claramente cuando Solange  le decía al papá “Yo no me quiero matar a tu lado”.

  14. Rosa: Yo creo en la palabra de su mamá y ustedes también deberían confiar más en ella...  La verdad fácil es una verdad a medias y a veces es mucho más dañina que una gran mentira.

  15. Alexander: (La toma violentamente de los brazos y la amenaza) Mira mujercita de pueblo, nosotros no necesitamos de tus consejos baratos y tampoco de tus reflexiones.

  16. Ignacio: Yo ya no sé a quien creerle, ¿Ustedes, la abuela Clemencia, la prensa,  la mamá?.

  17. Alexander: La única verdad que existe, es lo que Sebastián vio aquella noche, no existe otra verdad.

  18. Rosa: Cada quien es dueño de creer lo que mejor les parezca pero. Pero tarde o temprano se darán cuenta del error que han cometido por tantos años y ojalá  que para entonces no sea demasiado tarde… (Se retira hacia el interior de la casa).

 

ESCENA N° 44

 

  1. Marcelo: (En son de retirada).

  2. Alexander: No he terminado. Todavía falta que sepan otra cosa.

  3. Marcelo: ¡Basta! ¡Es suficiente! ¡La mamá esta hospitalizada! ¡Termina de una buena vez con tu odio!.

  4. Alexander: ¡No!... Deben saberlo todo y ahora.

  5. Esteban: ¿Qué es lo qué necesitas qué sepamos? Vomítalo de una buena vez y terminemos con esto que quiero irme a costar.

  6. Alexander: …Gracias a nuestra madre, estamos al borde de la quiebra.

  7. Ignacio: ¿Qué?

  8. Marcelo: … ¿Te das cuenta de lo que estás diciendo?.

  9. Esteban: Al borde de la quiebra…

  10. Marcelo: ¿Nuestra empresa?  Una de las más sólidas del país, lo que estás diciendo es una falacia.

  11. Alexander: De ninguna manera lo es, jamás jugaría con algo tan delicado, nuestro negocio de tradición familiar, el esfuerzo de años de lucha de papá, esta apunto de irse a la misma mierda y por culpa de nuestra mamá.

  12. Esteban: Otra vez echándole la culpa a la mamá.

  13. Alexander: Solange, canceló facturas por productos y servicios que nunca llegaron a la fábrica, ella en un descuido, autorizó pagos millonarios que ahora nos tienen endeudados hasta el cogote. La única solución al problema es que mamá ponga a la venta todas sus acciones.

  14. Marcelo: … ¿Quieren que mamá coloque a la venta todas sus acciones? ¿Te volviste loco.

  15. Ignacio: Eso es como entregar en bandeja la mitad de la fábrica  a extraños.

  16. Alexander: Tendrá que hacerlo,  ella ha puesto en riesgo todo nuestro patrimonio… Si Solange no vende sus acciones, todos terminaremos viviendo en una casa de ratas… la universidad, los buenos colegios, todas las comodidades que papá forjó para nosotros,  se  van  a la mierda y nos volvemos unos pobres y simples ciudadanos de tercera (Todos los hermanos intercambian miradas).

 

APAGÓN GENERAL DE LUCES

ESCENA N° 45

 

ROSA SE ENCUENTRA EN EL LIVING LIMPIANDO LA ALFOMBRA CON AGUA Y DETERGENTE. 

 

ESCENA N° 46

 

INGRESA IGNACIO,  SE SIENTA EN SILENCIO EN UNO DE LOS SILLONES  DENOTANDO CIERTA PREOCUPACIÓN.

 

  1. Rosa:… Ignacito ¿Se siente bien?. Chiquito mío ¿Me escucha?.

  2. Ignacio: Si te escucho Rosa (Se ve muy entristecido) .

  3. Rosa: ¿Pero qué le pasa?. Vamos cuénteme.

  4. Ignacio: …Con esto de los problemas en la fábrica me volvieron algunos malos recuerdos.

  5. Rosa: Ay,  pero mi niñito, tiene que estar tranquilo que la mamá y sus hermanos mayores le  buscarán una solución al problema.

  6. Ignacio: … ¿Te puedo contar un secreto que nunca se lo he dicho a nadie, ni siquiera a mi mamá?

  7. Rosa: Por supuesto, dale con confianza.

  8. Ignacio: Hay una pesadilla que nunca he podido quitar de mi mente… es una situación real que pase cuando tenía siete años… Una vez jugaba en mi bicicleta por los jardines de la mansión, cuando de pronto ví a mi padre apuntándole con su arma a la cabeza de un niño de 8 años, era el hijo del jardinero.

  9. Rosa: ¿Qué terrible? ¿Pero y por qué hacía eso?.

  10. Ignacio: El niño accidentalmente había manchado sus zapatos con tierra cuando él pasaba por el lugar. Estaba furioso, el papá del niño le clamaba de rodillas que no le disparara, yo me asusté tanto que me puse a llorar y corrí a sus pies… (Se ve atormentado por el recuerdo)  Le roge que no le hiciera nada al niño, entonces me tomo en sus brazos y me llevo a la biblioteca y me dijo que lo qué había visto ahí era un juego, que no había nada por qué preocuparse… también me dijo que no se lo contara a nadie, porque eso podría arruinar su imagen… (Visiblemente acongojado).

  11. Rosa: ¿Y te quedaste callado?.

  12. Ignacio: Sí… Nunca lo he podido olvidar.

  13. Rosa: Es porque nunca se lo contaste a nadie. Escucha chiquito mío, yo no soy una sicóloga como para darte el consejo más atinao’, pero creo que sí tú se lo hubieras contado en ese momento a tú mamá te habrías evitado este mal  recuerdo durante todos estos años… (Lo abraza cariñosamente) Mi niño, pero eso ya paso, no pienses más en ese mal recuerdo. No imaginas cuánto me he encariñado con ustedes…

  14. Ignacio: ¿Enserio qué te has encariñado con nosotros?

  15. Rosa: Sí, y aunque no lo parezca yo soy  re - sentimental para mis cosas y a ustedes los hallo tan confundidos, que me da mucha lata verlos así, tu mamá los ama más que a na’ en este mundo.

  16. Ignacio: Sí lo sé… (Se seca las lágrimas, se levanta del sillón en dirección a la calle).

  17. Rosa: Ignacio. Cuídese mi chiquito.

  18. Ignacio: Gracias Rosa, gracias por escucharme… (Le regala una sonrisa y se retira).

 

      ESCENA N° 47

 

ROSA SE QUEDA PENSATIVA.

