Para ir al BUSCADOR, pulsa en la imagen

 

NOTICIAS TEATRALES
Elaboradas por Salvador Enríquez
(Optimizado para monitor con resolución 1024 X 768 píxeles)

PORTADA

MADRID

EN BREVE

PRÓXIMAMENTE

LA TABLILLA

HERRAMIENTAS

EN PRIMERA LA SEGUNDA DE MADRID ENSEÑANZA LA CHÁCENA

AUTORES Y OBRAS

LA TERCERA DE MADRID

ÚLTIMA HORA DESDE LA PLATEA
DE BOLOS CONVOCATORIAS LIBROS Y REVISTAS NOS ESCRIBEN LOS LECTORES
MI CAMERINO   ¡A ESCENA! ARCHIVO DOCUMENTAL   TEXTOS TEATRALES
  ENTREVISTAS LAS AMÉRICAS  

 

TENGA UN CHICO NUEVO

de MÓNICA OGANDO

Esta obra ha sido cedida por el autor para su difusión libre y gratuita, si bien quedan reservados todos los derechos de propiedad intelectual. El uso público de esta obra requiere el permiso del autor y a fin de recabar la correspondiente autorización se inserta en al final del texto su dirección electrónica.

 

TENGA UN CHICO NUEVO

De Mónica Ogando

 

monicaogando@yahoo.com.ar

 

Premio Argentores Primer Concurso Nacional de Sketch de Humor "Niní Marshall"

Estrenada en la Sala Gregorio Laferrere el 17/10/03

 

 

 

Un living de programa televisivo.

 

CONDUCTORA:

¡Cómo que no hay nada en la heladera! ¡Pero si te dejé la comida lista, fijate bien! Bueno, sí, la mayonesa me la olvidé de comprar... ¡por una vez! No, no, ahora  no puedo... ¡Te tengo que cortar! Hablamos en casa...

(SE COMPONE, CAMBIA TONO DE VOZ, MUY SIMPÁTICA) 

Bueno, seguimos en el aire, seguimos con Mejor Mujer, porque es mejor ser mujer que no ser nada. Y como les dije en el bloque anterior,  hoy tenemos una invitada muy especial en nuestro programa, una mujer que desafió  al almanaque y en la recta final sigue apostando a la vida y va por más, ¿no es cierto Dorita?

 

DORITA:

(ES GROTESCAMENTE ANCIANA Y LUCE UN AVANZADO EMBARAZO) Si, sí, es así como usted dice, Natasha.

 

CONDUCTORA:

Qué increíble...

 

DORITA:

Y, el amor de una madre no tiene edad, querida. Yo siempre digo: La juventud es una cosa del espíritu

 

CONDUCTORA:

La juventud es una elección, ¿no’

 

DORITA:

Claro! Por eso que mientras otras a mi edad eligen hacerse cirugías estéticas, yo elijo ser mamá.

 

CONDUCTORA:

Qué increíble...

 

DORITA:

Hay cada una que se andan implantando silicona, colágeno, goma espuma y qué se yo cuánta cosa tan poco natural a la idiosincrasia del cuerpo... Yo no! Yo aposté a la vida y elegí implantarme un vientre artificial. Y aquí estoy, en la dulce espera.

 

CONDUCTORA:

¡qué maravilla!

 

DORITA:

Ah si, querida yo la cruzada por la vida la defiendo a muerte, como lo explico detalladamente en mi libro

 

CONDUCTORA:

“No seré abuela pero estoy embarazada” recientemente publicado por Ediciones Geronte y que todas las señoras pueden conseguir en todos los geriátricos del país que auspician este programa.  Dorita, usted cuenta en su libro que la maternidad en la tercera edad tiene muchos efectos terapéuticos, no?

 

DORITA:

Así es, no hay mejor cosa para levantar la autoestima que tener un chiquito nuevo. Tener un engendro es un acto muy generoso de sentir útil y joven, ¿no? Porque tener un chiquito a los 77 años es como volver a nacer una misma, ¿no? (duda) ¿No?  (decidida) Querida: Hay que tener un chiquito nuevo, yo lo recomiendo. Como dice ahora la juventud, tener un chiquito es refashion.

 

CONDUCTORA:

Dorita, ¿qué le puede decir a aquellas señoras de su edad que todavía están dudando en tomar la decisión de ser mamá a los 70?

 

DORITA:

Bueno, las señoras tienen que saber que el embarazo en la tercera edad nos encuentras más relajadas...

