Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

SECRETARIA EJECUTIVA

de Hugo Daniel Marcos

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de estas obras requiere el permiso del autor, así como abonar los correspondientes derechos al autor a o la entidad de gestión que él indique, a tal fin se inserta en cada texto su dirección electrónica.

 

“SECRETARIA EJECUTIVA

(El color del enredo)

 De Hugo Daniel Marcos

 

hugoteatro@hotmail.com

hugoteatro@yahoo.com

 

Personajes:

 

Blanca

Stéfany

Carlo

Celeste

Luciano

Don Álvaro

 

 

I

Escenografía:

                   Oficina con cinco paredes en semicírculo con dos puertas sobre el costado derecho y dos sobre el izquierdo.  En la pared de proscenio a la derecha comunica a salida de calle y la segunda casi a foro siempre a la derecha, comunica a los interiores de la casa.  Del lado izquierdo, la de proscenio comunica a despacho de Carlo y la de foro a un baño.  En el foro, una ventana común, abierta, con sendas cortinas que llegan hasta el suelo donde se ve de fondo un gran parque.  A un lado de la ventana, siempre sobre el fondo, una mesita con elementos de cafetería, azucarera, vasos y tazas y cafetera automática.  Sobre un costado, un escritorio con su respectivo sillón, muy cómodo y amplio.  Dos sillones o sillas cómodas para los invitados sobre el otro costado.  Un perchero en el fondo.

 

 

II

 

Cuando se abre el telón, la escena está vacía y por puerta de calle entra Blanca refunfuñando con un balde en la mano, mientras va dejando un lampazo sobre un costado y un trapo repasador sobre el escritorio.

 

 

BLANCA: Diga que una tiene un hijo y hay que trabajar para levantar esa  casa, que bastante caída está, que si no… Buéh, lo de levantar la casa vaya y pase, pero al zángano de mi hijo no hay quién lo levante de la cama… Es un zángano!! (Haciendo señas con la palma hacia abajo) No lo podés llamar así, porque se acuesta!! Pero bueno… un hijo es un hijo!  Pero esto…! No, si uno les da la mano y te toman el brazo…! Al principio era (Imitando a Carlo) “una o dos veces por semana”, después fueron todos los días, y ahora me enchufaron también las oficinas (Otra vez imitando) “Total es todo la misma casa, no?” (Irónicamente) Si, pero también es todo por el mismo sueldo, no??? No hay caso con los ricachones estos… Lo único que están dispuestos a compartir con los pobres… son las ilusiones de tener más plata!!! (Por el costado entra Stéfany hablando por celular, con un par de bolsas de papel de shopping, las deja sobre la silla y se sienta en el escritorio encima del trapo para limpieza que Blanca dejó allí)

STEFANY: Ya está casi todo listo… Si.  El salón, el cáterin… No sabés qué sorpresa se va a llevar cuando vea que ya está todo listo!  Si… La lista de los regalos ya la dejé preparada en la compu.  (Mientras Blanca sigue limpiando los otros muebles) Cuando venga la nueva secretaria, le digo que la mande y listo… Ya tendría que estar acá… En la agencia dijeron que me la mandaban a la mañana… No!! Yo no trabajo más de secretaria!! Suficiente con lo que ya hice, no te parece?? Ahora voy a ser la esposa del hijo del dueño del bufet!! Si!! Ya me compré de todo!!! Hasta me traje tres pelucas rojas que no sabés lo que son!!! Cómo para qué?? Mis damas de honor vas a estar vestidas del mismo color y con pelucas al tono.  Me costaron una fortuna, pero van a quedar geniales…!!! Y una tela de cuero nepalés que ahora la voy a mandar para hacer el ajuar… Cómo para qué cuero nepalés??? Si, es igual que el de acá, pero en Nepal hay muy poco cuero y valen una fortuna!! No suena fantástico??! Ah, sí… Hice todas las listas… También preparé la de los materiales para que terminen las refacciones de la casa quinta… Por lo menos, lo que me pidió el albañil ese…! No sé… cemento, cal, enduído, brochas… Sí! (Blanca intenta sacar el trapo donde está sentada Stéfany, sin lograrlo y ella ni se inmuta) Qué te parece?? Que me voy a quedar a vivir acá?? Ni loca!!! Por más que esta casa sea comodísima, el casado casa quiere, no?  Además, Luciano tiene plata… Bueno, la tienen sus padres, es lo mismo!, Para qué es el único heredero?

BLANCA: Señorita Estefanía…

STEFANY: No.  Todavía no tuve tiempo… Ahora voy a ir a ver el tema del disc jockey y todo eso… Porque si no me ocupo yo…! No sé qué harían sin mí, diría mi amiga Ana!!

BLANCA: Señorita Estefanía…

STEFANY: Bueno, te dejo… Sí, claro… después te cuento… chaucito… (Corta)

BLANCA: Señorita Estefanía…

STEFANY: (Corrigiéndola altaneramente) Stéfany, please!!

BLANCA: (Con burla) Señorita Stéfany pis…Podría levantar su tujes, pis… y dejarme sacar mi trapo para limpiar el pis de ustedes en el baño???

STEFANY: Blanca, ya te dije trescientas veces que primero hay que limpiar estas oficinas que son la entrada de la casa, y después vas adentro… porque ésta es la hora que vienen los clientes!! Qué es tan difícil de entender??

BLANCA: (Mientras se va hacia el baño con sus utensilios menos el lampazo que deja en un rincón) Pues entonces, por qué no mean más tarde??? Porque parece que hasta para orinar ustedes necesitan GPS!!! Ninguno la emboca adentro!!!

(Sale por baño)

STEFANY: No la soporto, no la soporto y mil veces no la soporto!!!! (Se sienta y se pone a escribir algo en la computadora cuando de puerta de interiores llega Carlo con un vaso con agua mano)

CARLO: Qué novedades, Stéfany?? No llamó nadie,??

STÉFANY: Dos novedades… Una: la nueva secretaria todavía no llegó.  Según la agencia ya tendría que estar acá hace una hora…

CARLO: Y la otra?

STÉFANY: Qué otra? Pedimos una sola secretaria?!

CARLO: La otra novedad!

STÉFANY: Ahh… En realidad no es novedad… (Señalando al baño) A ésta Blanca habría que echarla de una vez por todas!! Ya no la soporto más!!! Es una insolente, maleducada y…!!

CARLO: (Intentando calmarla) Stéfany, por favor!! A ver si te escucha???

STEFANY: Y qué tiene si me escucha, Carlo??!! Al contrario!! Quiero que me escuche!!! Que sepa que…!!!

CARLO: (Tapándole la boca) Shhhh!!!! Qué te puede escuchar y se pudre todo!!!

STEFANY: (Sin poder creerlo) Me vas a decir que el gran Carlo Garqueto, el más prestigioso jurisconsulto del fuero de abogados, le tiene miedo a una… sirvienta????

CARLO: Sabés lo difícil que es hoy en día conseguir gente de confianza para limpiar??? Y sobre todo con ese sueldo???!!! Cualquiera me cobraría el doble!! No!!! Silencio absoluto!!! A veces, en situaciones como éstas, lo mejor es hacer oídos sordos (Señalándose su bolsillo) y plata en bolsa!!! Te lo digo por experiencia…

STEFANY: (De mala gana) Como quieras… Es tu casa!! Pero que sepas que ella fue uno de los motivos por el que no soy más tu secretaria!!

CARLO: (Irónicamente) Ahhh, qué tonto!! Pensé que era porque te casabas con mi hijo!!!

STEFANY: No te hagas el sarcástico que no te queda.  Eso déjalo para nosotras las mujeres!!

CARLO: Bueno, dejémos eso… No quiero comenzar el día con discusiones… Dónde están mis gotas para los nervios?

STEFANY: Ya te las preparo… (Saca un gotero de un cajón y sin ser vista por Carlo, le pone algunas gotas en el vaso sobre la mesita y vuelve a sentarse)

CARLO: (Cuando ella va hacia la compu, él se da vuelta y va hacia la mesita) Se puede saber por qué no vino la secretaria nueva?

STEFANY: (Ella vuelve a enfrascarse en la computadora y no advierte que también Carlos toma el gotero y pone algunas gotas en el vaso con agua) No sé…! Me extraña… porque en la agencia me dieron muy buenas referencias de ella… (Leyendo de la computadora) Acá dice… que se llama Celeste, es muy educada, servicial… puntual… simpática… habla tres idiomas… y sobre todo, muy elegante…!! (Se abre la puerta abruptamente y aparece casi cayendo por el envión, sosteniéndose del picaporte, Celeste, muy agitada, con la ropa muy sucia y el pelo revuelto)

CELESTE: (Con muy agitada respiración como si hubiese corrido) Permiso…!!! Disculpen…

CARLO: Lo lamento… este año no damos ayuda a los homeless…!! Por la crisis, vio?? Nosotros también la sufrimos en carne propia…! (Stéfany mira a Celeste y a la computadora sin poder creer)

CELESTE: No…! Yo… soy…

CARLO: Testigos de Jehová, menos todavía!!! Aportamos solo a los evangélicos y siempre y cuando nos aseguren el perdón eterno!

CELESTE: No…!! No me entendió… Yo soy Celeste!!

CARLO: (Por la blusa) No parece…!

STEFANY: Celeste?? La secretaria nueva???

CELESTE: (Tratando de recomponerse) Si!! Soy yo!!! Disculpen la facha… quiero decir, la presentación, pero es que vine corriendo unas cuadras… En realidad vengo corriendo hace rato, porque cuando quise subir al colectivo por la puerta de atrás por miedo a perderlo, el atorrante del chofer me cerró la puerta y me enganchó la blusa, y con tanta, con tanta, con tanta, con tanta, pero con tanta mala suerte que el colectivo venía casi vacío y nadie se bajaba por lo que el degenerado no abría la puerta… así que por más que le aboyé el costado a golpes, a pesar de varias caídas en las cunetas, taxistas que cuando me pasaban por al lado  me pellizcaban el… bueno, ya saben, y algún que otro insulto de los ciclistas, pude llegar hasta acá en la esquina…Donde gracias a Dios, alguien se dignó a bajar y me abrieron la puerta…!! Pero por suerte todo pasó y ya estoy acá…!! (Sonríe para intentar ser simpática)

CARLO: (A Stéfany, mientras la miran de arriba abajo. Pausita) Llamá a la agencia para ver si tienen otra…  (Va a salir por puerta de despacho y Celeste lo detiene poniéndole una mano en el hombro y manchándole el saco de barro)

CELESTE: No!! Por favor!! Deme una oportunidad…! Necesito el trabajo!! Yo puedo solucionar todo… (Advierte la mancha sobre el saco) y mandar ropa al lavadero!!

CARLO: (Pausita. La mira, soberbio) Y por qué tendría que hacer eso?

CELESTE: (Inocentemente) Porque le manché el saco sin querer!

CARLO: Me refiero a darle una oportunidad…

CELESTE: (Hablando muy rápido como versito ya aprendido) Porque soy honesta, simpática, trabajadora, inteligente, tengo deudas, una hipoteca, trabajo mucho y no cobro tanto…!!

CARLO: Lo de las deudas y la hipoteca no me conmueven en absoluto, pero sonó interesante lo de trabajar mucho y no cobrar tanto…

CELESTE: (Contenta) Eso es un sí??

CARLO: Tomémoslo como un “vamos a probar”.  Si funciona y no me resulta demasiado dispendioso, será aceptada…

CELESTE: (Lo abraza contenta y lo enchastra más todavía) Gracias!!!  Le prometo que…!!!

CARLO: No prometa lo que no sabe si va a poder cumplir!!! Se lo dice Carlo Garqueto, el que llevó a lo más alto el paradigma de los abogados: Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago!! (Se va yendo hacia despacho)

CELESTE: Que le voy a mandar a limpiar el saco! (Carlo sale.  A Stéfany) Bien… usted dirá por dónde empiezo…?

STEFANY: Nerviosa…?

CELESTE: Si.  Un poco…

STEFANY: Es su primera vez?