      ESCENA N° 48

 

INGRESA SOLANGE

 

  1. Rosa: Pero para qué te levantaste, si yo te iba a llevar la once a la cama. (Suena el Teléfono). Yo contesto ¿Sí?... ¿Buenas tardes?... Sí, de inmediato. (A Solange) Solange, es para ti, es el médico de la clínica.

  2. Solange:… (Se queda mirándola sin decir nada).

  3. Rosa: ¿Solange?, Te estoy hablando,  Es para ti.

  4. Solange: …Ah, disculpa. (Toma el auricular)  Doctor Ismael, que gusto ya lo estaba echando de menos… Si me siento mucho mejor… ¿Tienes los resultados?... Ya… Y no me lo podrías dar por teléfono, la verdad es que en estos momentos estoy con algunos inconvenientes familiares y se me hace muy difícil salir de casa…Sé qué no es muy ético dar diagnósticos por teléfono, pero has sido el médico de esta familia por años, eres como uno más de nosotros… Sí, te escucho… (De pronto se produce un pesado silencio, cambia drásticamente su semblante. Rosa la mira extrañada mientras esta escucha lo que le comunica el médico)… Sí, estoy bien, no te preocupes… Mañana pasare por allá, gracias por tu ayuda… (Cuelga).

  5. Rosa: ¿Algún problema?... ¿Solange?...

  6. Solange: … (La mira fijamente por algunos segundos y cuando se va acercar a ella, ingresan desde la calle Alexander y Sebastián, acompañados del abogado de la familia, quien trae un portafolio con documentos).

 

ESCENA N° 49

 

  1. Renato: Buenos tardes  Solange ¿Ya te sientes mejor?.

  2. Solange:.. Sí, gracias.

  3. Sebastián: Bueno  ahora lo que más preocupa a la familia.

  4. Alexander: Solange, no podemos esperar más.

  5. Renato: (Saca unos documentos desde su portafolio y se los coloca sobre la mesa de centro). Estos son los documentos legales con los cuales  tú pones a la venta el 50% de las acciones que posees en la compañía, solo falta que los firmes.

  6. Sebastián: (Saca de su chaqueta un lápiz de tinta y se lo pasa).  Firma.

  7. Solange: (Mira a Rosa, luego observa el lápiz y lo toma).

  8. Rosa: Solange ¿Estás segura de lo que harás?.

  9. Alexander: ¡Pero qué mujer más intrusa!.

  10. Solange: Yo… (Mira los documentos y vuelve a mirar a Rosa. Luego se agacha con la intención de firmarlos y cuando esta apunto de hacerlo, Rosa toma el tiesto que tenía con agua y detergente,  y lo vacía torpemente sobre los documentos).

  11. Rosa: ¡Ay! ¡Dios Santo! ¡Qué he hecho!.

  12. Alexander: ¡Pero qué imbécil!

  13. Renato: Mojó todos los documentos.

  14. Sebastián: Por la misma mierda… ¿Se da cuenta de la huevá que ha hecho?.

  15. Rosa: Disculpe señor, no me di cuenta, fue un accidente, se lo juro.

  16. Alexander: ¿Y ahora qué vamos hacer? ¿El comprador de las acciones nos está esperando en la notaría?

  17. Sebastián: Renato ¿Tienes más copias de esos documentos?

  18. Renato: Ahí estaban todos los originales y sus copias respectivas, habrá que hacer todo nuevamente.

  19. Sebastián: Vamos a la notaría, yo hablaré con los gringos (A Rosa) Y tú, tienes tus días contados en esta casa (Sale indignado hacia la calle).

  20. Renato: Hasta pronto Solange.

  21. Solange: Hasta pronto…

  22. Alexander: (A Rosa) Ya hablaremos cuando regrese (Sale tras ellos).

 

ESCENA N° 50

 

  1. Rosa: ¡Ay!, ¡Ay! Solange… ¿Parece que la anduve cagando?... No sé si estuvo bien lo que hice, pero no sé… te vi. tan afligida…Que… (Solange la mira fijamente, pero su pensamiento parece estar en otro lado)… ¿Solange? ¿Me estás escuchando?... (Solange, agacha la mirada y se dirige hacia el interior de la casa)… Solange… ¿Qué te pasa?... (La sigue) Solange…

 

AVANZA EL TIEMPO - NOCHE

ESCENA N° 51

 

INGRESA EN EL LIVING SEBASTIÁN, SE DIRIGE A UNOS DE LOS MUEBLES, ABRE UN CAJON Y SACA UN CIGARRO QUE LUEGO ENCIENDE Y FUMA MIENTRAS OBSERVA EL JARDIN DESDE UNO DE LOS VENTANALES.

 

ESCENA N° 52

 

INGRESA ROSA TRAYENDO CONSIGO UNA BANDEJA CON UN VASO DE JUGO NATURAL.

 

  1. Rosa: Lo sentí llegar y pensé que a lo mejor desearía tomarse un vaso de jugo natural, su mamá me dijo cuando recién llegué a esta casa qué le gustaba el jugo natural de guayaba… Lo prepare recién.

 

Sebastián permanece en silencio e inmóvil por algunos segundos dándole la espalda, Luego y de manera sorpresiva se gira y avanza rápidamente sobre  esta le quita la bandeja de las manos y la deja caer en el piso.

 

  1. Sebastián: Mira empleadita de tercera, no te pases de lista conmigo. Después que mamá firme los documentos que cagaste en la mañana, te vas de esta casa, ¿Te queda claro?… Ahora recoge esa bandeja y te largas de aquí, te quiero lejos de mi vista… ¡Apúrate te digo!

  2. Rosa: (Muy asustada hace el ademán para agacharse a recoger la bandeja pero se ve drásticamente interrumpida por la presencia de Solange).

 

 

ESCENA N° 53

 

 SORPRENDE  SOLANGE

 

  1. Solange: ¡No!... No recojas esa bandeja... La debe recoger el que la botó.

  2. Rosa: Pero Solange, no te preocupes si…

  3. Solange: ¡Dije que dejes esa bandeja ahí!… Sebastián recoge esa bandeja con el vaso que botaste al piso. ¡Recógela ahora ya!