 

CONDUCTORA:

Con una actitud más serena, ¿no?

 

DORITA:

CLARO! Si estamos en la decrepitud de la vida.

 

CONDUCTORA:

¡Qué increíble, no!

 

DORITA:

Y le digo más, querida, la maternidad en la tercera edad tiene otras propiedades, reconocidas por todas la disciplinas... A ver si me ayuda con el machete que me hice porque últimamente me está fallando la memoria...

 

CONDUCTORA:

Señora, ¿se siente insignificante? ¿su animal preferido es la cucaracha? ¿se siente ignorada por su familia?

 

DORITA:

Claro, los psicoanalistas siempre vieron la importancia de la afirmación del yo en la criatura. La familia de la madre dice que es igualito a ella. La familia del padre dice que se parece a él.

 

CONDUCTORA:

Qué increíble, Dorita, tal cual.

 

DORITA:

Pero en definitiva la que lo lleva adentro es una, y eso nos hace sentir que el ego es nuestro. Como ya lo dijo el doctor Freúd, Mi narcisismo es mío, mío, mío, y no lo comparto con nadie. En definitiva, ¿Qué queremos decir con esto? Que no importa que el chico sea un mostro, igual lo queremos porque es lo que hay, y no tenemos que sentir culpa NI vergüenza por no haberlo hecho  mejor.

 

CONDUCTORA:

Melancolía, tristeza sin causa aparente? Angustia, soledad crónica? Nadie la llama ni para venderle una parcela en Jardín de Paz?

 

DORITA:

Y sí, querida, ¿quién no pasó un momento así alguna vez? Hay que superarlo con inteligencia.

 

CONDUCTORA:

Entonces?

 

DORITA:

Reincida en la maternidad, señora!

 

CONDUCTORA:

Y se sentirá más feliz

 

DORITA:

No sé si más feliz, pero por lo menos va a estar tan agotada y harta de vivir que no va a tener tiempo para pensar en nada... Además, le guste o no le guste, un chiquito siempre es una compañía.

 

 

CONDUCTORA:

Qué maravilla...

 

DORITA:

Sí, desde que vemos la  primera ecografía, porque ahora tenemos esa ventaja a favor, desde que vemos esa cosita que prácticamente es como si fuera un ser humano...

 

CONDUCTORA:

Sí, qué maravilla, es un ser humanito, ¿no?

 

DORITA:

Sí, tan pequeño, tan frágil, tan gelatinoso que es como una ameba, pero en realidad  es mucho más que una ameba... Es como un renacuajo, que no ve la hora de saltar como una rana.

 

CONDUCTORA:

Y para comprobarlo, hoy en nuestro programa Dorita va a compartir el parto con nuestras consumidoras de este programa. Vamos, Dorita, fuerza (SUENA MÚSICA DE SOCOLISKY, EN CÁMARA LENTA CONDUCTORA COMIENZA A OFICIAR DE PARTERA. SE PINCHA EL GLOBO DE LA PANZA DE DORITA. LA CONDUCTORA/PARTERA TOMA UN MUÑECO HORRIBLE, SE LO ENTREGA A DORITA, QUE LO ALZA ARRODILLANDOSE AL PISO CUAL FUTBOLISTA CONVIRTIENDO UN GOL. FIN DE LA MÚSICA DE SOCOLISKY.)

 

DORITA:

Ah.... (con impresión) Ah... Impresionante, no? Ve, querida, así queda el modelo terminado.  Lindo, lindo, lindo. ¿Vio que mansito que es? Si una lo trata bien no hace nada, es remansito. (MUÑECO SE BROTA) Ah, bueno, bueno, ya está, a veces se retoba, ve ahora está con un poco de chinche, pero no se aflija querida que lo vamos a domesticar como Dios manda. Señora, para que el chico le salga de buena calidad, el adiestramiento tiene que ser de calidad.

 

CONDUCTORA.

¿Cómo hacemos, Dorita?

 

DORITA:

Y, para que la criatura salga bien  derechita tenemos nuestros trucos, querida. Para eso no sea amarreta en dar muestras de cariño, ¿no?

 

CONDUCTORA:

Qué increíble que una caricia pueda llegar a ser tan importante para un chico...

 

DORITA:

Sí, una caricia, un pellizcón, también contarle un chiste, cualquier cosita, el chico con tal de sentirse registrado se aguanta, eh,  no le queda otra, si no le gusta que se busque otra madre.