CELESTE: No.  Ya había estado nerviosa antes…

STEFANY: Me refiero a… Buéh, no importa…! En primer lugar vaya a ese baño y límpiese un poco… y luego empiece por comprender las cosas más importantes de la firma… Punto uno: al doctor Garqueto no le gusta que le lleven la contra… en nada!!! Si él dice algo, así se hace y punto…

CELESTE: Entendido…

STEFANY: En segundo lugar, todo lo que vea aquí, ya sea de asuntos legales o de mujeres, usted es ciega, sorda y muda.  Yo fui su secretaria mucho tiempo y sé a qué me refiero…

CELESTE: (Tratando de hacer un chiste, ríe sola) Se recuperó bastante bien… (Stéfany la mira con desprecio) (Como para sí) No. No se  recuperó.…

STEFANY: Y el tercer punto es el más importante… (Se le acerca cara a cara, amenazante) Nunca… por ningún motivo, se le ocurra ponerse en contra mía, porque la puede pasar muy mal… Ya sabe cómo somos las mujeres… Y en éste lugar, mando yo!

CELESTE: (Señalando al despacho) El doctor es… viudo??

STEFANY: No. Qué va! Más quisiera yo…! Pero no. Cuando vea a una persona desagradable, abyecta, vomitiva y despreciable… esa es mi futura suegra.  Estamos en las últimas batallas, porque ya tengo en un bolsillo al doctor y en el otro a su hijito… Así que mi dominio es una simple cuestión de tiempo… Me entiende, no?

CELESTE: Absolutamente… (Tratando de hacer un chiste, canta) “No hay nada más lindo que la familia unita…” (Stéfany la mira con desprecio y señala la computadora)

STEFANY: Después de higienizarse, envíe lo que le dejé listo en la computadora.  Es simplemente apretar “enter”, okay?? You understand me?

CELESTE: Eh??

STEFANY: Habla inglés, no?

CELESTE: (Exageradamente) Of course!!!!!

STEFANY: En el currículum decía que hablaba tres idiomas…

CELESTE: Si! Castellano… inglés…

STEFANY: Son dos… Y el tercero?

CELESTE: Boludeces!

STEFANY: No me suena muy bien que digamos…  Veamos… (Le da una lista en papel) Put in down please!

CELESTE: A quién??

STEFANY: No entendió?

CELESTE: (Disimulando) Me cuesta un poquito su acento…

STEFANY: (Haciéndole seña hacia abajo) Put in down…!! Sabe qué quiere decir?

CELESTE: Sí, “Putin down”, que Putin, el presidente ruso se sentó!

STEFANY: (Harta, sale hacia calle) Se me agotó la paciencia!!! Me voy que tengo muchas cosas que hacer… Ah, si llega a aparecer la desaliñada y hedionda de mi suegra preguntando por mí, dígale que es la nueva secretaria, y que cualquier cosa que me tenga que decir, se la diga a usted… 

CELESTE: Okey!!! (Con tonada americana) “Hasta la vista, baby” (Stefany hace gesto de que ya no la soporta y sale por calle.  Celeste se sienta en el escritorio y observa la pantalla) Muy bien… comencemos a trabajar… dijo que había que enviar algo, apretando el “enter”… (Va a apretar la tecla cuando del baño sale Blanca haciendo ruido con el balde.  Celeste se asusta y toca varias teclas.  Se asusta y mira la pantalla) Uyyy…!! Qué toqué??? Me desapareció todo!!!!

BLANCA: Oiga usted, niña…

CELESTE: A mí?? (Sin prestarle mucha atención, va tocando teclas del teclado y cada vez se asusta más)

BLANCA: Si… Dónde se metió la chirusita??

CELESTE: Qué chirusita??

BLANCA: La que estaba acá hace un ratito…! La fanfarrona altanera!

CELESTE: Ah, entiendo… Usted debe ser la que me comentó, que…

BLANCA: Si le habló de mí, seguro que no dijo nada bueno.  No me soporta, pero no se preocupe, porque es recíproco!! Dónde está la chirusita?

CELESTE: (Mirando la computadora sin entender lo que ve) Recién salió! Me dejó encargado que si tenía algo que decirle, me lo diga a mí!

BLANCA: Muy bien, se lo voy a decir a usted… Mire… yo hace mucho tiempo que estoy en ésta casa, y si ésta chirusita se cree que me va a dominar como quiera, o que me va a sacar del medio, se equivoca de cabo a rabo!!! Yo tengo una familia y no me voy a dejar pisotear por esta flaca desvencijada, me escuchó??! Yo también tengo mi orgullo!! Ella se piensa que yo voy a ser su sirvienta, pero está muy equivocada!!!

CELESTE: Disculpe que me meta, pero me parece que todo el problema empieza con su hijo…

BLANCA: Ese es otro problema! Es un zángano sin remedio! Lo único que sabe es irse de juerga! La plata que habré gastado en penicilina!!!

CELESTE: Está… enfermo?

BLANCA: Enfermo??! (Señalándose los genitales) Tiene todo infectado!! Vaya a saber con qué sucios bichos sale de noche!!! No hay caso, no tiene cabeza para nada!! Bueno, báh… tener, tiene, pero no piensa dónde la pone!!! Es un tiro al aire… Buéh… en eso salió a su padre…

CELESTE: El padre también es…  mujeriego?

BLANCA: Mujeriego??? Es lo más degenerado que ví en mi vida!! Pero por suerte ya hace mucho que cada uno hace su vida!!! Es lo mejor… (Señalando en dirección al despacho, pero como diciendo por cualquier lado) Él por allí, yo por aquí…! Mejor voy a seguir con lo mío… Permiso… voy a la cama a poner un poco de orden… Le voy a pedir ayuda al jardinero porque cojea por una pata…

CELESTE: La cama?

BLANCA: No. El jardinero! Si alguien pregunta por mí, estoy arreglando la cama con el cojo… (Sale hacia interiores)

CELESTE: (Como para si) No me aclaró si “él” era con acento o sin…!! Qué familia…!! (Vuelve a mirar la pantalla) Y ahora qué hago??? Si toco acá… a lo mejor vuelve todo para atrás, no? (Va a tocar una tecla.  No se anima.  Casi como rezándole al monitor) Por favor, volvé para atrás!!! Volvé para atrás!!! (Toca una tecla y se pone muy contenta) Volvió!!! No lo puedo creer!! Volvió la bandeja de entrada… (Mira bien la pantalla muy desilusionada) Pero no hay nada… Y la lista que había??? Por qué no volvió también eso?? Le tengo que preguntar a Antonella! Ella sabe de computación… (Toma su celular de su cartera, pero se arrepiente y o deja.  Mira el intercomunicador como estudiándolo) Pero si la llamo de mi celular se van a dar cuenta que es una conversación privada… Lo mejor es llamarla desde acá… y que parezca una conversación de negocios… (Mira el aparato) Pero están todas las teclas borradas!!! Cómo saben qué teclas tocar??!! (Toca una tecla) Ahí tiene tono!!! Vamos todavía!!! Lo logré!!! Vieron que no soy tan, tan, tan, tan, tan pero tan torpe como dicen…???!! Ahora sólo me tengo que acordar que tecla toqué… (Pausita. Mira el aparato) Qué tecla toqué??? (Marcando un número) Bueno, primero hablemos con… Hola? Anto..??? No?? Qué?? Bomberos?? No, gracias, por ahora no se me quema nada…! Disculpe…! (Como hablando en voz baja tratando de disimular) Qué marqué?? (Levanta el intercomunicador para mirar con el brillo de la luz e identificar los números. Vuelve a marcar) Hola… Anto??? Si!!! Ya estoy en el nuevo trabajo… Pará, no me cortes…! Es que no sé qué tecla toqué en la compu y me desapareció todo… No, no pretendo que dejes lo que estás haciendo y vengas hasta acá, pero al menos decime qué… Cómo que Dios me ayude?? Con todas las guerra y la pobreza que hay en el mundo, vos pensás que Dios me a ayudar con una computadora??  (Por puerta de despacho aparece Carlo con un cajón de escritorio en la mano y en la otra un par de anteojos con muchísimo aumento. Pasa por detrás, sin ser visto por ella que sigue hablando al TE) El señor está muy ocupado y no puede atender a nadie en éste momento… (Al escuchar esto, Carlo le hace señas de OK con el pulgar.  Celeste no entendió la seña)

CARLO: (Dándole los anteojos) Estos anteojos se los olvidó un cliente.  Guárdelos para cuando vuelva.  Mi señora??

CELESTE: Se fue a la cama con el jardinero…!

CARLO: (Un tanto harto e irónicamente) Ahora entiendo por qué le dio aumento de sueldo!!!…!! (Carlo sale por despacho y ella sigue hablando como en secreto al TE)

CELESTE: No importa, Anto!! Ayudame!!! Pará, no me cortes…!! Es que cuando tengo miedo me pongo nerviosa… y cuando me pongo nerviosa me vuelvo un poquito torpe, viste? Y de dónde voy a sacar un calmante para los nervios ahora?? (Advierte el gotero en el escritorio) Ahhh!! Acá hay uno!!! Mirá que suerte!! (Hecha varias gotitas.  Luego hecha otras gotitas más.  Se arrepiente y vuelca todo el contenido mientras habla)  Lo que pasó con Don Álvaro fue una equivocación… Un simple error de cálculo… Si, ya sé que casi perdés el trabajo por ayudarme, pero Don Álvaro es un exagerado… Al fin de cuentas no fue para tanto!! Apenas… un poquito de fuego en… un rinconcito de la oficina…! Además son cosas que le pasan a todo el mundo, no?? A quién no se le prendió fuego alguna vez una  computadora??!! Pará, no me cortes…!! Pero en qué otro momento te voy a llamar…??? Ahhh… Estás con Nico!! Haciendo aerobismo? No? Y qué están haciendo tan agitada…?? Ah, perdón…! Yo creí que era porque…!!! Antonella…??!!  Anto!!! Anto…!!!! (Vuelve a aparecer Carlo con el cajón de escritorio en su mano y Celeste disimula) Anto… fagasta, sí en Chile…! Muy bien. Yo le informo al doctor… Adiós!

CARLO: Algo importante?

CELESTE: No… un simple caso de interruptus!

CARLO: Nada de clientes chicos! A lo grande!!  Nos tenemos que enfocar sólo a lo grande!!! Dónde está Stéfany?

CELESTE: Salió! Lo puedo ayudar en algo??

CARLO: (Exhibiendo el cajón) Se me salió otra vez la ruedita que desliza el cajón… y ella siempre tiene alguno de repuesto en el suyo… (Celeste abre un cajón y le da unas, y el cajón se le sale de los rieles)

CELESTE: Algo así?

CARLO: Creo que sí… Voy a intentar ponerla yo, porque estoy esperando gente… Ahh… Si viene la bruja, me avisa… (Sale otra vez hacia despacho) 

CELESTE: (Un tanto asombrada, mira el lampazo que hay detrás sobre la pared, mientras intenta una y otra vez colocar de nuevo el cajón en su lugar sin lograrlo) Tiene que venir una bruja??? Lo único que me faltaba… Una oficina de magia negra!! Y claro… dejan el coche estacionado en cualquier lado!! (Vuelve a levantar el intercomunicador para mirar a trasluz los números y vuelve a marcar) Hola, Anto??? Quién?? No! Qué servicios secretos??!! No! No soy ninguna agente…! Equivocado!! Equivocado le dije!!! (Cuelga temerosa. Suena el TE y Celeste atiende, siempre mientras intenta meter el cajón en su lugar) Hola?? Otra vez?? No quiero hablar con ningún servicio secreto!! Fue un error!!! Bay, bay!! Y yo qué se?? Preguntale a cero, cero, siete!!“Hasta la vista baby” (Cuelga y vuelve a sonar el TE.  Ella simplemente descuelga y cuelga y vuelve a accionar otro botón.  Se escucha a Carlo en off.  Ella se desespera, muy nerviosa, y comienza a tocar botones para cortar)

CARLO EN OFF: Bueno… veamos si podemos meter esta ruedita de una vez…

CELESTE: Ayyy… no!! Qué puse? El speaker?? Y cómo se apaga??