  4. Sebastián: … (Se sonríe de manera irónica y la desafía) ¿Qué te hace pensar que voy acatar tu orden?... Desde hace mucho tiempo que deje de escucharte… ¿Lo recuerdas?...  (Intenta salir del living pero Solange se lo impide).

  5. Solange: ¡Dije que recogieras esa bandeja! Si no lo haces, pescas todas tus cosas y te mandas a cambiar de esta casa ¿Escuchaste?.

  6. Sebastián: ¡Esta también es mi casa!.

  7. Solange: ¡Y yo soy tu madre!... Recoge esa bandeja con el vaso y se lo pasas a Rosa…  ¡Ahora dije!...

  8. Sebastián: (La mira con mucho odio y luego mira a Rosa. Sin más remedio se agacha y recoge la bandeja  con el vaso y lo coloca sobre la mesa de centro y luego se dirige al interior de la casa)

  9. Solange: Gracias… hijo.

  10. Sebastián: (Abandona la definidamente la sala)

 

ESCENA N° 54

 

  1. Rosa: Solange, no tenías porque hacer eso, con esto lo único que consigues es alejarlo más de ti, prácticamente lo humillaste.

  2. Solange: (Agacha la cabeza, se ve muy afligida  y angustiada)…

  3. Rosa: Ya, no te pongas así.

  4. Solange: … Rosa, hay algo que debo confesarte, es algo que me tiene muy aterrada…

  5. Rosa: Me asustas ¿Qué pasa?.  (SUENA EL TIMBRE DE CALLE).  Iré a ver quien es,  ya vengo… (Sale en dirección a la calle).

 

ESCENA N° 55

 

ROSA  RETORNA  ACOMPAÑADA  DEL  ABOGADO

 

  1. Renato:… Buenas noches Solange. ¿Qué es lo tan urgente que no puede esperar hasta mañana?.

  2. Solange: Disculpa Renato por  haberte sacado de la cama, sé que te acuestas temprano, pero hay cosas que no pueden esperar.

  3. Renato: Te escucho.

  4. Solange: Rosa.

  5. Rosa: Si patroncita.

  6. Solange: ¿Me podrías dejar a solas con el abogado?.

  7. Rosa: Sí, como usted mande. Por si necesita algo,  estaré en la cocina.

  8. Solange: Gracias.

  9. Rosa: Hasta luego Sr. Abogado (Sale hacia la cocina).

  10. Renato: Hasta luego.

 

ESCENA N° 56

 

  1. Solange:    (Sustrae unos documentos desde una cajonera y se los pasa). Toma.

  2. Renato: ¿Qué es esto? (Se sienta y comienza a hojearlos).

  3. Solange: Estas son las escrituras de los últimos  terrenos agrícolas que poseo en el sur, quiero que los coloques a la venta, están muy bien avalados, con la venta total de ellos se recuperara todo el dinero que perdimos con la estafa.

  4. Renato: … Son hectáreas bastante grandes.

  5. Solange: Mi idea era dejárselos a mis hijos, pero el destino ha querido otra cosa. Sé cuán importante es para ellos seguir conservando la fábrica, en ella está el alma de su padre.

  6. Renato: ¿Esto lo saben Alexander y Sebastián?.

  7. Solange: Nunca les ha interesado mucho saber de la herencia que me dejaron sus abuelos maternos…  Y otra cosa Renato, quiero que hagas unos cambios en mi testamento.

  8. Renato: Unos cambios, ¿No crees que es un poco temprano para hacer cambios?.

  9. Solange: Eres el abogado de la familia ¿O no?.

  10. Renato: Si pero…

  11. Solange: Entonces menos cuestionamientos y cumple con tu deber.

  12. Renato: ¿Que cambios quieres que haga?

  13. Solange: (Le entrega un sobre) En este sobre hay una carta instructiva. Quiero que procedas sin ninguna objeción y con la mayor diligencia posible.

  14. Renato: Si que estas misteriosa. ¿Te sientes bien?.

  15. Solange: Estoy muy bien.

  16. Renato: Bueno mañana leeré tus instrucciones y te llamare por cualquier duda.

  17. Solange: No quiero demoras, a medio día pasare por tu despacho para refrendar los cambios.

  18. Renato: ¿Por qué tanto apuro?.

  19. Solange: Por que sí. Y lo ultimo, no quiero que mis hijos sepan de estos cambios.

  20. Renato: ¿Cómo?.

  21. Solange: No quiero que ellos sepan de los cambios que te he solicitado en mi testamento. Es una orden. ¿He sido clara?.

  22. Renato: No te preocupes, no les comentare nada.

  23. Solange: Buenas noches Renato.

  24. Renato: Que descanses Solange (En son de retirada).

  25. Solange…Te acompaño a la puerta  (Salen ambos hacia la calle)

 

LUEGO DE UNOS SEGUNDOS RETORNA SOLANGE ACOMPAÑADA DE SU SUEGRA, LA SRA. CLEMENTINA.

 

ESCENA N° 57

 

  1. Solange: … Qué sorpresa  Sra. Clementina  ¿No la esperaba por estos lados y menos a estas horas?.

  2. Clementina: … No te hagas la simpática conmigo… No podía dormir (Se pasea por el living y observa todo en especial los cuadros de las paredes) ¿Por qué sacaste de aquí el retrato  de mi hijo?.

  3. Solange: Bueno lo saqué porque, consideré que no le era bueno para los niños estar viendo a cada rato la imagen de su padre.

 

 

ESCENA N° 58

 

APARECE ALEXANDER, QUIEN AL ESCUCHAR LA CONVERSACIÓN DE LA ABUELA CON LA MAMÁ, SE ESCONDE EN UNO DE LOS PASILLOS CERCANOS AL LIVING.

 

  1. Clementina: A toda costa has querido que ellos dejen de recordar a su padre.

  2. Solange: No se trata de eso Sra. Clementina.

  3. Clementina: … (Muy acongojada) Vez que me acuerdo de él, la pena me embarga…

  4. Solange: Pero Sra. Clementina, tiene que estar tranquila, (Intenta abrazarla)  Mire que…

  5. Clementina: ¡Eres una descriteriada! ¡Siempre fuiste una mala esposa!... ¡Mi hijo cometió el peor error de su vida al casarse contigo!.

