Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

SUBMARINO

de Fernando Zabala

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta al final del texto su dirección electrónica.

 

SUBMARINO

De Fernando Zabala

fer_z300@outlook.com.ar 

 

 SUBMARINO

Obra de Teatro de Una sola Escena y un Acto único

Personajes:

CAPITÁN

LOBIS EL MARINERO

JUSTINIANO EL PESCADOR

NORTEAMERICANO

  

CARACTERÍSTICAS DE LOS PERSONAJES

CAPITÁN: Peinado a la gomina, mameluco naranja, borceguiles, es rengo al caminar, siempre se está acomodando el pelo.

LOBIS EL MARINERO: Tiene gafas redondas, mameluco naranja, borceguiles, es un hombre tímido pero inteligente y muy seguro de sí mismo.

JUSTINIANO EL PESCADOR: lleva unas antiparras en la cabeza, una caña mojarrera de las chiquitas, mameluco naranja, patas de rana, es impulsivo e inocente, tiene un tic en los ojos.

NORTEAMERICANO: Hombre gordo, colorado, rubio, con anteojos de sol, short y remera que dice ¨American Champions¨.

 

(Interior de un minisubmarino con tres ventanas redondeadas por donde se ven peces y algas flotando, también una mesita con un fax,  hay un escritorio y un sillón, un cuadro de Marylin Monrroe con un traje de baño, con los colores de la bandera de Estados Unidos)

JUSTINIANO EL PESCADOR: ¡Pronto señor! obcerve por la ventana.

(Los tres vuelven cada uno a una ventana a observar por el vidrio)

LOBIS EL MARINERO: Estan arrojando un cadáver en el río señor.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Deberiamos avisar a Prefectura.

CAPITÁN: Nadie dará aviso a ningúna entidad desconocida a esta flota, nosotros tenemos una misión más trascedental que buscar cadáveres en los rios.

LOBIS EL MARINERO: Pero señor, se puede tratar de criminales.

CAPITÁN: Nosotros no buscamos criminales, tenemos un objetivo mucho mayor que ese.

(Los tres dejan de observar por la ventana)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Por lo menos deberíamos alertar a la guardia costera.

CAPITÁN: (Furioso) ¿No se da cuenta que nos pueden delatar? Estamos en una operación delicadísima y usted solo se ocupa de traernos más problemas, vaya y siga haciendo su gran pesca.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Si señor.

(JUSTINIANO EL PESCADOR se retira con su cañita de pescar)

CAPITÁN: El gobierno Argentino está preocupado, me lo manifestó el canciller.

LOBIS EL MARINERO: Entiendo señor.

CAPITÁN: Le digo más, ese cuerpo debe ser un muñeco que han arrojado algunos grupos infiltrados para despistarnos, deberíamos seguir ese barco.

LOBIS EL MARINERO: Pero señor, es un barco de carga, debe llevar madera muy seguramente.

CAPITÁN: Con más razón, a lo mejor han secuestrado ese barco y lo que han hecho es arrojar al capitán al agua, debemos seguirlo, rápido encienda los motores.

LOBIS EL MARINERO: Si señor.

(LOBIS EL MARINERO tiene un control remoto con cuadrado, con dos palancas, y una antena larguísima, enciende los motores, se siente un ruido como de un lavarropas)

CAPITÁN: Muy bien, me basto leer a Julio Verne para darme cuenta que tendría una odisea mayor a la suya. Digame Lobis si usted no se siente maravillado e inspirado con aquel viaje en submarino.

LOBIS EL MARINERO: Si señor, disculpe que lo interrumpa pero ¿para que el gobierno Argentino se pone en alerta ante una flota Norteamericana si hace meses que se encuentran en el río?

CAPITÁN: El gobierno es muy ingenuo, ahora resulta que las organizaciones más pobres tratan de distraer a la sociedad Argentina para conspirar a favor de los Americanos, hasta con ese dilema tiene que convivir el estado.

LOBIS EL MARINERO: ¿Y si no encontramos nada?

CAPITÁN: Mire Lobis, las aguas del Parana están en la mira de los Estados Unidos, si nosotros descuidamos estos dones de nuestra tierra no nos podremos llamar patriotas.

LOBIS EL MARINERO: Pero señor, ellos también nos pueden acusar de invasores, y si no mire como la hormiga Argentina abunda en el mundo, ya lo dijo la Universidad de Girona en España, dicen que se trata de una hormiga criolla, generando problemas en cultivos, en producción de frutos y hasta en los riegos de los campos. Los Norteamericanos pueden estar queriéndose tomar revancha por las hormigas Argentinas.