CARLO EN OFF: Veamos… despacito, despacito… Tendría que ser por acá, porque por este lado no se puede…

CELESTE: (Al apretar otra tecla) Ay no!! Y ahora qué toqué?? (Mira el aparato a trasluz, levantándolo y leyendo a duras penas) “Re…cord…!” Ay, no!!! Está grabando…!!! (Se desespera tocando botones mientras se sigue escuchando a Carlo en off)

CARLO EN OFF: Y ahora?? Cómo te la pongo?? Ya ni me acuerdo cómo se ponía sin que me quede el dedo adentro!! Porque así se sale otra vez...! No hay caso, lo tengo que agarrar con las dos manos y… adentro!!! Ufff…!! Se salió de nuevo!! Ahhh… cómo me cuesta esto últimamente!! Hace unos años nomás, la ponía con los ojos cerrados!! (Finalmente toca un botón y suspira aliviada)

CELESTE: Bueno, vé? Yo ni de chica tuve esa suerte!!!! (Logra poner el cajón en su lugar) Yúpiiii!!! Lo logré!!! Ahh… Por fin…!! Por qué no compran un aparato nuevo donde se vean las letritas?? Qué manera de transpirar…! Y yo todavía estoy toda enchastrada…! (Se va hacia el baño y sale cuando de calle llega Luciano, con una valija. La deja, mira a todos lados y se queda esperando.)

LUCIANO: Hola…!!! No hay nadie para recibirme?? (Asomándose a la ventana, le habla al perro) Cejita!!! Hola mi amor!!!! Después te saco a pasear…Okey? Me escuchate?? Cejita!! (Le silva) Dejá ese almohadón y vení a saludarme al menos, no?? Cejita!!! Qué falta que te hace una perrita a vos, eh??! Y buéh… entretenete mientras tanto con el almohadón!! (Escucha en la puerta del baño y sonríe como para hacer una picardía.  Se coloca detrás del cortinado del ventanal, al lado de la puerta del baño y espera. Del baño aparece Celeste.  Luciano va rápido por detrás y le tapa los ojos)

LUCIANO: Adiviná quién llegó??

CELESTE: La bruja??!! (Luciano la suelta, un tanto intrigado  y la mira)

LUCIANO: Vos no sos Stéfany!

CELESTE: Y vos no sos la bruja!

LUCIANO: Quién sos?

CELESTE: La nueva secretaria.  Y vos?

LUCIANO: (Señalando el despacho) Yo soy el hijo de Carlo!

CELESTE: (Muy asustada, se limpia los ojos donde él le puso las manos) El infectado?????!!!!

LUCIANO: Quién??

CELESTE: Quiero decir… (Tratando de ser simpática) El degeneradito…?

LUCIANO: (Un tanto divertido, haciéndose el galán) Bueno, veo que ya te hablaron de mí!!

CELESTE: Un poco…

LUCIANO: Entiendo… Me llamo Luciano… Y vos…?

CELESTE: Yo no.

LUCIANO: Ya sé.  Pregunto, vos quién sos…?

CELESTE: La nueva secretaria.

LUCIANO: Ya me lo dijiste. Me refiero a tu nombre…

CELESTE: Ah, si… Celeste…

LUCIANO: Celeste…? Qué lindo…! Te queda bien… porque el celeste es un color muy  lindo… como vos… (Se le aproxima y ella lo esquiva)

CELESTE: Gracias… A cuantas les dirá lo mismo…

LUCIANO: (Tratando de ser simpático) A todas las Celestes nomás…! Mi padre está??

CELESTE: Si. En su despacho…

LUCIANO: (Señalándole el intercomunicador) Podés avisarle que ya llegué?

CELESTE: (Va a intentar entrar al despacho y Luciano la detiene) Ya mismo…

LUCIANO: (Señalando el aparato) Por el intercomunicador… Así se hace!

CELESTE: (Mirando el intercomunicador muy temerosamente) Es que… no es conveniente…!

LUCIANO: Porqué…? Está desocupado??

CELESTE: No…. Bueno… sí. Un poco…  

LUCIANO: No hay problema. Si está ocupado, avisale que estoy acá y me atiende igual.

CELESTE: Pero… es que…

LUCIANO: Si te dijo que no lo molestes, no tengas miedo. Es mi responsabilidad… Soy el hijo! (Volviendo a señalar el aparato) Avisale…

CELESTE: (Disimuladamente se va agachando para mirar el aparato al ras y ver a trasluz los botones, mientras habla) Yo le avisaría sin ningún tipo de inconveniente, vio? De todo corazón lo haría… Pero como él me dijo que…

LUCIANO: No te preocupes!! Avisale!!

CELESTE: Cómo usted diga… (Se persigna y luego toca un botón.  Se escucha otra vez el audio de Carlo en off, mientras se escucha esto, Celeste se quiere morir)

CARLO EN OFF: Y ahora?? Cómo te la pongo?? Ya ni me acuerdo cómo se ponía sin que me quede el dedo adentro!! Porque así se sale otra vez...! No hay caso, lo tengo que agarrar con las dos manos y… adentro!!! Ufff…!! Se salió de nuevo!! Ahhh… cómo me cuesta esto últimamente!! Hace unos años nomás, la ponía con los ojos cerrados!! (Celeste toca otro botón y suspira aliviada)

LUCIANO: Entiendo… (Pausita.  Se quedó tieso) Me imagino que la que está ahí adentro, no es mi madre…

CELESTE: (Cayendo en la cuenta) No!!! Para nada…!! Yo le puedo explicar…

LUCIANO: Y dónde está??

CELESTE: Quién?

LUCIANO: Mi madre.

CELESTE: (Tratando de hacer memoria) Su madre… su madre…??

LUCIANO: Si.  Dónde está?

CELESTE: (Recordando contenta) Ah, sí!!! En la cama con el jardinero! LUCIANO: Quéee????

CELESTE: Si, el que cojea!!!

LUCIANO: (Se queda atónito. Empieza a sacar cuentas y señalando a cada costado) La nueva secretaria, además de ser hermosa, me llama degenerado… Mi padre allá… con no sé quién… Mi madre en la cama con el jardinero, “cojea”… Una semana de viaje y parecen que fueron años!!! (Celeste va a tomar del vaso de agua, pero se interrumpe)

CELESTE: (Cae nuevamente en la cuenta) Noo!! Yo le puedo explicar…! No me entendió!!! O mejor dicho, no me supe explicar…!! (De despacho sale Carlo con el cajón y la ruedita en la mano)

CARLO: (Al ver a Luciano) Ahh, llegaste por fin…!! Me venís al pelo!! Mirá, no la puedo meter y sin la ruedita el cajón no se desliza, viste?

LUCIANO: Era esto lo que no podías meter??

CARLO: Si, por qué?? (Celeste va a tomar del vaso de agua)

LUCIANO: Pero entonces… Estás solo??

CARLO: Por supuesto! Don Álvaro todavía no llegó!! (Celeste escupe un poco de agua que no logró tomar y tose)

CELESTE: Don Álvaro?????

CARLO: Si! No me diga que ya llegó??!!

CELESTE: Don Álvaro… De La Panocha????

LUCIANO: Lo conocés?

CELESTE: (Sintiéndose descubierta) Bueno… Lo vi una vez que pasé corriendo, así al pasar…

LUCIANO: (Con intención) Quién no lo vio alguna vez!!

CARLO: Llegó o no??

CELESTE: Por suerte, no!!

CARLO: Cómo por suerte??

CELESTE: Quiero decir… Sino ya le hubiese avisado!

LUCIANO: (Le devuelve al cajón ya arreglado) Listo.  Ya lo puse…

CARLO: Ya está???

LUCIANO: Si. Era una pavada… Al final van a hacer algún negocio con Don Álvaro?

CARLO: Sí!!! Es un negocio redondo… Sabés cuánto puede llegar a pagar el seguro por semejante catástrofe??!!

CELESTE: (Un tanto asustada) Qué catástrofe?? El escritorio que se quemó?

CARLO: Escritorio?? Siete oficinas calcinadas!!! También… Dejaron toda la noche una estufa sobre el teclado de un ordenador!

LUCIANO: A quién se le ocurre poner una estufa sobre un teclado??

CELESTE: Y, a lo mejor le pidieron a la chica que le pusiera un infrarrojo!!!

LUCIANO: Lo máximo que le podían pedir era un “Puerto infrarrojo”, es un puerto para comunicación inalámbrica que usa el standard Irda.  No tiene nada que ver con una estufa!!

CELESTE: (Sufriendo e intentando una sonrisita nerviosa) Ah, no era por el frío???

CARLO: Y usted cómo sabe que fue una chica?

CELESTE: (Cada vez más nerviosa, al abrirlo se le vuelve a salir el cajón del sitio) Una chica dije??? No sé!! Me imaginé..!

CARLO: (Yéndose hacia despacho) Bueno, cuando llegue Don Álvaro, me avisa… (Sale otra vez a despacho)

CELESTE: (Muy nerviosa, intentando meter el cajón a los golpes) De verdad viene Don Álvaro???

LUCIANO: (Mirando por la ventana) Parece que si… Y si no me equivoco… Ese es su coche…!

CELESTE: (Un tanto temblorosa) Y ahora qué hago????

LUCIANO: (Toma el cajón, y delicadamente lo coloca en su sitio sin perder la calma) No te pongas nerviosa. No es para tanto…  yo lo atiendo… (Por la oficina) Vos arreglá todo este despelote y que quede presentable… (Sale por calle.  Celeste se desespera y no sabe para dónde ir corriendo de un lado al otro.  Ordena un poco, pero desordena más todavía.  Toma la valija de Luciano y va de un lugar a otro corriendo.  Al no saber qué hacer, la tira por la ventana.  Agarra las bolsas de Stéfany y también las va a tirar por la ventana, pero mira adentro y se le ilumina la cara.  Saca una peluca y se la coloca.  Cuando se escuchan las voces de Luciano y Don Alvaro, Celeste toma los anteojos de aumento que le dio antes Carlo, y se los pone, pero no ve nada.  Mete algo en el cajón del escritorio y se le queda la mano trabada adentro)

LUCIANO EN OFF: Es un placer volver a verlo…!!

ALVARO EN OFF: Cuándo llegaste??

LUCIANO EN OFF: Recién nomás…! Pero se ve que no me extrañaron mucho, porque ni el perro vino a saludarme…

DON ALVARO EN OFF: Bueno, por lo que veo, el pobre está muy ocupado como ir a saludarte!!! Já, já, já!!! (Entran en la oficina y Celeste se paró frente a la puerta del baño)

CELESTE: (Hablándole a la puerta del baño porque no ve nada) Adelante… Pasen nomás…!

LICIANO: (Le mira extrañado la peluca) Estamos acá…

CELESTE: (Girando) Eh? Ah, si… disculpen…

LUCIANO: (Presentándolos) El señor Álvaro De La Panocha, nuestra nueva secretaria… (Por la peluca) Un poco más colorada!

CELESTE: (Intentando darle la mano pero sin poder sacar la mano de adentro del cajón mientras sigue tironeando disimuladamente) Un placer conocerlo, porque es la primera vez que lo veo! Nunca lo vi en mi vida…!! Se lo juro!!!  

LUCIANO: No mientas…

CELESTE: (Sintiéndose descubierta, mientras sigue intentando cerrar el cajón de su escritorio y sacar su mano de adentro.  Comienza sutilmente a sacar el cajón y lo sostiene colgando de su mano) Cómo que no mienta????

LUCIANO: Si me dijiste que una vez lo viste al pasar cuando ibas corriendo…!

CELESTE: Ahhhh…Sí…!! Qué tonta…! Claro…! Fue una sola vez y al pasar…! Casi ni lo reconocí, porque no lo conozco, vio?? Como nunca lo vi en mi vida…!! (Por los anteojos, muy nerviosa) Habrá visto que no veo muy bien, vio??

LUCIANO: (A Alvaro) Ella es… (A Celeste) Cómo era tu nombre…? Violeta, Rosa…?

CELESTE: Estee… Blanca!!!

LUCIANO: Eso, Blanca… (Dudando un poquito) Blanca era?

CELESTE: Por supuesto… Mire si no voy a conocer mi nombre…!!

DON ALVARO: (Haciéndose el galán, intenta darle la mano, pero ella no puede sacar la mano del cajón y se hace la vergonzosa) El placer es absolutamente mío!!! Blanquita…!!!

CELESTE: (Sin saber qué decir, sigue intentando sacar su mano del cajón) A cuantas les dirá lo mismo!

DON ALVARO: A las negras, no! Solamente a las blancas!!! Já, já, já!!!

LUCIANO: (Señalándole el intercomunicador) Podés anunciarle a papá que llegó Don Álvaro?

CELESTE: (Muy sufrida) Otra vez????!!!

DON ALVARO: Cómo otra vez?? Ya vine antes??? Já, já, já!!!