  6. Solange: Sí… ¿Y por qué no se lo impidió entonces? ¿Qué no se suponía que él le hacia caso en todo?.

  7. Clementina: Sigues siendo una mujer despreciable… Cualquier mujer para mi hijo habría sido mejor que tú.

  8. Solange: Pero se enamoro de mi.

  9. Clementina: Por desgracia, sino hubiese sido por la crítica situación económica en la que nos encontrábamos en ese momento, jamás hubiera permitido que se casara con una perra como tú.

  10. Solange: Usted es una bruja… (Clementina intenta darle un golpe con su bastón pero ésta se lo impide)… Yo no soy su marido para dejarme golpear…  (Le suelta el Bastón).  Su vida esta tan llena de fango que no es feliz y no deja ser feliz a nadie,   el único que la soportaba era su hijo Alonso, que terminó matándose  por qué fue tanto el odio y la mierda que usted le  transmitió en su crianza que no fue capaz de entender que en este mundo todos somos iguales ante los ojos de Dios. Sino hubiese sido por su veneno, Alonso jamás habría dejado de quererme,  usted lo convirtió en un monstruo, usted dañó su alma… Y ahora quiere hacer lo mismo con mis hijos.

  11. Clementina: (Se ríe de manera casi diabólica)…. ¡Pobre infeliz!...  ¡Mírate! ¡Llegas a dar lástima! ¡No tienes presencia! ¡Eres un punto en la nada! ¡Puta Con Plata!.

  12. Solange: (Le propicia una fuerte cachetada) Cuando Sebastián y Alexander se den cuenta de la clase de escoria que es su abuela, terminarán odiándola y aborreciéndola  con el mismo desprecio que  yo siento por usted.

  13. Clementina: ¡Jamás! ¡Jamás sucederá eso!... Ellos jamás te perdonarán el haber acabado con la vida de su padre,  ¡Tú mataste a su padre! ¡Tú les arrancaste lo que ellos más amaban! ¡Terminaste con sus ilusiones! ¡Acabaste con sus ideales!... No te olvides que por sus venas corre la misma sangre avasalladora de su abuela.

  14. Solange: La misma sangre avasalladora con la que terminó la vida de su esposo.

  15. Clemencia: ¿Qué estupidez estas diciendo? Yo amaba a mi esposo.

  16. Solange: Lo amo hasta que se volvió débil y  alcohólico. Usted no soportó que por su mala administración, el suntuoso  poder de su familia se estuviera yendo a la mierda… por eso le pegaba con su bastón, por eso lo empujó por las escaleras aquella tarde.

  17. Clementina: ¡Mentira! ¡Yo no hice eso! ¡El se cayó solo!...

  18. Solange: Reconózcalo Sra. Clementina… Su maldad no tiene límites. Yo vi como lo perseguía por los pasillos del segundo piso de su mansión dándole de golpes, me escondí para que no me viera, mi suegro se quejaba mucho  y cuando salí para evitar que le siguiera pegando era demasiado tarde, el abuelo venia rodando por las escaleras.

  19. Clementina: Mi esposo se volvió un ser despreciable, en vez de luchar por evitar la quiebra de la fábrica, se refugió en el alcohol… Por culpa de él, tuve que soportar que mi hijo pusiera sus ojos en ti…  Los débiles no merecen vivir.

  20. Solange: Tarde o temprano pagará por todas sus maldades, quizás él único que se compadezca de usted, será su desgastado y anciano chofer, pobrecito, como lo compadezco, la tiene que querer mucho, la ha soportado por tantos años e incluso más que su propio esposo.

  21. Clementina: … No seré yo la que termine mis días en soledad, tus hijos, mis nietos, me adoran y pronto se irán a vivir conmigo y la que terminara sola como una perra, que siempre has sido, serás tú… Nunca te perdonarán lo que hiciste con su padre, ¡Nunca! (Sale indignada en dirección a la calle)…

 

ESCENA N° 59

 

SOLANGE SE QUEDA POR ALGUNOS SEGUNDOS CON LA MIRADA PERDIDA EN UN PUNTO IMAGINARIO, LUEGO SE SIRVE UN VASO DE AGUA Y AGACHA LA CABEZA  VISIBLEMENTE  CONMOCIONADA.

 

ESCENA N° 60

 

REAPARECE ALEXANDER  QUIEN LA OBSERVA EN SILENCIO POR ALGUNOS, SE VE MUY CONFUNDIDO,  INTENTA ACERCARSE A ESTA PERO LUEGO SE RETRACTA Y SALE HACIA LA CALLE.

 

ESCENA N° 61

 

AL CABO DE UNOS SEGUNDOS INGRESA ROSA

 

  1. Rosa: Solange… ¿Estas sola?

  2. Solange: … Sí.

  3. Rosa: ¿Qué pasa?.

  4. Solange: Rosa… Se acaba el tiempo.

  5. Rosa: ¿Se acaba el tiempo?,  ¿No te entiendo?   ¿Me hablas de la  fábrica?

  6. Solange: …No se trata de la fábrica.

  7. Rosa: ¿Entonces?

  8. Solange: …No me traté a tiempo, otro más de mis descuidos… Rosa me estoy muriendo.

  9. Rosa: ¿Qué?, ¿Qué estas diciendo?.

  10. Solange: Me diagnosticaron un avanzado cáncer de mamas (Se pone a llorar).

  11. Rosa: No puede ser… (Queda anonadada, por algunos segundos no atina a nada. Luego reacciona se acerca a ésta y la abraza fuertemente).

 

APAGON GENERAL

 

ESCENA N° 62

 

DIAS DESPUES – PREPARATIVOS PARA EL CUMPLEAÑOS DE SOLANGE

 

  1. Marcelo: Ya muchachos, todo debe salir como lo planificamos.

  2. Esteban: Oye, ¿Pero qué pasará si llegan Alexander o Sebastián, no les hará ninguna gracia el asunto.

  3. Ignacio: Mala suerte no más.

  4. Esteban: ¿Se dan cuenta?,  es la primera vez qué nosotros le haremos  algo especial a mamá. 

  5. Marcelo: Y todo gracias a la Rosa.  No se olviden que ella fue la de la idea.

  6. Ignacio: Mamá se irá de espaldas cuando nos vea.

 

ESCENA N° 63

 INGRESA Rosa

 

  1. Rosa: Todo listo para el Show.  La Solange quiere puro salir de su pieza.

  2. Marcelo: Si, ya tenemos todo dispuesto.

  3. Ignacio: ¡Que vergüenza!… pero todo sea por darle un momento de felicidad a la mamá, la ha pasado tan mal este ultimo tiempo con el problema de la fábrica.