 

CONDUCTORA:

En definitiva, lo importante es comunicarse con la criatura

 

DORITA:

Sí,  porque parece mentira pero a la larga al chico le queda todo en la memoria emotiva ¿no?.

 

CONDUCTORA

Aha.

 

DORITA:

Mire, estos son algunos clásicos que usted querida después le va a dar su toque personal. A ver: Aca está/ Vamos a bailar/ Upa lalá (se cae el muñeco) Qué calamidad... Pero  Ud. no le le haga caso querida, ¿eh?... Ah, no, las criaturas son tremendas, no hay nada que hacer, son hijos del rigor. Pero hay que hacerse respetar, querida, vio cómo vienen ahora las criaturas, hay una insolencia...

 

CONDUCTORA

Un desacato a la autoridad

 

DORITA:

Querida cuando hablo vos te callás

 

CONDUCTORA

Aha

 

DORITA:

No, antes era otra cosa con los chicos. Las señoras de mi generación se acordarán muy bien que la primer camada de niños que parimos era otra cosa... Mi hijo mayor, que ahora tiene 48 años, ah, ese chico no me dio nada de trabajo, era una monada.. Pero bueh, en qué estábamos, querida?

 

CONDUCTORA:

En el respeto.

 

DORITA:

Ah, sí, yo soy una convencida de que no hay que emplear la violencia verbal, aún cuando se lo merezcan.

 

CONDUCTORA:

Entonces?

 

DORITA:

Para hacerse respetar al chico hay que hablarle en tercera persona. Si usted le dice “Nene te voy a pegar” el chico le hace burla.

 

CONDUCTORA:

Aha.

 

DORITA:

Claro, en cambio si usted le dice “Niño, mire que mamá le va a pegar”

 

CONDUCTORA:

Qué increíble... es que como una es la madre y al mismo tiempo es alguien que está representando a la madre,

 

DORITA:

Claro, ante todo una madre debe ser una ezquizofrénica, ¿no? Además está comprobado que los niños no entienden cuando sus padres se hacen cargo de lo que dicen.

 

CONDUCTORA:

Qué maravilla... Cómo sigue esto, Dorita.

 

DORITA:

Bueno, si se superaron estas etapas, ahora el chico puede ser presentado en sociedad.  Por ejemplo, vio lo que son las cenas de Fin de Año, querida, algo hay que hacer en esas reuniones familiares. A ver querido, muéstrele a la tía abuela cómo mueve la patita... A ver digale hola a la familia!

 

 

CONDUCTORA:

Hola familia

 

DORITA

Digale hola a la servilleta.

 

CONDUCTORA

Hola servilleta

 

DORITA

Digale chau al pucho

 

CONDUCTORA

Chau Pucho...  Chau Pucho

 

DORITA:

Bueno basta!!! Ya aburrís nene. Qué paciencia.

 

CONDUCTORA:

Bueno Dorita, se nos está terminando el tiempo..

 

DORITA.

Qué calamidad, todavía quedan tantas cosas sobre el enigmático mundo de los niños, querida, pero igual ya sabe que todo está en el libro de mi autoría...

 

CONDUCTORA:

No seré abuela pero estoy embarazada, en venta en todos los geriátricos que nos auspician.

 

DORITA:

Bueno, para redondear, mi mensaje de hoy para todas las señoras es el siguiente:

 

 

CONDUCTORA:

La maternidad en la tercera edad es como una cirugía ecológica: rejuvenece y levanta la autoestima.

¿Anotó señora?

 

DORITA:

Querida, hagame caso: tenga un chico nuevo y después me cuenta. A mí me cambió la vida... y cómo.

 

 

CONDUCTORA:

Bueno, señora, hay que animarse, eh... Ahora nos tenemos que ir de este bloque pero le cuento que para la próxima tenemos un tema que se las trae, eh, un tema tabú que aquí vamos a tratar sin pelos en la lengua: El embarazo múltiple en la tercera edad. Mientras nos vamos a una pausa musical nosotras nos quedamos disfrutando del chico nuevo. (MIENTRAS SUENA CORTINA MUSICAL Y BAJAN LAS LUCES, LAS DOS MUJERES COMIENZAN A TIRARSE UNA A OTRA AL MUÑECO COMO SI FUERA UNA PELOTA)

 

Apagón.

 

monicaogando@yahoo.com.ar

 Fin. VOLVER A TEXTOS TEATRALES

Si quieres dejar algún comentario puedes usar el Libro de Visitas  

Lectores en línea

web stats

::: Recomienda esta página :::

Servicio gratuito de Galeon.com