LUCIANO: Anuncialo como corresponde…

CELESTE: (Con la mano que tiene enganchado el cajón, lo lleva hasta el intercomunicador y el cajón se le suelta y cae sobre el aparato.  Disimuladamente lo vuelve a tomar mientras habla, como si no hubiese pasado nada) Ups… Quiero decir… Para qué anunciarlo si ya lo está esperando, no?

DON ALVARO: Tiene razón esta preciosura…! Dejemos las formalidades a un lado… (Guiñándole un ojo a Celeste) Estamos en confianza, no?

CELESTE: (Haciéndose la vergonzosa) A cuantas les dirá lo mismo!

LUCIANO: Como quieran… (Señalando la puerta) Pase por favor…

DON ALVARO: (Deja el maletín sobre un sillón y le guiña un ojo) Dejo el maletín acá…

LUCIANO: No prefiere llevarlo?

DON ALVARO: (Mientras le da una palmadita en la cola y le vuelve a guiñar el ojo.  Celeste libera su mano del cajón) No hace falta… Va a estar en muy buenas manos, no? (Entran a la oficina.  Celeste se quita la peluca y se restriega los ojos.  Cuando escucha la voz de Stéfany que habla desde la puerta)

STÉFANY EN OFF: Quién dejó la valija de Luciano afuera??? (Al escuchar esto, Celeste asustada, no sabe qué hacer con la peluca y la tira por la ventana justo cuando entra Stéfany)

STEFANY: No hay caso con éste hombre… Es lo más descuidado que hay… A quién se le ocurre dejar la valija afuera?? (A Celeste que se quedó con el brazo extendido hacia afuera, y disimula como si se mirara las uñas) Luciano está acá?

CELESTE: Eh? Sí… está en el despacho de don Carlo!

STEFANY: Ay, muero por contarle las novedades…!! (Se mete en despacho.  Celeste va presurosa hacia la ventana a mirar y busca dónde cayó la peluca)

CELESTE: Y la peluca??? Dónde cayó??? (Mira a un punto distante y llama) Noooo!! Se la lleva el perro!!! Perrito lindo! Negrito…! Traé esa peluca para acá!!! A vos te hablo, sí! Qué me mirás?? Traé esa peluca para acá, te dije!!! Cuchi-cuchi! Negrito!! No sé cómo te llamás!! Pero tráeme esa peluca porque no me va a alcanzar el sueldo para pagarla…!! (Se asoma más por la ventana hacia afuera) Eso es…! Negrito lindo!!! Venga con su mamita… (Se inclina con medio cuerpo hacia afuera) Así me gusta… Déme eso…!! (Como si tirara un manotazo hacia afuera) Noooo!!!!!!! No te vayas otra vez…!!! (Cuando Celeste cae hacia afuera, desapareciendo, de despacho entra Don Alvaro)

DON ALVARO: (Hablando hacia adentro del despacho) No se molesten… Yo mismo lo traigo… Todavía no soy inválido…Já, já, já…! (Va hacia el sillón al costado del escritorio y mira su entorno) Salió la preciosura…? Se nota que hace varias cosas al mismo tiempo!  (Mientras busca algo en su maletín escucha a Celeste en off)

CELESTE EN OFF: No, negrito…! No me hagas esto…! Soltámela!!! Negrito por favor!! Yo sé que te gusta porque es peludita, pero es mía!!! Y la necesito!!! Dale, negrito!! Soltámela!! No vés que me la estás mordiendo??!! Así no, que me la vas a romper!!! No te la pienso dar!! Y encima me la baboseaste toda!!! Dejá de pasarle la lengua, asqueroso!!! Y ahora cómo voy a andar con esto así, toda baboseada??!! Qué va a decir la gente??! Dale negrito… dejala… Yo la necesito por lo menos hoy, para Don Alvaro!!! Me la tiene que ver linda!! (Don Alvaro se siente galán y se agranda) Negrito, por favor… Basta!!! Se acabó!!! Así me gusta!!! Ahora ándate de acá!!! Fuera…!!! Ya te dije que la necesito para Don Alvaro!! Buscate a otra para hacer tus porquerías!!! (Por puerta de despacho se asoma Luciano y ve a Don Alvaro inmóvil)

LUCIANO: Pasó algo?

DON ALVARO: (Reaccionando, saca unos papeles del maletín) Eh?? No! Nada… Está todo bien… ya voy… no encontraba los papeles… (Por puerta de calle entra Celeste muy desaliñada y con la peluca y los anteojos medios torcidos) (A Celeste, muy en seductor) No te impacientes… en un ratito vuelvo…! (Don Alvaro entra a la oficina y Luciano se le acerca casi en secreto a Celeste)

LUCIANO: Para hacerte honesto, me puse un poquito celoso… Parece que esa peluca es muy seductora… Porqué te la pusiste?

CELESTE: Es que… Tenía el pelo muy revuelto, por la humedad, vió? Pero si no me queda bien, me la saco.. (Se la quita justo cuando sale Stéfany del despacho y Celeste asustada, vuelve a tirarla desde su espalda, hacia la ventana)  

STEFANY: Veo que ustedes tienen muchas cosas de qué hablar, y yo también tengo muchas compras que hacer… Así que mejor te cuento las novedades después… (A Celeste) Mandaste el mail que te pedí, no? (Dándole un piquito a Luciano) Chau, mi amor…! Gasto otro poquito y en un ratito estoy de vuelta…!! (Se va por calle.  Celeste se quedó mirando por la ventana. Pausita.  Luciano le mira la cola)

LUCIANO: (Por la cola de ella) Que lindo paisaje!

CELESTE: Si! Parece un cuadro, no?

LUCIANO: La verdad, es para ponerle un marquito!!!

CELESTE: Si…! Está un poco oscuro, pero en el fondo parece que se está abriendo!

LUCIANO: Ojalá!

CELESTE: Ese… perrito es suyo??

LUCIANO: Cejita?? Sí… Un poquito degenerado, como el dueño, pero divino…

CELESTE: Cejita, se llama??

LUCIANO: Si.  Se lo puse porque tiene una ceja negra y otra marrón…

CDELESTE: Qué original…

LUCIANO: Papá quiere que les lleves dos cafés… Uno con leche.

CELESTE: (Yendo hacia la mesita del costado, comienza a prepararlos) Sí, como no…  Enseguida… El agua está siempre lista! Es bárbara esta cafetera…! Yo también tengo una así…! Azúcar o edulcorante?

LUCIANO: (Acercándosele lentamente y oliendo su perfume por detrás)  Don Alvaro, no sé… Beethoven adulcorante.

CELESTE: Beethoven??

LUCIANO: (Haciendo un chiste se le acerca provocativamente, mientras entona la 5ta sinfonía de Beethoven) Sí.  Así le digo yo, porque en ésta casa  todo es…  “Para papá… Para papá!!!”

CELESTE: (Siente la incomodidad de su cercanía por detrás) Usted… también quiere?

LUCIANO: Por supuesto!! (Se rectifica) Un momento! A qué te referís?

CELESTE: Al café!

LUCIANO: Ah, no. Gracias… Para mí un vasito de agua es suficiente… (Oliéndole el pelo) Pensé que te referías a otra cosa…

CELESTE: (Un tanto nerviosa) Me parece a mí… o estamos demasiado cerca?

LUCIANO: Por qué? Te pone nerviosa…?

CELESTE: (Se vuelve y quedan frente a frente, Celeste con el cartón de leche en su mano) No, es que… No lo tome a mal, pero… su novia puede entrar en cualquier momento… y es una situación un poco embarazosa…

LUCIANO: (Acercándosele como para besarla) Nunca te dijeron que sos muy linda?

CELESTE: Eh?? Gracias… Usted también!

LUCIANO: (Se entusiasma) En serio?

CELESTE: (Se arrepiente) Quiero decir… Usted también me lo dijo!

Pero vio cómo son los hombres, a todas le dicen lo mismo…

LUCIANO: Bueno, en eso yo soy distinto… Se lo digo solamente a las muy lindas…

CELESTE: Gracias… esteee… (Carraspea por la incomodidad del momento) bueno… ejem… Mire que su novia puede venir en cualquier momento…

LUCIANO: Cuál novia? No me acuerdo de ninguna…!

CELESTE: La que se acaba de ir por ahí…! (Señala sin querer con el cartón de leche en su mano, y le derrama el líquido sobre el pantalón de Luciano.  Este se separa y se apoya, casi sentado sobre la mesa, de frente a la puerta de interiores, y se ve que está todo mojado sobre la bragueta.  Luciano la mira sonriente y pícaro)  Ayyy…!!! Qué hice??? Mil perdones…!!! Fue sin querer!!!

LUCIANO: Y ahora…???

CELESTE: Le juro que yo no quise…!!! Fue la leche…Salió disparada, vió?!!! Hay que limpiarlo…!!!

LUCIANO: Esto sí que es mala leche, eh??!

CELESTE: o se lo limpio en un segundo… (Toma un trapo que hay sobre la mesa e intenta limpiarlo, pero no se anima a apoyarle el trapo con la mano. Titubea, mira a todos lados, hasta que finalmente, gira su cabeza como para no mirar y le pone el trapo sobre la bragueta, cuando de interiores aparece Blanca y se los queda mirando. Pausita.  Ella se quedó inmóvil sin saber qué decir)  

BLANCA: (Irónicamente) Consiguiendo un aumento??? (Sale por calle.  Celeste comienza a mover su mano y advierte que no puede sacarla de allí)

CELESTE: Qué papelón…! Vaya a saber qué habrá pensado!!

LUCIANO: Querés un folleto explicativo?

CELESTE: (Forcejeando con su pulsera de metal que se trabó con el cinturón de Luciano) No, gracias…! Ya me imagino! Yo me refiero a que no es lo que parece…!! De ninguna manera…!!

LUCIANO: (Disfrutando del movimiento de la mano de ella) Seguí… seguí explicando un poquito más…!

CELESTE: Noo…!!! Es que no es lo que parece!!

LUCIANO: Estás segura??

CELESTE: Por supuesto…!! Simplemente no puedo sacar la mano!!!

LUCIANO: Entonces sí es lo que parece!!!

CELESTE: (Casi lagrimeando) Me refiero a que la pulsera se me trabó!!

LUCIANO: Cómo que se trabó??

CELESTE: Con su cinturón!!!

LUCIANO: Intentá sacarla con un poco más de fuerza!

CELESTE: Eso intento, pero no me animo a sacarla de golpe!!

LUCIANO: (Siempre divertido) Todas las mujeres me dicen lo mismo!!

CELESTE: Sí!! Usted diviértase nomás, pero ésta pulserita me costó una fortuna!!! No quiero romperla!!

LUCIANO: (Ayudando con sus manos, sobre la mano de ella) Querés que yo abra la trabita de la pulsera?

CELESTE: (Mientras él lo intenta, ella acerca su cara) Con semejantes dedos no va a poder, y a mí justo hoy se me rompió la uña… A lo mejor… mordiéndolo… (Se arrodilla frente a él)

LUCIANO: (Divertido) A mí???

CELESTE: (Acercando sus dientes a la pulsera) A la trabita de la pulsera!!! (Mientras está intentando morder la pulsera, por la ventana pasa Blanca y se queda mirándolos.)  A ver… Un poquito más a la derecha… y ahora otro poquito a la izquierda… Molesta un poco la lengua…!  (Advierten a Blanca que los mira.  Celeste se pone nerviosa y Luciano tranquilo)

BLANCA: También quiere un ascenso??

CELESTE: (Intentando explicar nerviosamente) No!!! Es que… Yo le puedo explicar…!! (Sin saber qué decir) La leche!! Salió disparada, vio???

BLANCA: Me imagino…!! Hasta gerenta no para!!!!! (Se va por el costado)

CELESTE: (Se incorpora) Otra vez entendió cualquier cosa????!! (Con su mano libre intenta abrir agarrar algo del escritorio, pero toca sin querer el intercomunicador) Yo vi por acá una hebillita… estaba abajo del intercomunicador éste del demonio, que…

CARLO EN OFF: Tengo que felicitarlo…! Usted es brillante! (Ella intenta otra vez apagar el aparato y comienza a golpearlo para que se calle)

DON ALVARO EN OFF: Vamos a ganar fortunas con el seguro!!!

CARLO EN OFF: Pero cómo hizo para sacar esos tres millones de dólares de la oficina en llamas?? (Luciano la detiene para escuchar interesado)

DON ALVARO EN OFF: Todavía no estaba en llamas!! Pero cuando la chica que prendió fuego la computadora, se fue corriendo asustada, cambié la valija, saqué los dólares y dejé que se prenda fuego todo…!! Total… a la van a culpar es a ella!!! (Celeste abre la boca entre sorprendida e indignada)

CARLO EN OFF: Genial!! Ahora el seguro tiene que pagar, además de todo lo quemado, los tres millones de dólares que recién sacaban del banco!!