  4. Rosa: ¿Se pusieron los colale?.

  5. Esteban: A mí se me mete en la raja.

  6. Ignacio: Y a mí se ve el medio paquete.  Parezco puto.

  7. Marcelo: Ya Rosa ve por mamá y nosotros nos esconderemos en la sala del al lado y entraremos cuando ella este aquí.

  8. Rosa: Vale, voy al tiro (Sale a toda prisa en busca de Solange).

 

SUENA EL TIMBRE DE CALLE

ESCENA N° 64

 

  1. Marcelo: ¿Quién será?.

  2. Ignacio: No creo que sean Sebastián o Alexander, ellos tienen llaves.

  3. Marcelo: (A Esteban) Abre la puerta Esteban.

 

Esteban sale hacia la calle y regresa acompañado de Esmeralda y Margarita, quienes traeN  regalos.

 

ESCENA N° 65

 

  1. Margarita: ¡Hello Family!, (Le da un fuerte abrazo y beso a Marcelo).

  2. Esmeralda: ¡¡No podíamos dejar de asistir a la fiesta mas top del barrio!!. (Besa profundamente a Ignacio).

  3. Esteban: La verdad es que yo invité a las niñas para que nos acompañaran en la fiesta sorpresa que de mamá.

  4. Marcelo: Ah, ya, qué bueno que hayan venido (Poco convencido).

  5. Margarita: Sin duda que debe estar todo el jet set invitado ¿Dónde están todos?.

  6. Esmeralda: Amorcito (A Esteban)., cuando la prensa nos tome fotos para las revistas y sus paginas sociales, quiero que en todas salgas a mi lado.

  7. Marcelo: ¿Prensa? ¿Revistas? ¿De qué están hablando estas niñas?.

  8. Esteban: Amor mío, yo creo que está un poquito confundida.

  9. Margarita: Ya no se haga el humilde conmigo, si usted sabe que a mí no me tiene para que ocultar nada, acuérdese que ya nos conocemos todo (Hablándole casi en secreto).

  10. Esmeralda: Amor ¿Le gusta como estoy vestida? ¿Le parece que estoy bien para la foto?... Por si las moscas, me puse calzones rojos, en una de esas nos pegamos una arrancadita a su pieza y también traje condones, como el otro día me dijo que no le quedaban.

  11. Ignacio: Eh, ¿Si?...

  12. Marcelo: Ya escondámonos, ahí vienen.

  13. Esmeralda: ¡¡Que bakan!!

  14. Margarita: ¡Esto se parece a un verdadero Reality!... ¡Qué emoción!.

 

todos se esconden en una pieza contigua a la sala

 

ESCENA N° 66

INGRESAN ROSA Y SOLANGE

 

  1. Solange: Ay  Rosa, ¿Qué pasa?.  Me pones nerviosa con tanto misterio.

  2. Rosa: Tranquila patroncita, ven ubícate por aquí (La ubica en medio de la sala).

 

ESCENA N° 67

 

Ingresan Esteban – Margarita,  Ignacio – Esmeralda  y Marcelo quien trae una torta con velas encendidas y cantan a viva voz el cumpleaños feliz… Solange, se ve muy emocionada.

 

  1. Todos: “Cumpleaños Feliz…” (Al terminar la canción, Solange apaga las velas.  Todos aplauden,  todos la abrazan).

  2. Solange: Son maravillosos, la verdad es qué hasta se me había olvidado que estaba de cumpleaños.

  3. Rosa: Pare que veas como te queremos en esta familia. Mi amiguita,  feliz cumpleaños (La abraza fuertemente) No imaginas cuanto te quiero.

  4. Solange: Yo también te quiero mucho Rosa.

  5. Esteban: Te queremos mucho más y no nos importa que Alexander y Sebastián piensen lo peor de ti, cuenta siempre nosotros.

  6. Ignacio: Te ves preciosa mamá.

  7. Solange: Gracias, gracias por ser como son.

  8. Esmeralda: ¡Ay! ¡Pero déjenos felicitar a nuestra suegra!... (Le da un fuerte abrazo a Solange) ¡Muchas, pero muchas felicidades suegra!

  9. Solange: Gracias linda.

  10. Margarita: Felicidades Sra. Solange, se ve muy distinguida. ¿Cuántos años cumple?.

  11. Esmeralda: (La toma de un brazo y la saca de un tirón del lado de Solange)… ¡Ay! ¡Pero estúpida más grande “sos” chica!... Discúlpenla por favor… a veces se le arranca la moto, es de naturaleza,  toda su familia esta desquiciada (Aparte a Margarita) …¡Imbécil!, ¿No te das cuenta qué es de picante preguntarle la edad a una dama como ella?.

  12. Margarita: Ahhh… No lo sabía.

  13. Esmeralda: Ahora lo sabes.

  14. Marcelo: Y ahora el gran regalo para la Solange. Hagamos espacio..

  15. Solange: Hijos, hijos míos, quiero decirles algo muy importante… (Comienza a sentirse mal),  Yo…

  16. Rosa: ¿Te sientes bien Solange?

  17. Solange: Sí, no te preocupes.  Hijos quiero que sepan que ustedes siempre, siempre han sido lo más importante en mi vida… Y también quiero que sepan que yo ame a su padre con todo mi corazón, yo me case muy enamorada de él, muy enamorada.

  18. Marcelo: Mamá eso no necesitas decirlo, todos sabemos cuanto amabas al papá, a pesar de lo mal que él se porto contigo en sus últimos años de vida.

  19. Solange: (Avanza unos pasos hacia él con la intención de abrazarlo, pero sufre un drástico desvanecimiento corporal, Rosa, la alcanza a sujetar. Se desmaya)

 

 

  1. Rosa: ¡Solange!...

  2. Marcelo: Mamá ¿Qué tienes?.

  3. Ignacio: Deberíamos llamar una ambulancia, yo la veo muy mal.

  4. Esteban. ¿Qué le pasa a la mamá?... Mamita, mamita por favor responde.

  5. Rosa: Solange… (Muy angustiada)

  6. Marcelo: ¡¡Llama rápido una ambulancia!! (A Ignacio), ¡Rápido que la mamá esta muy  mal!. (Ignacio, toma el teléfono y llama la ambulancia)

  7. Rosa: Solange, todavía no por favor…

  8. Marcelo: ¿Qué te dijeron Ignacio?

  9. Ignacio: ¡Por la misma mierda! ¡Todas las ambulancias están en servicio!,  dicen que en una media hora más habrá disposición de una.