CAPITÁN: Puede ser, pero son hormigas, y las hormigas, simplemente son hormigas.

(Baja rápidamente agitado y gritando JUSTINIANO EL PESCADOR)

JUSTINIANO EL PESCADOR: ¡Pronto! ¡pronto! invación de mejillones, miren que grande es este (Muestra un mejillón gigantesco)

CAPITÁN: Es un molusco enorme, deprisa Lobis tráigame el visor.

(JUSTINIANO EL PESCADOR apoya el mejillón sobre el escritorio, EL CAPITÁN lo observa con un visor pequeño)

CAPITÁN: Tengo la sensación de que puede llevar una cámara adentro y nos puede estar espiando, rápido cubran su rostro, arrójelo al río Justiniano, deprisa que no se den cuenta que estamos aquí, y hágame un favor, deje de recoger porquerías del agua.

JUSTINIANO EL PESCADOR: (Se tapa el rostro) Si señor.

CAPITÁN: Tapele los ojos para que no lo vea.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Si señor.

(JUSTINIANO EL PESCADOR, tapa el mijillón, luego el rostro con la otra mano, no se decide, hasta que se lleva contra el pecho el molusco subiendo por las escaleras)

CAPITÁN: En el mundo cada vez hay más especies invasoras. Seguramente este fenómeno está relacionado con la globalización. Estos animales se pegan en las proa de los barcos, pero estoy seguro que esa especie no era Argentina, al menos parecía bastante desarrollado, a lo mejor sea un mejillón inteligente, fijese Lobis que estos Americanos ponen atención en lo más subjetivo para tratar de pasar desapercibidos.

LOBIS EL MARINERO: (Va hacia el fax y saca un papel) Señor la asamblea de Gualeguaychu analiza acciones contra la IV Flota dice este mensaje.

CAPITÁN: Leamelo por favor.

LOBIS EL MARINERO: Harán una marcha en contra de la IV Flota, dicen que ofrecen un partido de fútbol entre los comerciantes y la IV Flota de expescadores del Paraná, aunque confirman que hicieron trampa, por ello se manifestaran pascificamente por las calles del pueblo.

CAPITÁN: Está bien Lobis, déjelo nomás, le agradezco.

LOBIS EL MARINERO: De nada señor.

(JUSTINIANO EL PESCADOR baja rápidamente las escaleras agitado y gritando)

JUSTINIANO EL PESCADOR: ¡Señor! ¡señor! acabo de ver otro submarino igual a este pero marrón, el mismo está sobre la superficie.

CAPITÁN: ¡Rápido traiga el telescopio Lobis! sabía que se iban a camuflar con el color del agua.

(LOBIS EL MARINERO baja un telescopio desde arriba y se lo entrega al CAPITÁN)

CAPITÁN: Pueden ser ellos, ahí los veo, no llevan la bandera eso es extraño, esperen vamos ajustar más el lente, ahí lo veo mejor, aja.

JUSTINIANO Y LOBIS: ¿Qué?

CAPITÁN: No puede ser.

JUSTINIANO Y LOBIS: ¿Qué?

CAPITÁN: (Decepcionado se sienta en su escritorio) Suba el telescopio Lobis.

LOBIS EL MARINERO: ¿Qué vió señor?

CAPITÁN: Un sorete así de grande Lobis.

JUSTINIANO EL PESCADOR: ¡Que barbaro! ese es el efecto  de la distancia, una complejidad de la perspectiva y los puntos de fuga, desde abajo el objetivo dibujaba un submarino.

CAPITÁN: Suba Justiniano y haga el favor de seguir buscando la cena.

(JUSTINIANO EL PESCADOR sube las escaleras)

LOBIS EL MARINERO: No se ponga mal capitán, seguro que encontraremos a los Americanos.

CAPITÁN: Se equivoca Lobis, nosotros los encontraremos a ellos en estas aguas marrones.

(JUSTINIANO EL PESCADOR baja rápidamente agitado y gritando)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Señor se observa  en la superficie que hay una figura rectangular en la que estamos ingresando.

CAPITÁN: Subamos a la superficie Lobis, rápido, debe ser una base de los Americanos.

(Se oyen golpes)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Nos están atacando capitán.

CAPITÁN: Es verdad, son ellos, rápido preparen la máquina de foto para ver en que sitio está la bace

(LOBIS EL MARINERO baja el telescopio  y observa por el mismo, mientras que JUSTINIANO EL PESCADOR baja una máquina antiquísima de fotos con tres patas)

LOBIS EL MARINERO: Señor, estos son piletones.