DON ALVARO EN OFF: Y que por supuesto ya están en el sótano de mi casa…!!

CARLO EN OFF: Y usted queda como gente inocente que fue perjudicada…

DON ALVARO EN OFF: Y la que va a ir presa, es la tontita esa!!! Já, já, já!!!

CARLO EN OFF: Y no le da ni un poquito de lástima??
DON ALVARO EN OFF: La verdad que si!!  Pero pienso en los tres millones y se me pasa!! Já, já, já!!!!

CELESTE: (Apaga el intercomunicador.  Muy enojada y sorprendida) Escuchó eso????!!! (Enojada empieza a ir de un lado a otro y como lo tiene enganchado a Luciano, él va tras ella siendo arrastrado)  No lo puedo creer!! Escuchó eso?????

LUCIANO: (Sin importarle demasiado) Si…

CELESTE: (Indignada) Qué quiere decir, “sí”???!!

LUCIANO: Sí, quiere decir que sí! Que lo escuché!!

CELESTE: Y usted está de acuerdo con todo eso????

LUCIANO: A nadie le importa si estoy de acuerdo o no…!

CELESTE: Pero es que… van a culpar a alguien que no tiene nada que ver!! Usted mismo lo escuchó!!!

LUCIANO: Bueno… es parte del negocio! Algún culpable tiene que haber… Negocios son negocios!!

CELESTE: Negocios???!!! Mandar a la cárcel a alguien inocente es parte de un negocio???!!!

LUCIANO: Y…lamentablemente, sí! Todo en ésta vida, se trata de negocios! Culpar a un inocente… Laboratorios que inventan enfermedades para vender más medicamentos… Las guerras… Todo es un gran negocio!!! Y como siempre, el pato lo pagan los inocentes!

CELESTE: No puedo creer lo que estoy escuchando…!!! Y sabiéndolo, se va a quedar quieto???

LUCIANO: No tan quieto, porque me estás llevando de un lado a otro!

CELESTE: Quiero decir, sin hacer nada? (Celeste logra zafar su mano del cinturón) Ya está!!! Lo solté!!! A ver ahora qué hace????!!

LUCIANO: Y qué puedo hacer yo?? En ésta casa muy pocas cosas están en mis manos!!

CELESTE: Cómo que no está en sus manos???!! Cómo, qué puede hacer??? Algo!!!! Una pobre inocente va a ir a la cárcel por algo que no hizo!!!!

LUCIANO: Bueno… No tan inocente… Prendió fuego la computadora, no?

CELESTE: Pero fue por error!! No lo hice a propósito!!!!

LUCIANO: Quéeee…???? (Pausita) Fuiste vos???!!!! (Entra Stéfany portando más paquetes.  Luciano que estaba absorto, toma el vaso de agua del escritorio y se bebe la mitad)

STÉFANY: Ah, mi amor…! Casi me olvido de decirte… Mañana tenés turno con el sastre para el traje.  Después tenemos que ir a la iglesia y a la tardecita, por el tema de las invitaciones…

LUCIANO: Traje, iglesia, invitaciones… De qué hablás…??

STEFANY: Esa era la noticia que te quería dar y no podía delante de extraños… (Mira a Celeste, despectivamente) Bueno, ésta no cuenta porque es media tarada, viste…?

LUCIANO: Qué noticia?

STEFANY: Ya puse fecha!! En dos meses,… Nos casamos!!!! No sabés lo feliz que me hacés!!! (Le da un piquito y sale por despacho de Carlo.  Luciano vuelve a aquedar atónito y se bebe lo que queda del vaso)

CELESTE: (Pausita.  Se le acerca lentamente y le dice con amargura) Tiene razón… Por lo visto, nada está en sus manos… (Sale por calle)

LUCIANO: (Tristemente) Es increíble…! Mi padre socio en una estafa… Mi madre, en la cama con el jardinero… Conocí de casualidad a la chica más hermosa del mundo… justo cuando mi novia puso fecha de casamiento!!! Una semana fuera de casa… Y el mundo se dio vuelta!!! (Se marea un poco) Y qué vueltas que da!!! Uy, qué mareo…!! (Se va un poco tambaleando hacia baño y sale.  Por la ventana se ve pasar a Celeste que al escuchar la puerta del despacho, se asusta y se oculta abajo.  De despacho salen Stéfany, Carlo y Don Álvaro que va a revisar papeles de su maletín)

CARLO: Volvés a cenar??

STEFANY: Por supuesto…! Son unas compritas de último momento y listo… Solamente te quería contar que ya le di el notición a Luciano…

DON ALVARO: (Haciendo un chiste) Digo yo… Las compritas… No serán a cuenta de nuestro pequeño negocio, no?? Já, já, já…

CARLO: (Siguiendo la humorada) No creo que se gaste nuestra ganancia Es mucho dinero!!!

STEFANY: (Igual) No me desafíen, porque soy capaz…!

CARLO: De eso, y mucho más… já, já, já!!!

STEFANY: Chaucito… (Se va por calle)

DON ALVARO: Aquí están los papeles del seguro…

CARLO: Perfecto! Es el comienzo…

DON ALVARO: Pero… ahora que estamos solos… Quisiera pedirle dos favorcitos…

CARLO: Si va a pagarme un millón de dólares por llevarle el caso, lo menos que puedo hacerle, son dos favorcito, no le parece??? Jé,jé, jé…!

Qué necesita?  Algún testigo falso, alguien que se muera por accidente…?

DON ALVARO: No, no, no!! Nada de eso… Faltaba más…! Son cositas más… personales…

CARLO: Pídame… Lo que quiera…

DON ALVARO: La hija de una… amiga, cumple añitos y quería contratarle una animadora de fiestitas infantiles…

CARLO: Hay millones, por todos lados…!

DON ALVARO: Si, pero la vez pasada, yo contraté por avisos publicados en los diarios y me resultaron un desastre… Usted conoce alguna buena para recomendarme…? Pero tiene que ser muy buena, eh??!

CARLO: Déjelo por mi cuenta! Le voy a conseguir la mejor!!! Y el segundo favorcito?

DON ALVARO: Bueno… eso es un poquito más… (Le guiña un ojo como canchero mientras cruza los dedos índices.  Carlo no entiende la seña) Necesito…

CARLO: (Tratando de adivinar el esto) Necesita… remolcar el auto?

DON ALVARO: No, hombre…!!! (Tira besitos al aire con sus labios)

CARLO: Un tic nervioso?? Tiene el dos de copas??(Alvaro con sus dedos le vuelve a hacer señas muy chiquitas de la  forma del contorno de una mujer)  Quiere tomar una coca??

DON ALVARO: No, hombre!!!! Que me haga gancho…

CARLO: Gancho de qué??

DON ALVARO: Con esta mujer tan hermosa que tiene aquí!!!

CARLO: (Sin entender) Quién?

DON ALVARO: (Mira a todos lados y dice muy entusiasmado) Con Blanquita!!!!!

CARLO: (Con un poco de asco) Con Blanca?????!!

DON ALVARO: Esa!! La que trabaja acá para usted!!!

CARLO: Usted se refiere a… Blanca, Blanca???!! Está seguro??!!

DON ALVARO: Pero sí, hombre!!!! Ella misma me dijo su nombre!!!!

CARLO: Pero usted la vio bien????

DON ALVARO: Que si la ví bien?? No le saqué los ojos de encima! Y le pellizqué la cola dos veces!!! Qué buena que está!!!! Y me parece que por lo que escuché, yo también le gusté a ella!!  Usted no se dio cuenta la belleza que tiene trabajando para usted???!!!

CARLO: Bueno, sí… más o menos… Qué se yo?! No sé de qué hablo si estoy casado con la bruja!! Al fin de cuentas, todo es cuestión de gustos, decía una vieja que tomaba mate en un plato!!!

DON ALVARO: Apenas la vi, quedé prendado de ella!!!

CARLO: Y qué quiere que haga, exactamente?

DON ALVARO: Que le hable! Que la convenza de pasar un rato conmigo… Si lo logra… Va a haber una propinita más para usted!!!

CARLO: (Entusiasmado) Ápa!!!! Parece que le picó fuerte el bichito…

DON ALVARO: Cuento con usted???

CARLO: Por una buena propinita, cuente conmigo, con ella y con la mejor fiesta de su nieta!!!! Já, já, já!!

DON ALVARO: Así me gusta!! Ese es mi abogado…

CARLO: Pero lo primero, es lo primero… Vemos los papeles?

DON ALVARO: Por supuesto… (Le da los papeles) Tenga… vamos a revisarlos… (Salen los dos por despacho y por ventana se asoma Celeste y se queda expectante con gesto de odio) 

CELESTE: (Indignada, desde la ventana, con la peluca en la mano) Qué par de mafiosos!! Qué delincuentes!!! (Le faltan las palabras por la impotencia) Qué… qué…!!!

LUCIANO: (Del bañito sale muy tambaleante, Luciano, casi sin poder mantenerse en pie.) Qué mareo…!!! Qué me pasa…??? Siento que me voy a morir…!!! (Celeste se asusta y entra por la ventana)

CELESTE: Qué le pasa???? Se siente mal…??

LUCIANO: (Mientras ella lo abraza para que no se caiga, quedan cara a cara) No sé… estoy un poco mareado, tengo premoniciones…

CELESTE: Premoniciones???

LUCIANO: Si, veo a una mujer muy hermosa…

CELESTE: Una mujer muy hermosa?? (Mira a su alrededor) Adónde??? LUCIANO: (La mira de frente) Que primero me abraza… y después… me besa intensamente…! (La besa.  Ella no se resiste)

CELESTE: (Después de separarse) Por las dudas, no tenga más premoniciones por ahora, vio?

LUCIANO: Tenés razón… Encima del mareo, tu beso me mató!! (Muy mareado) No sé… No sé qué me pasa… Si lo único que tomé fue un vaso de agua…

CELESTE: (Mira el vaso vacío sobre el escritorio)  No habrá sido éste, no?

LUCIANO: Sí. Ese.  Porqué, qué tenía…? (Cae desmayado, sentado sobre el sillón de ella)

CELESTE: No!! Oiga!!! No se muera…!!! Era un poquito de sedante para los nervios, nada más…!! (Mostrándole el frasquito al lado de la cara) Vé?? Acá dice claramente… “Dos gotitas, son suficientes para dormir… (Se asusta) toda la noche”???!!!!!! Y yo le vacié el frasquito!!! O sea que va a dormir… eternamente???!!!! (Al borde de la desesperación, casi llorando) Ay, Dios!!!! Qué hice??? Bueno, lo que hice, ya lo hice… la pregunta ahora es… qué hago???!  Voy a ir presa por incendiaria y encima por asesina!!!! (Le cachetea la cara) No me haga esto!! No se muera, porfi!!!!! Qué se hace en éstos casos??? Tiene que vomitar!!! Eso es!! Y cómo se hace vomitar a un desmayado??!!! (Le agarra la mano e intenta ponerle los dedos de Luciano dentro de la boca) Me parece que no va a funcionar… No, habría que refrescarlo!! Eso es!! Con agua fría… Tengo que llevarlo al baño… (Hablándole a él) Muy, bien… Yo lo llevo al baño y usted me hace las dos cositas, eh? Me vomita y se refresca, entendido?? (Intenta agarrarlo de una forma y de otra pero no lo logra) Y ahora cómo lo levanto…?? Es más pesado que collar de sandías!! (Lo toma de los brazos, y arqueándose hacia adelante, se lo coloca a su espalda como si fuera una mochila, Se incorpora e intenta caminar muy lentamente, pero el peso la vence y se va de bruces al piso con él encima.)

CELESTE: (Por ventana aparece Blanca y los mira)  Ayyy…!!!! Me duele!!! Es demasiado para mí!!!!!