  10. Marcelo: ¡Malditos servicios de urgencia!,  No importa, nosotros la llevaremos en mi auto (Se acomoda para levantarla en vilo)

  11. Rosa: Iré por un chal a su pieza para que la abriguemos.

  12. Ignacio: Yo me voy con Esteban y las niñas  en mi camioneta.

 

APAGON GENERAL

 

ESCENA N° 68

 Alexander y Sebastián.

 

  1. Alexander: … (Cuelga el auricular telefónico)  Ignacio dice que mamá esta muy mal.

  2. Sebastián: No me interesa.

  3. Alexander: Sebastián, yo sé que Mamá se ha mandado varias cagadas… pero,  es nuestra madre, la fábrica estuvo al borde de la quiebra y ella por segunda vez impidió que eso sucediera.

  4. Sebastián: Era lo que le correspondía hacer. ¿Qué diablos esta pasando contigo cretino?... Ella firmo todas esas facturas falsas y autorizo los pagos, por lo tanto ella tenía que solucionar el problema. Si Solange no vendió sus acciones es porque,  es evidente que le dio miedo quedar excluida de la fábrica, a ella le importa mucho el dinero, ella se caso con papá por su fortuna, ¿Qué no lo entiendes?.

  5. Alexander: La mamá proviene de una familia acaudalada, no creo que se halla casado con el papá por plata...

  6. Sebastián: (Lo toma bruscamente del pecho y lo increpa) ¡Despierta! ¡Maldita seas!... No te dejes engañar. Nuestra madre es un monstruo con cara de ángel.

 

      ESCENA N° 69

 

SORPRESIVAMENTE INGRESA DESDE LA CALLE MARCELO

 

  1. Marcelo: ¿Qué esta pasando aquí?...   Deberían haber ido a ver a mamá.

  2. Sebastián: ¿Por qué razón tendría que ir a verla?.

  3. Marcelo: Porque es tu mamá y porque está enferma.

  4. Sebastián: Yo no visito a traidoras.

  5. Alexander: … Es lo que tu orgullo y el de la abuela  siempre han querido que todos nosotros pensemos, ¿Verdad?, ¡Pero se acabo!...

  6. Sebastián: Veo que te dieron vuelta… Hermano mío no te dejes confundir, la mamá siempre fue mala con el papá…

  7. Marcelo: ¡Mentira! ¡Maldita sea basta! ¡Todos amábamos al papá y lo seguimos haciendo, pero terminemos con el rencor hacia la mamá, porque ella no se lo merece… papá no era ningún santo, él… ¡Maldita sea por qué!... El papá… El papá  engañó a la mamá por más de cinco años.

  8. Sebastián: ¿Qué? ¿Qué mierda estas diciendo? ¡Repite lo que dijiste!.

  9. Marcelo: Papá tuvo un romance a escondidas de la mamá por más de cinco años.

  10. Sebastián: No, eso no puede ser, tú estás inventando todo esto para…

  11. Marcelo: ¡No!, ¡No estoy inventando nada!… Una vez, después que la mamá se había ido a la peluquería, subí a la habitación de ellos porque mamá me había dicho que el papá había llegado temprano, y cuando abro la puerta lo veo haciendo el amor con la nana que la abuela nos había metido a la fuerza aquí en la casa.

 

      ESCENA N° 70

   

INGRESAN IGNACIO, ESTEBAN  Y ROSA QUIENES AL ESCUCHAR LA DISCUSIÓN SE QUEDAN DETENIDOS EN EL UMBRAL DE ACCESO AL LIVING.

 

  1. Alexander: Hablas de la nana que ha mamá nunca le agradó, esa que de la noche a la mañana se desapareció y que nunca más volvimos ha saber de ella.

  2. Marcelo: Sí, de ella te hablo. 

  3. Sebastián: (Mira de manera muy extraña a todos)…

  4. Alexander: … Hemos sido unos ingenuos, la abuela ha jugado con todos nosotros,  nos ha utilizado para satisfacer sus fechorías y junto con ello alejarnos de mamá.

  5. Sebastián: Ustedes…. Se han confabulado en contra de la abuela y de mi… ¡Eres un traidor! (Se abalanza sobre Alexander y ambos se trancan en una ruda pelea, todos los hermanos intervienen hasta que logran separarlos)… Son todos unos traidores, mal agradecidos, la abuela siempre ha querido lo mejor para nosotros.

  6. Alexander: ¡La abuela es el demonio en persona!…  ella,  ¡Ella es una criminal!.

  7. Sebastián: ¿Qué?...

  8. Alexander: Hace un par de noches atrás estuvo aquí la abuela  y la escuche discutir con la mamá, dijo muchas cosas horribles… la muerte del abuelo no fue accidental, la mamá vio cuando la abuela empujo al abuelo por las escaleras de su mansión.

  9. Marcelo: ¿Qué?... ¿Estás seguro de lo que estás diciendo Alexander?, ¿Estás seguro?.

  10. Alexander: Sí, yo lo escuche todo y la abuela reconoció el crimen.

  11. Ignacio: (Se acerca a su hermano Sebastián he intenta abrazarlo, pero éste lo lanza lejos de si).

  12. Sebastián: ¡Déjame! ¡Ninguno de ustedes puede ser mi hermano! ¡Los aborrezco! ¡Los desprecio a todos! ¡Por débiles y mentirosos!... Yo no me dejaré confundir tan fácilmente… deberían de morirse todos, todos igual que la Solange…

  13. Rosa: … ¡Basta Joven! ¡Basta de tanto odio a su madre que Dios lo castigará!... ¡Dejen de pelear!, Su mamá los necesita ahora más que nunca… (Conteniendo su llanto) Su padre con todo el respeto que se merece, no supo valorar y apreciar la tremenda mujer que tenía a su lado… Él se  murió sumido en su odio y orgullo y ahora ella partirá sumida en la pena de ver que sus hijos no son capaces de aceptarla y comprender las virtudes que pocos seres humanos poseen en esta tierra…

  14. Ignacio:… Rosa, ¿Escuché bien?… ¿Acabas de decir “Y ahora ella partirá”?… ¿Qué quieres decir con eso de qué partirá?.