CAPITÁN: Seguro que lo son, aquí desembarcan los submarinos de los Americanos.

LOBIS EL MARINERO: Señor son piletones de mierda, y los que nos atacan son niños, nos están arrojando piedras.

CAPITÁN: No puede ser.

LOBIS EL MARINERO: Señor aquí hay un cartel que dice Cloacas Cooperativa de Rosario.

CAPITÁN: Vamonos rápido, sumerjámonos otra vez Lobis, seguro que es una base nada más que la disimulan.

LOBIS EL MARINERO: Si señor.

CAPITÁN: Estoy seguro que nos han visto.

LOBIS EL MARINERO: (manejando audazmente el control remoto) No se preocupe señor ya estamos abajo, en el fondo otra vez como siempre.

CAPITÁN: Ellos están agazapados con sus portaviones nuclear.

 (JUSTINIANO EL PESCADOR baja corriendo las escaleras, está agitado y grita)

JUSTINIANO EL PESCADOR: ¡Señor! ¡señor! hay un líquido azul y amarillo bastante sospechoso.

CAPITÁN: Ahí tiene la prueba Lobis, seguramente nos echan algúna sustancia tóxica para poder hacernos aún más vicibles.

(LOBIS EL MARINERO se acerca a una de las ventanas)

LOBIS EL MARINERO: Señor, hay un caño que pierde ese líquido  (abriendo un viejo mapa) y según el mapa y las coordenadas, estaríamos debajo de Botnia, le diría que a simple vista es Fenol, aunque no estoy muy seguro.

CAPITÁN: Muy interesante su hallazgo Lobis, hágase químico también, vamos, ponga en marcha el submarino.

LOBIS EL MARINERO: Si señor. (Manipula el control remoto)

CAPITÁN: Hablar del Imperialismo resulta sencillo para la IV Flota Lobis, los terroristas también podemos ser nosotros, cualquiera sea el pretexto para nadar en aguas que no son suyas.

LOBIS EL MARINERO: Políticas progresistas señor.

CAPITÁN: Las de Estados Unidos si Lobis, las nuestras no lo sé.

LOBIS EL MARINERO: Señor ¿a que hora vamos a cenar?

CAPITÁN: (Obcerva por la ventana) Mire Lobis, buzos, cantidad de ellos, seguro que son la tropa Americana.

LOBIS EL MARINERO: Señor tengo que contradecirlo.

CAPITÁN: No diga  nada, ya lo sé.

LOBIS EL MARINERO: Lo siento señor.

CAPITÁN: No lo siente un carajo, usted difruta sus aciertos. Ahora digame si son buzos o no.

LOBIS EL MARINERO: No señor, es un cardumen de moncholos.

(De pronto se escucha el fax, sale un papel, el CAPITÁN lo lee atentamente unos segundos)

CAPITÁN: Estamos en la lona Lobis.

LOBIS EL MARINERO: ¿Qué ocurre CAPITÁN?

CAPITÁN: Se nos acabo el tiempo, el gobierno quiere que al menos justifiquemos los costos del submarino con alguna prueba de que la IV Flota se halla en estas aguas.

LOBIS EL MARINERO: No tenemos prueba alguna señor.

CAPITÁN: Entonces hay que inventarla, ya lo sé. Justiniano venga rápido a mí escritorio.

(Baja las escaleras muy agitado JUSTINIANO EL PESCADOR)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Diga señor.

CAPITÁN: Preste atención, usted dibuja bien ¿verdad?

JUSTINIANO EL PESCADOR: Si señor.

CAPITÁN: Bueno, entonces tomara una botella vieja, y le pondrá en un stiquer: USA ¿entendió? Quiero que lo imprima con la impresora de arriba, debe parecer real.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Si señor (Sube las escaleras)

CAPITÁN: Si vamos a salir por la televisión pública, mejor hacerlo en la mejor forma.

(Baja JUSTINIANO EL PESCADOR con la botella que se la entrega al CAPITÁN)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Ahí está señor.

CAPITÁN: Usa no es con ¨z¨ animal, es con ¨s¨, deje que lo voy a escribir yo.

LOBIS EL MARINERO: Pero debería decir algo más señor.

CAPITÁN: ¿Cómo que?

LOBIS EL MARINERO: No lo sé, a lo mejor alguna referencia que indique que es una botella del ejército Norteamericano.

CAPITÁN: Usted tiene razón Lobis, rápido, pensemos en una frase, traiga el diccionario Lobis.