BLANCA: No le crea! Todas decimos lo mismo!!! (Blanca hace un gesto y sigue de largo.  Celeste se zafa de él y se incorpora. Lo da vuelta boca arriba e intenta sentarlo en el piso frente a ella)  Y ahora?? Cómo te levanto???  (Lo hamaca hacia adelante y atrás para intentar agarrarlo bien.  Cuando está haciendo ese vaivén, vuelve a pasar Blanca, los mira por la ventana, hace otro gesto)
BLANCA: Eso se llama repertorio!!!   (Sigue de largo, mientras Celeste continúa con su faena)  Eso es… Ahí va…  Vamos…! Un esfuercito más… (Logra ponérselo sobre la espalda a modo de mochila, pero cuando se incorpora y se da vuelta, nuevamente el peso la vence, pero esta vez hacia atrás.  Se van yendo por inercia atrás y se caen sentados sobre el sillón con ella encima de él y el sillón también cae hacia atrás por el peso de ellos encima, quedando acostados.  Otra vez pasa Blanca y los vuelve a mirar, mientras ella protesta)  Empezamos otra vez??? No!! Esto me está agotando!!! Yo tengo que hacer todo el trabajo sola???!!! Vamos a intentarlo de otra forma, le parece??? (Blanca, con otro gesto, sigue su camino.  Celeste vuelve a incorporarse y a tomarlo por los brazos colocándoselo sobre la espalda nueva mente como mochila.  Ella se inclina bastante hacia adelante para que el peso no la venza hacia atrás.  Blanca vuelve a asomarse por la ventana) Usted tampoco colabora en nada!!! Pedirle que se mueva es inútil, no??

BLANCA: (Desde la ventana) Eso se llama trabajar duro!!!???! (Se va por un costado)

CELESTE: No hay caso… Decididamente no es mi día de suerte!! Bueno, báh… desde que era chiquita que digo eso…!! (Se mete por baño con Luciano a cuestas.  De calle aparece Blanca mirando a todos lados, buscándola)

BLANCA: Ya se fueron?? Son rápidos para los mandados… (De despacho aparece Carlo)

CARLO: Ahhh… Blanquita… Tengo que hablar con usted…

BLANCA: Yo no vi nada y no tengo nada que ver con todo eso!! Los problemas de ustedes son de ustedes!!

CARLO: De qué habla…?? Yo tengo que pedirle un favorcito…

BLANCA: Me va a agregar más trabajo por la misma plata?

CARLO: Al contrario! Se va a ganar un muy buen dinero… y sin trabajar!

BLANCA: Hace mucho que le empezó la fiebre o tengo que matar a alguien??

CARLO: A nadie… Y no hay ninguna fiebre! Es mucho más sencillo… Tengo un cliente que… digamos ha quedado prendado de usted…

BLANCA: Preñado de mí??? No tendría que ser al revés???

CARLO: Prendado!! No, preñado!!

BLANCA: Ahhh… Y quiere que trabaje también en su casa?

CARLO: No!! No me entendió… A ver, cómo le explico…? Quiero decir… Que gusta de usted!!!

BLANCA: De mí???

CARLO: Si!!! De usted!!

BLANCA: Y hace mucho que se dedica a la bebida??

CARLO: Que bebida ni ocho cuartos!! Está casi enamorado!!!

BLANCA: Está seguro?? De mí?? Blanca???

CARLO: Si. De usted! Cuántas Blancas hay acá??!  Y justamente quiere… Digamos… tener algo con usted…

BLANCA: Usted me está hablando en serio??

CARLO: Por supuesto!! Cuando bromeé yo con estas cosas??

BLANCA: La verdad que nunca.  Y qué tengo que hacer?

CARLO: Seducirlo.

BLANCA: Yo?? A él???  Con qué???!! Quiere que le haga la danza del lampazo???

CARLO: Bueno, ingénieselas!! Algo, debe tener, no?? (Como para sí mientras la mira de arriba a abajo) Aunque no esté muy a la vista…!

BLANCA: Y buéh… Pero dijo que me va a pagar, no?

CARLO: Sí.  Si logra seducirlo y él queda contento… le voy a dar veinte mil dólares!!

BLANCA: En serio…??!!!

CARLO: Bueno… hagamos mejor quince!!!

BLANCA: No lo puedo creer??? Todo para mí??!!!

CARLO: Diez mil y cerramos trato!!!!

BLANCA: Y cuando tengo que empezar??

CARLO: Ya mismo… Vaya a prepararse y a vestirse para la ocasión y cuando vuelva, él la va a estar esperando acá mismo!!! Pero con tutti, eh?? Si necesita algo de ropa provocativa, pídale a la bruja que ella tiene de todo, nunca supe para qué, pero la tiene… Lo dejo en sus manos!! Pero éste cliente, de acá me sale seducido, de acuerdo??? (La vuelve a mirar de arriba abajo, suspira con un poco de asco y se vuelve a meter en despacho) Hay de todo en la viña del señor!! (Sale. De calle entra Stéfany y al verla se enoja)

STEFANY: Con usted nunca sé si todavía no empezó, si está en medio o si ya terminó, porque para cualquiera de los casos es lo mismo: Nunca hace nada!!!! Se puede saber qué está haciendo acá, en su vigésimo tercer descanso de ésta hora???

BLANCA: Para su información, tengo que cumplir un recado del ser Carlo…

STEFANY: Y supongo que ese recado es perder el tiempo, no?? Para eso  le paga??

BLANCA: (Muy altaneramente) No!! Me paga para seducir a los clientes!!!

STEFANY: Seducir a los clientes??? Usted???!!!

BLANCA: Exactamente! Para que vea que no es usted la única que tiene “Sexo pis”!! Chirusa…!!! (Se va por calle)

STEFANY: No entiendo cómo soportan a ésta inútil!!!!! Ahora me va a escuchar!!! (Se ve detrás de ella.  Del baño sale Celeste.  Va hasta su bolso y saca el celular)

CELESTE: De alguna manera tengo que parar todo esto… Yo no voy a ir presa por una estafa!! Llamo para hacer la denuncia… y que se deschave todo!! Hola… Policía??? Quería hacer una denuncia… Sí! Toma nota?? Mi nombre? Celeste!! Si, quería denunciar que… (Escucha a Stéfany que está por entrar)

STEFANY EN OFF: Te escapaste, pero ya te voy a encontrar…!!!  (Asustada, arroja nuevamente la peluca por la ventana, al tiempo que va a cerrar la puerta del baño y se le queda trabada la pulsera con el picaporte) (Celeste se queda parada delante de la puerta del baño para disimular) Que… se me trabó la pulsera con la puerta…! No entiende de qué hablo? Bueno, no importa… yo me arreglo, gracias… (Corta)

STEFANY: Dónde está Luciano?

CELESTE: Estee… Qué Luciano…?

STEFANY: Vos sos tarada naturalmente o estudiaste para eso?? Luciano, el hijo de Carlo, mi novio, mi futuro marido, el que estuvo acá hace un ratito…!!

CELESTE: Ahh… Luciano…! Sí, el que estuvo acá!! Ya me di cuenta de quién hablaba!

STEFANY: Y..???

CELESTE: Y, qué?

STEFANY: Dónde está???

CELESTE: Quién, Luciano?

STEFANY: (Perdiendo la paciencia. Irónicamente) No!! Tu madrina!!!!

CELESTE: Ay, no sé! Hace mucho que no la veo…!!!

STEFANY: Decime… De mañana, sos más tarada, o sos de mantener el ritmo todo el día??!!

CELESTE: (Sonriendo) No! Lo que pasa es que… (Pausita. Se aterra.  Siente una incomodidad y cerrando fuerte las piernas se va arqueando de a poco, con mucha vergüenza)  Ups…!!!  Perdone la preguntita… Qué fecha es hoy????

STEFANY: La secretaria perfecta! (Mirando al cielo) No sabe en qué día vive… 

CELESTE: Es que… tengo problemas para retener fechas, vio? STEFANY: No me digas? Tenés problemas para retener?

CELESTE: Un poquito…

STEFANY: Ni se te ocurra tomar laxantes! Hoy es… (Dice la fecha del día)

CELESTE: No!!!!!! No puede ser…!!! Cómo se me pasó una fecha así???

STEFANY: Bueno, mientras vos charlás con vos misma, yo voy a pasar al baño! (Intenta ir hacia el baño y ella le grita)

CELESTE: Noooooo!!!!!!!!!

STEFANY: Cómo??

CELESTE: Que… no!! Que no puede entrar ahí!!!!

STEFANY: Por qué no?? Tengo que ir al baño!

CELESTE: Es que… Tengo una urgencia, vio??

STEFANY: Yo también…

CELESTE: Pero es que lo mío, es más urgente!!

STEFANY: Vamos a discutir mucho tiempo qué pis es más importante??

CELESTE: No me entiende!! Tengo que entrar yo!!!

STEFANY: Y se puede saber por qué???!!

CELESTE: (Con vergüenza) Porque me indispuse!!!!!!

STEFANY: Ponete un tampón, un corcho o algo y listo!!

CELESTE: Es que para eso tengo que entrar al baño ya, me entiende?

STEFANY: (Harta) Okey. Entrá!!!

CELESTE: Gracias… (Va hacia su cartera y rebusca dentro) Voy a buscar un…  

STEFANY: Ayyy…!!! Cuánta inutilidad hay en este mundo!!! (Stéfany  harta se va yendo hacia calle mientras Celeste sigue hablando y toma su cartera)

CELESTE: Es un minutito nomás…!   Por suerte yo soy muy previsora… y siempre tengo tampones y toallitas íntimas en… en… (Stéfany ya salió.  Celeste con mucha decepción) … en mi casa!!! Cómo me las pude olvidar???!!!  (Mira a todos lados como buscando) Y ahora qué hago??? Todo me tiene que pasar a mí??? (Revisa dentro de la bolsa de Stéfany, cuando de despacho aparece Don Alvaro.  Celeste, al escucharlo, asustada mete la cabeza adentro de la bolsa para esconderse)

DON ALVARO: (Al verla inclinada dentro de la bolsa, con la cola apuntándole a él, se relame, se acerca sigilosamente y La pellizca) Upa!!!! Qué momento…!!!

CELESTE: (Del pellizcón, grita y salta, yendo hacia la ventana con la bolsa siempre en la cabeza, y cae por la ventana hacia afuera) Ayyy…!!!

DON ALVARO: Son todas iguales… Primero provocan y luego se escapan!!! (Toma papeles de su maletín y se vuelve a meter a despacho cuando sale Carlo)

CARLO: Pase, pase que yo ya voy… (Don Alvaro entra y Carlo busca) Dónde se metió ésta??? Tan difícil es hacer dos cafés??? (Se pone a prepararlos en la mesita de espaldas a la puerta de calle, cuando por ahí entra Blanca, vestida como cabaretera, al verlo de espaldas, creyendo que se trata del cliente, apaga las luces al lado de la puerta y con un teléfono celular, acciona una música.  Se escucha “Puedes dejarte el sombrero puesto” por Joe Cocker y comienza a realizar el streep tease según dice la canción, pero sin ninguna gracia, se cae, se le enreda la manga en el brazo y tironea.  Se apoya con sus manos sobre el sillón, y estira una de sus piernas hacia atrás, levantándola, hasta que llega hasta Carlo y ante la sorpresa de éste que quedó atónito, lo abraza por detrás, cuando de calle entra Stéfany, enciende las luces y los ve.  Carlo no sabe qué decir. Blanca apaga el celular)

STEFANY: (Se acerca hasta sus bolsas en el sillón y tomando una les dice amargamente) Ahora entiendo por qué no la echás!!! (Muy asqueada) Cómo no te echás un poco de desinfectante después de esto???!!! Dejámelo por mi cuenta!! (Va a salir por calle y al girar hacia la puerta, se lleva por delante a Celeste que entra casi agazapada para disimular su indisposición)

CARLO: No!!! Es una confusión…!!! (Stefany sale)  

CELESTE: (A Blanca que aún siguen allí) Yo no digo nada, no escucho nada  y no veo nada!!! Soy ciega, sorda y muda!!!