  15. Rosa: (Rosa los mira a todos y agacha la cabeza).

  16. Alexander: ¿Qué está pasando Rosa?.

  17. Esteban: Este es el segundo desmayo de la mamá en menos de un mes… ¿No será qué le esta sucediendo algo grave y nosotros no lo sabemos?.

  18. Sebastián: Puro show …

  19. Ignacio: ¡Cállate imbécil!...  ¿Cómo pudiste cambiar tanto?.

  20. Marcelo: Rosa, por favor… dinos… ¿Hay algo grave en la salud de mamá que nosotros ignoremos?...

  21. Rosa:… (Da unos pasos en silencio por el living conteniendo su angustia y luego agrega)… Ella no quería que se los dijera porque no les quería causar tristezas, pero…

  22. Esteban: ¿Pero qué Rosa?.

  23. Rosa: Su madre…  Se está muriendo.

  24. Alexander: ¿Qué?

  25. Rosa: Hace unas semanas atrás le diagnosticaron un avanzado cáncer de mamas. El médico no le dio más de seis meses de vida…

  26. Ignacio: Mi mamá… ¡No!, ¡No puede ser cierto!.

  27. Esteban: La mamá muriéndose… ¡No!, ¡Ella no puede dejarnos!… ¡No!.

  28. Marcelo: Esto es demasiado… ¡Maldita sea!...  ¿Qué vamos hacer?.

  29. Alexander: ¡Tiene que haber alguna forma de revertir esa situación!, Sebastián, dinos que algo podemos hacer por la mamá, llevémosla  a los Estados Unidos, ahí existe medicina muy avanzada, ¡Tenemos qué hacer algo para salvar a nuestra madre!. ¡Sebastián por favor!.

  30. Sebastián: … (Queda perplejo, los mira en silencio por algunos segundos y luego se retira hacia el interior de la casa sin decir nada).

 

ESCENA N° 71

 

  1. Esteban: No podemos dejar que la mamá se muera. ¡No podemos!... (Rosa se apega a este y lo abraza consolándola).

 

APAGON GENERAL

ESCENA N° 72

 

Aparece Solange sentada en uno de los sillones dormida con un libro en sus manos.

 

ESCENA N° 73

 

A los pocos segundos ingresa desde la calle Sebastián, quien se queda mirándola en silencio por algunos segundos, hace un ademán de retirada, pero luego se retracta y con cierta indecisión se acerca a ella  y la despierta.

 

  1. Sebastián: Solange.. Solange… Despierta.

  2. Solange: (Al verlo a su lado se asusta y lo mira extrañada)…

  3. Sebastián: Te quedaste dormida. ¿Dónde esta tu nana que no se dio cuenta de esto?

  4. Solange: ¿Qué hora es?

  5. Sebastián: Son más de las dos de la mañana.

  6. Solange: Rosa debe estar durmiendo. Yo no podía dormir y por eso me levanté y me vine a sentar un rato aquí en el living, debo haberme quedado dormida (Se pone de pie y avanza con la intensión de retirarse hacia su habitación).

  7. Sebastián: … Solange.

  8. Solange: ¿Sí?...

  9. Sebastián: Gracias por lo que hiciste.

  10. Solange: ¿Por lo que hice?...

  11. Sebastián: Vendiste las últimas tierras que te quedaban en el Sur para evitar por segunda vez que la fábrica se fuera a la quiebra.

  12. Solange: Era mi obligación hacerlo, tu padre luchó mucho para sacar adelante esa fábrica, su vida está puesta en esa empresa… Yo admiraba a tu padre por la perseverancia e inteligencia con que manejaba sus negocios, transformó la compañía en un verdadero imperio.

  13. Sebastián: Tú sabes que nosotros adorábamos a nuestro padre, él era un ideal para nosotros.

  14. Solange: Nunca lo he puesto en duda, ni tampoco el amor que él sentía por ustedes.

  15. Sebastián: Si no hubieras dejado que esa noche abordara el auto con la ebriedad en la que estaba, a lo mejor aún estaría con nosotros,  y  tal vez, la mala relación que había entre ustedes se habría   superado y seriamos todos una familia unida y feliz.

  16. Solange: Tal vez… Yo puse todo de mi parte por solucionar nuestras diferencias…

  17. Sebastián: ¡Mentira!... ¡A ti te interesaban sólo tus problemas!.

  18. Solange: Mis problemas eran los mismos de tu padre…  Yo traté de detenerlo aquella noche, créeme que hice todo  por  evitar que se subiera a ese auto.

  19. Sebastián: ¡No hiciste lo suficiente!.

  20. Solange: ¡Y qué maldita cosa más querías que hiciera! ¡O querías que yo también me subiera a ese auto para haberme matado a su lado! ¡Eso es lo que querías!... Yo amaba a tu padre, lo amé con todas mis fuerzas… Cuando él murió yo quede muy afectada, no imaginas cuanto he sufrido con su ausencia…  Ustedes, han vivido reprochándome su muerte y yo por más que he tratado de hacerles ver lo equivocado que han estado se han empeñado en hacerme sentir culpable de una muerte que jamás deseé… Yo los amo a todos,  amo a todos mis hijos por igual… (En ademán de salida)

  21. Sebastián:… Solange (Solange se detiene y lo mira. Se produce un leve silencio entre ambos)… Buenas noches, mamá.

  22. Solange: (Conteniendo su emoción)… Buenas noches hijo (Se retira).

 

ESCENA N° 74

 

SEBASTIAN SE QUEDA PENSATIVO, LA ANGUSTIA Y LA TRISTEZA LE EMBARGAN, SE QUIEBRA EMOCIONALMENTE, CAE DE RODILLAS EN LA SALA Y LLORA DESCONSOLADAMENTE.

 

 

ESCENA N° 75

 

SEGUNDOS MAS TARDE INGRESA SIN LLAMAR, RENATO, QUIEN AL VERLO EN EL PISO LO MIRA EN SILENCIO POR ALGUNOS SEGUNDOS Y LUEGO AGREGA.