LOBIS EL MARINERO: Si señor (Le alcanza el diccionario al CAPITÁN)

CAPITÁN: Busque usted Justiniano.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Si señor, bueno, podría ser, digo, me parece (luego de una pausa) ¨United states Made in Paraná¨.

CAPITÁN: ¿Qué significa eso?

JUSTINIANO EL PESCADOR: Estados Unidos Made in Paraná.

CAPITÁN: Eso solo se lo puede creer usted, mejor deme el diccionario (quitándole el libro violentamente)

CAPITÁN: A ver que encontramos, se me ocurre. (Arrogante y grotesco) ¨Official bottle the fourth American Fleet¨

LOBIS EL MARINERO: ¿Qué significa eso señor?

CAPITÁN: (Rostro de sabiduría) Botella oficial de la IV Flota de los Estados Unidos.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Esa me parece una exelente frase señor.

CAPITÁN: Lo sé Justiniano, lo sé. Lobis encienda el satélite, y traiga la video cámara, es hora que la Argentina sepa que en estas aguas hay tres valientes hombres en un submarino animal print al rescate de su país.

(JUSTINIANO EL PESCADOR trae una filmadora y la asienta sobre una silla, mientras que LOBIS EL PESCADOR le entrega un mini satélite a JUSTINIANO EL PESCADOR, luego corre y se coloca a un lado muy sonriente del CAPITÁN)

CAPITÁN: Argentinas y Argentinos, hemos hallado en las aguas turbias del Paraná, esta botella oficial de la IV Flota de los Estados Unidos, la hemos encontrado a la deriva, todo indicaría que pertenece a los invasores Norteamericanos.

(JUSTINIANO EL PESCADOR apoya el satélite en el suelo y corre a colocarse con la tripulación de manera muy sonriente, luego saca de su bolsillo una banderia Argentina de plástico toda arrugada y la agita)

LOBIS EL MARINERO: Un saludo para mi novia.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Un saludo para todos los que me conocen.

CAPITÁN: De esta forma, la flota envíada por el gobierno, ha cumplido su misión, apague la cámara Lobis.

LOBIS EL MARINERO: Si señor (apaga la cámara).

JUSTINIANO EL PESCADOR: (sonriente mirando el cielo)  Me siento en el Apollo XI, y somos tres como Aldrin, Armostrong, y Collins, a este submarino también le deberíamos haber puesto un nombre.

LOBIS EL MARINERO: Con la diferencia que ellos andaban en el espacio y nostros en el Paraná ¿Por qué no sube a contar las algas del río también?

CAPITÁN: (Mira melancolico por una de las tres ventanitas) Se acabo, debemos regresar.

JUSTINIANO EL PESCADOR: Al menos vamos a poder comer el surubi señor.

CAPITÁN: Comaselo usted mejor.

LOBIS EL MARINERO: Señor no se ponga mal.

CAPITÁN: He perdido todas las esperanzas Lobis.

(JUSTINIANO EL PESCADOR baja rápidamente agitado y gritando)

JUSTINIANO EL PESCADOR: Señor, señor, hay alguien que está intentando entrar al submarino, está golpeando la puerta, voy por la cámara de fotos.

CAPITÁN: Sabia que algo tramaban, nos querían despistar y usted Lobis que pensaba que no los encontrariamos.

LOBIS EL MARINERO: No señor, hace años navego estos ríos los conozco demasiado bien.

CAPITÁN: Mejor ¡callese! y obcerve que nos han llevado hacia la costa, seguro que allí nos aguardan escondidos estre esos camalotes, mire como nos rodean, deprisa, dígale a Justiniano que baje y traiga los salvavidas.

 

(JUSTINIANO EL PESCADOR baja con tres salvavidas de colores amarillo, verde y rosa con cabeza de animalitos, son bastante infantiles, los tres se los colocan)

LOBIS EL MARINERO: Señor, no quiero volver a contradecirlo, pero es una tortuga de cuello alargado la que golpea la puerta con su caparazón, pero eso no es todo, lo peor es que hemos encallado en un estero y los que nos rodean son una veintena de caimanes.

CAPITÁN: ¿Eso significaría que estamos rodeados?

LOBIS EL MARINERO: Afirmativo señor.

CAPITÁN: ¡Llevenos Lobis! ¡saquenos de aquí! ¡llevenos al fondo por favor!

LOBIS EL MARINERO: Estamos en el fondo señor, siempre hemos estado en el fondo.

(Las luces descienden suavemente mientras los tres hombres se miran entre si con los salvavidas de colores en sus cuellos).

 

TELÓN FINAL

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com