CARLO: (A Celeste) Pero déjense de decir, (A Blanca) y hacer pavadas!!! (A Blanca) No era conmigo! Era con el cliente!!!}

BLANCA: (Saliendo) Bueno… Ya entendí!! Somos brutas pero no taradas!!! (Carlo se mete a despacho. Celeste empieza a buscar por todos lados.  La mira a Celeste) Bueno, báh… Yo al menos! A lo de bruta me refiero!(Se va por calle)

CELESTE: Y ahora qué hago??? No me puedo quedar así…!!! Nadie se olvidó un tampón por casualidad??? Un saquito de té, algo…!! Y encima todavía no hice la denuncia… (Advierte el servilletero como de los bares con muchas servilletas de papel) Y buéh… Algo es algo!!! (Intenta tomar un fajo de servilletas, pero la mano le queda trabada dentro del servilletero.  Comienza a forcejear pero no puede destrabarse.  Va hasta el escritorio y abriendo el cajón intenta sacar algo, pero la mano se le queda trabada con el servilletero dentro del cajón.  Tironea pero no sale.  Va hacia la puerta del baño arrastrando el escritorio y finalmente se suelta la mano del cajón pero no del servilletero y se mete en el baño.  Habla hacia adentro a Luciano) Por más que estés desmayado, vos mirá para otro lado, eh?? (Sale hacia el baño.  De despacho entran Carlo y Don Alvaro)

CARLO: No me cree?? Ya va a ver la sorpresita que le tengo preparada…

DON ALVARO: (Sentándose en el sillón, muy contento) En serio?? Tan pronto???

CARLO: En la vida hay que ser expeditivo!!!

DON ALVARO: Eso si… Mi mujer no se va a enterar de nada, no??

CARLO: Por favor!! Están tomadas todas las precauciones…!  (Va hacia el interruptor de luz, apaga las luces y corre las cortinas dejando el lugar en penumbras, cuando vuelve se tropieza con todo dando señales que no se ve casi nada) Despreocúpese de todo!! Usted Relájese y goce…!!! Yo ya la llamo para que venga… (Se vuelve a ir por despacho. Al mismo tiempo, entra Stéfany un tanto enojada con un envase de spray.  Va decididamente hasta Don Alvaro, sin verlo bien y le vacía el frasco de spray en todo el cuerpo)

STEFANY: Desinfectate bien antes que te vea tu mujer!!!!(Se va por donde vino.  Don Alvaro se quedó tosiendo. De baño se asoma tímidamente Celeste pero al advertir a Don Alvaro que tose, se vuelve a meter al baño. Por calle vuelve a sonar la música y aparece Blanca haciendo nuevamente la misma coreografía torpemente, Don Alvaro no ve bien y se levanta para acercársele, justo cuando ella se apoya con sus brazos sobre el sillón y tira la pierna hacia atrás, pegándole en los genitales a Don Alvaro que se queda retorcido en el piso.  Blanca se asusta y prende las luces.  Advierte a Don Alvaro haciendo flexiones)

BLANCA: Disculpe… No lo ví! Levanté la pierna y justo usted estaba atrás!! Es parte de la coreografía, vio?

DON ALVARO: Usted… es la… persona que me iba a traer Carlo???

BLANCA: Si!!! Soy yo!! No lo seduje???

DON ALVARO: Bueno, en realidad… me esperaba otra cosa…

BLANCA: Otra cosa, como qué?

DON ALVARO: No sé… algo más infantil!

BLANCA: Más infantil??

DON ALVARO: Y, sí!! Esa es la idea!!

BLANCA: Usted quiere una fiesta… así?

DON ALVARO: Exacto! Yo pongo los globos y lo que haga falta y usted se ocupa de animármela!

BLANCA: Ahhhh! Entiendo… Usted es de los que… Entiendo… En cinco minutitos estoy de vuelta…!! (Sale por calle casi corriendo)

DON ALVARO: Bueno, será cuestión de esperar unos minutos…  (Se huele el saco) Qué me echó esta mujer encima??? Esto apesta!!! No puedo esperar así a Blanquita… (Intenta ir hacia el baño, corriendo el escritorio de la puerta y cuando la abre un poco, desde adentro la cierran de golpe.  Don Alvaro se asusta.  Lo intenta nuevamente y otra vez se la cierran de golpe.  Comienzan a forcejear.  Don Alvaro se asusta y pregunta) Perdón… Hay alguien??

CELESTE EN OFF: (Fingiendo voz de hombre) Ocupado!!!!!

DON ALVARO: (Hablándole al baño) Y ahora qué hago?? Tengo que higienizarme!! Estoy todo enchastrado!

CELESTE EN OFF: Yo también!!

DON ALVARO: Qué hago, lo espero? Tiene para mucho??

CELESTE EN OFF: Vaya al baño de la casa…!!!

DON ALVARO: Ahhh… Bueno… Hubiese empezado por ahí!! Disculpe y gracias… (Se va por puerta de la casa.  De despacho se asoma Carlo y al ver las luces prendidas, mira a todos lados, se acerca hasta el interruptor de luz)

CARLO: Y ahora adónde se metieron??? Habrá ido al baño?? (Mientras va hasta la puerta del baño e intenta abrir, toma su celular y llama.  Comienza a forcejear al igual que Alvaro hasta que finalmente Celeste grita desde adentro)

CELESTE EN OFF: (Siempre imitando voz de hombre) Le dije ocupado!!!!!  

CARLO: (Un tanto asustado) Ahh! Disculpe Don Álvaro!! (Al teléfono) Blanca??? Se puede saber dónde está??? Por qué no empezó de una vez??

BLANCA: (Apareciendo vestida como colegiala con trencitas y globos en la mano, y en la otra hablando por el celular)  Ya estoy acá…! Podemos empezar cuando quiera…

CARLO: (Pausita. La mira de arriba abajo) Qué hace????!!

BLANCA: (Hablándole al celular, pero mirándolo a la cara) Voy a seducir a su cliente!! No quería eso??

CARLO: (Perdiendo la paciencia, señala su vestuario) Así..???!!!

BLANCA: (Pasando el teléfono por su cuerpo como si fuera una cámara) Qué tiene éste vestuario??

CARLO: Es que vestida así… no puede seducir ni a un beduino después de veinte años solo en el desierto!!! Y no hace falta que me lo muestre con el teléfono porque lo estoy viendo!!!

BLANCA: Pero él mismo me lo pidió!!

CARLO: Obviamente se refería a algo más sensual! No a ésta… porquería!! Si le pidió algo con un toque infantil, tiene que ser sexy! Vaya… vaya y póngase algo de tinte infantil, pero mucho más sensual…!! (Se vuelve a meter en despacho)

BLANCA: (Sale por calle protestando) Quién entiende a los hombres…!!! (Sale. De baño aparece Celeste, ahora vistiendo los pantalones que tenía Luciano, aún con la mancha, pero se advierte un gran bulto como si se hubiese puesto demasiadas servilletitas. Comienza a acomodar el escritorio en su lugar)

CELESTE: (Sacando su celular) Vamos a ver si ahora puedo...  Hola? Policía…?? Soy yo otra vez! Celeste!! Se acuerda que llamé hace un ratito para hacer una denuncia…?? Esa misma!! No!! Estaba disimulando…! Porque en realidad lo que quería denunciar era otra cosa… que… (De interiores de la casa aparece Stéfany otra vez muy malhumorada) … que los pantalones me quedan un poco grandes…! Cómo?? No sea maleducado, parece mentira un servidor público!!! (Cuelga)

STEFANY: No tiene nombre!! Sencillamente esto no tiene nombre!! Es una desvergonzada!! Una desfachatada, insolente, atrevida y descarada!!!!

CELESTE: (Casi lagrimeando como un chico) Es que no tengo otro pantalón!!!

STEFANY: (Sin escucharla) Tres baños hay en la casa!! Tres!!! Y mire la hora que es y ninguno está limpio todavía!!! Todo porque ésta sinvergüenza no hace nada en todo el día…!!!

CELESTE: (Suspirando aliviada) Ahhh, era eso…

STEFANY: Y yo qué tengo que hacer?? Venir a este bañito de porquería!! (Yendo hacia el baño) Y por qué??? Porque la señora está perdiendo el tiempo vaya a saber en qué!!!!

CELESTE: (Pega un salto para interponerse en su camino, mientras grita asustada) Nooooooo!!!!!!!!! No puede entrar ahí!!!!!!

STEFANY: (Sin entender tamaña exageración) Por qué?? Qué pasa??

CELESTE: Es que…. Tengo que entrar yo!!!!

STEFANY: Otra vez???? No fuiste ya????

CELESTE: Pero me olvidé todo ahí, en la piletita!!! Y es feo, vió?? Lo limpio en un minutito y salgo!

STEFANY: Apurate mientras yo le voy a cantar cuatro frescas a Carlo, para que se dé cuenta de una vez, quién es esta Blanca!! (Entra al despacho.  Celeste quiere ir corriendo al baño pero se le traba la botamanga del pantalón, que le queda visiblemente grande, con la pata de la silla. Finalmente se desengancha y entra al baño.  De despacho sale Carlo trayendo de un brazo a Stéfany un tanto ofuscado pero retándola en voz baja)

CARLO: Te volviste loca???? Cómo vas a hablar mal de Blanca delante de Don Alvaro???!!!

STEFANY: Pero es que ustedes no se dan cuenta!!! Están cegados por la  líbido!!!

CARLO: Dejá de decir estupideces y desaparecé de acá, que me llegás a arruinar el negocio y te desheredo como nuera!!!

STEFANY: (Casi ofendida) Está bien… Me voy… Pero sólo… porque me amenazaste!! (Intenta abrir la puerta del baño, pero al igual que antes, se la cierran abruptamente)

CELESTE EN OFF: Ocupado!!!!! (Stéfany se va bufando por interiores de la casa)

CARLO: (Refunfuñando se mete otra vez en despacho) Las cosas que hay que hacer por un mísero millón de dólares!!  (Se abre la puerta del baño y aparece Celeste, mirando que no haya nadie.  Vuelve a meterse y sale otra vez trayendo sobre sus espaldas a Luciano en calzoncillos y lo va llevando a duras penas, cuando entra Blanca, lista para bailar nuevamente, vestida infantil, pero con pollerita corta y portaligas, acciona la música, pero antes de apagar las luces los ve)

BLANCA: (Corta la música) Qué? Lo de ustedes es una maratón??!??? (Se vuelve yendo hacia atrás como si rebobinara sus movimientos hasta salir. Celeste arroja a Luciano sobre el sillón, donde cae sentado y sacando la tela negra de la bolsa de Stéfany, lo cubre totalmente.  Toma otra vez su celular y llama)

CELESTE: (A Luciano) Así nadie te ve… (Al celular) Hola?? Policía?? Sí, Celeste!! Cómo me reconoció??? No me entendió!! Estaba disimulando porque lo que yo quería denunciar era…  (Escucha que de despacho aparece Don Alvaro.  Celeste se asusta, se pone la peluca y los anteojos y se tira sobre el sillón, sentándose encima de Luciano) … que el sillón éste es muy cómodo!! Cómo dice…?? (Indignada deja el celular sobre el intercomunicador y toca todos los botones con bronca) Maleducado…!! A ver si se anima a decirle eso a los bomberos!!!  

DON ALVARO: Ahhh… Estabas acá…! Yo quería aprovechar para preguntarte una cosita… (Don Alvaro un tanto sorprendido le mira el bulto y la mancha con aprensión y desconfianza)

CELESTE: Sí,,,?

DON ALVARO: Qué…? (Carraspea incómodo) Qué es…? (Se lo señala con cierta vergüenza) Qué es… eso???

CELESTE: (Se mira) Esto? Un pantalón manchado!!

DON ALVARO: Me dí cuenta… Y… seré curioso… de qué… se manchó???

CELESTE: Un chorreó de leche.

DON ALVARO: Me imaginaba… Así que vos no sos una… sino que sos un…

CELESTE: A qué se refiere?

DON ALVARO: (Señalándole el bulto con cierto asco) Al… a… bueno, a eso…

CELESTE: (Se da cuenta y se levanta para mostrarle) No!! No me entendió!! Mire…!! (Don Alvaro se asusta y comienza a escaparse por detrás del escritorio)

DON ALVARO: Le agradezco, pero no hace falta que me muestre nada!!!

CELESTE: Es que no entendió que…

DON ALVARO: Quédese donde está!!! (Aparece Carlo)

CARLO: Qué pasa?? Qué son esos gritos??

DON ALVARO: Carlo!!! Ayúdeme!!!

CARLO: Que lo ayude con qué???

DON ALVARO: El travesti!!! Me quiere violar!!!!

CARLO: Un travesti????? (Se le dibuja una sonrisa) Adónde?? (Por calle entra Stéfany muy ofuscada)

STEFANY: (Marcando las palabras con furia) Ni… un… baño… limpio… en… esta… casa…!!!! Esto ya pasó de claro a oscuro!!! Es el acabose!!! No sé cómo pueden seguir soportando semejante situación, pero en lo que a mí respecta, le voy a poner punto final!!!