 

  1. Renato: Sebastián… ¿Qué te pasa?.

  2. Sebastián: …Nada (Se seca las lágrimas y recupera su infranqueable postura).

  3. Renato: Disculpa por haber entrado sin llamar, pero la puerta estaba sin seguro.

  4. Sebastián: ¿Y qué lo trae por aquí a estas horas?.

  5. Renato: Discúlpame hijo, pero necesito hablar contigo y toda tu familia,  hace poco me llamó el Fiscal que tiene a cargo la investigación de la estafa  a la fábrica y…

  6. Sebastián: ¿Dio con los responsables?

  7. Renato: No te va gustar escuchar esto.

  8. Sebastián: Sin rodeos Renato, vaya al grano.

  9. Renato: Prefiero que este toda la familia presente.

  10. Sebastián: Son tres de la mañana, todos duermen y mi madre hace poco que se fue acostar, ella menos que nadie debe tener preocupaciones en estos momentos.

  11. Renato: Esta bien.  El fiscal dio con el autor intelectual de la estafa a la fábrica. Es… tú abuela, la Sra. Clementina.

  12. Sebastián: ¿Qué?...

  13. Renato: Ella contrato a una banda de delincuentes para cometer el ilícito, ella quería quedarse con todas las acciones de tu mamá, ella depositó todos los millones en una cuenta que luego cerro con la intención de adquirir nuevamente el control sobre la fábrica.

  14. Sebastián: No puede ser, ella… ¿Cómo pudo jugar con nosotros de ésta manera?...

  15. Renato: En estos momentos policía de investigaciones va rumbo a su mansión para detenerla.

  16. Sebastián: … (Visiblemente choqueado se toma la cabeza, se pasea por el living y luego sale corriendo en dirección a la calle).

  17. Renato: Hijo… Espera ¿Qué vas hacer?... (Sale tras él)  ¡Sebastián!  ¡Espera!...

 

AVANZA EL TIEMPO.

ESCENA N° 76

 

Solange aparece sentada en medio del Sofá grande, se le ve muy demacrada con la mirada perdida en un punto imaginario.

 

ESCENA N° 77

reminiscencia

 

DE PRONTO SE ABREN DOS  VENTANALES e INGRESAN VESTIDOS EN TRAJES DE NOVIOS EL MATRIMONIO ALONSO DE LA COSTA Y SRA. AMBOS SE ENCUENTRAN EN MEDIO DEL ESCENARIO Y BAILAN UN VALS, terminada la pieza, se abrazan y abandonan las sala abrazados.

 

ESCENA N° 78

 

a los pocos segundos ingresa Rosa muy contenta trayendo consigo una bandeja en la que trae un vaso de leche con unos medicamentos que ubica sobre la mesa de centro.

 

  1. Rosa: Hora de tus medicamentos Solange… ¿Supongo que todos los niños se despidieron de ti antes de irse a estudiar…  (Toma las pastillas y se las pasa con la leche para que esta se los tome, pero esta no los recibe)  ¿Qué pasa Solange?... ¿No quieres tomarte los remedios?... Pero es que te los tení’ que tomar, No te me pongai’ complica a estas alturas,  piensa que te han hecho súper bien, ya pasamos los seis meses que el medico te había dado y sigues “vivita y coliando”, los milagros existen… Te mejorarás Solange, ¡Tengo mucha fe!... A ver, espera (Se dirige hacia uno de los ventanales con la intención de abrirlo pero se da cuenta que esta abierto, lo cual le extraña mucho)… Qué raro… ¿Los niños habrán dejado este ventanal abierto?... (Le resta importancia)… ¡Mmmmm qué aire más fresco!… Más tarde te sacare al jardín, amaneció florido,  esta llegando la primavera… (Mientras ella habla Solange coloca una mano sobre unos de sus pechos, como si algo la oprimiera y se inclina hacia delante)… Solange me estas escuchando… (La mira y al percatarse de la postura que tenía se preocupa mucho)… ¿Solange?... ¿Te sientes bien?... (Le toma las manos y se da cuenta que los tiene muy helados) Solange… (Se comienza a desesperar) ¡Solange! ¡Reacciona! ¡Solange… Noooooooooooooooooooooo! ¡Por qué! ¡Por qué! ¡No me abandones! ¡No lo hagas!...  (Llora desconsoladamente).

 

APAGON GENERAL DE LUCES

ESCENA N° 79

 

Aparecen todos los hermanos, algunos sentados en el living otros de pie, todos vestidos de  negro. Hay un silencio total.

 

ESCENA N° 80

 

A los pocos segundos reaparece Rosa desde el interior de la casa trayendo consigo una maleta.

 

  1. Rosa: Jóvenes, les deje la mesa puesta, el almuerzo esta listo…

  2. Marcelo: Rosa ¿Qué haces con esa maleta?.

  3. Rosa: … Bueno ya la Sra. No esta y yo ya no tengo nada más que hacer aquí. Prefiero irme sola, antes de que me echen.

  4. Esteban: Rosa no te puedes ir, ahora más que nunca te necesitamos. Sebastián dile que no se puede ir… por favor.

  5. Rosa: Yo sé que no soy del agrado de todos, y ahora que Solange partió, seguramente desearan contratar a otra nana, alguien más educa’  y menos patua que yo.  Sólo quiero decirles que jamás en mi vida de empleada me había encariñado tanto con una patrona como me sucedió con Solange, su mamá fue excepcional, y a ustedes… los amo… No me gustaría irme, pero la vida es así no más… Adiós (Inicia la retirada).

  6. Sebastián: Rosa… (Se acerca a un cajón y sustrae una carpeta con unos documentos). Sin duda alguna que contrataremos a una nueva nana… (Le pasa los documentos).

  7. Rosa: (Muy sorprendida y extrañada mira los documentos sin entender nada) ¿Qué significan todos estos papeles? Medio finiquito, ¿Dónde tengo que firmar?.

  8. Alexander: No es tu finiquito Rosa. Es uno de los últimos deseos de mamá.

  9. Sebastián: … Bienvenida a la  Sociedad De la Costa Hermanos.

  10. Ignacio: Mamá antes de morir te incluyo en su testamento y traspaso el 5% de sus acciones en la compañía a tu nombre. Eres nuestra socia y por ende has pasado a ser parte de esta familia.

  11. Rosa: ¿Qué?… No lo puedo creer… ¡Ay Dios! ¡Estoy tan amociona’! ¡Solange eres un ángel! ¡Y todos tus hijos son maravillosos!… (Los mira a todos muy emocionada, se acerca a ellos y a cada uno les acaricia el rostro) Ustedes son mis niños, gracias, gracias… (Se abrazan todos a ella).

 

Fin

www.antifaz.cl

abrahamsanhuezalopez@gmail.com /director@antifaz.cl

 

56-57-444208

Iquique - Chile

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com