CARLO: Otra vez peleaste con la bruja??

STEFANY: Ojalá hubiera sido eso!!! A la bruja la puedo manejar, pero a tu amante, no!!

DON ALVARO: (En compinche) Ahhh… Bueno, bueno, bueno!!! Con qué ésas teníamos, eh??

CARLO: Pero qué estás diciendo??? De qué amante hablás??

DON ALVARO: Eso, cuente, cuente que yo también quiero escuchar…! (A Carlo con guiño cómplice) Te lo tenías guardadito, eh???

CARLO: No tengo idea de lo que está hablando!!!!  Te podés explicar???!!

DON ALVARO: Y con detalles, si es posible!

STEFANY: (A Carlo) Hacete el inocente nomás!!! Esos cuentitos hacéselos a la bruja, pero conmigo no, porque sabés muy bien que soy peligrosa…! Yo misma te encontré acá mismo in fraganti con ella, con las manos en la masa, como quien dice…!!!

DON ALVARO: En serio???

CARLO: (Entendiendo) Ahhh… Ahora entiendo,…! No…! nada que ver!!! Fue una equivocación…!!

STEFANY: Ya lo creo que fue una equivocación!! Y una de las más grandes!!! Cómo podés…??  No te da ni un poquito de asco…???!!

CARLO: Un poquito, si… (Tratando de que se calle y guiñándole un ojo por Don Alvaro) pero viste como es… Hay gente para todo!!!

DON ALVARO: (A Stéfany) Y…??? No van a contar con quién fue??? Vamos, ché!! Hay gente esperando acá!!!

STEFANY: (A Don Alvaro) Con Blanca!!! (A Carlo, espetándole en la cara y éste se toma la cabeza impotente)  Blanca es su amante, por eso no la echa!!!!

DON ALVARO: (Mirando a Celeste muy sorprendido) Amante…??? (Por Carlo) De él???!!

STEFANY: Si!!! Así como lo oye!!! Yo los descubrí hoy mismo!!!

DON ALVARO: (A Carlo) Pero entonces… A usted le gustan los travestis????

CARLO: (Naturalmente) Si.  (Se da cuenta y reacciona) No!!!! Quiero decir, que si… que si no hubiese más remedio, estando en una isla desierta, no?

DON ALVARO: (Stéfany comienza a mirar a Celeste y su peluca, va hacia la bolsita y la mira enojada) Las vueltas que tiene la vida… Yo me había entusiasmado con ella… y no solo resultó ser que no es “ella”, sino “él”, y que además es (Por Carlo) “su” amante…!!  

STEFANY: (A Celeste) De dónde sacaste eso???!!!!

DON ALVARO: (Señalándole con asco el bulto a Celeste) Más vale que no lo saque!!!

CARLO: (A Don Alvaro) Pero de qué habla, hombre???

DON ALVARO: (Señalando a Celeste) Del travesti!!!!

STEFANY: Vos???? Travesti???!! Por eso me robás las pelucas????!! (Don Alvaro va a sentarse en el sillón donde está Luciano y Celeste lo frena)

CELESTE: No!!!!

DON ALVARO: Cómo qué no??? (Señalándole el bulto) A las pruebas me remito!!!

CARLO (Poniendo sutilmente voz de galán, se le acerca) En serio…??

CELESTE: En serio, qué?? De qué están hablando???

STEFANY: Todo hay que explicárselo dos veces!!! Muy simple… Sos mujer??

CELESTE: (Cuando advierte que Don Alvaro va a sentarse otra vez sobre Luciano)

CELESTE: No…!!!!!

DON ALVARO: Ha visto…?? Ya sabía yo…!!! (Se sienta pero no está cómodo y mueve la cola tratando de acomodarse.  Carlo se quedó mirándole el bulto a Celeste)  

STEFANY: Me parecía que algo escondía!!!

DON ALVARO: Si, pero hay cosas que por su tamaño, no se pueden esconder…!

CARLO: (Se relame) En serio…??!!

CELESTE: No se ofendan pero… me parece que están suponiendo fuera del tarro!! No tengo nada que esconder… Bueno, casi nada…

DON ALVARO: Hablando de suponer… A éste sillón lo van a tener que cambiar o mandarlo a arreglar…

CARLO: (Sin quitarlo los ojos de encima a Celeste) Por qué? Qué tiene?

DON ALVARO: Parece que un resorte está salido para afuera…!!

STEFANY: (Advierte la tela negra sobre el sillón) Mi cuero nepalés!!! Quién lo puso en el sillón????

CELESTE: Yo… Era para darle un poco de vida…!

DON ALVARO: (Abriendo los ojos desmesuradamente por el susto) Y parece que le dio mucha vida!!!! (Luciano, desde debajo de la manta, lo abraza y Don Alvaro salta asustado) Ahhhhhhhh……..!!!!!!!!!!!!!!! Esta casa está embrujada!!!!!!!!!!!!!! Fantasmas…  y me quieren violar!!!!!!!!!!!!!!! (Stéfany toma la manta cuando Don Alvaro se va corriendo hacia el otro extremo, dejando al descubierto a Luciano en calzoncillos)

STEFANY: Luciano!!! Se puede saber qué hacés así???!! Qué significa esto????

DON ALVARO: Me quiso violar!!! No se lo estoy diciendo???? Este es un bufet de degenerados!!!!

LUCIANO: Oiga!! Por más millones de dólares que tenga, eso no le da derecho a insultarnos de esa manera!! Para que sepa esta oficina es una de las más serias del país!!! (Se bajan las luces, comienza a sonar la música y aparece Blanca con peluca y nariz de payaso, globos pero con pollerita tutu y portaligas, bailando sensualmente.  Hace unos pasos y al verlos a todos, se detiene y enciende las luces )

BLANCA: Qué…? Orgía???

DON ALVARO: (A Carlo) Y ésta es la animadora de fiestas infantiles que me trajo??? Usted es un sinvergüenza!!!

CELESTE: Como la animadora?? No es su esposa???!

CARLO: Qué dice…??!!!

CELESTE: Si!! La que se fue a la cama con el jardinero!!!

BLANCA: La misma!! Porque cojea por la pata!!!

LUCIANO: No!! Ella es la señora que limpia!!

BLANCA: Qué?? Ahora no voy a cobrar mis diez mil dólares por seducir al viejo verde??? No hay caso… Voy a tener que seguir limpiando baños!! (Se va por calle)

CARLO: Qué animadora???!! Ella es la que usted me pidió… Blanca!!!

DON ALVARO: Qué dice, hombre???? (Por Celeste) Blanca es ella!!!!

STEFANY: No!!! Ella no es Blanca!! (Arrancándole la peluca) Es Celeste!!

LUCIANO: Blanca, Celeste… Falta mi tía Rosa y hacemos el arco iris!

DON ALVARO: (Horrorizado) Celeste???!!!!!!! La incendiaria???!!

LUCIANO: No tanto! O al menos, no de siete oficinas!!! (Celeste lo mira con admiración y una gran sonrisa)

CARLO: (Tratando disimuladamente de hacerlo callar) Luciano…! Midiendo las palabras, hijito…!

DON ALVARO: (Haciéndose el ofendido) De qué habla?? Me está tratando de mentiroso???

LUCIANO: No…! De ninguna manera! (Celeste se decepciona y lo mira tristemente) Nada más lejos de la realidad…

DON ALVARO: (Triunfante) Ahhh…!!!!

LUCIANO: Llamarlo mentiroso es faltar a la verdad… Porque en realidad usted es mentiroso, farsante, embaucador, gangster y un delincuente de la más baja calaña!!!! (Celeste lo vuelve a mirar enamorada con una gran sonrisa)

DON ALVARO: Cómo dice????

LUCIANO: (Levantando el auricular del intercomunicador) Yo mismo lo escuché y fue grabado sin querer… (Acciona un botón y se escucha el audio en off)

CARLO EN OFF: Pero cómo hizo para sacar esos tres millones de dólares de la oficina en llamas??

DON ALVARO EN OFF: Todavía no estaba en llamas!! Pero cuando la chica que prendió fuego la computadora, se fue corriendo asustada, cambié la valija, saqué los dólares y dejé que se prenda fuego todo…!! Total… a la van a culpar es a ella!!!

LUCIANO: (A Luciano le llama la atención algo que escucha en el auricular y habla)  Hola…? Quién está ahí??? Policía??? (Tapando el auricular) Quién llamó a la policía…?? (Todos miran a Celeste que mira hacia el cielo disimulando) Hola…??? Hola…??? Cortaron…

DON ALVARO: Ahora entiendo… Todo esto es una confabulación para extorsionarme, no??

LUCIANO: Ninguna confabulación…! Por ganar unos míseros dólares, usted estaba dispuesto a mandar a la cárcel a esta pobre inocente, dulce y hermosa mujer…!!

STEFANY: (Por lo bajo a Luciano, intentando disimular) Bajando un poquito el nivel de elogios… Sobre todo si se trata de la tarada!!

LUCIANO: (Un tanto enojado) La “tarada” como vos le decís, es más honesta, franca, tierna, dulce y sincera que vos!!!

STEFANY: (Con una sonrisa impostada) Mi vida… Dejemos esas odiosas comparaciones… que hay gente…! Además, en un par de meses nos vamos a casar y…

LUCIANO: Con respecto a eso, también tenemos un pequeño desacuerdo…

STEFANY: No me digas que querés postergar la fecha??

LUCIANO: No! De ninguna manera!

STEFANY: Ahhhhh…

LUCIANO: El pequeño desacuerdo es otro…

STEFANY: Cuál?

LUCIANO: Vos querés casarte en dos meses… y yo quiero cortar este noviazgo!!!

STEFANY: Quéeeee…????? No me lo estarás diciendo en serio??? Después de todo lo que compré???? Sabés cuánto gasté a cuenta, ya????! (Llorando)  No me digas que voy a tener que seguir trabajando…???!!! Con lo que te quiero…!!!!!

LUCIANO: Lo lamento… Pero me parece que empecé a querer a otra persona… (Se miran profundamente con Celeste, cuando suena un celular y todos atienden menos Celeste)

CARLO: (Cada uno con una intencionalidad a su medida) Hola???

DON ALVARO: Hola???

STEFANY: Hola??

CARLO: (Al resto, tapando el micrófono) Es el mío… La bruja… (Al teléfono, mientras los demás guardan los suyos) Sí, mi amor… Qué?? No… no sé nada… Yo no tuve nada que ver!!! Te lo juro…!! Mi vida…!!! (Corta.  Muy enojado) Mi mujer dejó un pedido para que le compren lociones y cremas de limpieza para la cara y el cuerpo?

STEFANY: Si… está sobre el escritorio…

CARLO: Y quién fue el gracioso que le mandó enduído, brochas, papel de lija y pinturas??? (Todos miran a Celeste y ella disimula mirando al cielo) CELESTE: Ups…!! (Vuelve a sonar un celular y nuevamente todos atienden igual que antes, cada uno a su manera)

DON ALVARO: (Al resto) Es el mío… (Todos guardan sus teléfonos) Hola?? Si… Cómo??? El informante les dijo eso??? No puede ser!!!! Van a ir a allanar mi casa…?? Y saben lo del sótano???? Estoy perdido…!!! Quién llamó a la policía???

CELESTE: Ups…!!!!

CARLO: (A Celeste) Mi mujer está furiosa conmigo!!!!

DON ALVARO: (A Celeste muy furioso) Me arruinaste!!! Me van a llevar preso!!! Y todo por tu culpa…!!!

STEFANY: Me robaste el novio!!! Te odio!!!!!!!!

CELESTE: (Cuando todos comienza a abalanzarse hacia ella, Celeste los detiene) Un momento…!!! (Todos se contienen) Si están pensando en agredirme… Al menos… saquen número!!!! (Sale corriendo por calle y detrás también Carlo, Don Alvaro y Stéfany.  Luciano se quedó solo en la oficina.  Se quita el anillo de compromiso y lo deja sobre el escritorio, cuando por la ventana, se escuchan las amenazas de todos y a Celeste pidiendo socorro.  Pasa por la ventana y al verlo a Luciano, se detiene y dice)

CELESTE: Vos también sos muy lindo…!!! (Mira para atrás y al escuchar nuevos gritos, sale corriendo y vemos pasar por la ventana a Carlo Don Alvaro y Stefany amenazantes, hasta que se cierra el

 

TELÓN

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com